lunes, 28 de enero de 2008

Iglesia Católica de Colombia se une a marcha del 4 de febrero contra las FARC

Ramón Antonio Pérez

En un comunicado que fue difundido este lunes 28 de enero de 2008, por la Conferencia Episcopal Colombiana, la máxima instancia de la Iglesia Católica en el país hermano, se informa que el cuatro de febrero saldrán a las calles para rechazar el secuestro y la violencia.
Cabe señalar que esta iniciativa por la paz, insta no sólo a los colombianos sino a toda la comunidad internacional a rechazar las acciones terroristas de las FARC, y fue convocada por varios ciudadanos a través de la red social de internet Facebook y hasta este lunes ya se han unido más de 235 mil personas, en el siguiente sitio de internet:
http://www.colombiasoyyo.org/

El contenido del Comunicado emitido por la CEC es el siguiente:

COMUNICADO
MOVILIZACIÓN POR LA LIBERTAD Y LA PAZ

“El Episcopado Colombiano, reunido en Asamblea Plenaria, invita a todos los colombianos a unirse a la movilización nacional del próximo 4 de febrero a las 12 del día y expresar en ella, de manera pacífica, su rechazo total del secuestro y su anhelo de paz y de reconciliación.
Además del signo externo de la movilización, estaremos orando con nuestras comunidades e implorando del Señor el don inestimable de la Paz.
De igual manera, extendemos nuestro llamado a continuar en la búsqueda de alternativas que hagan posible el acercamiento entre el Gobierno Nacional y los grupos armados en orden a la solución del Conflicto social y armado, anteponiendo la conciencia de lo humanitario a cualquier otro interés o cálculo político”.


Luis Augusto Castro Quiroga
Arzobispo de Tunja
Presidente de la Conferencia Episcopal
Bogotá D.C., 28 de enero de 2008


El comunicado está disponible en:
http://www.cec.org.co/noticias.htm?x=22346

Cómo surgió esta iniciativa
La convocatoria denominada "Un millón de voces contra las FARC" tiene como único objetivo, según sus organizadores, que los colombianos le hagan saber al grupo subversivo que el país rechaza de manera contundente los secuestros, las masacres, las extorsiones, los chantajes, los homicidios, los atentados a la infraestructura nacional y demás acciones bélicas que durante años han llevado a cabo.
Los organizadores de la marcha del próximo cuatro de febrero han aclarado que esta gran movilización “es una causa más allá de todo color político. Es una causa humanitaria y de simple sentido de solidaridad por nuestra querida patria”, por lo que no apoya o rechaza ninguna posición política, o el despeje militar o el acuerdo humanitario; es únicamente para rechazar a las FARC.
Un millón de voces contra las FARC está coordinando movilizaciones en diferentes lugares del país y del mundo, por lo que en por lo menos 131 ciudades del planeta, de ellas 27 colombianas, miles de personas saldrán a marchar contra este grupo armado ilegal, a las 12 del día del próximo lunes.
Entre las ciudades colombianas que se volcarán a las calles se cuentan Bogotá, Medellín, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira, Palmira, Sincelejo, Villavicencio, Santa Marta, Valledupar, Montería.

Apoyo Internacional
Hasta ahora se tiene confirmada la participación de trece ciudades de Suramérica, entre las que se encuentran Caracas y Maracaibo (Venezuela); Buenos Aires y Rosario (Argentina); Londrina, Manaos, Río de Janeiro y Sao Paulo (Brasil) y Lima (Perú).
Centroamérica y el Caribe también participarán en la movilización y hasta el momento han confirmado once ciudades. Mientras que en Norteamérica lo harán 28 ciudades de Estados Unidos y diez de Canadá.
En el Viejo Continente se esperan marchas en 38 ciudades y España será el país con mayor participación de Europa con diez ciudades.
En Asia y en Oceanía también se oirán miles de voces de rechazo contra las FARC en por lo menos ocho ciudades en el primero, y cinco en el segundo.
En cada ciudad donde se tiene previstas las marchas hay un coordinador quien está a cargo de la logística y de los puntos de encuentro de los manifestantes.

VIDEO:

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.