sábado, 5 de septiembre de 2015

¡BODAS DE ORO SACERDOTALES! Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas, Obispo de Apure arriba a 50 años de entrega a Dios y a su pueblo




El venidero 11 de septiembre, en el marco de la solemnidad de Nuestra Señora de Coromoto,  celebrará sus Bodas de Oro de Ordenación Sacerdotal, monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas, actual Obispo de San Fernando de Apure

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Fue un momento memorable, me sentí feliz acompañado por mis familiares y mis hermanos sacerdotes y seminaristas”, recuerda monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas, respecto a su ordenación sacerdotal, el 11 de septiembre de 1965, por parte de monseñor Miguel Antonio Salas Salas, en la Iglesia Parroquial de Las Mercedes del Llano, estado Guárico. 

Así lo recoge una reseña elaborada por el seminarista José Vitalis Hernández Franco, formando de la Diócesis de San Fernando de Apure, y quien estudia en el Seminario de Ciudad Bolívar que es llevado por los Sacerdotes Operarios.

Previo a conocer lo que ha sido el devenir histórico de este importante venezolano y hombre de iglesia, es importante señalar que en la Diócesis de San Fernando de Apure se están preparando varios momentos festivos en ocasión de estas Bodas de Oro.

Entre esos eventos están la entrega de admisión, lectorado y acolitado del mismo José Vitalis que se realizó el pasado 15 de agosto, pero también han programado otras 6 ordenaciones: 3 sacerdotes y 3 diáconos, además de una excelente programación cultural y religiosa en homenaje a este ilustre paisano guariqueño que ha hecho de su vida un ejercicio de entrega total al sericio de Dios y de su Iglesia. Testimonio como pocos.

A continuación el trabajo de José Vitalis Hernández Franco:

****************


MONSEÑOR VÍCTOR MANUEL PÉREZ ROJAS
Obispo de San Fernando de Apure

Víctor Manuel Pérez Rojas (Excelentísimo Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas) nació el 17 de octubre de 1940 en Las Mercedes del Llano, estado Guárico, Venezuela. Es un Obispo Venezolano, actualmente III Obispo de la Diócesis de San Fernando de Apure. Fue el I Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Calabozo. 

1.      RESEÑA BIOGRÁFICA
El estado Guárico, es uno de los más grandes territorialmente en Venezuela, se extiende sobre nuestro mapa como el corazón del país, de gente sencilla y emprendedora, donde la multiformidad de la cultura se hace ver en cada uno de sus pueblos, tierra de hombres y mujeres de gran coraje y santidad como la Beata Candelaria de San José; es justamente en uno de esos pueblos llaneros, Las Mercedes del Llano, donde el día 17 de octubre de 1940, de la unión matrimonial de los llaneros Don César Pérez y Doña Mercedes Rojas Márquez nace un niño que más adelante seria uno de los pastores de la Iglesia Católica, un niño que llevaría en su ser la plenitud sacerdotal, ese niño es Víctor Manuel Pérez Rojas.
Como todo niño de pueblo, se desarrolló entre su casa, el campo, la escuela y la iglesia, y es en ese entorno donde se va formando su vocación al servicio de los demás, al servicio de la Iglesia. Sus estudios de primaria los realizó en el Grupo Escolar Mons. Rodríguez Álvarez, de su natal Mercedes del Llano, luego para comenzar su formación sacerdotal se traslada al Seminario San José en Calabozo, donde culminan sus estudios de Bachillerato.

2.      SEMINARISTA

Seminario Divina Pastora.- Por orden del Excelentísimo Monseñor Miguel Antonio Salas Salas para entonces Obispo de Calabozo, el joven seminarista se traslada al Seminario Divina Pastora en la ciudad de Barquisimeto, para cursar sus estudios de Filosofía y culminados estos pasa a estudiar la sagrada Teología en el Seminario Interdiocesano Santa Rosa de Lima de Caracas. Durante los 7 años de formación académica, se destacó por su obediencia en la formación, su espíritu generoso y su amabilidad y sencillez propia de su gentilicio.

