sábado, 16 de octubre de 2010

Benedicto XVI colgó bandera chilena en su apartamento


El Papa Benedicto XVI habría colgado en su apartamento, la bandera chilena que recibió de manos del periodista Jaime Coiro durante el Congreso Mundial de Prensa Católica. La bandera contenía firmas originales de los 33 mineros atrapados y posteriormente rescatados de las entrañas de Chile.
P. Federico Lombardi
El Papa siguió con gran interés la situación de los 33 mineros chilenos que permanecieron 70 días atrapados a más de 700 metros de profundidad y mantuvo colocada en su apartamento la bandera chilena firmada por todos ellos que le enviaron y rezó a diario por su rescate.

Ramón Antonio Pérez
Apoyo en Agencias Informativas

El Vaticano, 16 de octubre de 2010.- El portavoz de la Santa Sede, el jesuita Federico Lombardi, aseguró que el rescate de los mineros es "una gran fiesta" que resalta el valor de la vida; según el editorial de "Octava Dies", el semanario informativo del Centro Televisivo Vaticano.
Lombardi sostuvo que el rescate de los mineros "es una gran fiesta" y que es "bonito que en todo el mundo se haya seguido con interés la extraordinaria acción realizada para salvar vidas humanas".
El padre Lombardi, en referencia la periodista chileno Jaime Coiro Castros, quien estuvo en el Congreso Mundial de Prensa Católica dijo lo siguiente: "Hace días, un joven chileno al final de una audiencia entregó al Papa una bandera de Chile que llevaba las firmas auténticas de los 33 mineros. Benedicto XVI la ha tenido expuesta en su apartamento, recordando cada día en sus plegarias a esos hombres hasta el momento de su rescate".
El jesuita resaltó asimismo que el rescate de los 33 mineros "es una gran fiesta" y que es "bonito que en todo el mundo se haya seguido con interés la extraordinaria acción realizada para salvar vidas humanas".
Subrayó que más de mil millones de personas siguieron por televisión en todo el mundo el operativo, lo que demuestra el poder de los medios de comunicación para que todo el mundo participe del gran esfuerzo realizado.
Lombardi añadió que al igual que la Iglesia se alegra de lo sucedido, también recuerda a los innumerables mineros que en diversas partes del mundo "han tenido o tendrán" una suerte diferente debido a desgracias "o a condiciones inseguras de trabajo".
El mismo día del rescate, Benedicto XVI ya encomendó "con esperanza" a Dios a los 33 mineros de la mina de cobre "San José", de la región norteña chilena de Atacana. En varias ocasiones, en los 70 días que los mineros estuvieron atrapados, el Papa expresó su solidaridad y el 7 de octubre, durante la presentación de las cartas credenciales del nuevo embajador chileno ante la Santa Sede, le aseguró que lleva a Chile dentro de su corazón y que rezaba por los mineros.
La esposa del minero Claudio Yáñez solicitó a su marido que firmase una bandera para llevar al colegio Pedro León Gallo, de Copiapó.
Yáñez tomó dos banderas y escribió: "Estamos vivos en el refugio los 33", con una dedicatoria al colegio; el resto de los mineros también firmó las banderas. Una de ellas fue enviada al colegio y la otra fue entregada al Papa.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.