domingo, 30 de septiembre de 2018

Monseñor Moronta recibe “Premio Paolo VI civiltà dell’amore”


El galardón su labor pastoral en la frontera entre Colombia y Venezuela junto al obispo de Cúcuta, monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid


Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Con Información Prensa DiocesisSC
Caracas, 30 de septiembre 2018

“Es una alegría y un compromiso para seguir adelante. Más que para mí es un premio a los sacerdotes y laicos que trabajan tesoneramente en favor de los más necesitados y con los emigrantes. Allí incluyo al hermano Obispo de Cúcuta y sus colaboradores. Lo que den será destinado para apoyar ese trabajo. Les pido una oración de acción de gracias al Señor por su bondad”.

Estas fueron las palabras de monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, tras ser galardonado con el “Premio Paolo VI civiltà dell’amore” por su labor pastoral en favor de los más necesitados en la frontera colombo venezolano.

Una nota informativa emanada de la diócesis andina destaca que el reconocimiento es consecuencia del trabajo que el prelado natural de Caracas, realiza en la frontera de Colombia y Venezuela junto a los agentes de pastoral social, atendiendo la crisis migratoria que sacude al país bolivariano, cuya frontera que ha sido cruzada en forma forzada por más de dos millones de desplazados.

El premio fue entregado por el Instituto Pablo VI de Concesio (Brescia – Italia), en el marco de la XIX Semana Montiniana en honor al Papa Pablo VI -Giovanni Battista Montini- en la celebración del 121 aniversario de su nacimiento y bautismo, y en preparación a su canonización el próximo 14 de octubre en el Vaticano.

Informaron que la “XIX Semana Montiniana” se desarrolla del 21 de septiembre al 6 de octubre, en Concesio ciudad natal de Giovanni Battista Montini.

Monseñor Moronta durante el evento ofreció una ponencia sobre el magisterio Papa Pablo VI, y celebró la eucaristía en la Basílica Menos de Sant’Antonio Pieve. “Pablo VI es el Papa más grande de los ultimo siglos por su humanidad y por fe profunda”, expresó.

De igual manera comentó que “fue un don de Dios para la humanidad”, que se destacó por ser para la Iglesia “el hombre de la renovación, la reconciliación y la esperanza”. 

Moronta extendió y compartió su agradecimiento al Obispo de Cúcuta, monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, con quien desarrolla este trabajo conjunto en favor de los pobres y los emigrantes, en la frontera.




Maduro vuelve a negar la crisis migratoria en Venezuela y ahora quiere dialogar con Trump


En el día trascendió que será denunciado por crímenes de lesa humanidad a manos de seis países ante la Corte Penal Internacional, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se hizo presente en la sesión de la ONU

Ramón Antonio Pérez | Sep 27, 2018
En una decisión sin precedentes, los mandatarios de seis países: Mauricio Macri, Argentina; Iván Duque Márquez, Colombia; Sebastián Piñera Echenique, Chile; Mario Abdo Benítez, Paraguay; Martín Vizcarra Cornejo, Perú; y Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, solicitaron a la Corte Penal Internacional (CPI) “su investigación” a “la situación relativa a crímenes de lesa humanidad que se habrían cometido en la República Bolivariana de Venezuela, a partir del 12 de febrero de 2014”, cometidos por el Gobierno de Nicolás Maduro Moros.
La solicitud fechada el 25 de septiembre en Nueva York y conocida este miércoles 26, indica que la intención de los países vinculados al acuerdo realizado previo a la 73º asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas, es “determinar si se ha de acusar de la comisión de tales crímenes a una o varias personas determinadas”, quienes forman parte del gobierno venezolano, según el artículo 7 del Estatuto.
Se conoció que la solicitud está sustentada en informes que recogen la violación de los derechos humanos. Uno de estos es la disposición del 8 de febrero de 2018 emanado de la Fiscalía de la CPI que, con base en informaciones suministradas por la sustituida y ahora en el exilio fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, determinó un “examen preliminar” para analizar si, al menos, desde abril de 2017, se han cometido crímenes “en el marco de las manifestaciones y de la inestabilidad política”.
También toma en cuenta el “Informe de la secretaría general de la Organización de Estados Americanos y del panel de expertos independientes sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela”, del 29 de mayo de 2018. 
Relatan que el Grupo de Trabajo y la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, no pudieron ingresar a Venezuela, sin embargo, recibieron informes, entrevistaron y escucharon los testimonios de personas agraviados por el Gobierno de Maduro.
Los crímenes detectados habrían sido los siguientes: “el asesinato; la encarcelación u otra privación grave de la libertad física; la tortura; la violación; la persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos; y la desaparición forzada de personas”, según el contenido de la solicitud enviada a la CPI, considerando, además, que es “una espiral descendiente que parece no tener fin”.
Fatou Bom Bensouda, una abogada nativa de Gambia, es la actual fiscal de la CPI. Está facultada para investigar y castigar a quienes hayan sido responsables de delitos con alcance internacional como son los crímenes de lesa humanidad o contra los derechos humanos. También puede emitir órdenes internacionales de captura contra quienes puedan tener responsabilidad en los crímenes de los que se les acusa, independientemente de que éstos sean gobernantes, como es el caso de Maduro.

