martes, 30 de julio de 2019

Venezuela: Sacerdote pide perdón a joven que quedó ciego en protestas


FEDERICO PARRA | AFP / Facebook Enrique Jose Yanes Montero
 “Como sacerdote y venezolano, en nombre de muchos debo bajar la cabeza y pedirte perdón”, expresó el padre Enrique Yanes a través de una carta pública al joven Rufo Chacón

Jul 30, 2019

El caso del joven Rufo Antonio Chacón llamó la atención por la crueldad con que fue atacado durante una protesta vecinal en San Cristobal, estado Táchira (Venezuela), el 2 de julio. Ese día, junto a su hermano Adrián de 14 años y su madre Adriana Parada, se sumaron a las protestas por la falta de gas doméstico en su comunidad.

Rufo recibió 52 perdigones que impactaron en su rostro, 16 de ellos incrustados en sus ojos. Resultado: pérdida total de la vista. El médico internista Luis Ramírez presidente de la Corporación de Salud del Táchira, dio el infausto primer reporte. La solidaridad fue inmediata, incluso, con ofrecimientos de llevarlo a centros especializados de Colombia, México, Estados Unidos y España con el fin de que pueda recuperar la vista.

El respaldo también se expresó desde la parte espiritual con llamados de atención de las autoridades eclesiales hacia quienes cometieron el vil hecho. El padre Enrique José Yanes Montero, párroco de Nuestra Señora del Rosario, en la arquidiócesis de Caracas, también expresó su solidaridad mediante una carta pública a Rufo. Yanes preguntaba: “¿Por qué te hicieron esto?”; y “en nombre de muchos”, decidió “bajar la cabeza” y pedir perdón.


“¿Por qué te hicieron esto?”

Facebook Enrique Jose Yanes Montero
“Realmente es muy duro y lamentable recibir noticias e imágenes como las que recibí de ti, Rufo Antonio, quien a tus cortos 16 años, sin justificación, dispararon a tus sueños, ilusiones y futuro: de frente, sin piedad, como el ajusticiado quien frente a su verdugo recibe la realización de su condena aunque inocente”, escribió Enrique Yanes.

“Tú no tenías la culpa de estar en el lugar y momento menos indicado, mucho menos de no tener gas. Los años que suman tu vida, te convierte en una víctima inocente de un sistema criminal del que no eres culpable. Por eso como sacerdote y venezolano, en nombre de muchos debo bajar la cabeza y pedirte perdón”, comenzando así la sagrada petición.

“Perdón por aquellos que con un voto castigo y una falsa idea de cambio, abrieron las puertas hace más de 20 años a la perversidad, el resentimiento, el abuso, la muerte y la maldad en Venezuela”, contextualizando la realidad de Venezuela en los últimos 5 lustros.

“Perdón por el individualismo que nos fue dominando poco a poco durante este tiempo y que devengó en corrupción, robo y saqueo que fueron los causantes de que esa bombona de gas no llegara a tu casa y en lugar de estar estudiando como un joven normal de tu edad, te empujó a protestar por un derecho que te corresponde”.

“Perdón porque esos que te dispararon son signo de lo que hemos dejado que nos conviertan como sociedad”, agregaba. “Perdón porque permitimos que en lugar de que nacieras en el país de la arepa, el petróleo y el béisbol, creciste en una tierra árida y gris, lo más parecido a un campo de concentración donde lo único que pensamos cada día los que vivimos en esta tierra de todos y de nadie es ¿Quién será el próximo?”.

El sacerdote añadía en la carta: “Perdón porque gracias a muchas razones tu vida no será la misma y en esto todos tenemos algo de culpa por dejarnos pisotear la dignidad durante tantos años, porque permitimos que se adueñaran de un país que era nuestro y sobre todo porque no hemos logrado cambiar las cosas”. “Perdón porque no te puedo explicar por qué no puedes leer esta carta, simplemente porque el odio y el resentimiento social hecho persona te disparó de frente y no te perdonó ni siquiera el hecho de que eras un niño”.

Yanes explica que la foto de Rufo ensangrentado junto a la madre y que fue difundida por los medios de comunicación, “me recordó a la persona de quien le hablo a la gente a diario, mi maestro, Jesús de Nazareth quien fue golpeado, torturado y masacrado siendo inocente bajo la mirada dolorosa e inconsolable de su santísima madre”.

