miércoles, 10 de octubre de 2007

Renovación Carismática Evangelizando los medios de comunicación

La programación estimó el desarrollo del Misterio de la Santísima Trinidad (Padre – Hijo – Espíritu Santo), como fuente y origen de toda comunión; el envío del Espíritu Santo a las Iglesias a realizar la comunión en la Historia de Salvación; y el estudio de María en cuanto modelo personal e interpersonal de comunión en el mismo Espíritu, entre otros tópicos

Ramón Antonio Pérez

Guanare, septiembre de 2007. El Área de Servicio de Medios de Comunicación, de la Renovación Carismática Católica de Venezuela, realizó el taller “Evangelizando los medios de comunicación en el Espíritu Santo”, en la ciudad de Guanare, del 28 al 30 de septiembre, con ponencias del padre Antonio La Rocca, de la Asociación de Fieles al Servicio de María Corredentora, Reina de la Paz, con sede en Barquisimeto.
Durante las jornadas, el sacerdote abordó los conceptos de Comunión, Espiritualidad y Espiritualidad de Comunión, dentro de una variada gama de temáticas y enseñanzas que impartió a fin de fortalecer el conocimiento doctrinal y pastoral de los asistentes, con fundamento en las Sagradas Escrituras, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia Católica.

Espiritualidad de la Comunión
Fueron abordados los temas relacionados con la espiritualidad de comunión y la comunión en el mismo Espíritu; de igual manera se estudió la comunión con Dios, consigo mismo; la comunión fraternal, familiar, eclesial y pastoral.
En términos generales se conoció que Comunión, es un concepto que procede del griego “koinonía”, cuyo significado es la solidaridad.
Siendo que procede del verbo “poner en común”, implica una comunión fraterna de bienes y de afectos, que aplicados a la realidad del hombre, comunicador por excelencia, se traduce en solidaridad y participación en beneficio de sí mismo, pero en unión de Dios y la sociedad.
Es decir, es un modo comunitario de participar y compartir la unión y la caridad de Cristo, y su significado refleja que el hombre quiere acercarse a Dios para entenderse con Él, relación establecida en una Alianza, en la Oración personal y en la práctica de un Culto que se traduce en compromisos de orden familiar y social.

Iglesia Sacramento de Comunión
Expuso el padre Antonio La Roca, que el deseo de Comunión, Jesús lo recoge e interpreta con la creación de una comunicación directa con el Padre. Por lo cual la esencia es experimentada en la relación trinitaria: Padre – Hijo – Espíritu Santo, constituyendo el gran misterio de la fe católica.
Agregó que “toda verdadera Comunión produce Participación y Comunicación, elementos que revelan sustento en el misterio de la Santísima Trinidad”.
En cuanto al concepto de Espiritualidad, sostiene que se entiende por “una forma de vivir según los dones recibidos del Espíritu Santo, recibidos de forma gratuita, es decir, dentro del Carisma que se le otorga a cada persona”. Así también indicó, que en los documentos del Concilio El Vaticano II, se propone un modelo de Iglesia – Comunión; esto es, “ser comunión para Cristo, por Cristo y en Cristo”.

Conmigo, con Dios y los demás
Reveló que en la conversión del pecador y en el proceso de santificación, “cada persona encuentra la comunión con Dios, consigo mismo y los demás”. Por eso, en la Eucaristía, “entramos en comunión con Cristo y con toda la Iglesia, pero al mismo tiempo que Cristo entra en comunión conmigo, cada persona lo hace con los demás”, dijo de manera enfática.
Agregó que en la fuente de la Comunión de la Eucaristía, “también se descubre la presencia de María, ya que ésta la vivió, y es el modelo perfecto de comunión con Dios, encarnando la Palabra”.

El protagonismo: tentación de los medios
En sus enseñanzas, el padre Antonio La Roca, adujo que el protagonismo es la gran tentación de los medios de comunicación social en la actualidad, convirtiéndose los comunicadores, muchas veces, en la propia fuente de noticia y en la noticia misma, lo cual representa un problema ético y moral.
Indicó que sólo “escondidos en Cristo” es que se debe hacer el trabajo para que el Hijo de Dios sea el verdadero protagonista, porque la gracia es gratuidad de uno mismo, y la gratuidad de la comunión y de la comunicación es fundamental.
“No vivo yo, es Cristo quien vive en mi” dijo citando al apóstol San Pablo, al tiempo que sugería la necesidad de “corregirnos para proyectar a Cristo y no para proyectarnos en los medios en nombre de Cristo”. Además, alertó a los comunicadores para sean que sean “mediadores y facilitadores que transmitan el mensaje de Cristo y las enseñanzas de la Iglesia”.

De todo el país
Los asistentes venidos de diferentes zonas del país, catalogaron el contenido del encuentro como óptimo, recibiendo una mayor claridad conceptual sobre la comunión en los niveles personales, con Dios y con los demás.
Calificaron de importantes las enseñanzas porque les permitió vincular desde un ángulo positivo e inclusivo, la necesidad de relacionarse con los distintos movimientos de apostolado que existen en el seno de la Iglesia católica.
Finalmente, el taller estimuló la necesidad de formación e información en las distintas parroquias y diócesis del país, en especial en momentos cuando se convoca a los venezolanos a ser “discípulos y misioneros”, como lo proclaman los documentos de Aparecida y el Concilio Plenario de Venezuela.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.