martes, 14 de septiembre de 2010

La Sexta Muerte, "quod scriptum, scriptum est"




Caracas, 14 de septiembre de 2010.- Algunas personas hicieron la observación acerca de la cantidad de dirigentes del PSUV fallecidos en los últimos días y cuya nota precede esta aclaratoria. No había claridad si eran cinco o si eran seis las bajas del oficialismo. Es cierto, en la nota fue escrito seis (06) cuando en realidad ocurrieron cinco (05) fallecimientos de los altos dirigentes del Establishment Comunista. La duda de la Sexta Muerte todavía revolotea en algunas mentes. Pero está ahí. Veamos.

En homenaje a esos venezolanos -chavistas o no,- "de abajo", a los desconocidos, a los que mueren cada fin de semana en manos de la delincuencia; o debido a la indolencia oficial en los hospitales públicos, donde se tiene que llevar hasta los medicamentos y soportar tortuosas colas; o en las inhumanas cárceles de Venezuela, donde no pocos son los que se pudren esperando tan siquiera que su caso se resuelva a favor o en contra en un juicio que nunca llega; en las calles y callejones donde pululan las armas de fuego y no precisamente en manos de funcionarios; o aquellos que fallecen por "causas fortuitas" en accidentes marítimos, de carretera o aéreos.

A esos venezolanos que luego de muertos no son llevados a rendirles tributo en la Asamblea Nacional y tampoco les confieren la Orden del Libertador Post Morten en su Primera o en Ninguna Clase; y no les cantan el Himno Nacional y mucho menos el del PSUV, sino que a sus familiares les cuesta un "bolón" sacarlos de la Morgue, y mucho más, conseguir el dinero para pagar el entierro. A esos venezolanos cuyas muertes no llenarán de publicidad (Obituarios) las páginas y espacios de los medios de comunicación, oficiales o privados, sino que luego de ser la "Notica del Día" – por cierto, en el Canal 8 no dan este tipo de noticias - serán sustituidos por otra historia de muerte violenta, y así, hasta superar las DIECINUEVE MIL violentas del año 2009, las cuales no interesan al Gobierno porque en cómo continuar en el Poder tiene suficiente ocupación.

En homenaje a ellos se dejará la nota: "¡Virgen de Coromoto!, ¿qué les estará diciendo Dios a los venezolanos?", escrita como está. No se suprimirá, no se le echaré la culpa a los torpes dedos en el teclado y menos a los "duendes" o "gusanos electrónicos". De esta manera, reconocer a muchos venezolanos en la Sexta Muerte, no es un exabrupto sino un homenaje. Porque sus insignificantes muertes (lo que dan es risas para el Gobierno, ¿o no es así, señor Izarra?) complementan los sufrimientos de Jesucristo, que con los no poderosos fallece cada día. Y además, lo escrito recuerda aquélla inscripción: INRI (Jesús de Nazaret Rey de los Judíos), mandada a colocar por Pilatos en la Cruz: "lo escrito, escrito está".

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.