El religioso, que siempre está presente en las marchas contra el régimen de Maduro, trajo a colación otro episodio sufrido por una joven en Venezuela: “Me tocó en el año 2013 ver a Geraldine Moreno en Valencia con las mismas marcas que hoy empañan tu rostro: las marcas de unos perdigones que son tan dolorosos y lamentables como ver un país que se nos va de las manos y que cada vez se sume más en una terrible oscuridad”, le dijo a Rufo.

“Tú Rufo eres luz, grandeza, valentía y fuerza, la sangre noble de los andes corre por tus venas, eres hijo de Bolívar. Los que están ciegos son otros que tienen el alma negra, que asesinan, torturan y persiguen porque no tienen razón, que atacan al indefenso pero que en el fondo son dignos de lástima porque están bajo la mirada de una justicia divina que les pisa los talones y que más pronto que tarde caerá sobre sus hombros”.

“Sé que estas letras no servirán de mucho ante la atrocidad de lo que te hicieron, ojalá sirvieran por lo menos para despertar conciencias que aún siguen dormidas esperando un milagro del cielo, pero sin mover ni un dedo para que este suceda”.

“Estas letras van unidas a mis oraciones y quiero que sepas que no estás solo y que te has convertido en el hijo, el hermano y el amigo de muchos que como yo, sin conocerte te admiramos, te queremos y juramos no descansar hasta lograr una Venezuela libre y próspera, ese será nuestro regalo para ti y todos los chamos de tu generación, así nos cueste la vida intentarlo” concluyó el padre Enrique Yanes.
.
Rufo quiere ser ingeniero


Rufo Antonio Chacón recibió su título de bachiller el pasado viernes 26 de julio, en un acto realizado en la Unidad Educativa Nacional Liceo Bolivariano Luis López Méndez, en la población de Táriba, municipio Cárdenas, del estado Táchira. Nuevamente las redes sociales se hicieron eco del hecho, y el joven confirmaba su deseo de seguir estudiando.

“Terminé la escuela secundaria este año, y quiero ir a la universidad y estudiar ingeniería de software”, dijo a CNN en pleno proceso de sanación de las heridas y adaptación a su nueva realidad. “Pase lo que pase conmigo, todavía quiero ir a la universidad”, ratificó. “Realmente quería mudarme a Estados Unidos, encontrar una visa de alguna manera e ir a un país donde la tecnología sea un poco más avanzada”. Dios no lo abandonará.





lunes, 29 de julio de 2019

¡Diócesis de Guarenas! Fundación Diocesana de Salud realizó jornada médica en Araira


Durante la primera jornada en la Iglesia El Carmen de Araira, se atendieron 569 consultas de las cuales 175 fueron a niños, informaron fuentes de la Diócesis de Guarenas

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Fotos: Fundación Diocesana de Salud
Guarenas, 29 de julio de 2019 

La Fundación Diocesana de la Salud, realizó el pasado 28 de julio, su primera jornada médica después de ser oficialmente creada por monseñor Gustavo García Naranjo, titular de la Diócesis de Guarenas, bajo impulso de la doctora María Collazo y el apoyo del padre Alí Benítez Álvarez, responsable de Caritas Diocesana.

La jornada se cumplió en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Araira, estado Miranda, y durante la misma se realizaron 569 consultas de las cuales 175 fueron a niños, según informaron fuentes allegadas a esta organización vinculada a la iglesia.

El objetivo de la fundación diocesana  de salud es asistir a la población más vulnerable, es decir, niños de 0 a 12 años y adultos mayores, en la zona de Guarenas, Guatire y Barlovento, siendo pioneros en este tipo de trabajo en esa región el estado Miranda.



La fundación fue presentada en la última reunión del clero diocesano y sus actividades vincularán a las 24 parroquias que conforman esta iglesia particular. También esperan sumar a médicos y trabajadores de la salud de cada una de las parroquias para llegar de manera efectiva a la población más necesitada.

Un trabajo publicado recientemente por el portal católico Aleteia, dio cuenta del proyecto diocesano y las anteriores jornadas médicas realizadas en algunas parroquias de la ciudad de Guarenas. 