¿No hay crisis humanitaria?

Este 26 de septiembre, lejos de lo que algunos estimaban imposible por el riesgo que implicaría para Nicolás Maduro viajar hasta Nueva York, habida cuenta de las “órdenes de captura” emitidas por el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, el jefe del régimen socialista participó sin inconveniente alguno en la 73º sesión de la ONU. 

Esto, en virtud de que la sede del organismo multilateral es considerada “territorio neutral”.
Durante su intervención, al tiempo que mencionó la necesidad de “diálogo” con el presidente de los Estados Unidos, Donal Trump, con quien reconoció “serias diferencias”, culpó a los norteamericanos de “intentar construir un expediente para justificar una intervención” en Venezuela al pretender una crisis humanitaria.
“Se ha tratado de enfocar en una campaña mediática mundial una pretendida crisis migratoria en Venezuela para justificar, lo que desde hace varios años se viene anunciando: una intervención humanitaria”, dijo para sorpresa de varios en la sesión.
QUIERE DIALOGAR CON TRUMP
Llamó la atención que el mandatario venezolano, en una fecha en la que oficialmente fue señalado de cometer crímenes de lesa humanidad por el asesinato de más de doscientas personas durante las protestas y los centenares de encarcelados políticos desde 2014 hasta la fecha, enfatizara su disposición de hablar de cualquier tema con el presidente estadounidense.
Yo estaría dispuesto a estrechar la mano del presidente de los Estados Unidos y a sentarme a dialogar sobre los asuntos de las diferencias bilaterales y los asuntos de nuestra región que así fueran considerados”, afirmó Nicolás Maduro, mientras un nutrido grupo de venezolanos que ahora viven en los Estados Unidos como consecuencia de la crisis migratoria, protestaba su presencia en la Organización de las Naciones Unidas, la organización internacional más importante del mundo.

martes, 25 de septiembre de 2018

¡La Iglesia no lo convocó! Suspendido el “Exorcismo Magno” en Venezuela

La Iglesia no convocó “ningún exorcismo en Venezuela”...
El obispo de Maracay le salió al paso a la “ilegítima convocatoria” de un supuesto “exorcismo magno” a celebrarse el 29 de septiembre, que no contaba con el consentimiento del Episcopado Venezolano, publicó en esta fecha el portal Aleteia

Sep 25, 2018
Todo se debió a una confusión generada a raíz de la propuesta del Padre Fortea, un sacerdote español, quien habría planteado en su blog la necesidad de un “exorcismo magno” para Venezuela y Nicaragua, entre otros países, para que, además, “aleje las fuerzas demoníacas de la Iglesia y el orbe”.
El sacerdote venezolano José Palmar, asumió el llamado de su colega y propuso que esa ceremonia se realizara el sábado 29 septiembre, fiesta de los Arcángeles, encontrando apoyo en parte de la feligresía y en religiosos, pidiendo: “Que todos los sacerdotes exorcistas se unan en rito para ese día”.
En Venezuela, el epicentro de la ceremonia sería un templo de Maracay, estado Aragua, desde donde la convocó Fray Miguel Núñez, de la Orden de los Agustinos Recoletos. Pero este 22 de septiembre, ambos llamados fueron rechazados por monseñor Rafael Conde Alfonzo, obispo de Maracay.
Lo hizo mediante un comunicado que fue asumido por el resto del Episcopado Venezolano, como una demostración de que la voz y postura de la iglesia es una sola. Máxime, cuando acaban de cumplir con la visita Ad Limina, donde resaltó la comunión entre el Papa Francisco y la iglesia de Venezuela.

