jueves, 9 de julio de 2015

¡CENTÉSIMA CUARTA ASAMBLEA DE LA CEV! Iglesia rumbo a la Asamblea Nacional de Pastoral en Venezuela



El episcopado ratifica su misión de “reconocer al otro, sanar las heridas, construir puentes, estrechar lazos y ayudarnos mutuamente a llevar las cargas

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

“En el próximo mes de noviembre celebraremos la Asamblea Nacional de Pastoral con el propósito de entrar en el umbral de los diez años del Concilio Plenario de Venezuela, y asumir con renovado entusiasmo una etapa evangelizadora más fervorosa, alegre, generosa, llena de amor hasta el fin y de vida contagiosa”, como dice Papa Francisco.

Este ha sido uno de los desafíos expresados durante la instalación de la 104º asamblea ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), aunado al compromiso de seguir siendo una voz profética en medio de la realidad nacional, pero motivando el diálogo y tendiendo puentes para el reencuentro de los ciudadanos.

La apertura se realizó este lunes 6 de julio en el auditorio “Hermanos Lanz” de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, correspondiendo al presidente de la CEV, monseñor Diego Padrón Sánchez, presentar un análisis del contexto de la Iglesia universal y nacional, así como de otras temáticas propias y de la sociedad en general.  


Asistieron monseñor José Luis Azuaje, obispo de Barinas y primer vicepresidente de la CEV; monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal y segundo vicepresidente; el padre Víctor Hugo Basabe, secretario general, y el padre Polito Rodríguez, en su rol de sub secretario, además del Cardenal Jorge Urosa Savino como presidente honorario, y el Nuncio Apostólico, monseñor Aldo Giordano.

“El deterioro nacional es notable. Junto al desabastecimiento de productos básicos, consecuencia de la nefasta política económica, caracterizan el momento presente la gigantesca corrupción en medios gubernamentales, la incapacidad del Gobierno para frenar la delincuencia, la desmedida represión de la disidencia política, el creciente descontento popular, la incertidumbre ante el destino del país”, indicó Padrón.

Pronunció que “como Iglesia no tenemos propuestas socio – políticas y económicas concretas que den respuestas a los grandes males que nos aquejan”; no obstante, consideró que la “propuesta cristiano consiste en reconocer al otro, sanar las heridas, construir puentes, estrechar lazos y ayudarnos mutuamente a llevar las cargas”.

La novedad del papa Francisco


Respecto al papa Francisco, destacó que desde “el 13 de marzo de 2013 la Iglesia Universal y las Iglesias Particulares, como la nuestra, han estado fuertemente marcadas por la impronta de su personalidad”.

Refirió que Francisco es una novedad en la Iglesia, “un Papa diferente a sus predecesores”. En consecuencia, “es necesario descubrir quién es y hacia dónde conduce la Iglesia”, sostuvo en su discurso inaugural.

“Tengamos en cuenta que su persona, su doctrina y sus gestos, como los del apóstol Pablo en los inicios del cristianismo, son admirados y discutidos. Los pobres y las víctimas lo entienden más que los sabios y entendidos de este mundo”, Mt 11, 25-27.

“Los lejanos se sienten atraídos por su respeto a todas las culturas y religiones, por su aprecio a la creación y por su defensa y cercanía a los pobres y excluidos de la sociedad. A los cercanos nos llena de alegría la corriente de aire fresco que entra por las ventanas del Vaticano, que él ha abierto de par en par a todos sin distinción”, acotó.

Año Jubilar de la Misericordia. Así, entre las muchas actividades del Santo Padre acentuó la convocatoria del Jubileo de la Misericordia que comenzará el 8 de diciembre de este año y concluirá el 20 de noviembre de 2016, solemnidad de Cristo Rey.

“El papa Francisco no quiere que el Año Santo de la Misericordia se reduzca a lo espiritual y piadoso sino, por el contrario, sea un tiempo propicio, un kairós, para acoger la llamada a la conversión y comprometerse a luchar contra los males de la pobreza, la desigualdad y la exclusión”, explicó el también arzobispo de Cumaná.

Las propuestas de los asistentes a la asamblea…





La dinámica de la asamblea permitió a los integrantes de la CEV conocer las temáticas presentes en los distintos escenarios del país, escuchando de manera abierta las propuestas y análisis de los religiosos, religiosas y laicos que tuvieron la oportunidad de intervenir, lo que habla de una Iglesia que dialoga, escucha y comparte.

"Queremos una Iglesia cercana y protagónica!


“Un punto para la reflexión es el acompañamiento a las víctimas de la violencia ciudadana, exigiendo el derecho a la vida para tener mayor voz dentro de la sociedad, demostrando también que la iglesia acompaña, sufre y padece junto a quienes se enlutan todos los días como consecuencia de esta violencia”, dijo la Hermana María José González, de Caritas Los Teques.

También refirió que “la iglesia debe vincularse más con el tema de la defensa de los derechos humanos, superar la ausencia de una iglesia que no se percibe en la evangelización y en el ejercicio de la caridad; y no reducirse al ritualismo”.

María Elena Febres Cordero, habló de la necesidad de que las universidades católicas estén más presentes en todo lo que acontece en Venezuela, impulsando con motivación y apoyo de los Obispos de una formación de líderes en Doctrina Social de la Iglesia. “Elaborar una pastoral socio política para que el laico sepa dar respuesta a los problemas de la sociedad venezolana”.


También se abordó la necesidad de una pastoral para el adulto mayor (Tercera Edad); continuar con los diálogos interreligiosos, llevándolos a las instancias de la base eclesial; acometer pastorales específicas con el tema de la ecología; e incentivar una pastoral de fronteras, entre otros temas. 

Traer más Biblias para Venezuela


Javier Chacón, en representación de la Sociedad Bíblica de Venezuela, denunció que no hay formas de acceder a la palabra de Dios ya que en la actualidad no se encuentran Biblias. Durante su intervención pidió se apoyara el conocimiento y difusión de la Biblia. "Los valores que nos hacen falta están en la palabra de Dios son el amor y la fraternidad. Tenemos que buscar alternativas para traer Biblias a Venezuela", durante el encuentro con la Conferencia Episcopal Venezolana. 

Hacia una pastoral de fronteras


Por su parte, el arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Santana Sequera, resaltó aspectos positivos de la actualidad en la frontera colombiana en cuanto a cuestiones sociales y humanitarias. 

"A los Obispos en frontera corresponde esté interés, así como también a la asociaciones de laicos y personas consagradas. Tenemos que atender esta problemática porque se han debilitado los canales", dijo durante su intervención. Refirió que junto a Monseñor Mario Moronta, compartió experiencias pastorales con el Obispo de Cúcuta.

Monseñor José Luis Azuaje: "La Asamblea nacional de Pastoral nos plantea un gran reto"


El Obispo de Barinas y primer vice presidente de la CEV, Monseñor José Luis Azuaje, cree que se viven tiempos de cambios vertiginosos en la Iglesia Católica de Venezuela. "Hemos cambiado. No somos los mismos del Concilio Plenario Venezolano. Desde que se hizo ha habido cambios", expuso. 

"Debemos tener sentido de la solidaridad, ser discípulos misioneros, ser misioneros y discípulos (...) contemplar al resucitado para darlo a conocer", destacó. Igualmente consideró tener confianza en el laicado Venezolano "no solo el que pertenece a una organización sino aquel que consuela, acompaña esa pequeña comunidad de base así Jesús se hace presente en nuestra realidad". 

"La Asamblea Nacional de Pastoral nos plantea un gran reto ya que debe haber conversión pastoral integral", concluyó el Obispo de Barinas.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.