En cada jornada médica la Diócesis de Guarenas recibe más de 400 pacientes, pero requiere apoyo para continuar en esta labor, “porque son muchos los venezolanos afectados en su salud por la crisis humanitaria”


Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico


La señora Calixta Elena Ruiz Rodríguez, habitante del barrio Zulia, acudió a uno de los operativos de salud realizados en la parroquia Jesús Obrero de Guarenas. Hace seis años sufrió una caída y desde entonces padece fuertes dolores en la cadera y no puede mover el fémur derecho. “Durante estos seis años los médicos me han dado varios presupuestos para comprar una prótesis sedimentada de cadera derecha, pero no tengo dinero”, dijo en conversación con Aleteia, asegurando, además, que “es difícil comprar los medicamentos”.
“Me voy de este operativo con mucha alegría por la atención que me dieron, y con una gran esperanza”, expresó luego de ser atendida y presentar su caso a la Fundación Raziel, una de las ONG que colabora con la organización de salud de la Diócesis de Guarenas.
Como Calixta, “en este día, fueron atendidos otros 400 pacientes en diferentes modalidades de salud en las áreas de pediatría, nutrición, medicina interna, traumatología, ginecología, cardiología, gastroenterología, oftalmología y odontología, entre otras”, reportó más tarde la doctora María Collazo, una gastroenteróloga coordinadora de la fundación diocesana.




VENEZUELA
@GuardianCatolic

Es un proyecto de la Diócesis de Guarenas

“En este momento en el que se debe ofrecer apoyo a la gente más necesitada de Venezuela, es nuestro deber como iglesia, que sea a través de soluciones concretas como en el área de la salud, una de las más urgidas para los venezolanos”, reflexionaba monseñor Gustavo García Naranjo, en el marco de la presentación del proyecto de salud diocesano ante los párrocos responsables de las 24 parroquias que conforman la iglesia particular.
Las expresiones del obispo no eran vacías. Estaban acompañadas del compromiso y trato directo a las personas necesitadas, así como de la experiencia lograda en varias jornadas médicas que contaron con su apoyo. El objetivo es asistir a la población más vulnerable –niños de 0 a 12 años y adultos mayores- en la zona de Guarenas, Guatire y Barlovento, siendo pioneros en este tipo de trabajo en esa región el estado Miranda.
Queremos darle respuesta a nuestros hermanos que padecen en medio de esta crisis humanitaria”, explicó el obispo de Guarenas a los galenos, al culminar una de las jornadas a la que asistió Aleteia“La salud de la gente no puede esperar. Un enfermo no puede esperar. No se puede vivir tranquilo estando enfermo o teniendo familiares y amigos enfermos”, dijo a los profesionales agrupados en torno a la recién creada fundación.

¿Cómo es la estrategia de estas jornadas?

“Aunque ya veníamos realizando este trabajo de manera voluntaria, nos hemos sumado al llamado del Obispo para trabajar de manera conjunta, más amplia, organizada y bajo su autoridad”, dijo la doctora Collazo. “En estos operativos los pacientes proceden de los sectores más sensibles y cercanos a las parroquias”, aseguró.
La estrategia es sencilla pero efectiva e involucra a los movimientos de apostolado de las parroquias donde se realizan los operativos o jornadas médicas. Sus integrantes, al tiempo que evangelizan a los sectores cercanos a la comunidad parroquial, detectan las necesidades de salud más sentidas en niños entre cero y doce años, y en adultos mayores. Luego, invitan en grupos organizados a los pacientes censados a las instalaciones religiosas donde se cumplen las jornadas médicas, y allí, reciben la respuesta adecuada.
Regularmente atienden unos 400 pacientes por cada jornada de salud, como ocurrió en el operativo del 30 de junio en la parroquia Jesús Obrero; o más de 500, como fue en San Miguel Arcángel, el 14 de julio. Collazo informó que la próxima jornada será el 28 de julio, en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Araira, una comunidad agrícola; pero desde ya con la presentación de la fundación de salud muy posiblemente se extenderán.
La especialista informó que, de momento, la organización de salud diocesana no está entregando medicamentos porque no tienen los recursos para esto. Es una estructura que se está montando. Sin embargo, junto al informe y los récipes remiten a los pacientes hacia las instituciones médicas del Estado, fundaciones amigas y otras organizaciones humanitarias que sí pudieran entregarles los medicamentos, insumos y realizar los exámenes necesarios.