¿Qué dice el Episcopado Venezolano?

Monseñor Conde explicó que Fortea, habló hace algún tiempo de la “conveniencia” de realizar un ‘Exorcismo magno’ en Venezuela, para que sea liberada de las ataduras demoníacas. 
El ‘exorcismo magno’ no aparece en el respectivo ritual sino en un libro escrito por el mismo padre Fortea”.
Argumentó, que en una entrevista posterior, el mismo padre Fortea, declaró que él no había hecho ninguna convocatoria en tal sentido, al reconocer que no está capacitado para ello. “Añadió que simplemente había presentado una sugerencia a los Obispos de Venezuela para que, actuando colegialmente, hicieran la convocatoria”.
En ese sentido, el prelado recordó lo que el canon 1172 del Código de Derecho Canónico, establece: “Sin licencia peculiar y expresa del Ordinario del lugar (léase Obispo), nadie puede realizar legítimamente exorcismos sobre los posesos”.
Dado que ni la Conferencia Episcopal, actuando colegialmente para toda la Iglesia en Venezuela, ni yo, como Obispo de Maracay, hemos convocado ni mucho menos autorizado el referido exorcismo, hago constar a toda la comunidad de creyentes de esta diócesis (y de otras que han conocido la ilegítima convocatoria) que el acto convocado es responsabilidad de quien indebidamente convocó y del engaño causado”.
Pidió orar “por las necesidades de la Iglesia y de nuestro país, de tanta gravedad como todos conocemos y sufrimos, pero acatemos las normas de la Iglesia que, guiada por el Espíritu Santo y contando con una experiencia multisecular, es Madre y Maestra”.

Sacerdotes suspenden la actividad


Por otra parte, Fray Miguel Núñez (OAR), rector del Santuario de la Beata Madre María de San José, también envió un mensaje: “debido a la controversia que se ha formado en torno a la convocatoria que este servidor a realizar para orar el día de los Santos Arcángeles, 29 del presente mes, he decidido suspender dicha actividad”.
“Nunca pretendí hacer ningún exorcismo, menos traer sacerdotes del extranjero como se corrió en varios mensajes”, muchos menos, “estar fuera de la comunión con el ordinario del lugar”, agregó en las redes sociales. Por tanto, dijo: “queda suspendida dicha actividad de oración”.
El religioso se disculpó “si todo esto ha podido causar algún malestar en la comunidad eclesiástica”; y pidió: “Unamos nuestras vidas en la mayor humildad ante el crucificado para guiar nuestros pasos por el camino de la Paz”.
Finalmente, el padre Palmar, desde su exilio en los Estados Unidos, también reconoció el comunicado del obispo de Maracay. Precisó: “la Conferencia Episcopal Venezolana no autoriza la realización del exorcismo magno que un sector de la Iglesia universal habíamos planificado para el sábado 29 de septiembre. Por respeto y obediencia a la iglesia se suspende”, dijo en Twitter.


viernes, 21 de septiembre de 2018

Maduro y el hambre de los niños en Venezuela


Mientras Maduro consumía costosas carnes en exclusivo restaurante de Turquía, la Fundación Divino Niño de Guayana, entregaba comida en zonas pobres de San Félix, a niños venezolanos en situación de hambre

 

