Translate

miércoles, 28 de enero de 2015

Iglesias Históricas de Caracas ratifican compromisos por la Unidad de los Cristianos tras culminar el Octavario



Buscar la unidad entre los cristianos es una actitud muy necesaria en la Venezuela actual, tan dividida y polarizada

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 28 de enero de 2015.- Un claro deseo de realizar nuevas actividades ecuménicas con el objeto de fortalecer la unidad entre las diversas religiones cristianas que hacen vida en Venezuela, y caminar más allá de la semana de oración, es la tarea que se han planteado los líderes religiosos congregados en las Iglesias Históricas de Caracas, luego de culminar el octavario con una eucaristía que se realizó el pasado 25 de enero, en el Seminario Interdiocesano “Santa Rosa de Lima”, de esta ciudad.

La solemnidad de la Conversión de San Pablo, nuevamente permitió reunir a representantes de las Iglesias Apostólica Armenia, Ortodoxa Antioqueña, Ortodoxa Griega, Ortodoxa Rumana, Anglicana Episcopal Venezolana, Evangélica-Luterana en Venezuela, la Iglesia Presbiteriana, y también a la Iglesia Católica, con sus ritos Latino, Maronita y Melquita, agrupadas en el Consejo de Iglesias Históricas.

Fundamentados en el lema de este año tomado del Evangelio de San Juan, capítulo 4, versículo 7: “Dame de beber”, petición que Jesús le hizo a una mujer Samaritana, grupo social para entonces confrontado con los judíos, discurrieron las reflexiones, oraciones, peticiones y compromisos durante la semana de oración.

Ir más allá de la semana de oración


Uno de estos comprometidos en fortalecer el ecumenismo en Venezuela es el presbítero Ramón Vinke, secretario para la Fe y  Ecumenismo en la Arquidiócesis de Caracas y secretario del Consejo de Iglesias Históricas de la capital venezolana.

Primeramente explicó que la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos tiene en el mundo más de cien años, y en cuanto a su forma actual en Venezuela, que incluye “celebraciones durante ocho días seguidos en ocho diferentes Iglesias, se celebra desde el año 1997”. 

Luego expuso que el ecumenismo no puede limitarse a los ocho días de la semana de oración por la unidad. “Es necesario programar otras actividades durante el año, lo cual se ha intentado, pero no siempre se ha logrado”, aunque acotó que “siempre surgen también invitaciones de algunas Iglesias...”.

La propuesta del Padre Vinke fortalece los clamores de unidad hechos por Jesucristo al Padre Celestial, y por los diversos Papas a lo largo de la historia del cristianismo. “El objetivo del ecumenismo es el de restaurar la unidad de los cristianos, según el deseo vehemente de Jesucristo: Que todos sean uno, como Tú, Padre, en mí, y yo en Tí; que todos sean uno, para que el mundo crea (Jn 17, 21)”, dijo.

Explicó que a lo largo de la historia, “la unidad de los cristianos se ha visto menguada (...) particularmente por la separación de las Iglesias de Occidente y de Oriente en el Siglo XI, por la Reforma Protestante en el Siglo XVI...”.

Considera que la división le resta fuerza a la fe, por lo cual “en el actual contexto mundial, marcado por la secularización, el empeño por lograr la unidad de los cristianos ha cobrado mayor importancia”, dijo.

De igual manera, valora de manera positiva el papel que jugará la unidad de los cristianos en la Venezuela actual. “El ecumenismo -más allá del objetivo de restaurar la unidad de los cristianos- es una actitud (...) la actitud de buscar la unidad: actitud, que es muy necesaria en la Venezuela actual, tan dividida, tan polarizada”.

Finalmente informó, que el Padre Agustín Saab, Abad del Monasterio San Charbel de Caracas, aprovechó los encuentros sostenidos durante el octavario para invitar a los representantes del Consejo de Iglesias Históricas de Caracas, a la celebración de San Marón, el domingo 8 de febrero, a las 6 de la tarde.

Las palabras del Santo Padre Francisco, y las denuncias de los ataques a los cristianos en Oriente Medio, Siria y otras regiones del mundo, formaron parte de las reflexiones e intenciones de quienes participaron en las diferentes ceremonias por la unidad.



martes, 27 de enero de 2015

TESTIMONIO de un misionero venezolano en MOZAMBIQUE: Néstor Quintero narra su experiencia misionera en África



Misioneros Ad gentes “Virgen de Coromoto”, es un proyecto evangelizador de las Obras Misionales Pontificias y la Conferencia Episcopal de Venezuela, en África

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Caracas, 27 de enero de 2015.- “Aquel día nunca lo voy a olvidar. Los nervios me atacaron y no podía caminar cuando el 1 de diciembre de 2013, en la misa de clausura del IV Congreso Americano Misionero, en la plaza ubicada frente a la Basílica ‘Nuestra Señora de Chiquinquirá’, en Maracaibo, dijeron mi nombre y el lugar a donde iba ser enviado para llevar el mensaje de Jesucristo: Mozambique”.

