viernes, 5 de junio de 2015

PUBLICADO en @AleteiaES: ¿Tiene el Papa Francisco la última palabra sobre Venezuela?






La situación socio - política de Venezuela está muy agitada. Es, tal vez, lo más parecido a un volcán que lanza llamaradas, y cuyos rugidos se escuchan en todo el país dejando estelas de miedo, incertidumbre y confusión en la población más vulnerable. Esto se suma a los sufrimientos para obtener los alimentos, a los deficientes servicios médicos y a la indetenible violencia asesina; en fin, un escenario marcado, además, por la caída de la moneda nacional ante las divisas extranjeras, especialmente el dólar americano.

También se entremezclan interesadas motivaciones religiosas con las políticas, tanto en sectores del gobierno como de la oposición. Por ejemplo, las difusiones en los medios de comunicación del Estado, dan a entender que Maduro asistirá el venidero 7 de junio al Vaticano y será condecorado por el papa Francisco, cuando en realidad será en una asamblea de la FAO que recibirá un premio. 

Entretanto, la oposición convocó a una Gran Jornada Nacional de oración, para el sábado 6 de junio, a las 10 de la mañana, tanto en la Iglesia “La Chiquinquirá” de Caracas, como en los principales templos de cada capital de estado, denominada: #PapaSOSVenezuela. 

Por su parte, el arzobispo de Coro, Monseñor Roberto Lückert León, luego de visitar el pasado 29 de mayo al Santo Padre, tras su regreso al país, advirtió: “Mientras haya presos políticos Francisco no visitará a Venezuela”.

El Prelado quien también es presidente de la comisión de justicia y paz de la Conferencia Episcopal Venezolana, exhortó a las autoridades venezolanas “para que todos los detenidos por razones políticas y en especial el ex alcalde Daniel Ceballos, quien está en precario estado de salud, tenga acceso a atención con un médico de su confianza y puedan reunirse con sus abogados y familiares”.

Intervención del Papa Francisco

Este año deben realizarse elecciones parlamentarias en Venezuela aunque todavía no tienen fecha por parte del organismo electoral, siendo ésta una de las peticiones que motivaron la huelga de hambre que se cumple desde el 23 de mayo. Más de 30 personas entre dirigentes de organizaciones partidistas y estudiantes universitarios, están sumados a este ayuno que ya genera daños a la salud de los huelguistas.

Crisis humanitaria:- Los estudiantes en huelga también enviaron carta a Francisco, pidiendo incluso, su intermediación para que actuara la Cruz Roja Internacional. Y este jueves 4 de junio, Lilian Tintori ha calificado la situación de “crisis humanitaria”.

Entre las muchas voces que ha clamado la intervención del Santo Padre Francisco está la del ex candidato presidencial y actual gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, quien le envió una carta en nombre del pueblo venezolano.

El escrito refleja, entre otras ideas, lo siguiente: “En Venezuela, Santidad, se está muriendo mucha gente porque no hay medicinas disponibles. Según el gremio farmacéutico, la escasez de la lista de 150 medicamentos esenciales ronda 70%, entre ellos, productos vitales para atender enfermedades pulmonares, epilepsia, enfermedad de Parkinson, enfermedades cardiovasculares, neurológicas y cáncer”.

También resalta que la gente está muriendo “por la incapacidad del Estado y sus instituciones de justicia que no se dan aludidas con la tragedia de 24.980 fallecidos en 2014 por acción de la delincuencia común”, manteniéndose impunes el 93%.

El cardenal Jorge Urosa Savino, en declaraciones ofrecidas este miércoles 3 de junio a la emisora Unión Radio, pidió a los líderes opositores presos que se encuentran en huelga de hambre cesar esta protesta, calificándola como una “medida extrema” que podría causarles “daños irreversibles”.


Así las cosas, pareciera que la última palabra estará en boca del Papa Francisco, quien en reiteradas ocasiones ha convocado a los venezolanos al diálogo y no ha sido escuchado. La solución estará entonces en manos de la diplomacia vaticana, en el sentido común de los políticos, y en la fe cristiana de la población venezolana. 


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.