viernes, 1 de abril de 2011

El Nazareno reafirma la fe de los caraqueños durante peregrinación



CRÓNICA.- Muy intensas han sido las jornadas de peregrinación con la imagen del Nazareno de San Pablo en distintas zonas de Caracas. El sábado 26 estuvo en el Comando de la Guardia Nacional Bolivariana y la Iglesia Nuestra Señora de Coromoto, en El Paraíso. Ese mismo día hizo una parada especial, pero breve, frente a la Iglesia Nuestra Señora de La Visitación en Montalbán, y prosigió hasta Caricuao donde la eucaristía fue presidida por el Cardenal Jorge Urosa ante más de cinco mil personas. Luego de permanecer en vigilia en la Iglesia Santa Rita de Casia, prosiguió el domingo 27 en sectores de Antímano y Las Adjuntas donde recibió profundas manifestaciones de fe de sus devotos. 

Ramón Antonio Pérez

Para este fin de semana la programación es la siguiente:

ARCIPRESTAZGOS CHACAO, PETARE, LA CALIFORNIA
Sáb 2 abril
9.00 am
Salida
Basílica de Santa Teresa.

10.00 am
Llegada
Parroquia San Juan Bosco.

12.00
Eucaristía (Card. Jorge Urosa Savino)


3.00 pm
Salida
Parroquia San Juan Bosco.

4.00 pm
Llegada
Plaza Sucre. Petare.

5.00 pm
Eucaristía (Card. Jorge Urosa Savino)
Plaza Sucre. Petare.

7.00 pm
Llegada
Parroquia Dulce Nombre de Jesús.
Dom 3 abril
9.30 am
Salida
Parroquia Dulce Nombre de Jesús.

11.00 am
Llegada
Centro Juvenil Don Bosco. Boleíta.

12.00
Eucaristía (Mons. Fernando Castro)
Centro Juvenil Don Bosco. Boleíta.

1.00 pm
Festival Juvenil
Centro Juvenil Don Bosco. Boleíta.

3.30 pm
Salida
Centro Juvenil Don Bosco. Boleíta.

4.30 pm
Llegada
Basílica Santa Teresa.

En El Paraíso diversas fueron las manifestaciones de fe y devoción al Nazareno de San Pablo.
___________________________________________
El Nazareno visitó Comandancia General de la Guardia Nacional Bolivariana

El Inspector de este organismo castrense, General de Brigada, Alirio José Ramírez, dijo que “el Nazareno de San Pablo es la expresión de fe de millones de caraqueños que a lo largo de la historia le han dado gracias a Dios por tantos favores concedidos”. Estableció similitudes entre el Nazareno de San Pablo de Caracas y el Nazareno de Achaguas, por el fervor religioso que despiertan entre los católicos.



