jueves, 16 de diciembre de 2010

Mons. Porras: Wikileaks difunde "guión de ciencia ficción" sobre Iglesia en Venezuela



La agencia de información católica ACIPRENSA, difundió este 15 de diciembre una entrevista al Arzobispo de Mérida, Monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo, en torno a una supuesta solicitud hecha por el Prelado a los Estados Unidos en el año 2005, y que recién dio a conocer el portal WikiLeaks entre los documentos confidenciales que ha sacado a la luz pública. A raiz de esa supuesta solicitud, los medios comunistas de Venezuela han desatado una campaña en contra de la Iglesia Católica, que no hace sino reafirmar las verdaderas pretendiones del régimen que gobierna al país: atacar la Iglesia, socavar la democracia e instaurar un Estado Comunista. Entre otras solicitudes se encuentra la del presidente del Consejo Legislativo de Mérida, Alexis Ramírez, quien ha pedido se abra una investigación a Monseñor Porras  por sus "planes de conspiración contra el presidente Hugo Chávez".

A continuación la información:  

REDACCIÓN CENTRAL, 15 Dic. 10 / 01:35 pm (ACI).- El Arzobispo de Mérida y primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Mons. Baltazar Porras, calificó de "guión cinematográfico de ciencia ficción" las informaciones de Wikileaks que lo acusan de haber solicitado a Estados Unidos "contener las aspiraciones" de Hugo Chávez hace cinco años.
Wikileaks publicó un extracto de un cable del año 2005 atribuido a la Embajada de Estados Unidos en Caracas, según el cual Mons. Porras habría sugerido al embajador de turno que el gobierno de Estados Unidos dé a conocer más sus críticas contra Hugo Chávez y habría advertido que el mandatario se proponía desmantelar a la sociedad democrática civil, el empleo organizado, el sector empresarial y la Iglesia.
En diálogo telefónico con ACI Prensa, Mons. Porras dijo que el cable de Wikileaks divulgado "de forma tendenciosa" por la Agencia de Noticias Venezolana parece "un guión cinematográfico de ciencia ficción que absolutamente no tiene nada que ver" con la realidad.
El Arzobispo señaló que las informaciones que indican que él habría ofrecido a Estados Unidos usar la infraestructura de la Iglesia, no tienen nada que ver "con la actuación de la Iglesia" ni con su papael de "Presidente de la Conferencia (Episcopal) que era en ese momento". "Ninguna de esas cosas tuvo lugar", precisó.
Asimismo, lamentó que esta comunicación haya sido "divulgada de forma tendenciosa por la Agencia de Noticias Venezolana agregando una serie de calificativos" contra los obispos.
Mons. Porras señaló que estas agresiones se suman a las vertidas esta semana "contra la persona del Cardenal Jorge Urosa, de Mons. Roberto Luckert, segundo vicepresidente de la conferencia (episcopal) y contra mí de forma orquestada los medios gubernamentales".
Mons. Porras dijo a ACI Prensa que estas agresiones solo buscan "cercenar la credibilidad y la confianza que la población venezolana tiene en la Iglesia y en quienes la representamos".
Los representantes de la Iglesia en Venezuela, agregó, buscan "servir, queriendo ayudar y queriendo ser simplemente una voz que clama en el desierto para ser realidad el mandamiento del amor a Dios y del amor al prójimo".

Dificultades en atención
Refiriéndose a la labor de la Iglesia ante las lluvias torrenciales, Mons. Porras explicó a ACI Prensa que desde el principio la Red de Caritas ha acompañado a los afectados y denunció las limitaciones que impone el gobierno para este servicio.
"Hay que decirlo con toda seriedad: hemos tenido una serie de dificultades que no solamente las tiene la Iglesia sino toda institución que no sea gubernamental para poder participar, aportar, colaborar porque en más de una ocasión el maltrato o el querer que las cosas se entreguen simplemente a oficinas gubernamentales y que sean ellos los que se encarguen de la repartición de las cosas", indicó.
Además de estos impedimentos, señaló el Arzobispo, "hemos tenido una serie de ataques por la prensa de altos funcionarios del gobierno, burlándose de la labor de la Iglesia y que no se hace presente, lo cual es simple y llanamente una falsedad".
"No tenemos convoys, helicópteros, cámaras de televisión que están siguiendo las acciones que se hacen como hormiguitas, pero la presencia (de la Iglesia) la gente la capta, lo sabe a través de cada una de las parroquias y a través de las instituciones nuestras que son simplemente un granito de arena en medio de las muchas necesidades, pero que es la presencia constante, permanente".
Finalmente Mons. Porras indicó que "en este tiempo de Adviento, cercano ya a la Navidad (la Iglesia) lo que quiere es dar un mensaje de esperanza, de coraje a nuestra población sumida en esta situación no sólo por estas calamidades naturales sino también por la carestía de la vida y por la violencia y la inseguridad que reina en la sociedad".

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.