domingo, 22 de julio de 2007

El Movimiento Juvenil Católico Renació en El Palmar, estado Bolívar

En esta ocasión deseo colocar para los lectores el trabajo de un Hermano en Cristo del estado Bolívar. Cristóbal Antonio Vizcaya desea compartir un poco de sus actividaes con nosotros en el estado Miranda. Son experiencias que enriquecen y nutren el quehacer diario de la juventud, para la Gloria de Cristo. RAP.

------------------------------------------------------------------------------------------

Cristóbal Antonio Vizcaya*

Los jóvenes católicos de El Palmar vivieron una rica experiencia cristiana, impregnada de valores positivos, de esos que construyen una sociedad sana, libre de vicios y prejuicios, y que prepara a los ciudadanos de hoy a caminar de la mano de su Creador, en búsqueda de una patria libre y soberana.

De júbilo estuvo la población de El Palmar, capital del municipio Padre Pedro Chien, en el Estado Bolívar y no puede llamarse de otra forma, pues fue tan emotiva la participación al Retiro Cuaresmal Juvenil, que sin detallar todo lo que está sucediendo alrededor de este segmento poblacional a nivel parroquial, con toda seguridad se puede afirmar, que en El Palmar se está dando un renacer del Movimiento Juvenil Católico.
Durante la cuaresma del año en curso, 105 muchachos y muchachas provenientes de diversos sectores que conforman nuestra iglesia local, refiriéndonos al grupo de los que se preparan para la Confirmación y los que están alineados en el GRUPO JUVENIL “VEN Y SIGUEME”, vivieron una rica experiencia cristiana, impregnada de valores positivos, de esos que construyen una sociedad sana, libre de vicios y prejuicios; y que prepara a los ciudadanos de hoy a caminar de la mano de su Creador, en búsqueda de una patria libre y soberana.
Dicho compartir se llevó a cabo en la acogedora capilla de San Rafael Arcángel, en el vecino caserío que lleva por nombre El Perico, ubicada a unos cinco kilómetros del centro de la población. La llegada allí fue sumamente emotiva por cuanto el traslado hasta ese lugar se hizo a pie, así como el regreso. Pero no fue una caminata cualquiera, fue más que eso, fue un paseo espectacular revestido de un gran sentimiento de recogimiento y de alegría.
En esa caminata se recorrió el camino de la cruz, si señor, se realizó un participadísimo Vía Crucis de cinco kilómetros de largo. Debe resaltarse que también participaron algunos adultos que hacen vida activa en la parroquia, entre otros Señoras del Grupo de la Caridad y quien esta nota escribe que está a cargo de la coordinación de los medios de información y comunicación parroquiales.
Los participantes se congregaron desde tempranas horas de la mañana frente al templo parroquial de San Miguel Arcángel, allí realizaron las dinámicas correspondientes a la organización para la partida así como las oraciones de preparación a la misma. Hay que hacer resaltar que además de la alegría de los participantes en la caminata, también las personas que estaban en las calles, emitieron muy buena opinión de la actividad que se estaba realizando, así como el saludo festivo que daban los ciudadanos que salían de sus casas a saludar a los caminantes. Recordamos uno de los más sentidos expresados por una señora, quien al pasar el grupo de jóvenes al frente de su casa exclamo “¡Bendito sea El Señor, quien hoy bendice a mi pueblo con el sacrificio de estos muchachos!”.
Es de notar la acogida que dieron los habitantes del caserío Perico a los caminantes quienes al acercarse estos a las entradas del mismo salieron entonando un canto a la Santísima Virgen María y con una pancarta que decía “Bienvenidos a Perico, Movimiento Juvenil “Ven y Sígueme”, dieron una fraternal bienvenida a tan ilustres visitantes.
Este retiro se caracterizó por ser un encuentro fabuloso, sumamente rico en oración y alabanza; por eso bendecimos y alabamos a nuestro Dios. El tema que se compartió fue venido como anillo al dedo en esa época cuaresmal “LAS TENTACIONES”. Fue un exclusivo motivo para prepararse a vivir más auténticamente desde la existencia del ser joven La Semana Santa que ya se acercaba. Al los participantes hacer la puesta en común de sus comentarios, se pudo determinar el grado de madurez que asumen nuestros jóvenes palmarenses al discutir y debatir temas apremiantes para ellos, así como el grado de claridad que ellos tienen para discernir sobre lo que les favorece y sobre lo que les daña. Y algo que les quedó muy claro, es cuanto daño les hacen las tentaciones del mundo actual, entre ellas: el consumo de alcohol, el tabaco o cigarrillo, las drogas en general, así como el sexo irresponsable, y aquella concepción que se les quiere imponer del irrespeto a sus padres y a los mayores, en una clara y abierta violación a las normas éticas y morales de la sociedad; sobre todo a los valores de la amistad, el compartir y la tolerancia.
Y hablando de compartir, demás esta decir del sabroso y suculento almuerzo que prepararon para la ocasión algunas de las integrantes del Grupo de la Caridad, entre ellas Maritza Linares y Josefina Hurdler, quienes acompañadas de las mujeres de la Familia Rodríguez Solís (nativas y habitantes de Perico), se esmeraron en hacer de esta comida un verdadero manjar y una verdadera fiesta de amor compartido en torno a la mesa. Para esas personas el más humilde sentimiento de agradecimiento por tan loable labor.
Estamos refiriéndonos a un evento de la juventud, por eso no podría faltar entre ellos el sano esparcimiento a través del deporte. Es así como se puede describir el compartir de un caluroso juego de futbolito y kikimball, a través del cual se pusieron en práctica el sano valor del competir entre amigos y la solidaridad entre los integrantes del equipo al hacer un juego limpio y honesto, sin trampas ni triquiñuelas como nos lo enseña el mundo actual.
Emotivo el final de este día, cuando todos los participantes reunidos en un hermoso círculo de hermandad en el centro de la cancha deportiva, le dieron gracias al Señor de los Señores por aquel día pletórico de nuevas experiencias, y oraron por su perseverancia dentro de los valores cristianos. Igual oraron a Dios por el bienestar de aquella comunidad que le acogió con los brazos abiertos. Concluido este momento de oración, todos en forma tranquila y serena y con mucha disciplina regresaron nuevamente a pie a sus hogares. Este evento estuvo planificado y coordinado por el seminarista Ronny de Jesús Villarroel García y el Párroco de la Parroquia San Miguel Arcángel, el Padre Luís Boll.

*COORDINADOR MEDIOS DE INFORMACION Y COMUNICACIÓN PARROQUIA “SAN MIGUEL ARCANGEL”. El Palmar, estado Bolívar.

Correo: cristobal1912@hotmail.com

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.