VENEZUELA
@GuardianCatolic

 La Iglesia ofrece soluciones
Para la doctora María Collazo este tipo de jornadas, emprendidas de manera constante y en condiciones adecuadas por la Iglesia católica, “no es un paliativo sino una solución concreta” para ayudar a solventar la crisis de salud que sufren los venezolanos. “Por eso necesitamos que las instituciones y empresas privadas ayuden a la Iglesia”, solicitó.
Explicó que los profesionales que le acompañan cumplen con el artículo 24 de la Ley del ejercicio de la medicina en Venezuela, precisando que “indistintamente del credo, raza o condición política, nosotros atenderemos a los pacientes en instalaciones de la iglesia”.
Monseñor Gustavo García Naranjo hizo un reconocimiento al trabajo de los médicos, enfermeras y demás voluntarios que se han sumado a esta fundación de salud en la Diócesis de Guarenas. “Estos médicos creyentes son una fuerza laical muy importante para la iglesia, porque se coloca en favor de la gente necesitada y merecen nuestro apoyo para seguir adelante. Por eso tenemos que darlo a conocer en todas partes”.



jueves, 25 de julio de 2019

El milagro eucarístico en San Mauro la Bruca cumple 50 años


El 25 de julio de 1969, ladrones desconocidos profanaron el Santísimo Sacramento en un pueblo de Italia y se robaron 63 hostias consagradas, sin embargo, las partículas se conservan intactas hasta el sol de hoy

Ramón Antonio Pérez | Jul 25, 2019
La historia fascina tanto, que Angelo Di Bello, visitó el 18 de julio el Santuario Eucarístico de San Mauro la Bruca en la provincia de Salerno, con ocasión de que este 25 de julio cumple cincuenta años del milagro ocurrido allí en el año 1969. Angelo nació en Caracas y se fue a vivir a Italia junto a sus padres, después que éstos, por poco pierden la vida en las revueltas populares del 27 de febrero de 1989 en Venezuela. 
Una vez establecido en Centola, también en Salerno, ha conocido varios lugares donde se asientan muchas creencias de la fe cristiana, entre estos el Milagro Eucarístico de San Mauro la Bruca.
“La noche del 25 de julio de 1969, en San Mauro la Bruca, unos ladrones desconocidos ingresaron a la iglesia parroquial de Santa Eufemia y robaron del tabernáculo el vaso sagrado con 63 hostias consagradas, entre otros objetos. Al escapar, arrojaron las Hostias en una especie de hueco donde fueron encontradas al día siguiente por la niña de seis años, Gerardina Amato. La chiquilla alertó al párroco, Don  Pasquale Allegro, quien las recogió y colocó en el tabernáculo, donde permanecen intactas”.
Así resumía Di Bello el singular milagro que fue a visitar “en pleno novenario”, en la población ubicada a unos doscientos kilómetros al sur de Nápoles.
El hecho demuestra que la presencia de Jesús en las Hostias Consagradas es real y verdaderaLas Hostias están intactas después de 50 año de ocurrido el sacrílego acto”, reiteraba en su mensaje para Aleteia, agregando fotografías del lugar y referencias de la página que el Santuario mantiene en Facebook, donde hablan del hecho milagroso.
No podemos negar en esto la presencia real de Jesucristo”, indicaba Di Bello. “Si un pan de trigo puede durar hasta una semana, ¿cómo explicar entonces que en este caso, las 63 hostias –sin conservantes- se mantengan frescas e intactas después de 50 años?”.
Entonces el obispo de la Diócesis de Vallo della Lucania era monseñor Biagio D'Agostino, quien tras la recuperación de las 63 Hostias, emitió un decreto el 25 de julio de 1970, estableciendo que las partículas profanadas se conservarán en adoración perpetua. Además, determinó que el 25 de julio de cada año se celebrará en la parroquia de San Mauro la Bruca, una Eucaristía de Reparación; y elevó a Santuario Eucarístico el templo.  
¿Qué dijo la niña que encontró las Hostias?


