lunes, 10 de noviembre de 2014

El Papa Francisco acepta renuncia de Monseñor Tomas Zárraga a la Diócesis de San Carlos-Venezuela


El Obispo de San Carlos ha renunciado por motivos de salud. 

Con su renuncia la llanera diócesis de San Carlos se suma a las de Margarita, Acarigua, Punto Fijo y el Ordinariato Militar que esperan las designaciones de sus respectivos titulares

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 10 noviembre 2014.- El Santo Padre Francisco, mediante un anuncio difundido este lunes por el Servicio Informativo del Vaticano (VIS, por sus siglas en inglés), informó que “ha aceptado la renuncia del obispo Tomás Jesús Zárraga Colmares, al gobierno pastoral de la diócesis de San Carlos de Venezuela, en conformidad con el Cánon 401, párrafo 2 del Código de Derecho Canónico”. 

La renuncia de Monseñor Zárraga es consecuencia de las afectaciones de salud que ha  experimentado en los últimos años, y que le han imposibilitado desempeñar a tiempo completo la misión como pastor de la Diócesis de San Carlos, en el estado Cojedes.

El Código de Derecho Canónico precisa lo siguiente para estos casos: “Se ruega encarecidamente al Obispo diocesano que presente la renuncia de su oficio si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo”, reza en el Cánon 401, citado por la información papal.

Con la renuncia de Monseñor Zárraga Colmenares, la Diócesis de San Carlos se suma a otras diócesis de Venezuela, que esperan la designación de sus nuevas autoridades: Diócesis de Margarita, Diócesis de Punto Fijo, Diócesis de Acarigua, y el Ordinariato Militar de Venezuela. Es de resaltar que los titulares de otras diócesis también están próximos al límite de edad para mantenerse al frente de las mismas.

La designación de estas autoridades eclesiásticas surge del plácet que otorga el gobierno nacional según las relaciones que mantenga con El Vaticano y la Iglesia venezolana. Sin dudas, un trabajo muy intenso que encabeza la Nunciatura Apostólica de Su Santidad en Venezuela y la Conferencia Episcopal Venezolana.

Monseñor Tomás de Jesús Zárraga
El 27 de diciembre de 2002, día de San Juan Evangelista, el Santo Padre Juan Pablo II acepta la renuncia por edad de Monseñor Antonio Arellano Durán, hasta entonces Obispo de la Diócesis de San Carlos, Edo. Cojedes, y al mismo tiempo nombra III Obispo de esa Diócesis a Monseñor Tomás Jesús Zárraga Colmenares, a la edad de 45 años.

Nació en 1957 en Azaro, estado Falcón. Estudió filosofía y teología en el seminario Santa Rosa de Lima de Caracas y se doctoró en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, de Roma. Fue ordenado sacerdote en 1985 y desde entonces desempeñó numerosos cargos en las diócesis de Coro y de Punto Fijo.

Monseñor Zárraga es el primer Obispo Paraguanero y el tercero nacido en tierras falconianas después de 136 años. El primero fue Monseñor Mariano Talavera y Garcés (nombrado en 1828) y el segundo Monseñor Víctor José Diez (nombrado en 1867).

Antes de asumir la diócesis de San Carlos fue párroco y director de secretariado diocesano para los medios de comunicación y para la pastoral social, además de asesor nacional de la Renovación Carismática Católica de Venezuela.
Recientemente tuvo a su cargo la administración apostólica de la Diócesis de La Guaira, la cual entregó a su nuevo titular, Monseñor Raúl Biord Castillo durante ceremonia de ordenación episcopal y toma de posesión, el 8 de febrero de 2014.

Solidaridad de sus hermanos Obispos

Es de recordar que Monseñor Diego Padrón Sánchez, presidente del Episcopado Venezolano, informó durante la asamblea ordinaria del pasado 7 de julio, que Monseñor Tomás de Jesús Zárraga se encontraba en España recuperándose de algunos males que le aquejaban.

En España, en La Cartuja de Barcelona, recupera su salud el Excmo. Mons. Tomás Jesús Zarraga, Obispo de San Carlos. Las noticias que tenemos son alentadoras”, dijo, al tiempo que sus hermanos obispos mostraban solidaridad.

Sin embargo, de cara a la información recibida, es de resaltar que el Santo Padre Francisco, en procura de que Monseñor Tomás Zárraga tenga una mayor disponibilidad para su recuperación, haya aceptado su renuncia según las disposiciones canónicas.






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.