viernes, 6 de mayo de 2016

Iglesia de Maracaibo caminó con Jesús de la Misericordia


La devoción a la Divina Misericordia crece cada vez más en el estado Zulia y de manera especial en el oeste de  Maracaibo, cuya feligresía se prepara para recibir el próximo 24 de mayo, a la reliquia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Nota de Prensa: Rena Aguirre González // @RenaAguirre
Fotos: Ana María Pérez Fonseca

Maracaibo, 6 de mayo de 2016.- “Nos sentimos muy contentos y agradecidos por esta masiva participación de todos los que decidieron acompañarnos en este hermoso evento que podemos celebrar en el marco de nuestros 50 años”, expresó el padre Carlos Reyes, párroco de “San Pablo Apóstol”, el pasado primero de mayo, en el marco de la caminata con la imagen de Jesús de la Divina Misericordia, que se realizó en el oeste de la ciudad.

Durante la actividad que fue facilitada por la Fundación María Camino a Jesús, destacó que ha sido una labor de todos los grupos de apostolado de la parroquia, así como de “muchas personas de los templos hermanos de esta zona arquidiocesana número 4 que hoy también nos están acompañando”, según una nota de prensa enviada a esta redacción.

El siguiente paso será celebrar, el próximo 24 de mayo, la visita de la reliquia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá…”, dijo Reyes.

La devoción a Jesús de la Divina Misericordia, sigue creciendo con más fuerza en el país, y de manera especial en el Zulia, “donde año tras año, miles de devotos realizan la ya tradicional caminata que la Fundación María Camino a Jesús propagó para venerar esta hermosa imagen”.

Debido al Año de la Misericordia convocado por el Papa Francisco, la imagen salió por segunda vez a recorrer las calles, “en esta oportunidad, en la zona oeste de Maracaibo, con motivo de celebrar el 50 aniversario de la parroquia San Pablo Apóstol, que se encuentra también en año jubilar”.

 La actividad comenzó a las 3 de la tarde con “la hora de adoración y la Coronilla de la Misericordia, en el estacionamiento del BOD de la avenida La Limpia”. 

Allí se “congregaron cientos de fieles con toda la disposición de orar, dar gracias y pedir al Dios de la Misericordia por sus necesidades”, según indica la nota de prensa.

Se conoció que Carlos Reyes estuvo acompañado de José Gregorio Morán, párroco de “La Resurrección de Señor”, junto a quien dirigió esta caminata. “Culminó con una hermosa y alegre Eucaristía” que inició a las 5:30 de la tarde, “una vez que llegaron los fieles junto a la imagen, a la tarima ubicada en la calle principal”, frente a la iglesia de San Pablo Apóstol, indicó la nota informativa.








jueves, 5 de mayo de 2016

El Nazareno de San Pablo recibió histórica visita de la Virgen del Socorro


Durante la IV Peregrinación de la Virgen del Socorro de Valencia, realizada esta vez a Caracas, el cardenal Urosa pidió a valencianos y caraqueños ser “fuertes, valientes y decididos hijos de Dios, discípulos de Cristo y miembros de la Santa Iglesia católica”

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 05 MAYO de 2016

Fue el sábado 30 de abril de 2016. Desde muy temprano las miradas se dirigían hacia la Basílica Santa Teresa de Caracas. En la medida en que pasaban los minutos iban llegando los peregrinos procedentes de la ciudad de Valencia, estado Carabobo.

Venimos de Valencia. Esta es nuestra IV Peregrinación con la Virgen del Socorro y hoy queremos visitar al Nazareno de San Pablo”, comentó Carmen Coromoto Girón,  tesorera de la Cofradía de la Virgen del Socorro y “coordinadora de faenas”, como indicó le llaman por llevar la batuta en este tipo de actividad.

Dentro del templo los cofrades del Nazareno se preparaban para recibir esta grata visita. Custodiaban la venerada imagen de los caraqueños impecablemente vestidos con sus camisas moradas y ataviados con el medallón que con motivo de la peregrinación realizada por el Nazareno en Caracas, en el año 2011, les impuso el cardenal Jorge Urosa Savino. Los adornos de la imagen motivaban las fotos para la posteridad.  

Entretanto, María Valentina Betancourt, una joven valenciana de 15 años, vestida como la Virgen del Socorro, con la respectiva corona dorada y el ramillete de flores que sostenía a la altura de la cintura, llegó entres los primeros visitantes e inmediatamente  también se tornaba en el centro de las miradas de quienes ya llenaban el templo.