Siempre gozando de la confianza de sus superiores le confiaron oficios de gran importancia para la comunidad, fue director de la Academia Misional, esto le permitió entrar en contacto con las comunidades religiosas tanto femeninas como masculinas que hacían vida en Caracas para entonces. También llevo por dos años la Dirección de la revista del Seminario Vínculo, logrando saldar las deudas de la misma y crear un capital para su futuro funcionamiento.

En su época de seminarista, monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas, y sus compañeros del Seminario Divina Pastora.
Compartió su etapa formativa con personajes que Dios también les daría la dignidad episcopal, como lo son Mons. Joaquín Morón (I Obispo de Valle la Pascua – I Obispo de Acarigua-Araure) de feliz memoria; Mons. Baltazar Porras (Arzobispo de Mérida), Mons. Rafael Conde (Obispo de Maracay); Mons. Roberto Lückert León (Arzobispo de Coro); y Mons. Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo de Caracas. 

3.      ORDENACIÓN SACERDOTAL

Fue ordenado Sacerdote por el Siervo de Dios Excelentísimo Monseñor Miguel Antonio Salas Salas, en la Iglesia Parroquial de su pueblo, el 11 de Septiembre de 1965, solemnidad de Nuestra Señora de Coromoto, Virgen llanera, patrona de Venezuela, en palabras del mismo Obispo “Fue un momento memorable, me sentí feliz acompañado por mis familiares y mis hermanos sacerdotes y seminaristas”.

Ordenación sacerdotal de monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas.

4.      MINISTERIO SACERDOTAL

Bajo la protección de la madre del Señor comienza a ejercer su ministerio el mismo día de su ordenación, siendo designado Vicario Parroquial de la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria en Valle de la Pascua, trabajando de la mano de un sacerdote que marcaría mucho su vida, el Padre Rafael Chacín Soto.

4.1 Acompañado de Monseñor Rafael Chacín Soto

Al respecto del Padre Chacín, Monseñor Víctor Pérez nos relata: “Chacín es una figura emblemática, no solo para Valle de la Pascua sino para Venezuela, un hombre que se distinguía y se destacaba donde estaba, sabio y creativo. En La Unión de Barinas que pertenecía a la Diócesis de Calabozo, donde estuvo desterrado, promovió una elite de jóvenes en la música, llegando a constituir una banda muy apreciada, respetable y querida. Monseñor Rafael Chacín estaba involucrado en casi todas las actividades culturales, sociales y artísticas, sus parroquias eran centros pilotos de todo, era una autoridad moral, espiritual, intelectual. Trabajamos prácticamente 20 años juntos y en una armonía a veces más cerca o más lejos pero siempre con respeto”. 

Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas junto a Junto a Monseñor Rafael Chacín Soto.
4.2 Primeras responsabilidades

4.2.1 Nuestra Señora del Carmen en Zaraza.- Como Vicario Parroquial de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, estuvo seis meses, de allí se le encomienda su primera parroquia, Nuestra Señora del Carmen de Zaraza (1966 -1968); donde dejó una huella imborrable en la feligresía. “Cuando llegué a Zaraza encontré la parroquia muy deprimida y desanimada. Me tocó animarla y con la ayuda de Dios y la gente llegamos a constituir a Zaraza como el polo de atracción de la Diócesis de Calabozo”, expresa monseñor Víctor Pérez Rojas. En Zaraza fundó La Legión de María y la Escuela Artesanal Juan XXIII, (Instituto perteneciente a APEP) allí solo duré casi 2 años.

4.2.2 Seminario San José de Calabozo.- Pero Dios tenía otras cosas preparadas para su ministerio y se le encomienda por órdenes de Mons. Salas Salas regir los destinos del Seminario San José de Calabozo en la formación de los futuros sacerdotes y es nombrado Rector del Seminario Diocesano de Calabozo (1968-1971). Esta es una etapa de su vida de mucha importancia, pues como rector, era sin duda alguna el responsable de dotar a la iglesia local de buenos y santos sacerdotes y a la sociedad de excelentes e íntegros ciudadanos.