Así comienza el testimonio que el profesor universitario Néstor Alexánder Quintero Aldama remitió al Portal Aleteiaconvencido de motivar a otras personas e instituciones a embarcarse en proyectos similares, en procura de llevar el mensaje de Jesucristo allende los mares.

Quintero Aldama es de la Diócesis de Punto Fijo - Venezuela, y actualmente realiza un servicio misionero en Mozambique, país ubicado al sureste del continente africano, formando parte del proyecto “Misioneros Ad Gentes Virgen de Coromoto”, apuntalado por las Obras Misionales Pontificias y la Conferencia Episcopal Venezolana, para una primera etapa de cuatro años.

Me parecía un sueño”, - indicó, agregando lo que en su corazón le dijo al Señor: “Abrázame fuerte que esta misión es muy grande para mí y mis fuerzas no me alcanzan (…) Por favor, Jesús, abrázame fuerte amigo, para no caerme (…) que me tiembla hasta la cédula de identidad”.

Dejar la comodidad por Cristo


Néstor Quintero es profesor de Educación Integral, graduado en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, en el año 2004; luego, en 2013, obtiene un Magister Scientiarum en Intervención Social, quedando capacitado para interesarse en los procesos sociales de nivel nuclear, es decir la familia; micro o vinculadas a comunidades y organizaciones; nivel meso que conforman estados, municipios, gerencias; y hasta el nivel macro: país, región y corporaciones.

Reconoce que “no ha sido fácil dejar el confort de una casa, la vida familiar, los amigos, la comunidad cristiana, el estatus quo de un buen trabajo como docente universitario, las  seguridades que brinda tu tierra y tus raíces, un proyecto de vida, afectos, historias (…) pero de verdad siento que valió, ha valido y vale la pena”, dice en su escrito.

Como todo tiene un origen, el llamado del profesor Quintero Aldama, también tuvo el suyo. Cuenta que surge hace poco más de tres años en Argentina cuando realizaba un Diplomado en el Centro de Misionología para el Cono Sur de América ‘Juan Pablo II’.

Frente a la Invitación de Jesús de ir a tierras donde la Iglesia aún estaba en sus primeros pasos, donde aún había mucha gente que no lo conocía”. Reflexionó en el cantautor Eduardo Meana: “¿Qué te daré? ¿Qué te daremos? Si todo, todo es tu regalo, te ofreceré, te ofreceremos, esto que somos, esto que soy, esto te doy”.

Su respuesta fue inmediata: “Cómo negarme, si nadie en el mundo me ha amado como tú, cómo cerrar los ojos ante tu necesidad, cómo no responder a la fuerza de tu amor que impulsa esta pequeña vida y saca de ella lo más grande”. Y como aquella joven virgen, llamada María, dijo sí.

Entonces comenzó el camino misionero. Solicitó ante las OMP de Venezuela le ayudaran al discernimiento vocacional, a la formación y preparación para partir a tierras de misión. 

Mi iglesia local, la Diócesis de Punto Fijo, siempre estuvo alentando mi Vocación (…), y de manera especial mi Obispo, Monseñor Juan María Leonardi”, recientemente fallecido, “para quien más que un fiel laico, fui un hijo que cuidaba, orientaba y hasta exigía con celo y ardor”.

De esta manera, ese 1 de diciembre, junto al padre Emérito Peña (Diócesis de Barinas), la profesora Yulimar Rivas (Diócesis San Carlos - El Vigía), y el licenciado Efrén Chirinos (Arquidiócesis de Coro), recibió su envío en Maracaibo, siendo un fruto inmediato del CAM IV y Comla 9.

Había llegado la hora de partir a tierras lejanas, tendría que viajar mucho para llegar a mi destino, pero ahora venía la parte más difícil: dejar a mi familia y hermanos en la fe en mi país y salir a tierras de misión”, dijo. “Si alguien me preguntara que fue lo más difícil de partir, mi respuesta sin pensarlo sería: dejar llorando a los seres que más amo en el mundo”, acotó.

Aun lo pienso y no puedo evitar que se humedezcan mis ojos, pues el recordar la mirada de mi madre, su llanto, su mano despidiéndose como su cuerpo ya sin energía de tanto llorar se apoyaba en las paredes de aquel aeropuerto, arrugan mi corazón”, agregó en su misiva.

Al mismo tiempo señala con gran entusiasmo y convicción: “Jesús merece de nosotros la mejor respuesta, que la Iglesia espera de nosotros el mayor testimonio y que nuestros hermanos ven en nosotros unos instrumentos del Amor de Dios y en muchos casos su única esperanza”.

¿Cómo ayudar en una realidad tan dura?

El profesor Néstor Quintero junto a Yulimar Rivas y Efrén Chirinos, en su estadía en Romaen ruta hacia Mozambique.

