miércoles, 11 de abril de 2012

La santería esconde algo extraño...¡Ten cuidado!

.
En esta fecha, mientras en Facebook y Twitter, se abrieron interesantes debates fomentando la motivación de talleres de Defensa de la Fe Católica, y se alentó el rezo Santo Rosario a las 2 de la tarde, a esa misma hora los “santeros”, supuestamente irían a la Asamblea Nacional para señalar las enseñanzas del Cardenal Urosa durante la Semana Santa. 
Ramón Antonio Pérez
Caracas, 11 de abril de 2012.- El Cardenal Jorge Urosa Savino hizo un fervoroso llamado a los católicos a tener cuidado con la santería, durante la Misa del Miércoles Santo, dedicada al Nazareno de San Pablo, en la Basílica Santa Teresa de esta ciudad.
“Las personas que están débiles en su fe los engañan, les dicen que pueden ser santeros sin dejar la religión católica. No podemos ser chicha y limonada al mismo tiempo, la santería es distinta a la religión católica”, dijo.
El Arzobispo de Caracas acotaba que sentía mucho respeto hacia “las personas que tienen otra religión, pero si tienen otra religión no pueden ser católicos”.
Sin embargo, una semana después un grupo de practicantes santeros, agrupados en la Asociación Afrocubana de Venezuela, acusó al Purpurado de violentar la libertad de culto amparada en la Constitución y de incitar “al odio” por juzgar “nuestros actos religiosos”.
Los santeros amenazaron con asistir este miércoles 11 de abril, a la Asamblea nacional para presentar querellas contra el Primado de Caracas. Cabe decir que la AN es el foro político por excelencia de Venezuela, donde se discuten esencialmente asuntos políticos.
Los voceros de la santería asistieron el día anterior al Diario Ultimas Noticias, pero afloraron la siguiente perla: “Pensamos que todo viene porque (Hugo) Chávez es santero y ha dicho en muchas ocasiones que le agrada el movimiento que se gesta en Cuba”.
Ambas acciones descubre un matiz que trasciende la enmascarada intencionalidad religiosa de los vestidos de blanco, creando confusión en la población.
¿Quiénes son los santeros?
Ante la situación presentada, es normal que en muchos católicos surjan sentimientos encontrados. A veces estos sentimientos son producto de la amistad que se tiene con las personas, y cuando éstas se encuentran en el entorno pero practican la santería u otra religión, debido a que su relación es permanente, la tendencia es a aceptarla como algo normal… y realmente es así, en los criterios de libertad de cada persona, incluido su derecho a profesar una religión.
Lo básico de entender es que la santería sincretiza (mezcla) aspectos de la religión católica con la religión Yoruba que es de origen africano y ha sufrido una adaptación casi propia en la Isla de Cuba, en la que los esclavos de siglos atrás escondían su Fe Católica detrás de imágenes religiosas para no ser castigados por sus amos de entonces. Por eso ellos dicen que son católicos, pero en realidad no lo son, porque con los años esa práctica se convirtió en ritos y estos en la religión llamada santería. Así, por ejemplo, Santa Bárbara se sincretiza con Changó, Yemayá con La Virgen de Regla y San Francisco con Orunmila, entre otros “dioses” del Olimpo santero.
Los Católicos creen en “Un solo Dios”
Pero los católicos tienen un Credo que cuando lo rezan recuerda los pilares de la Fe, que es un Don de Dios… Un aspecto del Credo es: “Creemos en un solo Dios Padre Todopoderoso”. Desde allí se puede decir que la santería es una práctica religiosa equivocada, porque ellos invocan y hacen ofrecimientos, padrinazgos y madrinazgos a esos falsos “dioses”, creando confusión en el católico cuando ve las imágenes sencillas de los santos cristianos, pero en realidad están adorando otra entidad espiritual. Además, tienen variantes que les conduce a la práctica de la adivinación, brujería, hechicería, magia negra y blanca, ofrecimiento de sangre, y al uso de restos de personas fallecidas, aspectos totalmente rechazados por el Dios de Jesucristo.
Cuando quienes practican esto son familiares o allegados, la situación raja el alma, y de alguna manera crea una lucha dentro de cada cristiano, porque ama a esas personas, a pesar de que están equivocadas. Allí se crea un sentimiento encontrado, peor cuando trasciende las puertas de la mistad o la familiaridad, y se transforma en un asunto público. Se crea una duda pero al mismo tiempo es el mejor momento para decidir y fortalecer su vida de fe.
 Lo importante es que se siga viendo a estos hombres y mujeres de la santería como personas a quienes se quiere y se aman. Una cosa es la práctica de la santería y la santería como tal; y otra muy distinta las personas. Ya lo decía un gran Obispo: “Amad los hombres, detestad los errores”.
Lo que se debe hacer es Orar por ellos y pedirle todos los días a Dios un cambio positivo en sus vidas; eso da mucha tranquilidad espiritual. Sin dudas, para un católico también es importante formarse en esto leyendo la Biblia, escuchando a sus pastores, practicando la caridad, frecuentando los sacramentos y conocer la propia historia religiosa.
Por otra parte, a lo largo de la historia siempre ha habido doctrinas y creencias distintas a la Fe de quienes creen en Jesucristo, incluso dentro del mismo cristianismo... Todo es producto de la libertad a la que Dios somete al hombre, y el hombre siempre se equivoca cuando toma su decisión de vida.
Hay que pedirle a Dios fortaleza para todos porque en esta ocasión, al igual que en muchas otras oportunidades, la “politiquería de turno", en Cuba y Venezuela, también se hace presente para manipular y halar las brasas hacia sus intereses muy propios, y convertirse no sólo en los nuevos amos de los Santeros sino también de los Católicos.... Dios les guarde.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.