martes, 21 de octubre de 2014

Iglesia venezolana celebró Jornada Mundial de las Misiones - DOMUND 2014




El DOMUND es la práctica concreta de una “iglesia en salida” que el Papa Francisco tanto incentiva en sus mensajes y peregrinaciones

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 21 de octubre de 2014.- La Iglesia católica de Venezuela celebró este 19 de octubre, de manera muy diversa y animada, la Jornada Mundial de las Misiones 2014 también conocida como DOMUND, y cuyo lema para este año fue: “Renace la alegría, #YoSoyDomund”, incluyendo momentos especiales de oración y reflexión para darle gracias a Dios por la clausura del Sínodo Extraordinario de la Familia y la beatificación del Papa Pablo VI, realizadas en esta fecha en el Vaticano.

Las actividades estuvieron marcadas por el mensaje que el Papa Francisco emitió con motivo de esta jornada, el 8 de junio pasado, haciendo énfasis en que “la iglesia es misionera por naturaleza”, y ha nacido “en salida”.

Primeramente, la Arquidiócesis de Caracas tuvo como actividad central una eucaristía en el Templo Nacional de Don Bosco, en la urbanización Altamira de esta ciudad, siendo presidida por el Nuncio Apostólico de Su Santidad, Monseñor Aldo Giordano, quien en sus palabras motivó el trabajo misionero que se realiza en el país.

El Nuncio estuvo acompañado del director nacional de las Obras Misionales Pontificias de Venezuela, padre Andrea Bignotti (IMC); el responsable del secretariado de misiones de la Arquidiócesis de Caracas y secretario nacional de las obras pontificias de propagación de la fe, padre Ricardo Guillén; el provincial de los eudistas en Venezuela, José Antonio Sabino (CJM); y el párroco José Luis Lofrano (SDB). Igualmente, grupos de infancia, adolescencia y juventud misionera de los colegios católicos y parroquias de Caracas, abarrotaron muy alegres el templo insignia de los salesianos en Caracas.

Evangelizar en las periferias 

Tomando como base el Evangelio de San Mateo de esta fecha (Mt 22,15-21), el representante del Papa en Venezuela explicó algunas dimensiones de la obra misionera. En primer lugar, dijo que “la misión consiste en llevar a Dios al mundo. La humanidad busca a Dios aunque muchas veces no es consciente de ello. Como nos dice el Evangelio de hoy: ‘ha llegado el momento de dar al César lo que es del César’, pero sobretodo ha llegado el momento de dar a Dios lo que es de Dios”.

Luego mencionó que “la obra misionera realiza en el mundo la comunión creando la familia de la Iglesia”. Monseñor Giordano recordó que Pablo y Timoteo hablaron “con gran afecto” de los hermanos y hermanas de Tesalónica. “La división es uno de los pecados más graves porque no permite que Dios actúe (…) separa, destruye las relaciones y siembra prejuicios en las familias, en la sociedad y en la Iglesia”, dijo.

En tercer lugar reflexionó en torno al mensaje misionero del Papa Francisco para esta jornada. Consideró importante “no dejarse robar el coraje y la alegría evangelizadora”, y agradeció a “los laicos y jóvenes que están en las periferias de la evangelización, por el rol insustituible que tienen en la Iglesia”.

Misioneros venezolanos en Mozambique

El padre Ricardo Guillén recordó algunos laicos venezolanos que cumplen labores misioneras en Mozambique desde mayo pasado. “Se trata del profesor universitario Néstor Quintero, de la Diócesis de Punto Fijo; de la docente de media, Yulimar Rivas, de la Diócesis de El Vigía; y el profesor Efrén Cisneros, de la Diócesis de Coro”.

Indicó que estos misioneros fueron enviados a cumplir una misión previa formación y conocimiento de la Conferencia Episcopal Venezolana, y están ahora bajo la autoridad de un obispo en la población de Manye. 

Necesitan se les recuerde en nuestras oraciones, pero también requieren ayuda económica para que puedan responder a este desafío”, acotó el sacerdote. “Es una pequeña pero bellísima expresión misionera de la Iglesia de Venezuela, producto de los compromisos del IV Congreso Misionero Americano que se realizó en Maracaibo el año pasado”, resaltó el sacerdote.

Apoyo al DOMUND 2014

En la Arquidiócesis de Mérida también fue celebrada la jornada misionera mundial con la premisa de llevar a todos los rincones del mundo el mandato de Jesús. Monseñor Alfredo Torres, obispo auxiliar de Mérida, presidió la eucaristía por el Domund 2014, en la parroquia San Miguel Febres Cordero, acompañado del párroco Jhon González.

Debemos estar atentos para que la Iglesia recobre ese matiz misionero, que todo lo que hagamos sea abrir las puertas de la Iglesia para que pueda entrar nuestro pueblo a recibir el Evangelio de nuestro Señor”, resaltó el Prelado en su mensaje.

Monseñor Torres explicó que en este día se efectuó una colecta a fin de apoyar todas y cada una de las obras misioneras que se realizan en el mundo entero. “Es gratificante ver como todo el pueblo católico colabora, el pueblo entero, apoyando todas estas obras de misiones, específicamente en aquellos lugares donde existen carencias y donde aún no existe el Evangelio”.

"Con la finalidad de celebrar el XIV aniversario de la parroquia en construcción San Miguel Febres Cordero, ubicada en el sector Inrevi del municipio Campo Elías, se llevó a cabo una vendimia, con el objetivo recaudar fondos para la culminación Iglesia; así como para las obras misioneras". Texto y Fotos: YENNI ESPINOZA.

El Papa Francisco, con motivo de esta Jornada Mundial de las Misiones 2014, indicó en su mensaje que “es un momento privilegiado en el que los fieles de los diferentes continentes se comprometen con oraciones y gestos concretos de solidaridad para ayudar a las iglesias jóvenes en los territorios de misión”.

Agregó que se trata de trata “de una celebración de gracia y de alegría”. De gracia, porque el Espíritu Santo, mandado por el Padre, ofrece sabiduría y fortaleza a aquellos que son dóciles a su acción. De alegría, porque Jesucristo, Hijo del Padre, enviado para evangelizar al mundo, sostiene y acompaña nuestra obra misionera”.


Cabe recordar que el Papa Pío XI, estableció en 1926, que el penúltimo domingo de octubre se celebrara en toda la Iglesia el “Domingo Mundial de las Misiones”, en favor de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe, para mover a los católicos a amar y apoyar la causa misionera.







VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.