4.2.3 Parroquia Santísima Trinidad de Guamachal - Capilla Filial Espíritu Santo (hoy parroquia).- Viendo el éxito cosechado en todas las responsabilidades asignadas, el Padre Víctor Pérez, regresa a la ciudad princesa del llano y es nombrado Párroco de la Santísima Trinidad, en el sector de Guamachal de Valle de la Pascua (1971-1974). La parroquia no tenía ni terreno, ni casa, ni templo, no tenía nada, pero esto no logró amilanar los ánimos del Padre Víctor Pérez Rojas, y poniendo manos a la obra le tocó construir el templo y entre rifas, ventas, actividades de promoción y cargando Bloque y Cemento dejó en Guamachal una iglesia muy bella. También construyó la Iglesia Espíritu Santo en el sector Aeropuerto, para entonces era una capilla filial de la matriz. Ambos templos quedaron dotados de casa parroquial y una comprometida feligresía.

4.2.4 Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria en Valle de la Pascua.- De la parroquia Santísima Trinidad pasa a ocupar el cargo Vicario Foráneo y Párroco de Nuestra Señora de la Candelaria en Valle de la Pascua (1974-1986). Aquí desplegó una enorme actividad docente, fue docente y director del Colegio Juan German Roscio. Presidente de la Asociación Venezolana de Educación Católica a nivel diocesano.

Durante la estadía en la ciudad princesa del llano y con la ayuda de la Congregación Hermanas de la Caridad de Santa Ana (HCSA) fundó el Comitium, 3 curias y 60 praesidium de la Legión de María de Valle de la Pascua, tres centros de Promoción de la Educación Popular APEP, estos son Centro Taller Juan German Rocio, Centro Taller Monseñor Miguel Antonio Salas y otro que actualmente lleva su nombre: Centro Taller Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas. En el Socorro con el padre Pierre Nicollerat, fue con-fundador y director por muchos años de la Escuela Técnica Artesanal Henry Pittier. 

Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas acompaña a  Junto al Siervo de Dios, Monseñor Miguel Antonio Salas Salas.
4.2.5 Vicario Capitular de la Arquidiócesis de Calabozo (1979-1980).- Tras la salida del Siervo de Dios Monseñor Miguel Antonio Salas Salas a la Arquidiocesis de Mérida, la Arquidiocesis de Calabozo queda "Sede Vacante" por lo que el Cabildo Catedral eligen al Padre Víctor Pérez como Vicario Capitular, con jurisdicción episcopal para administrar los negocios, temporales y espirituales.

4.2.6 Parroquia San Juan Bautista de San Juan de Los Morros (1986-1998).- Ya con gran experiencia y por orden de su Obispo Mons. Helimenas Rojo Paredes pasó a San Juan de los Morros, parroquia matriz San Juan Bautista, por casi 16 años. Un ministerio extraordinario desarrolló, logrando hacer una gran familia con una promoción del laicado. Fundador del Comitium de la Legión de María de San Juan de los Morros. 

“En mi ministerio sacerdotal en San Juan de los Morros me empeche (empeciné) en la fundación de la parroquia de Banco Obrero, Parroquia La Milagrosa y aunque la estructura física le correspondió a la institución pública, a mí me tocó la construcción de la estructura pastoral”, expresa Mons. Víctor. Fundador de la Unidad Educativa Colegio Parroquial Mercedes Rojas de Pérez y el Centro Taller Escuela Artesanal Mercedes Rojas de Pérez, nombres puestos por Mons. Blaslouv, que decía “Víctor tú has hecho tantas obras en APEP y sé que has contado con el apoyo de Doña Mercedes”.

Celebración eucarística frente a la Iglesia San Juan Bautista.

5.      MINISTERIO EPISCOPAL

5.1 Obispo titular de Tagaria y I Obispo Auxiliar de Calabozo.- Durante el ejercicio de sus funciones como Vicario, Rector y Párroco, siempre estuvo al tanto de sus fieles y velando por sus parroquias, mantuvo la comunión con sus hermanos en el presbiterio y siempre profesando la santa obediencia ante su Obispo, razón por la cual es nombrado por el Santo Padre San Juan Pablo II, Obispo Titular de Tagaria y Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Calabozo y Vicario General de la misma el 23 de junio de 1998, siendo ordenado en la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Todos los Santos de Calabozo con imposición de manos de Monseñor Helimenas Rojo, actualmente Arzobispo Emérito de Calabozo. 

