domingo, 9 de octubre de 2016

Baltazar Porras, nuevo cardenal venezolano: “Mi nombramiento es un llamado a la esperanza”



El Sexto Cardenal de Venezuela expresó: “No es un premio personal sino un llamado a que todos veamos la responsabilidad de trabajar por el entendimiento entre los venezolanos, y así superar la violencia para avizorar un futuro de paz y armonía"

Las primeras impresiones públicas del arzobispo de Mérida, Baltazar Enrique Porras Cardozo, tras conocer su nombramiento como Cardenal de Venezuela, revelan no solo la humildad con la que asume su nueva responsabilidad, sino el deseo de continuar desde esta alta investidura el trabajo por la paz del país y el reencuentro entre venezolanos.

Mi nombramiento como Cardenal de Venezuela significa un llamado a la esperanza y a la superación de la crisis que sufre el país”, dijo al canal de  noticias Globovisión, al tiempo que reconoció haber sido tomado por sorpresa con esta designación, de la cual se enteró a través de los medios de comunicación.

En efecto, desde muy temprano, algunos mensajes todavía con cierta incredulidad, llenaban las redes sociales en espera de algún pronunciamiento oficial como en efecto llegó primero desde Roma, y  luego de la Conferencia Episcopal Venezolana. El Twitter adscrito al blog El Guardián Católico, publicó.
Texto del Twee

Expresó que su designación es una bendición para el país, no solo para él. “Demuestra el cariño que el papa tiene por nosotros (...) Somos 13 los obispos latinos que tenemos esa purpura”.

Monseñor Baltazar Porras Cardozo envió un mensaje de paz y de armonía a los venezolanos: “Más allá de cualquier conflicto o diferencia, debemos complementarnos mutuamente”.

Cardenal Urosa: es una gran noticia

Por su parte, el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, celebró este domingo el nombramiento de Monseñor Baltazar Porras como Purpurado. Hasta ahora era el único purpurado del país.

Según publicó Globovisión, Urosa manifestó que es una gran noticia para Venezuela contar con otro cardenal para así reforzar la labor de la Iglesia en el país, siendo una alegría que otro venezolano, y caraqueño, pase a integrar el Colegio Cardenalicio.

Cabe señalar que esta noticia se conoció a primera hora en Venezuela, procediendo desde Roma, cuando al finalizar la celebración de la Eucaristía, y después de la oración del Ángelus en el marco del Jubileo Mariano en Roma, “el Sucesor de Pedro anunció el Consistorio para la creación de los trece cardenales”, publicó el portal de noticias Aleteia.

Acompañó a Chávez en su salida temporal del poder

Por su parte, el portal venezolano Reporte Católico Laico, dio a conocer una breve reseña biográfica del nuevo Purpurado de Venezuela.

Obtuvo en 1966 la licenciatura en teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. En 1977, consiguió el doctorado en teología pastoral en el Instituto Superior de Pastoral de la Universidad de Salamanca.

Es ordenado sacerdote el 30 de julio de 1967. Fue consagrado como obispo auxiliar de Mérida el 17 de septiembre de 1983. Ascendió como arzobispo de Mérida el 30 de octubre de 1991 y tomó posesión del cargo el 5 de diciembre de ese mismo año.

Fue presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) entre 1999 y 2006. Desde el 2007 y hasta el 2011, es vicepresidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Destacó que “Baltazar Porras ha sido crítico del gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez, lo que le trajo como consecuencia agresiones verbales por parte del fallecido mandatario y de sus seguidores”.

“No obstante esa evidente animadversión quedará para la historia el momento cuando Baltazar Porras Cardozo aceptó de buen grado acompañar a Chávez en su temporal salida del poder, durante los sucesos de 2002”. 

En esa época, “Monseñor Porras presidía la Conferencia Episcopal Venezolana y sirvió como garante de la vida de quien por un día fue temeroso ex-presidente para regresar después”, precisa RCL.

En cuanto a su personalidad lo describe como una “persona jovial y cercana”, y “es considerado uno de los historiadores más acuciosos de la Iglesia Católica venezolana, así como un prelado muy querido por el pueblo, no solo de Mérida, sino de todo el país”.

“Sus trabajos y constantes publicaciones y apariciones en los medios de comunicación son apreciados y seguidos con gran atención por el público”. Concluye RCL, indicando que Monseñor Porras “es también conocido por ser muy accesible a la prensa y especialmente conectado con los jóvenes y el laicado comprometido.

En total, “se trata de 19 nuevos cardenales originarios de todas partes del mundo, de los cuales 5 son americanos de once naciones específicamente y expresa la universalidad de la Iglesia, que anuncia y da testimonio de la Buena Noticia de la misericordia de Dios en todos los rincones de la tierra”, dice la nota oficial de la CEV.

“La inserción de los nuevos cardenales en la diócesis de Roma, manifiesta además el vínculo indisoluble entre la Sede de Pedro y las Iglesias particulares esparcidas por el mundo”, acota. Y precisa que el Colegio Cardenalicio de la Santa Sede estará compuesto por 228 purpurados, de ellos 121 electores y 107 no electores.


Con Baltazar Porras Cardozo suman seis los cardenales que la Santa Sede ha creado para Venezuela. El primero de ellos fue  José Humberto Quintero Parra (1960-1980); luego José Alí Lebrún Moratinos (1980-1995) **; Ignacio Antonio Velasco G. (1995-2003); y el actual arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Liberato Urosa Savino.

Se debe hacer la salvedad de otro de los Cardenales que ha tenido Venezuela, es Rosalio José Castillo Lara. Fue creado Cardenal, el 25 de mayo de 1985, cumpliendo varias responsabilidades en El Vaticano. Su muerte ocurrió en Caracas, el 16 de octubre de 2007, según citan El Guardián Católico y Otras Fuentes¡Bienvenido este nuevo Cardenal para Venezuela!




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.