Un video de la Conferencia Episcopal de Italia de 2015 y publicado ese mismo año por la versión italiana de Aleteiapresenta el testimonio de Gerardina Amato, narrando los detalles de ese importante acontecimiento para los pobladores de San Mauro la Bruca.
Gerardina cuenta que esa mañana salió a pasear junto a su abuelo Giovanni. Tenía entonces 6 años de edad. Fue va a jugar cerca de la iglesia, y de pronto ve sobre una pila de maderas y leñas, en una callejuela cercana al templo, 63 hostias que reconoció eran de verdad.
La niña llama al abuelo, el cual se da cuenta de la situación y éste, a su vez, la manda a llamar al cura párroco. Llega el sacerdote y junto al abuelo se arrodillan y rezan oraciones cómo reparación al sacrílego robo. Buscaron los demás objetos y encontraron el cáliz que los ladrones en la huida también botaron cerca del lugar. 

Gerardina, siendo una niña no comprendió bien lo sucedido pero ahora de adulta indica en el video: “me conmueve de haber sido un instrumento del Señor sin haberme dado cuenta”.
Una significativa enseñanza
Para Angelo Di Bello esta historia tiene una gran enseñanza: “Jesús quiso demostrar su amor y cercanía a pesar de la maldad de los hombres que no lo creen, no lo aman y no lo adoran profanándolo con un robo en la iglesia”, reflexionó junto a su párroco en Centola.
“Las Hostias pudieron haber sido destruidas por los ladrones o en el peor de los casos vendidas a las sectas satánicas”, comentó. “Fueron botadas en la calle y encontradas al día siguiente por una niña inocente, la cual hubiese podido jugar con ellas pensando que eran papelillos -como lo ha dicho la misma señora Gerardina en el video- pero no fue así”.
“La niña llama a su abuelo que se da cuenta de la situación y esto para uno que tiene fe significa que Jesús no nos abandona nunca a pesar de nuestra maldad y de nuestra incredulidad. Él se deja encontrar por esas almas inocentes que en nuestro caso es el de la niña”, concluye en su mensaje Angelo Di Bello sobre este Milagro Eucarístico.








lunes, 22 de julio de 2019

Ancianos y una muerte lenta: La realidad supera la ficción de FaceApp en Venezuela


Personas de la tercera edad asisten con frecuencia a la Iglesia Santa Capilla de Caracas donde reciben un almuerzo para mitigar el hambre. Foto @GuardianCatolic
Más de cuatro millones y medio de “adultos mayores” exigen pensiones dignas para poder tener una vejez decente y no vivir de las ficciones virtuales o las promesas incumplidas de los líderes políticos

Jul 22, 2019

En tiempos en que las redes sociales acrecientan el deseo de conocer cómo serán en el futuro los rostros de las personas jóvenes y de mediana edad de esta época, tal como lo permite la aplicación FaceApp, en Venezuela, la realidad de los “verdaderos viejitos” supera con creces, la ficción de los arrugados pero sonrientes semblantes de quienes buscan el futuro en el mundo virtual. Basta recorrer Caracas y otras ciudades para comprobar a los verdaderos ancianos con gestos de tristeza, enfermedades y abandono.

Nada que ver con el mundo digital que solo genera falsas ilusiones. La realidad es esta: a pesar de que de Nicolás Maduro ha decretado varios aumentos en el salario mínimo, igualando las pensiones y jubilaciones de los hombres y mujeres de la tercera edad con los trabajadores activos, su poder adquisitivo ha disminuido, tanto, “que ya no se lo puede considerar como un salario de subsistencia”, reconoce la Alta Comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

“El gobierno nos mata de mengua”
Sencillamente no alcanza para nada, y se convierte en una declaración de muerte lenta, en una eutanasia progresiva y pasiva a los pensionados que reciben el monto correspondiente al salario mínimo”, consideró Edgar Silva, un incansable luchador por los derechos de los ancianos en Venezuela. 