*******************************
El día 29 de mayo de 2014 llegaron a la ciudad de Tete, en el centro norte de Mozambique, en medio de “la pobreza y las carencias, pero también con las esperanza de las personas, de los pueblos y de quienes aún esperan en Dios”. 

Actualmente, se encuentra en la comunidad de Manje, capital del distrito de Chiúta, que será sede de una nueva parroquia en la misma Diócesis dirigida por Monseñor Don Inácio Saures (Imc), y que tiene una enorme extensión con un número importante de personas que aún no conoce a Cristo. “Los cristianos son apenas el 2% de la población”, destacó.

De igual manera, precisa la existencia de más de 400 niños huérfanos; jóvenes sin estudio y sin trabajo; ancianos abandonados; familias sin lo necesario para vivir; 66% de analfabetismo; 54% de deserción escolar en toda la escuela primaria; un alto número de personas infectadas por el VIH y otras enfermedades infecto-contagiosas, vinculadas con los hábitos alimenticios y hábitos saludables. 


Además, existe “un grave problema de género que mantiene a la mujer en último lugar y con los derechos que le asisten, sin ser considerados, ni por la sociedad ni por ella misma siquiera”.

Quintero informó que están dando los primeros pasos para “conocerlos, reconocer su camino de vida cristiana, identificar sus fortalezas y debilidades, y sobre todo amarlos y valorarlos por el esfuerzo de ser cristianos en medio de las dificultades y avatares de la vida.

El trabajo misionero implica: “ayudar a la Diócesis en sus diversas estrategias, y acciones vinculadas al fortalecimiento de la educación, formación de agentes de trabajo en las diversas realidades sociales que tienen que asumir, formación en materia de justicia y paz de jóvenes universitarios, atención a niños y personas en situación de riesgo social”. Todo será asumido en esta parroquia.


Finalmente, dejo ver que no es solo ayuda material lo que necesitan estos misioneros, sino también ayuda espiritual. 

En este año que está empezando, nos puedan ayudar con sus oraciones, con sus buenos deseos y de ser posible con la ayuda material tan necesaria para todo lo que nos vamos proponiendo en estas comunidades tan necesitadas de Dios y de Pan, de Vida y Salud



lunes, 26 de enero de 2015

Cardenal Urosa pide respetar el nombre de Dios, a propósito del "Dios proveerá" expresado por Maduro



La frase: “Dios proveerá” que Nicolás Maduro expresó durante su mensaje anual al país, “es patrimonio del pueblo cristiano”, ha escrito en un mensaje el Purpurado venezolano

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 26 enero de 2015.- El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, ha remitido un mensaje en el que pide respetar a Dios, y que “no hablemos o escribamos como si fuéramos Dios”, esto en relación a diversos comentarios que en tono de bromas han surgido a raíz del uso de la expresión “Dios proveerá”, que hace algunos días pronunció en su discurso al país, Nicolás Maduro.

“Podemos opinar y criticar en uso de nuestra legítima libertad de expresión. Pero en nombre propio, sin tomar ni siquiera en broma el puesto de Dios. Respetémoslo, por favor”, dijo el Arzobispo de Caracas.

A continuación el mensaje completo del Cardenal Urosa:

RESPETEMOS A DIOS

"Hace algunos días, en su mensaje al pueblo venezolano pronunciado ante la Asamblea Nacional, el Presidente Nicolás  Maduro utilizó la frase: “Dios proveerá”. Dicha expresión, patrimonio del pueblo cristiano, expresa la confianza en la ayuda divina en nuestras vidas. El Presidente tiene derecho a expresar su confianza en Dios.

Los venezolanos tenemos también  derecho  a opinar sobre el desempeño del Presidente en cumplimiento de sus funciones,  y sobre  la significación de sus palabras referidas a la providencia divina. Muy bien. Hagámoslo.

Pero no hablemos o escribamos como si fuéramos Dios.  Podemos opinar y criticar en uso de nuestra legítima libertad de expresión. Pero en nombre propio, sin tomar ni siquiera en broma el puesto de Dios. Respetémoslo, por favor".

Caracas, 25 de enero de 2015

CARDENAL JORGE UROSA SAVINO

ARZOBISPO DE CARACAS

viernes, 23 de enero de 2015

La MUD llama a cambiar el “caos” que el gobierno tiene en Venezuela



Durante un mensaje para conmemorar la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, el secretario de la MUD, Jesús Torrealba, llamó a fortalecer la unidad y convocó a marchar este 24 de enero en Caracas

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Petare, 23 de enero de 2015.- Jesús “Chúo” Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), leyó un manifiesto con motivo del derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958, durante un evento que se realizó este viernes en el sector “El Morro” de Petare, al que concurrieron diferentes líderes de los partidos democráticos agrupados en esta organización.