Caracas, 31 de marzo de 2011.- La Comandancia General de la Guardia Nacional Bolivariana, en la urbanización El Paraíso, de esta ciudad, fue la primera parada que cumplió la imagen del Nazareno de San Pablo durante el tercer fin de semana de peregrinación, que se cumplió a partir del sábado 26 de marzo, a las 9 de la mañana. Al igual que en las comunidades y sectores populares donde las muchedumbres se dieron cita para venerar a la Sagrada Imagen, en este recinto militar estuvo rodeada de centenares de uniformados y civiles que expresaron su fe durante el recorrido. Hombres y mujeres de todas las edades cantaban y lanzaban flores al paso del Papamóvil a bordo del cual acompañó al Nazareno, el Obispo Auxiliar de Caracas y coordinador de esta peregrinación, Monseñor Fernando Castro. En todo momento estuvo acompañada de las autoridades castrenses, mientras que al fondo, la Banda de Guerra de la institución interpretaba la “Diana Carabobo”.
El inspector general de la GNB, General de Brigada Alirio José Ramírez; y el jefe del Comando Regional Nº 5 (CORE 5), General de División Antonio Benavides, recibieron con gran satisfacción a Monseñor Fernando Castro. Igual gesto tuvieron con el Obispo del Ordinariato Militar de Venezuela, Monseñor Hernán Sánchez Porras; el párroco de la Basílica Santa Teresa y custodio de la imagen del Nazareno, Monseñor Adán Ramírez; con el secretario ejecutivo de esta peregrinación Padre Carlos Porras Miranda, y demás sacerdotes y seminaristas adscritos al estamento militar.
El Papamóvil recorrió las avenidas y patios centrales de la institución militar, para luego detenerse frente a la Capilla donde se cumplieron algunos actos protocolares.
En primer lugar, Monseñor Castro agradeció el gesto de la GNB y en nombre de la comisión que preside extendió “un afectuoso saludo de la Iglesia a la institución castrense y sus miembros”. Igualmente hizo entrega de medallas elaboradas para esta ocasión a los altos representantes de esta institución militar, “como un reconocimiento al apoyo brindado en todo momento”.
Acto seguido, el General de Brigada Alirio José Ramírez compartió palabras de elogio para el Nazareno de San Pablo y la Fe Católica. Destacó la similitud en la motivación de la fe que transmiten a la feligresía cristiana las imágenes del Nazareno de San Pablo de Caracas y la del Nazareno de Achaguas, en el estado Apure. “Existe un vínculo comunicacional para transmitir la fe en estas imágenes. Es impresionante como mueven a la gente en su devoción y como facilitan el creer en Dios”, dijo el jefe militar.
Recordó que el General José Antonio Páez pidió la protección al Nazareno cuando entró a la Batalla de Carabobo, y además, habló de algunas anécdotas que mostraban la fe católica del patriota también conocido como el Centauro de los Llanos. Reconoció que Jesucristo es el ejemplo más digno al que los hombres deben seguir. “El Nazareno nos ha llamado a convivir como hermanos y trascender más allá de la vida terrenal”, expresó ante la Sagrada Imagen.  
Por su parte, el General de División Benavides Torres, responsable directo de la presencia del Nazareno en la Comandancia, hizo público su agradecimiento a los representantes de la Iglesia Católica por esta iniciativa de la peregrinación.
“Les estamos agradecidos por facilitar que el Nazareno de San Pablo, del que muchos somos devotos en el mundo militar, visite la sede principal de la Guardia Nacional Bolivariana, donde le estimamos al igual que en Caracas y toda Venezuela”, expresó.


De igual manera, el Obispo Castrense, Monseñor Hernán Sánchez Porras compartió su agradecimiento a la GNB por esta peregrinación con el Nazareno en sus instalaciones. “La presencia del Nazareno de San Pablo se inscribe dentro de la Misión Continental Evangelizadora por lo que debemos aprovechar la gracia de su presencia para fortalecer nuestra fe”, señaló. El Prelado acotó que “Jesucristo nos invita a las contemplación, a la vida de santidad y especialmente a la ayuda del más necesitados”.
Para culminar estos actos, la Coral Religiosa del CORE Nº 5, entonó el canto “Jesús de Nazaret”, mientras una salva de cohetes y fuegos artificiales resonaban al fondo, como una muestra del respeto y veneración que este sector castrense le tiene al Nazareno de San Pablo. De la Comandancia General, la  imagen del Nazareno de San Pablo se retiró a las 9 y 45 am, con destino a la Plaza Washington.
-------------------------------------------------------------------------------------------
El Nazareno llena de salud y vida El Paraíso

El Cardenal Jorge Urosa Savino llamó a reafirmar la fe de los católico durante la eucaristía; mientras que el arcipreste de San Juan y párroco de Nuestra Señora de Lourdes, padre Antonio Heinz Escorche, explicó que “esta peregrinación es una muestra clara de la identidad del pueblo venezolano con su Nazareno”.

