lunes, 14 de septiembre de 2015

Varguenses dieron conmovedor adiós a la Virgen del Valle



La Patrona de los Navegantes peregrinó durante ocho días en la Diócesis de La Guaira, quiso quedarse un día más, y este lunes 14 partió muy temprano hacia la Isla de Margarita

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Laura Beatriz De Stefano Troncone
Nota de Prensa y Fotos
Catia La Mar, 14 de septiembre de 2015.- “La imagen peregrina de la Virgen del Valle regresa a su casa, pero la Madre María ciertamente permanece con nosotros”, con estas palabras el excelentísimo monseñor Aldo Giordano, nuncio apostólico del Papa Francisco en Venezuela, inició su homilía en la ceremonia eucarística celebrada este domingo 13 de septiembre en horas de la tarde, en la iglesia “Nuestra Señora de Las Misericordias”, en Playa Grande, que despidió a la Patrona de los Navegantes.
De esta manera lo informó en una nota de prensa Laura Beatriz de Stefano, indicando que monseñor Aldo Giordano pidió a la feligresía diocesana confiar a la Inmaculada Concepción a Venezuela, recordando al mismo tiempo que “la primera preocupación de una Madre es que la familia viva en paz y se ame”.

Igualmente, el Nuncio “invitó a ver a nuestro país con los ojos de la Virgen María que ve a cada venezolano como un hijo y como una sola familia de hermanos, y que lo único que espera es la unidad”, dice la nota enviada a esta redacción. Así mismo, recordó que “el bautismo y la fe católica es lo que nos une. Vivir como auténticos cristianos es el único secreto para encontrar el camino para ser una única familia”.
“La Virgen nos conceda la gracia de que no destruyamos a la familia por divergencias culturales, económicas, políticas e ideológicas. Que las diferencias de opiniones sean una riqueza para nuestro pueblo, que no sean motivo de división, conflictos o incluso violencia” dijo monseñor Giordano. 

“Si nuestra prioridad es vivir el evangelio, veremos siempre renacer el milagro de la paz. Dios nos haga personas protagonistas del milagro de la paz, de una historia nueva.  Quien trabaja para la división, trabaja para una historia vieja que pronto desaparecerá”, acotó.

Dijo que María tiene “el deseo de llevarnos con ella para hacernos participar de la redención y resurrección de su Hijo”. “Para hacernos conocer que ninguna lágrima de la vida se pierde y que el deseo de verdad, de amor, de belleza, de infinito, de felicidad que están presentes en nuestro corazón son verdaderos, y se realizarán porque Jesús ha vencido la muerte para siempre”. 

Agradeció a los párrocos de la Zona Pastoral de Catia la Mar por su testimonio de fe, amor y esperanza para el mundo y para Venezuela. “La Virgen del Valle nos conserve en la alegría y en el amor, y nos proteja sobre todo en los momentos de oscuridad y de lágrimas”, indicó el embajador del Papa en Venezuela.


Al término del oficio religioso, la Diócesis de La Guaira y la Zona Pastoral en nombre del obispo Raúl Biord Castillo entregaron placas de reconocimiento a las personas que más colaboraron en la visita de la Peregrina. Estas personas fueron el comandante del Centro de Adiestramiento Naval CN Felipe Santiago Esteves, vicealmirante Julio Soto, por apoyar en la seguridad y traslado de la imagen, y el celador principal, Ángel Gutiérrez, quien acompañó a la Virgen en el recorrido realizado el sábado 5 de septiembre.
          
Después de la veneración de la imagen de la Virgen del Valle Peregrina por parte de los devotos que colmaron el templo, se procedió a la caravana rumbo al aeropuerto internacional de Maiquetía. Lamentablemente el mal tiempo obligó a la Patrona de los Navegantes permanecer hasta el lunes a las 5:30 m, cuando abordó un avión de la Fuerza Armada Bolivariana con destino  a Nueva Esparta.

Un único clamor: “Que venga el Papa a Venezuela”


Monseñor Giordano, antes de la Santa Misa, compartió con la feligresía a la que invitó a hablar de su experiencia vivida con la visita de la imagen de la Virgen del Valle, después de 59 años que no pisaba el Litoral Central. Jóvenes, personas de la tercera edad y religiosas le manifestaron que el legado de esperanza de la Patrona de Oriente permanecerá entre los varguenses.

Aprovecharon la ocasión para solicitarle que, como representante de Su Santidad en Venezuela, le haga llegar al Papa Francisco el profundo deseo de este pueblo de conocerlo. Pidieron al unísono que el Vicario de Roma visite a Venezuela este año.

Los sueños se cumplen


Para el coordinador de la Zona Pastoral, padre Antonio Rella, parece un sueño que la venerada imagen peregrina haya estado en Vargas. Comentó que hace dos meses muchos creían que era una locura traer de Margarita a la Virgen del Valle, pero contra todo pronóstico se hizo realidad.


Agradeció al Nuncio Apostólico por acompañar a los sacerdotes y a los feligreses a esta ceremonia de despedida, a pesar de sus compromisos. Dijo que su presencia también fue otro sueño realizado. 






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.