jueves, 28 de julio de 2011

Cardenal Cañizares recomienda “comulgar en la boca y de rodillas”

Interesantes puntos de vista se han originado en los últimos días sobre la acción de “comulgar en la Boca o recibir el Cuerpo de Cristo arrodillado”. La auto comunión es una práctica que se comenzó a gestar como una manera de decir que se recibía el Cuerpo Resucitado de Cristo; pero ahora se reabre el debate, y las autoridades de la Iglesia comienzan a dar luz sobre esto. El ejemplo claro lo da el propio Benedicto XVI cuando en las celebraciones eucarísticas confiere la Comunión a personas que la reciben de él, arrodilladas y directamente en la boca. Veremos que ocurre.

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 28 de julio de 2011.- El Cardenal Antonio Cañizares Llovera, a su vez, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha recomendado “comulgar en la boca y de rodillas”, durante entrevista concedida a la agencia ACIPRENSA, precisando además, que comulgar de esta forma “es la señal de adoración que es necesario recuperar. Yo creo que es necesario para toda la Iglesia que la comunión se haga de rodillas”.
Desde ya las páginas de internet ha rebotado esta recomendación y en el tapete se han puesto las discusiones con sendas argumentaciones de quienes defiende se reciba el Cuerpo de Cristo en la mano y se apliquen la auto comunión, o por el contrario, en un gesto de completa adoración se arrodille y reciba la Hostia, directamente en la boca.
ACIRENSA indica que el Purpurado español que sirve en la Santa Sede como máximo responsable, después del Papa, de la liturgia y los sacramentos en la Iglesia Católica, al ser consultado sobre si es recomendable que los fieles comulguen o no en la mano, en respuesta breve y sencilla expreso: “es recomendable que los fieles comulguen en la boca y de rodillas”.
Asimismo, al responder sobre la costumbre promovida por el Papa Benedicto XVI de hacer que los fieles que reciben la Eucaristía de él lo hagan en la boca y de rodillas, el Cardenal Cañizares dijo que eso se debe “al sentido que debe tener la comunión, que es de adoración, de reconocimiento de Dios”. “Es sencillamente saber que estamos delante de Dios mismo y que Él vino a nosotros y que nosotros no lo merecemos”, afirmó.
El Purpurado dijo también que comulgar de esta forma “es la señal de adoración que es necesario recuperar. Yo creo que es necesario para toda la Iglesia que la comunión se haga de rodillas”.
“De hecho –añadió– si se comulga de pie, hay que hacer genuflexión, o hacer una inclinación profunda, cosa que no se hace”.
El Prefecto vaticano dijo además que “si trivializamos la comunión, trivializamos todo, y no podemos perder un momento tan importante como es comulgar, como es reconocer la presencia real de Cristo allí presente, del Dios que es amor de los amores como cantamos en una canción española”.
Al ser consultado por ACI Prensa sobre los abusos litúrgicos en que incurren algunos actualmente, el Cardenal dijo que es necesario “corregirlos, sobre todo mediante una buena formación: formación de los seminaristas, formación de los sacerdotes, formación de los catequistas, formación de todos los fieles cristianos”.
Esta formación, explicó, debe hacer que “se celebre bien, para que se celebre conforme a las exigencias y dignidad de la celebración, conforme a las normas de la Iglesia, que es la única manera que tenemos de celebrar auténticamente la Eucaristía”.
Finalmente el Cardenal Cañizares dijo a ACI Prensa que en esta tarea de formación para celebrar bien la liturgia y corregir los abusos, “los obispos tenemos una responsabilidad muy particular, y no podemos dejarla de cumplir, porque todo lo que hagamos en que la Eucaristía se celebre bien será hacer que en la Eucaristía se participe bien”.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.