Ella está cumpliendo una promesa porque en su niñez sufrió una enfermedad que fue curada por la Virgen del Socorro”, dijo una amiga de la joven. “Se viste así para las peregrinaciones y hasta ha ido a la procesión de La Divina Pastora”, añadió.

Valencia te quiere y te ama

A las 10:30 de la mañana, la imagen de Nuestra Señora del Socorro llegó a esta zona de Caracas. Fue bajada de un camión tipo cava que la transportaba para mayor seguridad y evitando la llovizna que le acompañó desde Valencia de donde partió a las 6:30. Sus cofrades la colocaron frente al Nazareno simbolizando el saludo entre Jesús y María.

Cuando ingresó al templo escoltada por el Nazareno, comenzó a sonar un pasodoble andaluz compuesto en su honor por el sacerdote pasionista Macaya: “¡Valencia te quiere; Valencia te ama; Valencia te aclama, tienes que reinar!”, repetían los peregrinos valencianos mientras los caraqueños intentaban acompañarles.


A las 11:15 de la mañana, ingresó la procesión encabezada por un numeroso grupo de seminaristas y sacerdotes, antecediendo al cardenal Urosa quien presidió la eucaristía junto al arzobispo de Valencia, monseñor Reinaldo del Prette Lissot; el obispo auxiliar de Caracas, monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla; y el padre Pedro de Freitas, párroco de la Catedral de Valencia. Todos fueron recibidos con mucho agrado por monseñor Henry William Padilla, párroco de la Basílica Santa Teresa.

Monseñor Padilla: “Madre, ayúdanos a volver a los caminos de la paz”

El párroco explicó que esta visita se trataba del “encuentro de la Madre con el Hijo que evoca aquél mismo momento del Calvario cuando Jesús en Juan a su Santísima Madre, y hoy la recibimos y la celebramos bajo la advocación de Nuestra Señora del Socorro”. 

Y consideró un “memorable e histórico encuentro de estas hermosas y significativas imágenes sembradas en la conciencia cristiana y en el amor de Valencia y Caracas”.

Recordó el devenir histórico tanto del Nazareno de San Pablo como de la Virgen del Socorro, indicando que “esta Virgen Dolorosa llevaba vía hacia los puertos del Perú, por la Virgen del Perpetuo Socorro, encargada realmente para Valencia”. Por equivocación fue traída a Venezuela lo que generó el reclamo del Perú, sin embargo, “la respuesta firme y decidida del pueblo de Valencia fue: pueblo no cambia Virgen”, dijo citando al poeta Andrés Eloy Blanco.

Henry Padilla elevó súplicas a la Virgen del Socorro para que intercediera ante El Nazareno “para alejar ya de nuestras calles y ciudades, de nuestros caminos y hogares tantas tristezas, preocupaciones y muerte”.

Igualmente pidió “la posibilidad de volver sobre caminos de paz, de justicia y de entendimiento (…) volver a ser un país en el que vivamos el verdadero amor en la alegría del Evangelio, en que nos volvamos a sentir hermanos, en donde vuelva a renacer la sonrisa, el saludo y la preocupación por el otro”.

Devoción a la Virgen del Socorro

Durante su homilía, el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, afianzó sus enseñanzas en el pasaje del Evangelio de San Juan 19, 26: “Mujer ahí tienes a tu hijo;… Hijo, ahí tienes a tu madre”. 


Explicó que Jesucristo en el momento supremo de su existencia “quiso darnos una prueba más de su amor, y nos entregó a su misma madre”.

Más adelante indicó “que la intensa devoción de la antigua Valencia hacia María Santísima en la advocación de Nuestra Señora del Socorro, fuera más tarde orientada y motivada simbólicamente por esta bellísima imagen de la Dolorosa, a la cual, siguiendo los impulsos de su corazón, Valencia identificó como Nuestra Señora del Socorro”.

“Quienes creemos en la acción de la manos de Dios en la historia, sabemos que no fue una casualidad que la imagen de la Dolorosa fuera entregada por equivocación como la encargada del artista sacro español por la Cofradía del Socorro a fines del siglo XVII”, expuso ante un templo repleto de feligreses.

¡Fuera la pasividad!

El cardenal Urosa considera que los hombres “necesitamos de la ayuda de Dios a través de María, madre de Cristo y madre nuestra, para poder estar a la altura de las exigencias de nuestra gloriosa condición cristiana”.

