lunes, 21 de febrero de 2011

Diócesis de Guarenas escogerá nueva directiva del CODILAI


Al centro el Obispo de Guarenas Monseñor Gustavo García Naranjo, acompañado a su izquierda del Obispo Emérito de Los Teques, Monseñor Ovidio Pérez Morales; a su derecha por el presidente del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, Manuel Arcaya; y el abogado y profesor universitario, Pedro Afonso Del Pino.
La charla formó parte de una dinámica motivacional que pretende la escogencia de la nueva directiva del Consejo Diocesano de Laicos, el venidero 12 de marzo, según explicó al culminar la jornada, la profesora Ercilia de Lobo, actual presidenta de este organismo que agrupa a los movimientos de apostolado en la Diócesis de Guarenas.

Ramón Antonio Pérez

Caucagua, 21 de febrero de 2011.- El 19 de los corrientes, en el Colegio “La Encarnación”, de Caucagua, Monseñor Ovidio Pérez Morales hizo un llamado a los laicos de la Diócesis de Guarenas, para que en su condición de cristianos asuman las tareas que les corresponden en el mundo, en la familia y en el área en que se desarrollan, para que estos espacios sean impregnados del amor de Cristo, y puedan transformarse según los designios del Reino de Dios.
El Obispo de la Diócesis de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo agradeció la visita de los ponentes, y de manera efusiva saludó a los participantes invitándolos a continuar en sus compromisos apostólicos.
También estuvo presente el presidente del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, Manuel Arcaya, quien precisó que el objeto del encuentro era “revitalizar el CODILAI”, a partir del compromiso de los grupos de apostolado. “Para ello es necesario, una sólida formación cristiana con base en la Doctrina Social de la Iglesia”, apuntó.

Conversión = Cambio en Profundidad

La charla de Monseñor Pérez Morales fue denominada: Conversión eclesiología hacia la conversión eclesial. La enseñanza contenía puntos de interés en el accionar de la fe laical, a partir de los lineamientos doctrinarios emanados de los documentos del Concilio Vaticano II, y recogidos también por el Concilio Plenario de Venezuela, de cuya comisión de aplicación y puesta en práctica es presidente el Obispo Emérito (jubilado) de la Diócesis de Los Teques.
Teniendo como base el Concilio Plenario, Pérez Morales explicaba que “la comunión en la vida de la Iglesia, plantea la necesidad de una conversión eclesiológica, y la conversión significa cambio en profundidad”. Y detallando cada término subrayaba su significado. En tal sentido acotaba que Eclesiología provenía de ekklesia (que significa iglesia) y logos (palabra o tratado). Por tanto, la conversión eclesiológica exigida por la nueva auto compresión de la iglesia formulada por el Vaticano II, necesariamente implica a todos el tejido eclesial: estos es a los sectores que integran a la Iglesia como el laicado, la jerarquía, vida consagrada; y sus respectivos niveles o instancias eclesiales: diocesanos, parroquial.

Protagonismo del laicado

Otro aspecto abordado por Monseñor Pérez Morales tuvo que ver con el protagonismo del laico, motivación central de este encuentro. Para ello precisó una definición positiva según la Constitución Dogmática sobre la Iglesia, Lumen Gentium, de la que dio a conocer las característica: “incorporados al Pueblo de Dios por el bautismo; sacerdotes, profetas y Reyes en Cristo; corresponsables de la misión evangelizadora de la Iglesia; y que tienen como propio el carácter secular, cuya condición le es propias”, enseñó el Prelado.  


Un detalle importante que tuvo en cuenta la exposición del Obispo Emérito, fue la formación del laico. Refirió en esta materia, la importancia de “proporcionar a los laicos en todas las etapas de su vida, una formación desde la fe, integral, gradual y permanente”. Indicó que la familia cristiana es la primera escuela de formación en la fe, según lo especifican los documentos eclesiales.
Una frase que llamó la atención estuvo referida al protagonismo laical, expresada al referirse a la participativa y progresiva presencia de éste en la Iglesia. “Los signos de los tiempos muestran que el presente milenio será el del protagonismo de los laicos”, dijo el obispo mérito citando al Concilio Plenario de Venezuela.

Liderazgo basado en Valores
Abogado Pedro Afonso Del Pino durante la charla de Liderazgo en valores.
La segunda ponencia estuvo a cargo del abogado Pedro Afonso del Pino, quien venía de actividades en el Oriente del país, en las sostuvo encuentros con estudiantes universitarios y dirigentes otros sectores políticos y sociales. Sus enseñanzas tuvieron un marcado énfasis en el asunto político, pero con “P” mayúscula, ya que centró la esencia de esta importante pata de la sociedad, en el servicio desde el poder.
El abogado abordó el tema del Liderazgo en valores, de los que enseñó algunos conceptos básicos que completó con ejemplos de líderes como Patricio Alwin, ex presidente del Chile post dictadura de Pinochet; Konrad Edanauer, canciller de la Alemania post Segunda Guerra Mundial; Robert Schuman, político francés; y Alcide De Gasperi, dirigente italiano, cuyas características los definía como cristianos católicos. También ejemplificó el liderazgo de Nelson Mandela y su pacífica lucha contra el Apartheid en Sur África.
Si bien habló de los tipos de líderes según las distintas teorías tradicionales o situacionales, centró su explicación en la Teoría Transformacional. En tal sentido manifestó que un “líder es la persona capaz de influir en los demás para llevarlos a una meta”. Esa referencia en el grupo tiene detalles que le son propios.
El primer aspecto es que interviene para cambiar situaciones y esto implica riesgos; dedica tiempo a sus actividades y compromisos como parte de los riesgos implícitos que conlleva el liderazgo. La segunda característica es la necesidad del liderazgo. Expresó que en el mundo siempre habrá la necesidad de que alguien ejerza un liderazgo, y éste atraviesa transversalmente a la sociedad. Mientras que la tercera característica es que se ve obligado a asumir posturas.
Expuso que el tipo de líderes debe centrarse en tres aspectos dentro del liderazgo transformacional. Así está el Liderazgo con Valores, que implica servir y no ser servido; Liderazgo con Ideas, que conlleva a ejercer esta condición como un apostolado; y el Liderazgo con Acción, que supone aferrarse a las actividades que le sean propias para propiciar los cambios necesarios en la sociedad.
Manuel Arcaya, Monseñor Ovidio Pérez Morales, Monseñor Gustavo García Naranjo, Ercilia de Lobo y Orlando Arocha, durante charlas en al laicado de la Diócesis de Guarenas, en Caucagua.

Ercilia de Lobo, Monseñor Gustavo García Naranjo y Janeth de Arocha.


Monseñor Ovisio Pérez Morales y Janeth de Arocha en Caucagua.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.