 

La expectativa por la llegada del Nazareno de San Pablo a la urbanización El Paraíso generó mucho regocijo en la feligresía que desde temprano llenó los alrededores de la plaza Washington. La avenida Páez era un ir y venir de personas que manifestaron su fe religiosa en espera de la imagen más querida por los caraqueños. Un incesante corneteo de quienes lograban pasar en sus vehículos y se percataban de este acontecimiento, se sumaba al evento religioso.
Allí estaban hombres y mujeres, niños, jóvenes y adultos ataviados con franelas alegóricas a esta venerada imagen. Algunos portaban globos blancos y morados, además de pancartas. El padre redentorista Alí Villegas, al frente de un equipo de sonido móvil, animaba los cantos en compañía de María Eugenia Urdaneta, activa feligrés de la parroquia Alfonso María de Ligorio.

Estuvo en El Paraíso

El Obispo Auxiliar de Caracas y vicario general de la zona pastoral del centro, Monseñor Jesús González de Zárate, compartía con los sacerdotes del Arciprestazgo de de San Juan, encabezados por arcipreste y párroco de Nuestra Señora de Lourdes, presbítero Antonio Heinz Escorche, FMI; y el párroco de San Alfonso María de Ligorio, padre José Vicente Ramírez, a quien le correspondió ser anfitrión de este importante acontecimiento.
A las 10 de la mañana, “justo como estaba programado”, llegó el Nazareno, según refirió José Cohén, coordinador de la jornada por parte de la Sociedad de Cargadores. La Sagrada Imagen llegó procedente de la Comandancia de la Guardia Nacional Bolivariana. Su entrada a la avenida Miranda no pudo ser más llamativa, ya que la multitud lo recibió entre aplausos y agitando banderas con los emblemas del Vaticano. De esta manera se repetía el fervor religioso mostrado en otras zonas de Caracas durante esta peregrinación.

Salud y vida


La ruta hacia la Basílica Nuestra Señora de la Coromoto se cumplió en aproximadamente media hora. Durante el trayecto se observaron diversas expresiones de fe y devoción, que a más de uno le hicieron brotar las lágrimas y conmovieron en sus cimientes religiosas. Entre estas expresiones de fe, se encontraba la manifestada por una señora de más de sesenta años que en la avenida Miranda, frente al Colegio Pablo VI, se postró de rodillas en el suelo, y ante el Papamóvil que llevaba al Nazareno, suplicó y dio gracias a Dios.
La algarabía era impresionante, y los efusivos saludos iban y venían como expresiones de un pueblo sencillo con su querida Imagen. Entre tanto, el padre Heinz Escorche se turnaba con otros sacerdotes la animación de la caminata y en un ínterin, ya entrados en la avenida Lucas Manzano, explicó al redactor que “esta peregrinación es una muestra clara de la identidad del pueblo venezolano con su Nazareno”.
Igualmente resaltó que entre las “peticiones que frecuentemente hace la gente se encuentran la salud y la vida, porque son las necesidades que tienen un lugar muy especial dada la situación que impera en el país. También piden por la obtención de un buen empleo”, dijo.

Fiesta del Perdón
La multitud se arremolinó frente a la Basílica Nuestra Señora de Coromoto para ver entrar al Nazareno de San Pablo. El templo estaba copado de feligreses, pero en la parte externa las dos cuadras congregaban muchos más que no pudieron entrar.
La imagen fue dispuesta en un lateral del altar y de inmediato cientos de orquídeas y ramos de rosas rojas y blancas, fueron colocados a sus pies por parte de los feligreses como parte de sus agradecimientos. Monseñor Jesús González de Zárate agradeció la presencia del Nazareno y compartió la narrativa del programa que cumpliría en este templo.
Acto seguido, el padre Marcos Linares, párroco de “Nuestra Señora de la Paz”, inició la Celebración de la Palabra cuya prédica estuvo fundamentada en la Parábola del Hijo Pródigo. Cabe señalar que un grupo de seis jóvenes de los distintos movimientos que hacen vida en esta parroquia, dramatizaron la lectura del Evangelio, para dar paso a la predicación del sacerdote.
“Aprovechemos este momento para reconciliarnos. Nuestro Padre Dios siempre estará dispuesto a recibirnos, sin importar lo que hayamos hecho”, alertaba el padre Linares a los feligreses, invitándolos a confesarse ya que los sacerdotes estaban dispuestos para ello en el templo. Se vieron largas filas de personas de diferentes edades buscando la reconciliación.
A las 10 y 40 minutos ingresó el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, para sumarse a esta “Fiesta del perdón”, ocasión que fue aprovechada por varios feligreses para recibir de parte del Purpurado el sacramento de la penitencia.