El escenario del encuentro da cuenta de la estrategia de acercamiento social que cada vez cobra más fuerza en la MUD: la espectacular vista de algunos barrios del municipio Sucre del estado Miranda copaban la escena; una plataforma para un solo orador (Torrealba); cuatro grandes pancartas con el emblema de la UNIDAD, y dos tribunas que fueron abarrotadas por varios dirigentes políticos: Henrique Capriles Radonski, María Corina Machado, Antonio Ledezma, Carlos Ocariz, Ramón Muchacho, Delsa Solórzano, David Smolanski, Alfredo Ramos y Julio Borges, entre otros, jóvenes y no tanto. 

La inmensa cruz del Morro, era rodeada por los visitantes que cesaban de mirarla.


“En el barrio y en la urbanización, en los sectores populares y en la clase media, a los venezolanos que alguna vez votaron por el oficialismo y a los que siempre estuvimos enfrentados al proyecto totalitario, nos hermana hoy una común convicción: ¡Esto no puede continuar! Este estado de cosas no puede seguir”, dijo “Chúo” Torrealba, arrancando aplausos de la multitud que asistió para apoyar a la MUD.

La reconocida voz del orador que cobró mayor notoriedad en su programa radio-televisivo “El Radar de los Barrios”, acotaba con mucha reciedumbre: “No hay derecho a que los venezolanos estemos pasando por las penurias y necesidades que hoy degradan nuestra vida ¡Esto tiene que cambiar!”.


Anunciaba que el régimen se encuentra en una crisis profunda debido a que llegó al poder engañando a la población. “Luego pretendió perpetuarse destruyendo la economía para dominarnos por hambre, destruyendo la educación para dominarnos con adoctrinamiento, utilizando la violencia para dominarnos por el miedo y destruyendo las instituciones para desvirtuar la República”.

El dirigente social reiteró que Venezuela es un país sin alimentos, medicinas, seguridad y “sin vergüenza en sus gobernantes”. Explicó que  el pueblo toma la palabra “en nombre de los humillados, ofendidos y agraviados; que somos también los esperanzados, decididos, convencidos (…) venimos aquí a decir: ¡Ya basta!”.

Agregaba en su mensaje el periodista y dirigente político: “Esta crisis empezó hace 16 años, cuando se inició la destrucción del aparato productivo venezolano, y se convirtió en debacle cuando hace ya tres años, a raíz de la enfermedad y fallecimiento del presidente Chávez, la rebatiña se convirtió en saqueo abierto y los corruptos se robaron hasta los dólares que eran necesarios para importar alimentos y medicinas”.

El mensaje de la MUD, precisa que el régimen no puede resolver el caos, “porque el régimen es el caos”; sin embargo, acotó que “la solución la tiene y la va construir el pueblo. Porque la solución es el cambio (…) Esta Venezuela tiene fuerza, criterio, calidad. Esta Venezuela le queda grande al régimen”.

“Necesitamos la unidad de los partidos democráticos, de los liderazgos que han surgido durante estos 16 años de lucha; unidad de liderazgos nacionales con liderazgos regionales, municipales y de base; unidad del liderazgo político con el liderazgo social, sindical, gremial y comunitario; unidad de todo el liderazgo con la ciudadanía independiente. Unidad ya no para defendernos y resistir, sino para avanzar y vencer”.

“Es urgente promover la construcción de espacios de base para que en los barrios y urbanizaciones los ciudadanos independientes puedan participar en la elaboración y ejecución de la política democrática”.

Considera necesaria la movilización con más eficiencia, pero recordó que la manifestación debe ser siempre pacífica y constitucional, enérgica y contundente y contacto “con el dolor y la esperanza del pueblo”.

De igual manera expresó que para construir la Venezuela Unida el costo de la crisis lo debe pagar la élite gobernante y sus corruptos.  “La crisis debe pagarla la boliburguesía parasitaria, el funcionariado corrupto y las mafias rojas”, dijo enfatizando la responsabilidad de los gobernantes actuales.


En torno a los comicios parlamentarios dijo que en 2015, estas elecciones serán una posibilidad concreta de avanzar en la construcción del cambio urgente y necesario. “Un triunfo amplio de los demócratas venezolanos en las elecciones parlamentarias, junto con la lucha dura y constante en defensa de los derechos civiles y políticos, económicos y sociales del pueblo venezolano, serán la llave de la solución política de la crisis”.




miércoles, 21 de enero de 2015

Publicado en @AleteiaES - Venezuela: Iglesias Históricas piden por los cristianos que sufren violencia



Los mensajes de solidaridad y hermandad han reinado durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos en Caracas


Caracas, 21 de enero de 2015.-En otras épocas la división entre cristianos fue de una ruptura completa; hoy damos gracias al Señor porque nos encontramos para orar juntos, lo cual es un feliz signo de esperanza”. Por eso, al recordar las palabras de Jesucristo: “No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí, para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado”.

Con este mensaje pronunciado por Monseñor Agustín Saab, de la Orden Libanesa Maronita, durante una misa solemne en el Monasterio San Charbel de Caracas, se dio inicio a la semana de oración por la unidad de los cristianos, que también se celebra en Venezuela, del 18 al 25 de enero, bajo los auspicios del Consejo de Iglesias Históricas de este país suramericano. 

