miércoles, 26 de enero de 2011

UROSA: “La intolerancia anticristiana quiere silenciar la voz de los pastores”

.
El Octavario por la Unidad de los Cristianos, cerró el 25 de enero, en el Centro Diocesano de la Iglesia Anglicana de Venezuela. Dos días antes, en el Monasterio San Charbel, el Purpurado expresó que no obstante los ataques que reciben las Iglesias cristianas, tienen como tarea anunciar el Evangelio de Jesucristo, para instaurar “el reino de la verdad y de la vida, de la santidad y de la gracia, de la justicia, del amor y de la paz”.
Ramón Antonio Pérez
elguardiancatolico@gmail.com 

Caracas 26 de enero de 2011.- El Cardenal Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, denunció que en Occidente los cristianos están presionados por “una corriente secularista cada vez más agresiva e intolerante”, que quiere “suprimir a Dios de la vida pública”, “golpear la religión cristiana” y “silenciar a la Iglesia”.
Sus palabras se produjeron en la eucaristía que presidió en el templo maronita San Charbel, durante el sexto día del octavario por la unidad de los cristianos, que se cumple en Caracas del 18 al 25 de enero. 
La prédica del Cardenal tuvo como eje central la unidad de las distintas confesiones cristianas. “Estamos llamados a tener un solo corazón, una sola alma: en el hogar, por el afecto familiar, en la vida social y en el trabajo considerándonos todos hermanos; en la vida política respetándonos todos fraternalmente; en la vivencia de la fe, atendiendo a las enseñanzas de los apóstoles y buscando siempre el esplendor de la verdad”, dijo.
También rechazó el asesinato de cristianos coptos por motivo de la fe, perpetrados en Alejandría, el pasado fin de año. “El asesinato de nuestros hermanos coptos en tierra de Egipto nos golpea y estremece”, dijo. Los cristianos de Venezuela, junto al Papa Benedicto XVI y “con los grandes líderes religiosos del mundo rechazamos ese acto terrorista, y elevamos nuestras plegarias por nuestros hermanos, a quienes agradecemos el testimonio de fortaleza y valentía en la fe”, expresó.



Hizo un llamado a imitar la fortaleza de los cristianos que viven como minoría religiosa en los países islámicos, y específicamente en la India, Pakistán, Filipinas, Nigeria e Irak, donde también son asesinados. “Ellos tanto aman al Señor que no han tenido miedo de vivir su fe y de proclamar que creen en Jesucristo, que aman a Dios por sobre todas las cosas”. Acotó que “son víctimas del fundamentalismo y de la intolerancia radical de grupos extremistas que no representan la corriente central del Islam”.

El Purpurado dijo que cuando las Iglesias hablan hay quienes se ofenden indebidamente. “Cuando las Iglesias hablan en contra del aborto y en defensa de la vida de los niños no nacidos; en contra de la eutanasia en favor de la vida de los ancianos y enfermos terminales; cuando las Iglesias hablan de la familia, del matrimonio y del verdadero amor conyugal entre un hombre y una mujer, hay quienes se ofenden indebidamente”.

Durante la eucaristía el Cardenal Urosa estuvo acompañado por el superior de la misión maronita en Venezuela, padre Agustín Saab; el Obispo Auxiliar de Caracas, Monseñor Luis Tineo; así como de los responsables del Consejo de Iglesias Históricas de Caracas.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.