Urosa llama a reafirmar la fe en Jesucristo

A las 12 del mediodía comenzó la eucaristía presidida por el Cardenal Urosa, concelebrada junto a toda la plantilla de sacerdotes del Arciprestazgo de San Juan. Durante la homilía el Arzobispo de Caracas hizo un llamado a los feligreses para que durante las visitas que hace la imagen del Nazareno, “se reafirme la fe de los católicos; se pongan en práctica los sacramentos; se acaben las divisiones entre los venezolanos y se pueda resolver los conflictos el país mediante la paz”.
Muy significativa para la feligresía fue la expresión del Cardenal Urosa cuando señaló que “Jesucristo no era un buen hombre de la historia; no era un líder cultural o político. Jesucristo no promovió ningún sistema político ni gobierno alguno. Jesucristo es nuestro Salvador y nos llama a la conversión”. La asamblea estalló en aplausos confirmando de esta manera las palabras del Arzobispo de Caracas.

El Limonero del Señor
Culminada la celebración eucarística, la imagen permaneció expuesta para la contemplación y oración de los feligreses. El psicólogo y miembro de los Cursillos de Cristiandad, Marcos Cortez, declamó el poema “El Limonero del Señor”. Algunos escucharon por primera vez esta importante composición de Andrés Eloy Blanco, pero la gran mayoría, casi al unísono, repetía cada una de las estrofas con un sentimiento que llegaba al propio Nazareno.
Los versos recuerdan que en la esquina de Miracielos, en el año 1597, un Miércoles Santo, la Cruz del Nazareno se enredó con la rana de un limonero y según creencia popular con los frutos recogidos del piso la gente se pudo curar de una peste que abatía a Caracas.
Luego, la agrupación de danzas de la Vicaría Nuestra Señora del Carmen, realizó una presentación para facilitar el encendido de la luz ofrecida al Nazareno, con un implícito mensaje de iluminar el camino y la vida de los venezolanos. La imagen se despidió de El Paraíso a las tres de la tarde, dejando una grata sensación de fortalecimiento de la fe católica.

En la Iglesia de la Visitación de Montalbán

A partir de las tres y quince minutos, la Rectoría de Nuestra Señora de la Visitación, frente a la sede la Conferencia Episcopal, en Montalbán, tuvo el privilegio de contar por breve tiempo con la vista del Nazareno. Este fue un momento de grata recordación de la primera visita del Papa Juan Pablo II, quien en la explanada de esta comunidad celebró una eucaristía en el año 1985.
El Cardenal Urosa conversó con el Padre José Gregorio Salazar, rector de esta Iglesia, y con un grupo de vecinos que se acercaron para darle la bienvenida a la imagen. “Esta jornada especial de cuarentena con El Nazareno de San Pablo no es más que un homenaje a todos los caraqueños que llevan una pesada cruz en sus espaldas. Millones de habitantes conviven con una gran deuda social”, afirmó frente a la Iglesia el Arzobispo de Caracas. La estudiante de comunicación social y vecina de este sector, María Eugenia Naranjo comentó que la “comunidad de Juan Pablo II y sectores aledaños se concentraron, con gran alegría y entusiasmo, en el templo de la Rectoría para recibirlo”. El Cardenal dirigió las oraciones y tras unas breves palabras permitió que la caravana con el Nazareno continuara hacia Caricuao.

----------------------------------------------------------------------
Caricuao desbordó sus calles para recibir al Nazareno

La visita del Nazareno a Caricuao estuvo contemplada dentro la tercera jornada de peregrinación, sirviendo de instrumento de evangelización para que los vecinos de este sector expresaran su fe y sintieran la necesidad de reencontrarse con Jesucristo.