El octavario sigue los lineamientos del Vaticano emanados del Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos, conjuntamente con la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias.

La apertura contó con la asistencia del Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano; de Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, obispo auxiliar de Caracas, en representación del Cardenal Jorge Urosa Savino; y el presbítero Ramón Vinke, delegado para el ecumenismo y el diálogo interreligioso, y además, secretario general del consejo de iglesias históricas de la capital venezolana.

También asistieron: Monseñor Orlando Guerrero, obispo de la Iglesia Anglicana Episcopal Venezolana; Monseñor Gomidás Ohanián, Obispo de la Iglesia Apostólica Armenia San Gregorio El Iluminador; Monseñor Georges Kahhale, Exarca Apostólico de los Greco-Melquitas; el Reverendo Akos Von Puky, Pastor de la Iglesia evangélica-luterana; Monseñor Ignacio Samaan, Obispo Auxiliar del Arzobispado Ortodoxo Antioqueno para México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe; el Reverendo Padre Immanuil Remudakis, Vicario General del Arzobispado Ortodoxo Griego para Venezuela, Colombia, América Central e Islas del Caribe; el Reverendo Padre Vasile Lungeanu, de la Parroquia Ortodoxa Rumana San Constantino y Santa Elena; la Doctora Loida de Valera, Moderadora del Sínodo de la Iglesia Presbiteriana.

 “Las palabras de Jesucristo, dijo Monseñor Saab, “reflejan la voluntad divina”. Por consiguiente, “los esfuerzos de todo auténtico cristiano deben estar dirigidos a restaurar la unidad que nuestros pecados, lamentablemente, han resquebrajado”.

De igual manera, el responsable de la Orden Libanesa Maronita en Caracas, indicó que esas palabras “deben motivar a desterrar el espíritu del mal presente en el mundo el cual llama a la división, y en consecuencia al odio. Por tanto, urge hoy más que nunca la reconciliación, por lo que invocamos la presencia del Espíritu Santo”.

Por los cristianos de Medio Oriente


Un tema presente fue la violencia que padecen los cristianos en Oriente Medio y otras regiones del mundo, por las incruentas acciones de grupos extremistas que usan el nombre de Dios para cometer actos de violencia.

“Como responsable y servidor de la Iglesia Maronita en Venezuela, y en nombre de nuestra comunidad, deseamos acercarnos al corazón y al alma de todos los fieles cristianos, particularmente de aquellos que tienen alguna autoridad civil y eclesiástica, para recordarles que participamos del dolor de nuestros hermanos en el Medio Oriente, la Tierra Santa de donde provenimos y proviene nuestra fe”, dijo.

Denunció que muchas comunidades de ésta Iglesia, y de otras religiones cristianas, son discriminadas y perseguidas, “realidad que no podemos olvidar, y que nos apremian a la oración y acción con el fin de aliviar el sufrimiento de nuestros hermanos”.

Cristianos, puentes de Dios para la humanidad


Monseñor Tulio Ramírez, quien habló en nombre del Cardenal Urosa, también centró su mensaje en la expresión de Cristo: 

Que todos sean uno Padre, como tú y yo somos uno”; pero, el obispo auxiliar de Caracas, expresó que los cristianos deben pedir a Dios que los convierta en puentes cooperadores de esta unidad para toda la humanidad.

En un mundo dividido por las guerras, por el odio, con las controversias, los cristianos tenemos un objetivo fundamental: el pedir a Dios la unidad, el ser puentes cooperadores de esta unidad que quiere Dios para toda la humanidad”.

De manera emotiva, indicó: “Los cristianos, queremos, sobre todo, ser factores vinculantes de esta unidad que hoy estamos celebrando”. Igualmente, se sumó a los llamados “por la paz en todo el mundo, en Medio Oriente, y especialmente los hermanos de Siria que sufren las consecuencias de una guerra religiosa”.


Entretanto, el Nuncio Apostólico, Monseñor Aldo Giordano, ofreció un saludo en nombre del Papa Francisco para los líderes religiosos de las iglesias cristianas de Venezuela. 

Su mensaje evocó las iniciativas de paz y de unidad entre los cristianos que el Sumo Pontífice está promoviendo y llevando a cabo en sus giras por todo el mundo.

Las iniciativas del Papa han ido más allá”, dijo, agregando, que entre estos ejemplos están sus encuentros con líderes religiosos cristianos, musulmanes y judíos a quienes, incluso, ha visitado en sus países y ha recibido en el Vaticano.