Ramón Antonio Pérez/Aleteia Venezuela | Sep 21, 2018

Seguimos empeñados en construir caminos de esperanza en los desvalidos, los niños que por esta situación de abandono del Estado y la crisis económica solamente comen una vez al día, pero gracias a este programa de nuestra organización, hacen dos comidas. La comida de ayer fue asadura de cochino con pasta y comieron 40 niños. Es un camino de alegría y esperanza a través de ese bocado de amor. Bendito sea Dios y los padrinos que hacen posible esta solidaridad con los niños”.
Así se expresaba Pastora Medina, desde la Fundación Divino Niño de Guayana, en un reporte enviado este 18 de septiembre a Aleteia, dando cuenta del trabajo que realizan en varios sectores de San Félix, estado Bolívar (Venezuela), para mitigar el hambre de los niños y ancianos, los más sensibles de la crisis alimentaria que se vive en el país.
No obstante, el trabajo de Medina contrastaba con la frivolidad consumista de Nicolás Maduro que en la misma fecha aparecía en algunos videos fumando costosos habanos extraídos de una caja personalizada; y consumía “exóticas carnes” en un exclusivo restaurante de Estambul, Turquía, a su regreso de China con destino a Venezuela.
“Esto es una sola vez en la vida, ¿verdad?”, les decía Maduro a sus acompañantes, en presencia del histriónico y afamado chef turco, Nusret Gokce, conocido como “Salt Bae”, quien luego de colgar los videos en Instagram, los borró ante el rechazo generado.
Compartimos en un restaurante famoso”, dijo Maduro a su llegada a Venezuela en una cadena presidencial, causando aún más, indignación en la población sensible ante la crisis que le agobia. 

“Le envío de aquí un saludo a Nusret, nos atendió él personalmente, estuvimos conversando, disfrutando con él”, agregó sin rubor alguno.
Por eso, el diputado a la Asamblea Nacional, Julio Andrés Borges, desde el exilio, criticó la actuación del mandatario. “Mientras los venezolanos sufren y mueren por hambre, Nicolás Maduro y Cilia disfrutando de uno de los restaurantes más costoso del mundo, todo esto a costa del dinero robado al pueblo venezolano”, trinó en Twitter.

El repunte de la desnutrición aguda

El hecho es que la población y diversas organizaciones humanitarias junto a la Iglesia católica, prácticamente, hacen milagros para mitigar el hambre de niños y ancianos, los más sensibles al drama venezolano. 

En efecto, el último reporte de Cáritas de Venezuela, difundido el viernes 14 de septiembre, correspondiente al lapso abril-junio 2018, informa que la proporción de niños desnutridos se contrajo de 78% a 65%, reducción que es ficticia porque se produjo durante la campaña electoral.
Esto significa que entre abril y junio de 2018, los meses previo y posterior a la elección presidencial, se registró una disminución progresiva de la desnutrición aguda: abril (14,1%), mayo (11,7%) y junio (10,5%). No obstante, en julio se registró nuevamente un repunte, tras ubicarse 13,5%. Esos números tienen rostros y casos concretos.
Susana Rafalli, una de las voces autorizadas en la investigación de Cáritas, cuestionó la “comilona presidencial”, y lo hizo en los siguientes términos: “Servido sobre la mesa de 6 semanas de desabastecimiento de carne y horas de cola para comprar dos hilachas, el vídeo del festín de carne en Turquía desluce mucho más”.


Niños mal nutridos y abandonados
En ese contexto, la “Fundación Divino Niño Guayana”, que nació en abril pasado y está dedicada a mitigar el hambre que padecen centenares de niños con edades entre 1 y 8 años, continuó obsequiando la necesaria ayuda que no llega del Gobierno de Maduro.
No podíamos quedarnos con los brazos cruzados al ver el hambre que padecen muchos venezolanos y que golpea con rudeza a los sectores más vulnerables, como son los niños y los ancianos”, dijo Pastora Medina acerca de su labor social.
Comentó que son diversos son los sectores en los que ayudan a los más vulnerable al sur de Venezuela. En algunos casos entregan insumos a las familias y en otros alimentos preparados. “En total, son más de 250 comidas que en cada jornada les entregamos a los niños y ancianos en situación de extrema necesidad”, sostuvo la mujer.
Agregó que la mayor preocupación es la situación de abandono de los niños de la región. “Me angustia que muchos de estos niños viven prácticamente solos ya que sus madres se fueron a trabajar en las minas dejándolos con familiares que de igual manera son pobres”. Asegura que han crecido con hambre y tienen dificultades de aprendizaje.
Sólo comen una vez al día o llenan sus estómagos de mangos. Están barrigones y llenos de parásitos. No han aprendido a hablar debido a la mala alimentación recibida. Realmente es un cuadro deprimente que queremos ayudar”. 