Insistió en la necesidad de “sentir la alegría de ser cristianos católicos”, porque ello otorga “el privilegio de ser, en propiedad y por la gracia del Señor: Hijos de Dios, Discípulos y hermanos de Jesucristo, y miembros de nuestra santa Iglesia católica”, dijo. “Esa triple característica conlleva exigencias muy fuertes, que muchas veces por nuestra debilidad, nos parecen muy cuesta arriba”, añadió.

El cardenal Urosa pidió a los valencianos y caraqueños echar fuera la indiferencia religiosa y el respeto humano. “Seamos fuertes, valientes y decididos hijos de Dios, discípulos de Cristo y miembros de la Santa Iglesia católica”, dijo, precisando que esta peregrinación “es una estupenda ocasión” para este propósito.

No queremos robos ni asesinatos

Urosa no dejó de tocar la realidad de Venezuela y con base en el Evangelio de Jesucristo pidió que nos amemos los unos a los otros, haciendo énfasis en los robos y asesinatos que han ocurrido recientemente. 

“El que roba, por robar cualquier cosa, asesina”, alertó el Purpurado. 

“Lamentablemente hemos visto como ha aumentado en los últimos años la crueldad y el número asombroso de asesinatos que hay en nuestra querida Venezuela. Es algo terrible, y eso va en contra de nuestra fe cristiana”, añadió. Finalmente, y ante esta delicada situación, pidió “al gobierno nacional y a todos los poderes públicos, velar por la vida y el patrimonio de todos los venezolanos”.

Cuatro visitas fuera de Valencia

Monseñor Del Prette, arzobispo de Valencia informó que esta es la primera vez que la Virgen del Socorro visita a Caracas y al Nazareno. 

“Los dos primeros viajes se hicieron a Guanare, donde nuestra Virgen del Socorro visitó la reliquia de la Virgen de Coromoto, siendo un acontecimiento de mucho éxito. En el año 2015 compartimos con la Divina Pastora en el estado Lara”, indicó durante su saludo.

Al finalizar la eucaristía el cardenal Urosa recibió una condecoración que en su única clase otorga la Cofradía de la Virgen del Socorro. 

Las imágenes quedaron expuestas para la veneración de la feligresía y en horas de la tarde, la patrona de Valencia regresó a su ciudad, mientras el Nazareno retornaba a su nicho sagrado. @GuardianCatolic










Los periodistas de Venezuela elogian la actitud de Papa Francisco a favor del diálogo





El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) ve con buenos ojos los recientes llamados a la paz que el Papa Francisco envió a los venezolanos, así como el mensaje privado al presidente Nicolás Maduro, porque con estos mensajes se ha ocupado de un problema fundamental de comunicación que existe entre el gobierno y la oposición del país e insistentemente nos está motivando al diálogo y la hermandad”.


Fueron las palabras del presidente del CNP, Tinedo Guía, que este 3 de mayo, en el marco del día mundial de la libertad de prensa, junto a un grupo de periodistas denunciaron ante la sede del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), en Caracas, las violaciones a la libre expresión por parte del gobierno nacional.

Expuso la importancia de que “el Vaticano tome en cuenta lo que ocurre en Venezuela, siendo el mismo Santo Padre quien se haya ocupado de este derecho humano”, dijo para Aleteia. 

“Nosotros lo entendemos también como el derecho a expresarse, a estar informado, a buscar información y que los organismos públicos te la provean porque está garantizado en nuestra Constitución Nacional”, agregó. 

Tinedo denunció que “desde el año 2002 al 2015 hay un registro de 2282 agresiones a periodistas y medios de comunicación, y durante 2016, se han generado más de cincuenta ataques”. Entre estas citó la reciente golpiza recibida por el periodista y dirigente político, Jesús “Chúo” Torrealba, agradeciendo “las palabras de solidaridad expresadas por la iglesia en la personas del cardenal Jorge Urosa Savino”.

Entretanto, el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, Marcos Antonio Ruiz, destacó “que el mensaje del Papa Francisco a los venezolanos es completamente oportuno”. 

Sostiene que en un país “que se diga democrático, donde hay un pueblo pujante, no puede resolver sus diferencias sino a través de un dialogo sincero, honesto y que dé resultados, tal como lo ha impulsado el Papa”.

Aseguró que en Venezuela no existe la libertad de expresión ya que se ve coartada por las políticas del gobierno de Maduro. 

“Existe una prensa escrita acorralada por la decisión gubernamental de monopolizar la importación y distribución del papel prensa. Entre 12 y 15 medios de comunicación impresos han cerrado y el gobierno los ha dejado morir por tener una posición crítica”, indicó el dirigente gremial.

