martes, 14 de octubre de 2014

Cáritas de Venezuela previene sobre el Cambio Climático

La Iglesia crea conciencia para prevenir y adaptar la población al cambio climático, además de fomentar acciones para reducir el riesgo de desastres

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Caracas, 14 de octubre de 2014.- “Mucha gente nos pregunta: ¿Por qué la Iglesia se mete en esto? ¿Qué tiene que ver la iglesia católica con el cambio climático? La respuesta es sencilla: el Papa Francisco y Cáritas Internacional nos animan a estar en los temas temporales, y a participar en aquellas situaciones que les producen daños a nuestras poblaciones para ayudar a mitigar o revertir esa triste realidad”.

De esta manera la socióloga Janeth Márquez, directora nacional de Cáritas de Venezuela, dio apertura al foro: “Adaptándonos al Cambio Climático, Acciones directas hacia la Gestión de Desarrollo”, que este 13 de octubre se realizó en Caracas, junto al Vice ministerio de Gestión de Riesgo y Protección Civil, y el Plan de Acción DIPECHO 2013-2014 (Disaster Preparedness –European Commission Humanitarian Office, por sus siglas en inglés), que financia la Unión Europea. Además, se realizó en el marco de la conmemoración del Día Internacional para la Reducción de los Desastres, implementado por la ONU, según la Resolución 64, del 21 de diciembre de 2009.

Creando conciencia en las comunidades 

El objetivo del foro fue presentar criterios y lineamientos claves con la exposición de algunos conocimientos y experiencias sobre este tema. La Conferencia Episcopal Venezolana a través de Cáritas, ha querido desde hace mucho tiempo animar espacios de dialogo y reflexión sobre temas y problemáticas que nos incumben a todos en el país”, dijo Janeth Márquez durante su intervención.

Consideró que “la reducción de riesgos de desastres incluida la reducción de la vulnerabilidad a los desastres naturales concierne a múltiples  sectores y contribuye al logros del desarrollo sostenible”. Expuso que “algunas medidas para reducir el riesgo de desastres promovidos en el contexto del Marco de la Acción de Hyogo, pueden también apoyar las iniciativas de adaptación al cambio climático”.

Destacó la importancia de “reforzar la resilencia en cuerpos sanos y sociedades sanas (…) la estrecha vinculación entre el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza, la reducción del riesgo de desastre y la recuperación después de una situación de emergencia tanto por causas naturales como por las acciones humanas”.

“En Cáritas de Venezuela, a lo largo de la historia nos hemos dedicado a servirles a las personas en condiciones de pobreza, a las más vulnerables y excluidas. De manera que, siguiendo solo el interés supremo por la vida humana, hoy queremos hacer referencia que las situaciones de riesgo y desastres nos afectan a todos”, acotó.

Empatía con el PLAN DIPECHO

Por su parte, el ingeniero Alejandro Liñayo, viceministro de gestión de riegos y protección civil del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz de Venezuela, en declaraciones para Aleteia, comentó de manera positiva acerca del trabajo de Cáritas de Venezuela, específicamente con el Plan de Acción DIPECHO.

“Nosotros estamos agradeciendo el apoyo que nos vienen dando, y todo aquel ente nacional e internacional que se sume a esta causa es bienvenido. Afortunadamente con el Plan DIPECHO hemos tenido mucha empatía en el modo de trabajo porque creo que han sabido acercarse a los países con respeto, sin imponer agendas, negociando qué es lo que pudiéramos hacer, que es lo que el país necesita”, dijo.

Aportes de Cáritas


El ingeniero Rubén Reyes, coordinador nacional de gestión de riesgo y ambiente, de Cáritas de Venezuela, habló acerca de las “Experiencias de organización comunitaria para adaptación al cambio climático en Venezuela”. Entre los aportes que Cáritas mencionó la implementación de sistemas de alarmas tempranas, pluviómetros comunitarios, juegos infantiles vinculados a la prevención, etcétera.

También mencionó la elaboración de “diseños de herramientas para la promoción y educación; desarrollo y fortalecimiento comunitario; la promoción de la información sobre la gestión de riesgo en el país, su situación actual y perspectivas; promoción e incorporación de la temática de adaptación al cambio climático con enfoque en la reducción de riesgo de desastre de lo nacional a lo local; visibilización de instituciones nacionales a nivel local; y generación de espacios para que las instituciones del Estado y ONGs desarrollen articulaciones en metas comunes”.

Las ponencias incluyeron el tema “Cambio Climático: ¿La excusa perfecta?”, presentado por el ingeniero Liñayo. Luego fue el turno del “Cambio Climático, Impactos y Estrategias de adaptación en la República Bolivariana de Venezuela”, por parte del ingeniero José Gregorio Sottolano, presidente Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH).

“La educación ambiental y la participación comunitaria, orientada a la adaptación al Cambio Climático”, fue responsabilidad del doctor Ángel Deza, director general de educación ambiental y participación comunitaria del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo, Hábitat y Vivienda. Entretanto, la doctora Gloria Romero representante de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (FUNVISIS), habló del Desarrollo de la plataforma tecnológica para la creación de una Red de Variables Ambientales Unificada hacia la Reducción del Riesgo en zonas Costeras con énfasis en Tsunamis”. 

Al final del foro los organizadores recordaron el ofrecimiento el Papa Francisco de presentar próximamente una encíclica sobre la ecología.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.