Pastora también ha pedido colaboración para continuar con esta obra. Los interesados pueden hacerlo depositando en la Cuenta Corriente del B.O.D.; Nº: 0116 – 0501 – 0800 – 2992 – 1694; RIF: J-411300560, a nombre de Fundación Divino Niño Guayana.




lunes, 17 de septiembre de 2018

Iglesia venezolana conmovida por el asesinato de cuatro niños en Caracas


El cardenal Baltazar Porras Cardozo, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, “sigue con tristeza estos lamentables hechos” y “muestra su solidaridad con los afectados”

Sep 17, 2018
Este 17 de septiembre comienza el periodo escolar en Venezuela, pero cuatro niños no asistirán nunca más a sus salones de clases ni a las guarderías infantiles; tampoco podrán jugar con sus amiguitos. La razón: fueron asesinados por un hombre de 48 años, que anteponiendo sus impulsos básicos y valiéndose de la inocencia y debilidad de los chipilines, primero los engañó, violó a la niña y luego destrozó sus cuerpecitos con un martillo dentro de una humilde vivienda en la capital del país suramericano.
El vil hecho conmueve no sólo a la sociedad civil venezolana, también a la iglesia que denuncia lo ocurrido “con el corazón desgarrado”, según expresó monseñor Adán Ramírez Ortiz, gobernador eclesiástico de la Arquidiócesis de Caracas. 
“Qué dolor nos embarga a todos los ciudadanos que hacemos vida en Caracas, al recibir la abominable noticia de la muerte de los niños del Valle. Nuevamente este sector de nuestra ciudad le toca contemplar con dolor una nueva masacre”, dijo el sacerdote en un comunicado.
Se trata de los niños Humberto Ruiz (10 años), Roxana Alexandra Conde Graterol (10), Julianyerli Valeria Conde Graterol (4) y Jonas Jonneiker Conde Graterol (1), cuyos cuerpos fueron encontrados en horas de la mañana, el sábado 15 de septiembre, dentro de una humilde vivienda del barrio “El 70”, en la parroquia El Valle de Caracas.
Como Pastores de esta Iglesia caraqueña queremos estar cerca del dolor de nuestro pueblo, del flagelo de la violencia que padecemos”, dijo monseñor Ramírez Ortiz.

Sociedad deshumanizada

“Desde cada comunidad cristiana, vicaría o parroquia, presente allí donde vive la gente, abrimos nuestras puertas a los más necesitados de consuelo, y rezamos y nos solidarizamos con el dolor de esta familia y su comunidad de la calle 8 del barrio el 70 del Valle, los acompañamos en esta hora difícil, porque “el Señor está cerca del corazón deshecho y salva a los de espíritu abatido” (Sal 34,19)”.
Indicó que la desde la Iglesia “Rezamos con el corazón desgarrado por los niños (…) a quienes se les truncó la vida de forma violenta y cruel. El Señor ya los tendrá entre sus ángeles en el Cielo”. 
Así también, denunció con dolor: “Nuestra sociedad tristemente está deshumanizada, la han conducido a tomar la violencia como un modo de relacionarse y hasta de organizarse, que tantas veces ya se vuelve normal”.
Adán Ramírez que, además es el Deán de la Catedral Metropolitana de Caracas y canciller de la curia arquidiocesana, dijo: “La anarquía imperante pone en riesgo la vida de los ciudadanos, especialmente de los más pobres, de los sectores populares quienes sufren más de este flagelo”.
Sostiene que “este hecho abominable, pone en evidencia las graves carencias del sistema de protección de las instituciones para prevenir y atender la violencia contra los niños”. “Ellos son lo más sagrado que tenemos, si no los cuidamos, acompañamos y protegemos su vida, no tenemos futuro como nación”.
Expresó que en la Iglesia católica “no dejaremos nunca de proclamar y defender la vida, y mucho más cuando se trata de niños inocentes”. Habló de su cercanía y oración a los párrocos del Arciprestazgo de “El Valle” y les invitó a elevar oraciones y acompañar a los familiares y a la comunidad en esta hora de dolor. En su oración final, pidió que “el Señor Resucitado nos ayude a todos los caraqueños a no acostumbrarnos a la cultura de muerte y acompañarnos más en la experiencia del Dios de la Vida que está presente entre nosotros”.