Finalmente, recordó en el templo maronita de Caracas, los llamados del Santo Padre a los diferentes gobiernos para que coadyuven en la protección de aquellos grupos de cristianos minoritarios que son masacrados, perseguidos y desterrados con violencia en países del Oriente Medio, África y otros lugares del mundo.


lunes, 19 de enero de 2015

La Divina Pastora fue venerada en Baruta por octavo año seguido



Desde el año 2002,  el domingo siguiente al 14 de enero, se reúnen en este municipio del estado Miranda, los feligreses que no pudieron asistir a procesión oficial en Barquisimeto, para venerar a la Divina Pastora

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Prensa Alcaldía de Baruta / Fotos: de Karina Oses

Baruta, 19 de enero de 2014. “Ataviada en un delicado vestido color blanco y rodeada de rosas naturales, la imagen de la Virgen de la Divina Pastora fue testigo, una vez más, de la manifestación mariana protagonizada por cientos de baruteños que se congregaron este domingo en la Plaza de Cumbres de Curumo para rendirle tributo”.

Una nota de prensa de la alcaldía de Baruta, en el estado Miranda, destaca que esta celebración se realiza desde el año 2002, cuando “un grupo de feligreses del municipio no pudo viajar a Lara para venerar como es costumbre cada 14 de enero a su patrona, por lo que decidió celebrar una homilía en su nombre en la localidad”.

Desde entonces, la festividad religiosa se ha desarrollado, de manera ininterrumpida, el domingo posterior a la fecha oficial, según acotan desde la oficina de prensa de la alcaldía de Baruta, realizándose a cielo abierto.


En esta ocasión recibió a cerca de 1.500 devotos, quienes acompañados por el acalde de la jurisdicción, Gerardo Blyde, “elevaron sus oraciones a la Santísima Virgen, la mayoría de ellas dirigidas por la paz y reconciliación de Venezuela”.

La eucaristía estuvo presidida por el párroco de “La Ascensión del Señor”, presbítero Ricardo Guillén, quien saludó la iniciativa de la comunidad baruteña; y elevó sus oraciones por la necesidades materiales y espirituales de la población venezolana.  

Resonaron las Redes Sociales



La agrupación Shitapta Coa llevó la batuta de la Misa Criolla, la cual contó con un variado repertorio de canciones que amenizaron la tarde. En Facebook, la agrupación señaló que esta plaza de Cumbres de Curumo se desbordó de comunidad y les expresó de diversas formas su hospitalidad y su gratitud por los Cantos de la Misa Criolla.

Igualmente participó la agrupación folclórica Sol Larense Ensamble, que le puso punto final a la celebración mariana con una sentida serenata al finalizar la santa eucaristía.

En su página de Facebook, también reseñaron su experiencia: “Ensamble Sol Larense se llena de orgullo estando presente en la misa en homenaje a la patrona del estado Lara, la Virgen Divina Pastora, celebrada en Caracas. Divina Pastora te pedimos siempre estar bajo tu amparo y darnos tu bendición”.


La programación contempló el rezo del Rosario, a las 5 de la tarde, para luego comenzar la Misa Criolla; y tras finalizar una serenata que fue delicia de los asistentes, ya que se pudieron disfrutar de expresiones culturales y bailes típicos del terruño de la Patrona de Lara y de Barquisimeto: La Divina Pastora.






Monseñor Lückert: “Si yo dijera lo mismo que algunos personeros del gobierno, estaría preso”, dijo en 6to Poder



“EL PAÍS VA ENRUMBADO AL DESASTRE”. 

Fueron las palabras de advertencia de Monseñor Roberto Lückert León, el primer Arzobispo que ha tenido Coro y segundo vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, durante su visita a 6to PODER, cuando hizo un llamado de atención a todos los factores políticos y sociales del país, al tiempo que analizó las situaciones preocupantes de las cuales, dijo, muchos gobernantes se han hecho de la vista gorda.

****************** 

Ante esta situación del país en lo social, político, económico, pastoral. ¿Cuál es el papel que ha venido desarrollando la iglesia católica venezolana?

Uno de los grandes esfuerzos que tenemos que hacer en los cambios de la vida social y política de Venezuela es mantener la comunicación de las comunidades a través de los medios de comunicación social. Los medios de comunicación son la epidermis sensible de la comunidad, para recibir y presentar los problemas del pueblo en busca de soluciones. Ustedes no son enemigos del gobierno, de la sociedad o de los empresarios.

Ustedes están a disposición del pueblo para ver problemas y buscarles soluciones. Por otra parte, los obispos somos venezolanos y, como tales, sentimos nuestro país, y tenemos un trabajo muy particular que son las visitas pastorales, y en ellas uno se da cuenta de muchas cosas y toma el pulso de la situación del pueblo, particularmente del pueblo marginal de Venezuela, y ante ese pueblo que no tiene quien escuche o atienda sus problemas, los obispos hemos tomado una actitud de defensa y de denuncia de esos problemas, no para hacer oposición, sino para que los que puedan resolver los problemas se ocupen de ellos.

Lamentablemente, los políticos, tanto los de la cuarta como los de la quinta, tienen la piel muy sensible y no les gusta que les digan las cosas, no les gusta que uno manifieste los problemas. Ellos quieren que todo el mundo aplauda su gestión, sea buena o mala, que todo el mundo esté concorde con lo que ellos dicen y que no haya disidencia. En este momento, con este gobierno de corte comunista, es peor todavía la situación, porque aquí no hay forma ni manera de dialogar, de decir las cosas y de que nos podamos entender.

