domingo, 11 de julio de 2010

España, campeona del mundo de fútbol


En este blog no se puede ser ajeno a la gran cita del Mundial de Fútbol Suráfrica 2010. En esta ocasión nos valemos de Periodista Digital y Religión Digital para conocer en buen tiempo esta importante noticia deportiva.

"La Roja consigue su primer Mundial gracias a un gol de Andrés Iniesta en el minuto 116 de partido

El 11 de julio ya es un día histórico en el deporte nacional. España ha ganado su primer Mundial. Un golazo de Iniesta a cuatro minutos del final de la prórroga ha acabado con un partido agónico, en el que hubo oportunidades para ambos y Holanda jugó con mucha dureza.
Ochenta años después de que echara a andar la Copa Jules Rimet, España es la octava campeona. El sueño ya es realidad.
Cuanta pasión, felicidad y alegría. Y cuanto sufrimiento, porque cuánto costó ganar. Qué prórroga tan eterna, tan interminable.
¿Por qué tenemos que sufrir tanto siempre para todo? Qué nervios, qué tensión, qué bien sabe la victoria. ¡Qué felices nos han hecho estos 23 campeones!
Las aventuras de España en los Mundiales eran hasta ahora un quiero y no puedo. Ahora queremos y podemos, ¡claro que podemos! Con este triunfo sobre Holanda, la Selección ahuyenta fantasmas y construye sueños".

Así lo vió Religión Digital:

¡¡¡Campeones, gracias a Dios!!!

Pese a la FIFA, los jugadores rezaron antes, durante y después de los partidos


¡Campeones! Por primera vez en la historia, España ha ganado un Mundial. Un mes de esfuerzo, sufrimiento, humildad, espíritu de sacrificio y fútbol, mucho fútbol. Y cómo no, fe en la victoria, que han tenido su recompensa en forma de la Copa del Mundo levantada por nuestro capitán, Iker Casillas. Una victoria aderezada con símbolos religiosos continuos. Los 23 jugadores de La Roja han conseguido unir a un país en torno a un sentimiento. El fútbol, que levanta pasiones. Y ha tenido que ser en África, el continente de las culturas y las religiones. Pese a los intentos de la FIFA, los jugadores no han dejado de rezar, antes, durante y después de los partidos, a su Dios. Musulmanes, católicos, ortodoxos, evangélicos, animistas, judíos, budistas, zen... Todos han orado pidiendo al Cielo sus bendiciones.

Y LLEGÓ EL GOL Y LAS LÁGRIMAS

Las lágrimas de Casillas, el gran capitán, simbolizan el éxito más importante del fútbol español, que no ha parado de acumular sinsabores a lo largo de 90 años.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.