¿Cómo fue el macabro asesinato?

Los cuerpos de los niños fueron encontrados este 15 de septiembre dentro de una vivienda del barrio “Los 70” de la urbanización El Valle de Caracas. 
“La mamá salió a llevar comida a su esposo que se encuentra detenido, al salir deja los niños bajo llave”, publica el diario El Universal. Según versión de las autoridades, el presunto responsable de estos dolorosos hechos fue José Manuel Morgado, de 48 años.
El sujeto, que era vecino, habría pasado frente de la casa y se percata que los niños estaban solos, “como ya les había dado chucherías (dulces) y los conocía, convenció a la niña mayor de que abriera la puerta, ingresó, abusó de ella y luego los mató usando un martillo”, dice el medio caraqueño, citando al periodista Román Camacho.
Relata que al frente de la casa iba pasando el niño Humberto Ruiz, de 10 años de edad, “y para no dejar testigos, el sujeto lo mete en la casa y también lo asesina”. Luego huye del sitio. Las redes sociales y la opinión pública estallaron repudiando este hecho.
La mañana de este 16 de septiembre se conoció que José Manuel Morgado, quien había escapado hacia la ciudad de Cúa, estado Miranda, a más de 60 kilómetros de Caracas, se había enfrentado con funcionarios policiales, falleciendo durante el tiroteo.


viernes, 14 de septiembre de 2018

¿Maduro “censura” el mensaje del papa Francisco?


Nicolás Maduro aparenta cercanía hacia el Santo Padre, pero su intención pareciera ser confrontarlo con los obispos venezolanos; al mismo tiempo, mantiene a la población sumida en la “oscuridad informativa”

Aleteia Venezuela -Sep 14, 2018
Fotos: @CEVmedios
“Yo sé que ustedes están cercanos a su pueblo y yo les pido no se cansen de esa cercanía…Y gracias por la resistencia”, fue uno de los muchos y solidarios mensajes que el Papa Francisco les dijo a los obispos venezolanos durante la audiencia del martes 11 de septiembre, en el marco de la visita ad limina que éstos realizan al Vaticano, según publicó la oficina de prensa de la Conferencia Episcopal Venezolana.
No obstante, la contundencia y el compromiso que lleva el mensaje del Papa hacia la población venezolana, este no ha tenido mayor resonancia más allá de los círculos de interés y entre los allegados a la iglesia católica. La razón es sencilla: el silencio informativo, la censura y control de los medios de comunicación, son parte de las políticas del Gobierno de Nicolás Maduro y de la crisis que agobia a Venezuela
Pero esta vez, la cortina informativa impuesta por el gobierno socialista para ocultar la realidad de lo que ocurre dentro del país bolivariano, ha sido parte de los temas puestos en conocimiento del Pontífice Romano por los obispos venezolanos. 
Un informe, conocido por Aleteia, y que fue enviado a Francisco con anterioridad a la visita ad limina, describe la realidad comunicacional de Venezuela entre 2008 y 2018.
Se está viviendo un fuerte proceso de recentralización del poder político y mediático del Estado y una marcada tendencia a la ideologización y a la intolerancia, por parte del Gobierno nacional, en todos los ámbitos de la sociedad, particularmente en el de los MCS”, sostiene el informe de los obispos venezolanos.

