domingo, 14 de marzo de 2010

El Padre Freites desmiente haberse postulado como candidato a diputado por Monagas

.
En correo enviado al Blog El Guardián Católico dijo que “Por los momentos todo pasa por la esfera de los comentarios o propuestas de algunos sectores. Por tanto no le puedo decir, otras cosas, porque en ningún momento me estoy proponiendo para la AN por ningún partido o movimiento”.

Ramón Antonio Pérez

Roma, 14 de marzo de 2010.- El Padre Pedro Freites Romero, en carta enviada desde Roma al Blog El Guardián Católico, desmiente compromisos de postulación como candidato a diputado por el estado Monagas en partido político alguno, ya que como hombre consagrado a Dios tiene claro “cuales son las condiciones e implicaciones del ministerio sacerdotal”.
Tras ser requerida su opinión en torno a este tema que se mantiene vivo tanto en los medios locales de Monagas como en los portales allegados al Gobierno Nacional, Freites expresó que los sacerdotes se rigen por un Código de Derecho que los “obliga al cumplimiento de muchas normas y leyes que no se pueden excluir en ningún momento”.
Señaló de manera firme que en “ningún momento me he presentado o postulado como candidato para la AN, por ningún circuito”. Indicó que ha “estado escuchando rumores o propuestas desde los diversos sectores de la Sociedad Civil y de las distintas organizaciones políticas que hacen vida en el Estado Monagas. E incluso me he enterado que ha salido algún comentario por algún medio de comunicación”.
No obstante, reconoce que toda esta situación “ha sido una propuesta en la búsqueda del Consenso para la Unidad y rescate de la democracia en Venezuela. Pero con toda firmeza, hasta los momentos YO NO HE DEFINIDO NINGUN COMPROMISO CON NADIE, y nadie tiene facultad para hablar en mi nombre. Todo tiene su tiempo y su momento”, dijo de manera tajante.

A Continuación Carta del Padre Pedro Freites:

***************************************************

Muy estimado colega y compatriota, recibe mi más cordial y fraternal saludo lleno de sentimientos de paz. Gracias por esta preocupación y por hacerme tal pregunta, la cual procuro responderte con la mayor sinceridad y claridad.

1.- Ante todo soy sacerdote de Cristo y de la Iglesia, enamorado del ministerio que Dios Padre me ha confiado. Como bien nos define San Pablo: "Somos embajadores de Cristo, ministros para la reconciliación, anunciadores del Evangelio del amor, de la misericordia, hombres sacados de en medio de los hombres y puesto en medio de los hombres para servir y administrar las cosas de Dios".

2.- Me encuentro en Roma al frente de una hermosa misión cual es la de ser el Rector del Colegio Venezolano, que es el lugar donde residen los sacerdotes venezolanos que vienen a Roma a realizar sus estudios de especialización y doctorado en las diversas disciplinas eclesiásticas.

3.- En ningún momento me he presentado o postulado como candidato para la AN, por ningún circuito. He estado escuchando rumores o propuestas desde los diversos sectores de la Sociedad Civil y de las distintas organizaciones políticas que hacen vida en el Estado Monagas. E incluso me he enterado que ha salido algún comentario por algún medio de comunicación.

4.- Como sacerdote tengo claro cuales son las condiciones e implicaciones del ministerio sacerdotal. Nosotros nos regimos por Un código de derecho que nos obliga al cumplimiento de muchas normas y leyes que no se pueden excluir en ningún momento.

5.- Todo ha sido una propuesta en la búsqueda del Consenso para la Unidad y rescate de la democracia en Venezuela. Pero con toda firmeza, hasta los momentos YO NO HE DEFINIDO NINGUN COMPROMISO CON NADIE, y nadie tiene facultad para hablar en mi nombre. Todo tiene su tiempo y su momento.

6.- Todo esto implica unos procedimientos que yo he de respetar ante la sagrada misión que Dios y la Iglesia me han confiado. Por los momentos todo pasa por la esfera de los comentarios o propuestas de algunos sectores. Por tanto no le puedo decir, otras cosas, porque en ningún momento me estoy proponiendo para la AN por ningún partido o movimiento.

Disculpe esta respuesta, pero es lo que le puedo decir. Mi vida está en las manos de Dios y ante todo soy un servidor del Pueblo de Dios, que vive enamorado y feliz de ser sacerdote de Cristo.

Mil gracias, y les ruego en nombre del que nos reconcilió con Dios Padre que se mantengan firmes en la fe y en la misma esperanza. Que todos sepan trabajar por la auténtica UNIDAD PARA EL BIEN DE TODOS. CRISTO ES UNO EN EL PADRE Y EN EL ESPÍRITU SANTO.

Dios los colme de inmensas bendiciones.

Atentamente.
P. Pedro Freites Romero.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.