Los habitantes de Caricuao salieron a las calles de esta parroquia civil para recibir con júbilo al Nazareno de San Pablo, durante el recorrido que se cumplió el sábado 26, a partir de las 4 de la tarde. En la avenida principal de La Hacienda, en la UD-3, se encontraban el Obispo Auxiliar de Caracas, Monseñor Saúl Figueroa Albornoz, el presbítero Evelio Tarilonte, párroco de Santa Rita de Casia, y vecinos que en forma multitudinaria esperaban la imagen con música, flores y banderolas.

Recibido con bombos y platillos
Los jóvenes de la Escuela Técnica de Defensa Civil “Jorge Murao Sayen” con su banda marcial abrían paso al Papamóvil que transportaba al Nazareno, y que en esta ocasión, además, llevaba al Cardenal Jorge Urosa Savino, promotor de esta evangelización con la Sagrada Imagen. El Purpurado saludó con vivo entusiasmo a quienes se les acercaron buscando su bendición. Una vez puesto en tierra tomó el micrófono para guiar las oraciones, cantos y consignas religiosas. El escenario era irrepetible: una multitudinaria caminata que se desplazaba por la inclinada avenida siguiendo a trasluz del sol, al Nazareno de San Pablo; un fondo vegetal lleno de edificios decorados con globos morados y blancos; pero también, muchos feligreses santiguándose e intentando tocar el vidrio que los separaba de la imagen, en procura de darle gracias o buscando un nuevo favor del Hijo de Dios, apenas resguardado por los jóvenes franelas amarillas de la Brigada de Orden. Pasaron frente al templo de Santa Rita de Casia. El vehículo se detuvo a unos treinta metros para bajar la Imagen y llevarla, esta vez, en hombros de la Sociedad del Nazareno hasta ser colocada frente a la tarima ubicada en la plaza de la estación Zoológico.

Más de cinco mil almas veneran al Nazareno en Caricuao

A partir de las 5 y 30 de la tarde, la muchedumbre sobrepasaba las cinco mil personas que se congregaron para ver al Nazareno y escuchar la predicación del Cardenal Urosa, quien presidió la eucaristía. Concelebraron esta ceremonia religiosa Monseñor Saúl Figueroa, el padre Evelio Tarilonte y sacerdotes del arciprestazgo de Antímano entre los que se encontraban el párroco de Nuestra Señora del Buen Consejo, Máximo Mateo (OSA); de la parroquia San Carlos Borromeo, padre Quirino Frías (OAR); de la parroquia San Martín de Porres, padre Marcos Robayo; y el párroco de San Francisco de Asís, de Kennedy-Macarao, presbítero Jaime Villamizar.

Las enseñanzas del pastor
El Arzobispo de Caracas reconoció sentirse sorprendido “porque esto ha superado las expectativas. Yo no me esperaba tanta gente”. Luego, de manera directa llamó a la feligresía a renovar la fe, frecuentar los sacramentos y pedirle a Dios por la paz de Venezuela. Habló de la importancia del matrimonio e hizo un llamado a “respetar a las mujeres y la institución familiar, superando la tentación de la infidelidad y del divorcio”. Consideró importante “llevar a los niños a bautizarse”, y sugirió a los sacerdotes no poner barreras pero sí ser solícitos en exigir a los padres y representantes “la debida preparación”. Alertó de algunos peligros que representan para la fe cristiana la santería y el espiritismo. “No se puede ser santero o espiritista y al mismo tiempo creyente de Jesucristo. No podemos tener varias religiones a la vez. Nosotros somos cristianos católicos y Jesucristo es nuestro guía, nuestro Señor y Salvador; por tanto, no tenemos necesidad de estar buscando otras religiones como la santería”. Igualmente denunció la violencia social que cada fin de semana empaña a las familias por la acción criminal de la delincuencia “especialmente en las zonas populares”.

La imagen pernoctó en la Iglesia Santa Rita de Casia donde los movimientos de apostolado realizaron una vigilia con oraciones, cantos y obras de teatro que simbolizaba la relación de Dios con su gente. A la mañana siguiente salió con destino a Las Adjuntas y Antímano.


 

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.