jueves, 21 de octubre de 2010

El Hermano Korta toma el camino Franklin Brito para reclamar por los derechos indígenas



El Hermano José María Korta, SJ.
 La Compañía de Jesús a pesar de que apoya la huelga de hambre “por los principios” que la han motivado; no obstante, estima que “dada su edad y condición dicha opción puede poner en riesgo su salud y su vida”. En medio de este nuevo drama que apenas empieza a ser interesante para los medios de comunicación públicos y privados de Venezuela, la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, hace un llamado a “no politizar” el caso, pero… allegados al gobierno hasta llaman al religioso como su “camarada”.

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 21 de octubre de 2010.- El Hermano José María Korta Lasarte, de 81 años, se declaró en huelga de hambre desde el 18 de los corrientes, frente a la sede administrativa de la Asamblea Nacional, exigiendo el cumplimiento a los derechos ancestrales de los indígenas de la etnia Yukpa. Este hombre, de origen vasco, con muchos años en las selvas de la Amazonía Venezolana, también es conocido en distintas lenguas indígenas como Ajishama. Junto a él amanecieron acompañándole en su huelga de hambre, el médico de origen chino Wu Li Min y Ramón Sanare, conocidos luchadores en los ámbitos universitarios y sociales de las etnias de Venezuela.
Allí, en pleno centro de Caracas, en el pasillo principal que conduce a las oficinas de uno de los poderes más cuestionados en Venezuela, se encadenó con sus esperanzas y su Rosario negro colgado del pecho. Ataviado con una indumentaria que no deja lugar a dudas de su condición revolucionaria: gorra roja que dice “Alí Primera”, y una franela del mismo color que usa como fondo. Pero su voz, al tercer día de la huelga, apenas es perceptible. “No puedo hablar mucho”, dijo al redactor cuando intercambió un cariñoso saludo.
La espesa, pero recortada, barba blanca del Hermano Korta denota la entrega en su quehacer por los indígenas, olvidándose de sí y entregándose en cuerpo y alma a ellos, como igual entregó su vida a Jesucristo. Sin embargo, tras estas horas de su forzado ayuno, el aspecto físico lo acerca más al recordado Franklin Brito que a la conquista de los derechos exigidos. El Hermano Korta, se ha declarado admirador de la “palabra” del mandatario nacional. “Para las dos de la tarde hay una reunión con la Fiscalía”, dijo entre dientes. “Espero que entiendan el fondo de esta protesta”, suspiró, en la esperanza de que será escuchado.


El Hermano KORTA recibe la compañía del médico WU LI MIN quien se sumó a la huelga de hambre desde este miércoles 20 de octubre en la noche.
Exigencias del Hermano Korta

Los curiosos que merodean el edificio de la Esquina “Pajaritos”, reciben de los jóvenes de la etnia Yukpa y miembros de los colectivos de Caracas y de otras zonas del País, una hoja en la que se leen las razones de la protesta.
“Expreso oportunamente las razones de mi decisión: En primer lugar debo decir que mis sentimientos son de una gran admiración a las expresiones orales, que el Presidente Hugo Rafael Chávez expresa, respecto a su política indigenista. Entre otras muchas palabras o discursos entresaco la siguiente: “Entre los conflictos que puedan suscitarse entre ganaderos e indígenas sepan que yo, Presidente Chávez, apuesto y me defino a favor del indígena.”
El Capítulo Octavo de la Constitución expresa de una manera clara y contundente la consagración de los derechos de los pueblos originarios de Venezuela. Este trabajo es el resultado de las políticas de respaldo que el mismo Presidente fuera dando a los Derechos Constitucionales de los Pueblos Indígenas de Venezuela. En quinientos años de Historia venezolana nunca hubo planteamientos, cercanamente parecidos, a favor de los pueblos originarios de Venezuela. Sabemos con muchos indígenas e indigenistas que el Presidente Chávez ha sido un luchador por las causas indígenas en su proceso político y en su largo caminar por el Estado Apure; como comandante de la Guarnición Militar del Alto Apure en Elorza, ofreció manifestaciones de ello.
Fue decisión del Presidente dejar un lugar en el Panteón Nacional, como simbólico a Guaicaipuro. Hoy Guaicaipuro está revivo, y se hace presente entre nosotros en la lucha libertaria de los pueblos indígenas de Venezuela, en la persona de Sabino Romero Izarra. Honremos a los actuales luchadores de nuestra patria multiétnica, cuya vida y testimonio constituyen símbolos de unidad y libertad. (…)
Por lo expuesto doy fe de la buena voluntad del Presidente, pero al mismo tiempo señalo que durante estos 11 años de su Gobierno Revolucionario no se ha sabido o no se ha podido entender el buen manejo e implementación del Capítulo VIII de la Constitución Bolivariana.
Hacen falta políticas públicas indígenas “desde abajo”, desde el “Soberano”, como mecanismo de apropiación del derecho por parte del sujeto social. Es necesaria la desestatización de lo indígena. El derecho a la demarcación no es otra cosa que el derecho a la tierra y todavía, después de once años de Gobierno Revolucionario, no se ha podido concretar.
Ésta mi decisión indeclinable a una huelga indefinida de hambre es para expresar que necesitamos darle un vuelco total a la implementación de la Constitución Bolivariana partiendo desde el “Soberano Indígena” y “crear instituciones apropiadas para manejar las diferencias entre los pueblos originarios y compartir las semejanzas que tengamos con ellos”, dice el cartel citando a Boaventura de Sousa.

ONG llama a no politizar

El Hermano KORTA y Ramón Sanare leen durante la huelga de hambre.
Aunque a estas alturas de la protesta, muchas han sido las organizaciones de derechos humanos las que se han solidarizado con la cusa del padre Korta, la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz emitió un comunicado exhortando a buscar soluciones reales a la problemática de los pueblos indígenas. “Respaldamos al hermano Korta en esta decisión y compartimos la legitimidad de los criterios que lo han llevado a asumir esta decisión, en defensa de los derechos a la demarcación de las tierras ancestrales de las poblaciones indígenas”, dice el comunicado.
Acotan que la sociedad venezolana “no puede ser ajena a la complejidad y a las tensiones que afectan el pleno ejercicio de los derechos humanos que la Constitución que nos dimos como país soberano en 1999 ha establecido para los pueblos indígenas”.
La reconocida ONG hace un llamado a los políticos venezolanos “a no intentar la manipulación ni tergiversación de esta legítima protesta” y requieren de las autoridades nacionales “atender a la brevedad el requerimiento que en justicia ampara al hermano Korta y a quienes defiende: los pueblos indios de Venezuela”.
Ningún proyecto político de transformación radical que busque la inclusión de los más vulnerables tendrá credibilidad si no toma en cuenta la necesidad de hacer efectiva la modificación de las condiciones de dominación y explotación histórica que afecta a los pueblos originarios de nuestro país y del continente.

CAK reclama justicia
Por su parte, la Fundación Causa Amerindia Kiwxi, también se pronunció sobre esta huelga emprendida por el Hermanos Korta y propone se conforme una “Comisión de Alto Nivel, integrada por miembros de la Asamblea Nacional y auténticos líderes comunitarios para resolver las exigencias planteadas”.
Igualmente plantean que para el Cacique Yukpa Sabino Romero, para Olegario Fernández y Alexander Fernández, “reclamamos la revolucionaria decisión de confiar en los criterios de justicia indígena y en su capacidad para dirimir los conflictos”.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.