Por su parte, el director ejecutivo de la ONG Espacio Público, Carlos Correa, indicó que cuando se golpea a un periodista se golpea a la sociedad entera. 

“Por eso hoy estamos aquí para exigir que el Estado cumpla su función de garantizar el derecho a la Libertad de Expresión”, explicó luego de entregar el petitorio a los responsables del PNUD.

Correa también tuvo palabras de adhesión hacia los mensajes de Francisco para los venezolanos, y cree que promover la paz, el dialogo y rechazar cualquier tipo de violencia entre las partes confrontadas, son tareas propias de la Iglesia.


“Saludamos la carta privada que el Papa Francisco le envió al presidente Maduro, así como los mensajes de paz y llamados al dialogo que en otras ocasiones ha realizado, porque ayuda y contribuye a que los venezolanos podamos hablar, dialogar y resolver los enormes desafíos que tenemos por delante, en medio de esta dura realidad”.








Iglesia Venezolana celebrará la 50ª Jornada Mundial de la Comunicaciones Sociales


El Papa Francisco ha querido que el tema para la jornada de 2016 sea: “Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo”

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Nota de Prensa CEV
Lo que decimos y cómo lo decimos, cada palabra y cada gesto debería expresar la compasión, la ternura y el perdón de Dios para con todos”, señala el texto del mensaje del Papa Francisco con motivo de la 50° jornada mundial de las comunicaciones sociales, celebración a la que la iglesia de Venezuela se sumará con un conjunto de actividades el venidero 8 de mayo.
Una nota de prensa de la Conferencia Episcopal Venezolana, indica que el próximo domingo 8 de mayo, día de la Ascensión del Señor, “las arquidiócesis y diócesis de Venezuela se unen a la celebración de la 50º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2016, cuyo tema este año es “Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo”.

La CEV explica que esta “Jornada Mundial de la Comunicación Social se viene celebrando en la Iglesia desde 1967 y fue instituida por expresa voluntad del Concilio Vaticano II”. De igual manera indica que se “celebra en numerosos países, por recomendación de los obispos del mundo (Inter Mirífica, Art. 18; Instrucción Pastoral Comunión y Progreso Nos. 100 y 167).), el domingo anterior a la fiesta de Pentecostés”.

El Mensaje del Santo Padre con motivo de esta jornada se publica tradicionalmente con ocasión de la festividad de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas, cada 24 de enero, siendo el tema de este año: “Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo”.

Entre los contenidos resalta que “es característico del lenguaje y de las acciones de la Iglesia transmitir misericordia, para tocar el corazón de las personas y sostenerlas en el camino hacia la plenitud de la vida, que Jesucristo enviado por el Padre ha venido a traer a todos”.

El departamento de medios de la CEV ha dispuesto un conjunto de sonidos y dispositivas alusivas al mensaje del Papa Francisco para esta jornada y ha invitado a sumarse con la etiqueta #ComMisericordia50 que ha sido propuesto desde Roma "y a la cual nos unimos gratamente para estar en puentes de comunión", según la nota de prensa difundida.

**********************************************

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA 50 JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo

Queridos hermanos y hermanas:

El Año Santo de la Misericordia nos invita a reflexionar sobre la relación entre la comunicación y la misericordia. En efecto, la Iglesia, unida a Cristo, encarnación viva de Dios Misericordioso, está llamada a vivir la misericordia como rasgo distintivo de todo su ser y actuar. Lo que decimos y cómo lo decimos, cada palabra y cada gesto debería expresar la compasión, la ternura y el perdón de Dios para con todos. El amor, por su naturaleza, es comunicación, lleva a la apertura, no al aislamiento. Y si nuestro corazón y nuestros gestos están animados por la caridad, por el amor divino, nuestra comunicación será portadora de la fuerza de Dios.


Como hijos de Dios estamos llamados a comunicar con todos, sin exclusión. En particular, es característico del lenguaje y de las acciones de la Iglesia transmitir misericordia, para tocar el corazón de las personas y sostenerlas en el camino hacia la plenitud de la vida, que Jesucristo, enviado por el Padre, ha venido a traer a todos. Se trata de acoger en nosotros y de difundir a nuestro alrededor el calor de la Iglesia Madre, de modo que Jesús sea conocido y amado, ese calor que da contenido a las palabras de la fe y que enciende, en la predicación y en el testimonio, la «chispa» que los hace vivos.