Las pensiones no sirven para absolutamente nada, sino comprar dos o tres productos. Si compras las medicinas que cuestan más de 40.000 bolívares, no puedes comprar los productos alimenticios”. Es una “declaración de muerte lenta para los ancianos”, reiteró el luchador social, con quien coincidió la profesora jubilada Amelia Zambrano, de 74 años de edad, al salir de una misa a la que concurrió junto a otros ancianos. 

Nuestra realidad no es virtual; es verdadera. No es un juego de computadoras lo que vivimos los ancianos en Venezuela”, dijo.

“La comida y los medicamentos; y hasta los productos de aseo personal son inalcanzables para los adultos mayores”. “Por más que la Iglesia y algunas organizaciones no gubernamentales intentan aplacar el hambre con ollas solidarias, farmacias parroquiales, y operativos sanitarios, eso no es suficiente”, dijo Amelia.

Expresó que a pesar de estar jubilada y pensionada lo que recibe “se va en poca comida y medicamentos”. “La verdadera respuesta debe estar en el Estado y en las acciones del gobierno”, explicaba como si una cátedra de formación estuviera impartiendo.
       La reserva moral de los pueblos


En Caracas, los ancianos asisten con frecuencia a las convocatorias de las organizaciones que los agrupan. Primero participan en las misas y luego se concentran frente a la sede del Ministerio Público y de otras instituciones del Estado. “El gobierno mata de mengua al adulto mayor”; “Los jubilados y pensionados también comemos”; “Nos matan con pensiones miserables”, repiten en su consignas.

Emilio  Lozada, presidente de la Federación de Jubilados y Pensionados de Venezuela, denuncia que  los Adultos Mayores mueren de mengua en Venezuela. Foto José Cohén
Emilio Lozada, presidente de la Federación de Jubilados y Pensionados de Venezuela, recordó que el 29 de mayo pasado, justo el Día Nacional del Adulto Mayor, entregaron al Ministerio Público un documento denominado: “La Reserva Moral le habla al país”, en el que denunciaron los atropellos y violaciones a los derechos humanos que sufren los adultos mayores por parte del régimen que gobierna el país bolivariano.

“Estamos padeciendo las inclemencias impuestas por este régimen dictatorial, como son: el hambre, la mala alimentación, la carencia de medicina, la mala atención médica; transporte y servicios públicos destruidos. Estamos soportando una diaria e inimaginable situación, que no nos permite vivir una vejez digna y con júbilo, cual era nuestro sueño; razón por la cual insistimos que, por la Patria que construimos con nuestra juventud hoy, mañana y siempre,  estamos dispuestos a enfrentar -desde la calle- esta política genocida”, reza el documento conocido por Aleteia.

Explica que los adultos mayores están dentro del 94 por ciento de la población venezolana que no cuenta con los ingresos mínimos necesarios para cancelar los precios de la canasta alimentaria. Están dentro de los 18,7 millones de personas con condiciones de salud de mayor prevalencia, incidencia y mortalidad sin garantías de acceso, diagnóstico, tratamiento médico de ninguna especialidad, con un alto riesgo de fallecer en un hospital público por las condiciones de atención precarias.

Esto es una demostración de la flagrante violación de los derechos humanos en la que están sometidos unos 4 millones 560 mil ciudadanos en condición de pensionados”, dijo Lozada para Aleteia, que los acompañó en esta ocasión.

El pueblo debe escuchar a sus abuelos

Padre Gerardo Salas, sub secretario de la Conferencia Episcopal Venezolana comparte con los ancianos en una ceremonia en la Iglesia La Candelaria de Caracas. Foto José Cohén.
El padre Gerardo Salas, sub secretario de episcopado los acompañó ese día y resaltó las virtudes de los abuelos. Aprovechó de mencionar las consideraciones que hace el Papa Francisco con este grupo humano, a quien califica como uno de los “tesoros” de la familia por su vasta sabiduría de lo que es el transitar de la vida.

“Un pueblo que no escucha a sus ancianos, es un pueblo que muere, ya que ellos tienen la experiencia de cómo salir adelante ante las dificultades que se nos presentan en nuestra existencia”, dijo el padre Salas en su mensaje. 

“Desde esta casa de Dios, sientan el apoyo de la Iglesia Católica para que sigan sembrando la esperanza a nuestro país en estos tiempos difíciles en el cual atravesamos”, concluyó.