Control total e intolerancia

Según los datos, el gobierno nacional posee en Caracas 10 televisoras, tres de las cuales cuentan con cobertura nacional: VTV, TVES, Telesur; Ávila TV, ANTV, Catia TV, Petare TV, Cimarrón TV, Vive TV, Televisora (FANB TV), “con gran contenido ideológico leninista, marxista”, según el informe, mientras en la televisión privada solo se cuenta con Venevisión, Televen, Globovisión y Canal I, “obligados a cumplir con las restricciones impuestas por el Gobierno y las leyes surgidas en los últimos años”.
En el campo de las emisoras abiertas comunitarias existen 35, a las que se suman Radio Nacional de Venezuela, la cadena YVKE Mundial y a nivel nacional unas 231 emisoras “comunitarias” en el espectro de las FM. 
También resalta la existencia de 73 periódicos comunitarios “que cuentan con material para su impresión aun cuando otros medios han tenido que cerrar o reducir sus páginas”. En el campo del Internet se mueven con más de 110 páginas web, “todas de orientación progubernamental”.
Entre tanto, las principales empresas telefónicas del país son Cantv, de línea residencial y MOVILNET, de telefonía celular, siendo ambas propiedad del Estado. “En la parte privada están MOVISTAR y DIGITEL”, dice el informe, agregando que en el área de Televisión por Cable se encuentran como principales Intercable, Net Uno y DirecTV.

Ataques a medios y periodistas

El Papa Francisco fue puesto en conocimiento de que en diversas ocasiones, tanto en Caracas como en otras ciudades del país, “se ha llegado a la detención y agresión física a periodistas y a estaciones de radio, televisión y medios impresos privados con el hurto de equipos por parte de grupos identificados públicamente con el gobierno nacional, los cuales gozan de una notoria impunidad”. 
Lo novedoso es la “suspensión de pasaportes” a los periodistas para impedirles salir del país, como el reciente caso de Nelson Bocaranda.
Sostiene  el informe, que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones –CONATEL-, el organismo público rector de estas áreas, “ha servido de ente confiscador de estos equipos (periodísticos) cuando consideran que no se cumple, a su parecer, con los lineamientos ideológicos del Gobierno Nacional”.

Censura y autocensura

Simultáneo a la visita ad limina que los obispos venezolanos cumplen del 6 al 15 de septiembre al Vaticano, Venezuela ha sufrido en diversos momentos un “apagón eléctrico” de varias horas. Las fallas técnicas conllevan al “apagón informativo”, al cese del servicio de internet y la reducción de las comunicaciones telefónicas.
Pero también, ha sido una constante el hecho de que importantes portales informativos como El Nacional, La Patilla, Caraota Digital y El Pitazo, entre otros de clara oposición a las líneas informativa del gobierno, tienen serias limitaciones para difundir las noticias en el país, incluidas, claro está, las procedentes de la iglesia católica.
En cambio, otros medios de comunicación se imponen la “autocensura” como una estrategia para “sobrevivir” “aunque sea con algo”, a pesar de que con ello convaliden el cuestionamiento que los obispos llaman en el informe: “la orientación ideológica y moral”, y “cuya tarea principal pareciera ser adoctrinar diariamente en el llamado ‘socialismo del siglo XXI’ (de corte marxista leninista y chavista) a la población de menos recursos económicos y de mayor vulnerabilidad cultural”.
Los obispos denuncian que el gobierno nacional, con fuerte presencia en Caracas, más que en cualquier otra ciudad o región del país, está desarrollando una política comunicacional anti eclesial. “De una manera directa, cuando éstos (MCS) son propios o controlados por entidades o empresas afectas al oficialismo, e indirectamente, a través de sanciones, amenazas de cierre o descalificaciones. De esta forma, los medios privados o no gubernamentales son inducidos a ejercer una creciente autocensura”.
¡El Papa Francisco no es comunista! 
Monseñor Mario Moronta, resumió parte de esa estrategia gubernamental en los siguientes términos: “Algunos están deseando que el Papa diga que nosotros  (los obispos venezolanos) estamos en contra de él”.
Incluso, en un sonido enviado desde el Vaticano, Moronta dijo: “en algunos periódicos y alguna gente a través de los medios alternos de comunicación y las redes, están dando a conocer que los Obispos y el Papa están divorciados, lo cual es completamente falso”.