sábado, 30 de junio de 2007

Obispo de Guarenas arribó a treinta y dos años de ordenación sacerdotal

Ramón Antonio Pérez

Un grato compartir le fue dispensado al Obispo de Guarenas en su residencia, ubicada en el sector Colinas del CEPA, adonde acudieron sacerdotes, laicos y amigos del prelado para felicitarle en tan importante fecha
Guarenas, 29 de junio de 2007. Especial. En el marco de las festividades religiosas en honor al Apóstol San Pedro y San Pablo, Monseñor Gustavo García Naranjo, celebró treinta y dos años de ordenación sacerdotal, el 29 de junio, acompañado de la comunidad católica de la Diócesis de Guarenas, reiterando su compromiso por la evangelización.
En sus encuentros con los feligreses de Guarenas, Guatire y Barlovento Monseñor García Naranjo destacó la importancia de la decisión tomada cuando recibió el llamado a la vida sacerdotal. Su paso por el seminario Interdiocesano “San José”, en El Hatillo y posterior ordenación, el 29 de junio de 1975, a manos de Su Santidad Pablo VI, junto a otros 344 diáconos de diferentes partes del mundo, le proporcionaron las herramientas intelectuales y espirituales que apuntalaron ese espíritu de servicio con el cual es conocido actualmente en la Diócesis.
El Primer Obispo de la Diócesis de Guarenas
Monseñor Gustavo García Naranjo es el primer Obispo de la Diócesis de Guarenas, instancia eclesial erigida el 11 de enero de 1997, por decreto del Papa Juan Pablo II. Nació en Caracas el primero de julio de 1944, siendo sus padres Antonio García y Josefina Naranjo. Se integró a la Diócesis de Maracay a la cual pertenecía, siendo nombrado Rector del Seminario “María Madre de la Iglesia”, asumiendo al mismo tiempo la responsabilidad de la Parroquia “San Juan Bautista”, en Maracay. Posteriormente, siendo el responsable de la Parroquia “Nuestra Señora de Guadalupe”, en La Victoria, recibió el nombramiento de primer Obispo de la recién creada Diócesis de Guarenas.

Evangelización y nuevo diseño diocesano
Monseñor Gustavo García Naranjo realiza consecuentes llamados al compromiso cristiano. “A nuestra Diócesis debemos fortalecerla cada día con una labor de evangelización efectiva que llegue a la gente, y para ese compromiso estamos llamados todos los católicos”, reitera en sus homilías y reuniones de trabajo.
Considera que los servidores de Cristo, sean sacerdotes, religiosas y laicos, están llamados ser testigos de la presencia de Dios en el mundo para transformarlo. “Los mensajeros de Cristo estamos llamados a divulgarlo aún en los momentos más necesitados de esperanza, porque nuestra fe está cimentada en Palabras de Vida”.
El Obispo de Guarenas considera como principal reto “llevar el mensaje evangelizador a los más de 600.000 habitantes de la zona y renovar los planteamientos y planes pastorales en la zona”.
Por eso su agenda de trabajo pastoral se fortalece en contacto con las comunidades de la zona, y la celebración de sus treinta y dos años de ordenación sacerdotal, no han sido la excepción. Actualmente se diseña un nuevo lineamiento de lo que será la Diócesis posible con una nueva visión y un sentido de mayor pertenencia e identidad con la Evangelización y la feligresía.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.