domingo, 25 de mayo de 2008

Mons. García Naranjo: “Hay que orar por los gobernantes y buscar la unidad de los venezolanos”

El Encuentro Eucarístico 2008, se efectuó en la Parroquia “Jesús Obrero”, donde asistieron miembros de los grupos de apostaldo, sacerdotes, religiosas.

La Unión de Cofradías del Santísimo Sacramento tuvo una significativa responsabilidad en la coordinación de las oraciones que se efectuaron en el templo parroquial de "Jesús Obrero".

El Padre Miguel Marín dio una cálida recepción a los visitantes de las demás parroquias de las Vicarías de Guarenas y Barlovento.

Ramón Antonio Pérez

Guarenas, 25 de mayo de 2008. Monseñor Gustavo García Naranjo, obispo de la Diócesis de Guarenas, presidió la eucaristía con motivo del Encuentro Eucarístico Diocesano 2008, celebrado en la parroquia “Jesús Obrero” de esta ciudad, formulando un llamado a la unidad de los católicos de la zona y de toda la sociedad venezolana, al tiempo que invitó a “orar por nuestros gobernantes”.
La actividad que se realiza todos los años en distintas parroquias de la diócesis, en esta ocasión se inició con una caminata frente al Cuerpo de Bomberos de la urbanización Los Naranjos, con destino al templo parroquial donde fueron recibidos por padre Miguel Marín, párroco anfitrión de esta oportunidad. Allí participaron representantes de los grupos de apostolados, sacerdotes, religiosas, seminaristas y diáconos permanentes.
Destacó la impecable forma en que estaban vestidos los miembros de la Unión Diocesana de Cofradías del Santísimo Sacramento, acompañados por su presidente Francisco Aguilar. En sus hombros trasladaron por ratos a Jesús Sacramentado, adornaron la jornada con sus pendones y guiaron el rezo del Santo Rosario.

El Sacramento de la Iglesia
El Prelado destacó en su homilía la importancia de expresar la adoración al Santísimo al que denominó “el Sacramento de la Iglesia”. “En la Eucaristía que es el Sacramento memorial de su redención, Cristo se da entero con su cuerpo y sangre. Es nada más y nada menos que el anticipo del banquete celestial”, dijo recordando la muerte de Jesús en la cruz por la salvación de todos los hombres.
A pesar de que la predicación estuvo centrada en la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, en virtud de la fiesta del Corpus Christi, que días previos festejó la Iglesia Católica; no obstante, sus palabras propiciaron entre los asistentes un clima de evaluación del compromiso cristiano en la familia, en la sociedad y consigo mismos.

Orar por nuestros gobernantes
Llamó la atención el hecho de que en sus palabras Monseñor García Naranjo invitara con humildad a orar por los mandatarios. “En lugar de murmurar debemos pedir por nuestros gobernantes para les ayudemos en la construcción de la ‘Civilización del Amor´, en la que también ellos deben estar comprometidos”, dijo.
En ese sentido, fue concreto en mencionar a “quien se las echa; a quien se siente prepotente, sobre todo al que alardea de sus virtudes diciendo yo soy el bueno, soy mejor que otros. A quien cree que tiene todos los dones acaparados para sí, y es mentira, porque muchas veces quiere presentarse ante los ojos de los demás como lo que en realidad no es”, sostuvo el Monseñor García Naranjo.
Otras Fotografías enviadas por nuestra reportera ANANÍ VÁSQUEZ:
______________________________________________________________
"Hno. ahí te van las fotos que tomé ayer, espero poder ayudarte de nuevo. Dios te bendiga". Ananí.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.