jueves, 10 de febrero de 2011

Monseñor Figueroa realiza visita pastoral en Caricuao



Entre sus actividades compartió con los jóvenes de la Parroquia San Carlos de Borromeo. En la gráfica de Marcos Rojas con los jóvenes integrantes de la JAR - Juventud Agustina Recoleta.
El vicario general de la Zona Pastoral Sur Oeste de Caracas, cumple una rigurosa agenda de trabajo para llevar el mensaje de Jesucristo a los sectores bajo su responsabilidad. Explica en las comunidades que “las visitas pastorales son una manera eficaz de entrar en contacto con los feligreses en las parroquias para compartir con ellos, escucharlos y experimentar su propia realidad”, como dijo en San Carlos de Borromeo.

Texto: Ramón Antonio Pérez
Fotos: Marcos Rojas

Monseñor Saul Figueroa saluda a los creyentes en la Parroquia San Carlos de Borromeo durante Visita Pastoral.
Caracas, 09 de febrero de 2011.- El Obispo Auxiliar de Caracas Monseñor Saúl Figueroa Albornoz, cumplió una visita pastoral a la Parroquia San Carlos de Borromeo, en Caricuao, del 3 al 6 de febrero, ocasión en la que llevó el mensaje de Jesucristo a los vecinos, visitó colegios de educación básica, media y un centro maternal; pero además, compartió con los grupos de apostolado y presidió ceremonias religiosas confiriendo los sacramentos del bautizo, primera comunión, unción de los enfermos y confirmación a muchos vecinos. 
 Monseñor Figuera durante la visita a la
parroquia San Carlos de Borromeo en Caricuao.

La visita fue organizada por el párroco de esta comunidad, padre Quirino Frías y miembros del consejo parroquial. Monseñor Figueroa llegó a Caricuao la tarde del jueves 3, siendo recibido con mucho alborozo. Junto al padre Quirino, estaban el superior de los Agustinos Recoletos en la parroquia, padre Ángel Legorgorun y los sacerdotes Miguel Ángel Merino, José Gabriel Rodríguez, el ministro Gerardo José Sulbarán y habitantes de Caricuao.

Monseñor Figueroa presidió varias celebraciones religiosas en la que vecinos recibieron los sacramentos del bautizo, primera comunión, confirmación y suministró la unción de los enfermos. Muchos feligreses aprovecharon la ocasión para confesarse y buscar una orientación adecuada. La conversión y el compromiso cristiano estuvieron de la mano con las enseñanzas que llevó Monseñor Figueroa a esta comunidad eclesial.

En la celebración eucarística inicial, el Prelado dijo que en esta parroquia no se tienen registros de la primera visita pastoral ya que no constaba en los archivos, posiblemente extraviados. Al explicar el sentido de las visitas dijo que cada parroquia las organiza según su propia realidad. “Es una tarea eminentemente pastoral y de orientación. A semejanza del Buen Pastor, estoy aquí para escucharlos, apoyarlos, orientarlos, conocer la realidad de esta comunidad cristiana y, por supuesto, compartir con ustedes”, dijo.




Durante la estadía cumplió una amplia agenda que incluyó visitas al Colegio “Nuestra Señora del Rosario”, y al preescolar - maternal “San Carlos Borromeo”, espacios de formación y atención infantil en los que conversó con los jóvenes llevándoles la motivación necesaria para alcanzar sus sueños estudiantiles.

Monseñor Figueroa con la Pastoral de Catequesis de la Parroquia San Carlos de Borromeo.
También se reunió con la Legión de María, Comunidades Neocatecumanenales, Renovación Carismática, la Pastoral Juvenil Agustinos Recoletos (JAR), la cofradía del Santísimo Sacramento del Altar, Fraternidad Agustinos Recoletos, el grupo de la Misericordia y la pastoral social. Escuchó con atención sus planteamientos y conoció la labor social y evangelizadora que cumplen a favor del Reino de Dios en ese sector de Caracas. En todo momento, el obispo recordó el deber de dar testimonio de la fe en Jesucristo y del compromiso que significa llamarse cristianos.

Posando para el lente de Marcos Rojas junto a la Familia Millán durante el ágape, el Sábado después de Eucaristia con Comunidades NeoCatecomunales de la parroquia.

Familia Revette, junto al obispo durante el compartir con una de las comunidades del Camino en la parroquia.

Monseñor Saúl Figueroa, obispo auxiliar de Caracas, y el Padre Quirino Frías, párroco de San Carlos de Borromeo en Caricuao, durante la visita pastoral que el prelado hizo a esta iglesia.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.