El papa Francisco ha llamado al diálogo. Sin embargo, este diálogo se ha roto y no ha trascendido. ¿Qué opinión tiene al respecto?

Eso ha sido una posición de la Iglesia Católica venezolana. El diálogo. Tanto es así, que nosotros tenemos, por reglamento, la obligación de invitar a nuestras reuniones al ministro de Interior y Justicia. En este gobierno, durante estos 15 años de revolución, se les ha pasado invitación por escrito, se les ha dado un espacio largo para que se pueda hablar a puerta cerrada, sin comunicadores sociales, y los obispos puedan presentar los problemas de sus comunidades, escuchar al ministro y que el ministro anote, pero en estos 15 años casi nunca han querido ir. Una vez fue Luis Miquilena, luego nos mandaron a un segundón del ministerio y últimamente fue Rodríguez Torres, con quien tuvimos una conversación de altura.

Pero no se puede dialogar con una persona que no quiere hacerlo, y para poder lograrlo tiene que haber respeto. Yo no puedo hacerlo con los guantes de boxeo puestos. En este caso el gobierno no deja dialogar, y cada vez que habla, los dirigentes insultan, descalifican, dicen que nos quitemos la sotana para que hagamos un partido político. Yo, al decir las cosas que digo, lo hago en nombre de Venezuela porque conozco la tela de mi sotana: no hay seguridad, salud, ni servicios públicos. Tú vas a Coro, a pasar un fin de semana en las playas, y cuando estás cansado y te quieres devolver para Caracas no puedes pasar, por alguna tranca en Boca de Aroa, porque protestan por tener más de cinco días que no reciben agua. No hay solución de los problemas y la gente hace lo que puede.

Eso es parte del día a día, porque los pobres de Venezuela no están ni en Caracas, ni en Barquisimeto, ni en Valencia o Maracay; están en los montes, en el campo. Ahí están los pobres verdaderos de Venezuela.

Ya que hablamos de dialogar con los guantes puestos, usted ha sido atacado públicamente por sus opiniones ¿Qué piensa de estos ataques a su persona?

Eso no me quita el sueño ni me preocupa, y te digo otra cosa, yo puedo decir públicamente que no me siento perseguido o acosado por el gobierno, gracias a Dios. Pero sí temo que con ese lenguaje violento, excluyente y discriminatorio de parte de grandes dirigentes nacionales, algún chavista de esos que ellos llaman “pueblo”, con dos botellas de Cocuy entre pecho y espalda, me dé un cabillazo, eso sí.

Si todo lo que dicen de mí algunos dirigentes del gobierno yo lo dijera de ellos, ya la fiscal me hubiera puesto preso, inmediatamente, por vilipendio, por incitar a la violencia, ¡ah, pero ellos no! Ellos tienen un micrófono en la boca, una cámara de televisión y tienen poder, entonces se sienten con el derecho insultar y excluir, y de tirarte al escarnio público. Eso no puede ser.

En la exhortación pastoral de 2015, la Conferencia Episcopal dice sentirse preocupada por la situación del país, por los presos políticos y privados de libertad. ¿Qué puede ahondar sobre este tema, su excelencia?

No solamente los presos políticos, son los presos de nuestro país. ¿Cuántos muertos hemos tenido que sufrir los venezolanos en estos últimos años en nuestras cárceles? Cuarenta y tres muertes hubo en Uribana, envenenados, y no hay quién diga nada, eso no lo investigan, para eso no buscan culpables, no hay nada. La violencia en las cárceles es terriblemente grave, las perdimos hace más de diez años. Antes las cárceles eran manejadas por el gobierno, cosa que ya no pasa porque actualmente las manejan los pranes.


El presidente Chávez envió a una comisión a evaluar las cárceles de Venezuela, comisión organizada por oficiales cubanos, los cuales fueron a Coro, y para que lo sepan los chavistas que no lo saben, no hubo atención de parte del gobierno regional, salvo el alcalde de Coro, a estos oficiales que iban a evaluar la cárcel de Coro.

Yo los recibí, almorzaron conmigo en mi casa, y ellos me decían que la cárcel de Coro, dentro de la pobreza, era una cárcel modelo porque los muchachos allí estudiaban primaria y bachillerato, y algunos estudiaban en la universidad, pero eso ya se perdió. La cárcel nueva de Coro es una cárcel modelo, una copia de una cárcel española para novecientos presos, pero hay más de mil quinientos presos hacinados en esa cárcel.

Además de eso, ni la fiscalía funciona, y solo lo hace para perseguir a los presos políticos; tampoco funcionan los tribunales. ¿Tú crees que se puede hablar de justicia cuando a un preso que está en Barinas le han suspendido 72 veces una audiencia porque el juez no va, porque el fiscal no va, porque el carro no tiene ruedas o no hay chofer? Y como él muchos más.