"Ese es un momento donde a uno lo aplasta la emoción. San Pablo expresa en su carta a Timoteo “Si alguno desea El episcopado buena obra desea” y a uno de seminarista se le pasa eso por la mente, no como un empeño sino como una perfección”, nos relata.

Monseñor Víctor Pérez y Monseñor  Helímenes Rojo Paredes.

5.2 III Obispo de San Fernando de Apure

Por tres años, ejerció su labor de Obispo Auxiliar y Vicario General, hasta que el 31 de agosto de 2001, es nombrado Administrador Apostólico “Sede Vacante” de la Diócesis de San Fernando de Apure y el 7 de noviembre de 2001 es nombrado por Su Santidad San Juan Pablo II, Tercer Obispo de la misma, tomando posesión canónica el día 12 de Diciembre del mismo año en la catedral de San Fernando Rey delante de todo el pueblo apureño que daba gracias a Dios por su nuevo pastor. 

Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas junto al Clero de la Diócesis de Apure - Venezuela.

6.      14 AÑOS PASTOREANDO LA IGLESIA QUE PEREGRINA EN TODO EL ESTADO APURE

Desde sus comienzos pastorales siempre ha estado ligado al llano como llanero que es. Cuando llega a esta diócesis, comenzó un trabajo constante y fuerte pero en sus exigencias y retos comprometedores. Aquí se siente que uno está trabajando, uno se siente útil”. Es bueno destacar que la Diócesis de San Fernando de Apure es muy extensa y le tocó recorrerla, le tocó hacer “Apure en un viaje”. Las carreteras que ahora hay no existían y para atender a la zona del Alto Apure, había que viajar a Valencia y de allí a Barinas.

En esta Diócesis fundó varios centros talleres de APEP distribuidos en toda la geografía apureña. También es obra de su ministerio el Liceo Diocesano Bolivariano Mons. Ángel Adolfo Polachini, que es una escuela agropecuaria. 

El Obispo de Apure junto a algunos de sus seminaristas.
En la ciudad es fundador de la Parroquia Sagrada Familia, en Llano Alto; Josemaría Escrivá de Balaguer, de Merecure; Santa Lucia, de la Guamita; la vicaría Nuestra Señora de Guadalupe, en Las Terrazas; Capillas filiales como Jesús de la Misericordia de Lomas del Este, Divino Niño en Las Maravillas y San Gabriel Arcángel en la Urbanización Rómulo Gallegos. Ha elevado comunidades a parroquias como San Francisco en La Victoria y María Reina en Vara de María, San Simón y San Judas en Ciudad Sucre y la parroquia San Isidro Labrador que va desde las riberas del Sarare y del Apure hasta Guacas de Rivera, todas en el municipio Páez del Alto Apure.

Fundó una misión para los Indígenas en el rio Capanaparo, en la zona de La Macanilla, llamada Santo Cristo del Capanaparo, donde existen unas instalaciones aunque sencillas muy elegantes, con sus propios equipos de lanchas y automóvil que sirven de transporte.

Monseñor Pérez es un verdadero apóstol de Jesucristo, es un verdadero pastor, ¿porque? No hay una fiesta patronal donde el Obispo no haga acto de presencia, es un obispo de pueblo que visita y habla con todo el mundo, nadie necesita una cita para hablar con el Obispo. “A mí me encantan los pueblos, entrar a las casas sentarse en un chinchorro y comer lo que come la gente. Así voy a San Rafael de Atamaica, Cunaviche, San Juan de Payara, Banco Lago o Guasimal y me siento como en mi casa”.