 
Te puede interesar: Venezuela: Niños y ancianos, los más afectados por escasez de alimentos y medicina


domingo, 21 de julio de 2019

Cardenal Urosa: Gobierno de Maduro es un violador de derechos humanos y debe irse


El Arzobispo Emérito de Caracas, denunció al gobierno de Nicolás Maduro como “un violador de los derechos humanos” y le exige abandonar el poder para permitir que se resuelvan los graves problemas de Venezuela

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 21 de julio de 2019
"A fines del mes de junio estuvo en Venezuela la señora Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Luego de su visita, ella emitió un informe que revela y desenmascara la realidad del actual gobierno de Venezuela como un violador de los derechos humanos", dijo el Cardenal Jorge Urosa Savino al periodista Walter Sánchez Silva, corresponsal del portal ACI Prensa en Perú.
"Ese informe corrobora las críticas y denuncias que desde hace varios años han venido haciendo los obispos venezolanos”, dijo en la entrevista que luego remitió a El Guardián Católico.
Recordó que el pasado 11 de julio, "en el marco de nuestra asamblea general ordinaria, los obispos venezolanos emitimos un documento en el cual, entre otras cosas, indicamos la necesidad de que Nicolás Maduro abandone el poder que ocupa de factoYa en enero de este año, habíamos indicado la ilegitimidad de la pretensión de Maduro de seguir gobernando a Venezuela".
"Ahora, en julio, por primera vez, indicamos la necesidad de que deje el poder para permitir un cambio de gobierno que resuelva los graves problemas que confronta el pueblo venezolano", dijo el purpurado. "Llegamos a esa decisión por la convicción de que Maduro no está en capacidad de manejar la marcha del paísSimplemente no puede hacerlo", resaltó el cardenal Urosa.
Igualmente aseguró que Venezuela está en ruinas. "La inflación absolutamente desbocada; no hay luz, no hay agua, no hay gas ni gasolina; no hay dinero en efectivo, papel moneda; no hay comida o están los precios por las nubes; no hay medicinas, ni repuestos para vehículos ni maquinarias. Simplemente Maduro no sabe y no puede gobernar".
Además, continuó el Cardenal Urosa, el gobierno de Maduro "ha violado sistemáticamente los derechos humanos de los venezolanos. Por eso, como lo he dicho en repetidas declaraciones desde abril de este año, Maduro debe irse".
Situación de los presos políticos 
"Un aspecto gravísimo de la actual situación que quiero destacar es la situación de los presos políticos, algunos de los cuales han muerto bajo custodia del gobierno, en circunstancias que indican responsabilidad de funcionarios del estado", denunció Urosa.
"Hay militares y civiles presos sometidos a aislamiento y violación de derechos, como el diputado Edgar Zambrano y otros. Recientemente murió asesinado luego de sufrir torturas durante varios días en una instalación militar, el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo. Eso clama al cielo, debe cesar inmediatamente y debe ser severamente castigado por la ley".
Refirió que "desde hace varios años, ni Hugo Chávez ni Nicolás Maduro han respondido nuestros mensajes, ni siquiera cuando, hace algún tiempo, con la mejor buena voluntad, enviábamos opiniones y consejos para resolver los problemas del pueblo". "Esporádicamente han respondido a algunas declaraciones con algunos ataques, pero no a nuestra exhortación pastoral del 11 de julio".
Un mensaje a los venezolanos

El Arzobispo Emérito de Caracas recordó que en la exhortación pastoral del 11 de julio, los obispos "hacemos un llamado al pueblo a una convivencia cívica plural, pacífica, en justicia, libertad y solidaridad. Debemos participar activamente en la renovación ética y espiritual de Venezuela".
A los venezolanos que se han visto obligados a emigrar, expresó su "solidaridad y un llamado a la fortaleza para afrontar la dura situación en que se encuentran, y a la esperanza. Que se acerquen más a Dios que los ayudará a superar las actuales dificultades".
Finalizó enviando "un saludo y gratitud a los pueblos y gobiernos, como el Perú, que ha recibido a tantos venezolanos que se han visto obligados a emigrar. ¡Bendiciones para todos!".