No olvides que este es un régimen copiado de Cuba. Aquí te inventan el delito. Huber Matos, revolucionario, de la junta del 26 de julio que estaba promoviendo la salida de Batista, se dio cuenta de que la revolución iba hacia el comunismo ruso, y se quiso retirar. Le inventaron un delito: conspirador, o algo así, y estuvo veinte años preso. Así estamos en Venezuela, te inventan un delito y caes preso. ¿De qué acusan a Leopoldo López? Pero está preso.

Ante esos hechos, nosotros tenemos que decir algo porque nadie da la cara. Acá el régimen nos quiere meter miedo como se lo metió Fidel a los cubanos, pero se equivocaron de país, el G2 cubano se equivocó de país.

Aquí había democracia, con errores, claro que sí los hubo, pero era democracia, pero ahora los venezolanos no nos calamos este régimen totalitario. El 70% de la población es menor de 30 años y ahí está el pulso de este país, en la juventud.

Ya que hablamos de presos políticos, ¿la Iglesia Católica abogaría por Leopoldo López, Scarano, Ceballos, Baduel...?

¡Por supuesto! Lo he hecho y los apoyo. Por favor, hagan justicia, si quieren, póngalos presos, deténganlos, pero no los tengan ahí en la cárcel, prohibiéndoles la visita a la familia, eso no puede ser, eso no es justicia y la justicia en uno de los grandes esfuerzos que tenemos que hacer en los cambios de la vida social y política de Venezuela es mantener la comunicación de las comunidades a través de los medios de comunicación social.

Venezuela está fallando no solo en el caso de los presos políticos, sino en general. No hay jueces, hay jueces transitorios que no toman decisiones por miedo a ser botados.

Monseñor, usted que ha tomado el pulso de ese pueblo del campo, marginado... ¿hacia dónde va Venezuela?

En estos momentos hay una crisis en Venezuela que no podemos esconder. Voy a tomar una frase de Monseñor Roa, que en paz descanse. Él decía que a los gobernantes de Venezuela, cuando los agarraban, los metían en una campana de cristal a la que le metían humo para que no vieran lo que ocurría, y eso no solo sucede en este gobierno, sino también en los de la cuarta; es decir, no toman el pulso de lo que pasa alrededor. Este gobierno dice que hay abundancia. ¿De qué?, si no hay papel toilet, o leche, y lo que me duele más es que el pueblo va contra el pueblo.

Comprar una leche a sesenta bolívares e ir al barrio y vendérsela a una pobre mamá con su niñitos en seiscientos bolívares, eso es pueblo contra pueblo; comprar una cajita de Atamel por diez bolívares y vender cada pastilla en cien, al pueblo, eso no puede ser. Estamos en este momento en una crisis, un deterioro de valores no solo a nivel nacional, sino a nivel popular y el gobierno no se quiere dar cuenta de lo que está pasando. Ante ese hecho, en el caso mío, no quiero ser perro mudo porque la historia me lo va a cobrar.

¿Y qué soluciones observa usted?

Yo pienso que aquí la gran solución es que el gobierno baje un poco el tono y que invite a un diálogo, que no esté viendo enemigos donde no los hay. La iglesia no es enemiga del gobierno, tan solo decimos lo que tenemos que decir, pero enemigos u opositores que estamos haciendo campaña para que el gobierno caiga, ¡no!, eso no lo voy a hacer yo, porque yo sé cuándo comienza un golpe pero no sé cuándo termina. Que se pongan el ejemplo, los que andan buscando golpes, en la historia de Chile, que fue un país institucional con 150 años de historia sin golpes ni militares en el gobierno hasta que tumbaron a Allende y pusieron a un General. Todo el mundo aplaudió el golpe de Pinochet, y se lo calaron dieciocho años. Eso no lo quiero yo para Venezuela.

Un mensaje al pueblo venezolano...

Yo le digo al pueblo que Venezuela es un gran país, bendito por el Señor, y que nosotros tenemos que vivir de las tres virtudes que se nos regaló el día del bautismo, que es la fe, el amor y la esperanza, vivir la última. Venezuela va a salir de este problema, va a buscar soluciones, pero todos tenemos que ser protagonistas de la solución, tenemos que empujar la barca del país hacia un puerto de seguridad, de libertad y democracia, pero todos tenemos que trabajar.

Tenemos una oportunidad próxima: así como los Reyes Magos vieron una luz que los llevó hasta Belén, y de pronto la luz se acabó y volvió a renacer, nosotros tenemos una luz dentro de pocos meses, que son las elecciones legislativas. Que el pueblo venezolano entienda el deber que tiene. Todos los venezolanos tenemos que ir a votar por el que nosotros consideremos el mejor, en búsqueda de una solución democrática, pacífica y libre a todos los problemas que tiene nuestro país.

Periodista: Adrian Altuve @Adrian1Altuve





Algunos Videos de la Diócesis de Guarenas

Loading...

Páginas vistas en el último mes