Está pendiente de sus sacerdotes, sus necesidades, los apoya en todo en cuanto sea del beneficio particular y de la Iglesia. Conserva ese inefable cariño de afecto de verdad y conversación amena con una humildad de corazón que brota por sus labios al estilo de Jesús Buen Pastor. Como Padre y Pastor con sus presbíteros ha tenido mucho empeño, 

En sus propias palabras: “Apure no tenía casi sacerdotes, los que habían eran foráneos y todo el tiempo viendo para atrás como la mujer de Lot, no tenían calor y amor por sus parroquias y me dediqué a formar sacerdotes para Apure con la idea de hacer familia parroquial aquí en la Diócesis, por eso era conveniente crear centros de pastorales en los pueblos y llevar a los curas y seminaristas y que visiten a las gentes y conozcan la realidad. Mis seminaristas son mi gran preocupación, no tengo muchos pero los que tengo son de calidad, que sienten y aman Apure”

Monseñor Victor Manuel Pérez - Obispo de Apure, en la Parroquia indígena de Nuestra Señora del Carmén de Guachara.
Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas, siempre ha confiado su ministerio al Dios todopoderoso y la santísima Virgen María de Coromoto, no es extraño verlo frente a la sagrada imagen el Nazareno de Achaguas en momentos de Oración pidiendo por su iglesia, pidiendo por este pueblo de Apure que tanto ama, pidiendo por Venezuela.

Por eso con mucha razón, nuestro Obispo nos dice: “Yo estoy confiado de que el día que entregue la diócesis a otro obispo, entregarle también ese capital humano de laicos, religiosas, sacerdotes y seminaristas que sean amorosos con apure y adeptos a su Obispo y a la Iglesia

 ESCUDO EPÍSCOPAL 



Este escudo está dividido en tres (3) cuarteles o cantones.
En el cuartel derecho, sobre el fondo de un cielo despejado, está la Santa Iglesia Catedral, madre de todas las Iglesias de la Diócesis de San Fernando de Apure y sede o cátedra de Mons. Víctor Manuel Pérez Rojas.
En el cuartel izquierdo en campo azul, color que simboliza realismo, majestad y hermosura, ondea una barca al natural que simboliza la Iglesia a quien nuestro prelado ha servido con amor creciente. La estrella en el firmamento, símbolo de la Santísima Virgen María, madre de Dios y madre de la Iglesia; ella indica el norte de su ministerio Episcopal.
El cuartel inferior abarca la mitad del escudo, donde en policromado paisaje se dibuja el panorama llanero con su flora, su fauna y su minería, tierra que vio nacer, crecer y trabajar a Mons. Víctor Manuel; donde ha ejercido su ministerio, donde ha sembrado la fe y las letras, donde ha sembrado su vida, su amor y donde por la Gracia de Dios y disposición del Santo Padre el Papa, seguir realizando su ministerio santo, con la altísima investidura del Episcopado.
En el centro, iluminando los tres cuarteles en un haz de fuego rutilante, el Espíritu Santo en forma de blanca paloma, que acompaña y guía al Obispo en la sagrada misión apostólica que la santa madre Iglesia le reclama en la Diócesis de San Fernando de Apure.
El Lema (del Obispo): “Señor, tú sabes que te amo” (Jn 21, 17), inscrito sobre una banderola roja que evoca el amor, la fidelidad, el valor, la intrepidez y el sacrificio, virtudes consustanciales al ejercicio pastoral. Este emblema en la humilde confesión de Pedro testimonia la inquebrantable fidelidad de nuestro Obispo a la Madre Iglesia.
El escudo reposa sobre una Cruz Pastoral Procesional de oro, que representa el ministerio Episcopal. Todo timbrado por el Capelo (sombrero) y las borlas en sinople (verde) evocador de la esperanza, de la abundancia y de la libertad como atributos de la dignidad recibida y ejercida.
FUENTE. Todo el material aquí publicado, fue redactado y editado por José Vitalis Hernández Franco, luego de varias entrevistas con el Señor Obispo de San Fernando de Apure, Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas. La única intención es dar a conocer la vida de este hombre, cristiano ejemplar, padre y pastor de la Iglesia que peregrina en todo el estado Apure. DIOS GRACIAS.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.