La comunicación tiene el poder de crear puentes, de favorecer el encuentro y la inclusión, enriqueciendo de este modo la sociedad. Es hermoso ver personas que se afanan en elegir con cuidado las palabras y los gestos para superar las incomprensiones, curar la memoria herida y construir paz y armonía. Las palabras pueden construir puentes entre las personas, las familias, los grupos sociales y los pueblos. Y esto es posible tanto en el mundo físico como en el digital. Por tanto, que las palabras y las acciones sean apropiadas para ayudarnos a salir de los círculos viciosos de las condenas y las venganzas, que siguen enmarañando a individuos y naciones, y que llevan a expresarse con mensajes de odio. La palabra del cristiano, sin embargo, se propone hacer crecer la comunión e, incluso cuando debe condenar con firmeza el mal, trata de no romper nunca la relación y la comunicación.


Quisiera, por tanto, invitar a las personas de buena voluntad a descubrir el poder de la misericordia de sanar las relaciones dañadas y de volver a llevar paz y armonía a las familias y a las comunidades. Todos sabemos en qué modo las viejas heridas y los resentimientos que arrastramos pueden atrapar a las personas e impedirles comunicarse y reconciliarse. 


Esto vale también para las relaciones entre los pueblos. En todos estos casos la misericordia es capaz de activar un nuevo modo de hablar y dialogar, como tan elocuentemente expresó Shakespeare: «La misericordia no es obligatoria, cae como la dulce lluvia del cielo sobre la tierra que está bajo ella. Es una doble bendición: bendice al que la concede y al que la recibe» (El mercader de Venecia, Acto IV, Escena I).


Es deseable que también el lenguaje de la política y de la diplomacia se deje inspirar por la misericordia, que nunca da nada por perdido. Hago un llamamiento sobre todo a cuantos tienen responsabilidades institucionales, políticas y de formar la opinión pública, a que estén siempre atentos al modo de expresase cuando se refieren a quien piensa o actúa de forma distinta, o a quienes han cometido errores. Es fácil ceder a la tentación de aprovechar estas situaciones y alimentar de ese modo las llamas de la desconfianza, del miedo, del odio. 


Se necesita, sin embargo, valentía para orientar a las personas hacia procesos de reconciliación. Y es precisamente esa audacia positiva y creativa la que ofrece verdaderas soluciones a antiguos conflictos así como la oportunidad de realizar una paz duradera. «Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. […] Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios» (Mt 5,7.9).


Cómo desearía que nuestro modo de comunicar, y también nuestro servicio de pastores de la Iglesia, nunca expresara el orgullo soberbio del triunfo sobre el enemigo, ni humillara a quienes la mentalidad del mundo considera perdedores y material de desecho. La misericordia puede ayudar a mitigar las adversidades de la vida y a ofrecer calor a quienes han conocido sólo la frialdad del juicio. Que el estilo de nuestra comunicación sea tal, que supere la lógica que separa netamente los pecadores de los justos. Nosotros podemos y debemos juzgar situaciones de pecado –violencia, corrupción, explotación, etc.–, pero no podemos juzgar a las personas, porque sólo Dios puede leer en profundidad sus corazones. Nuestra tarea es amonestar a quien se equivoca, denunciando la maldad y la injusticia de ciertos comportamientos, con el fin de liberar a las víctimas y de levantar al caído. El evangelio de Juan nos recuerda que «la verdad os hará libres» (Jn 8,32). Esta verdad es, en definitiva, Cristo mismo, cuya dulce misericordia es el modelo para nuestro modo de anunciar la verdad y condenar la injusticia. Nuestra primordial tarea es afirmar la verdad con amor (cf. Ef 4,15). Sólo palabras pronunciadas con amor y acompañadas de mansedumbre y misericordia tocan los corazones de quienes somos pecadores. Palabras y gestos duros y moralistas corren el riesgo hundir más a quienes querríamos conducir a la conversión y a la libertad, reforzando su sentido de negación y de defensa.

Algunos piensan que una visión de la sociedad enraizada en la misericordia es injustificadamente idealista o excesivamente indulgente. Pero probemos a reflexionar sobre nuestras primeras experiencias de relación en el seno de la familia. Los padres nos han amado y apreciado más por lo que somos que por nuestras capacidades y nuestros éxitos. Los padres quieren naturalmente lo mejor para sus propios hijos, pero su amor nunca está condicionado por el alcance de los objetivos. La casa paterna es el lugar donde siempre eres acogido (cf. Lc 15,11-32). Quisiera alentar a todos a pensar en la sociedad humana, no como un espacio en el que los extraños compiten y buscan prevalecer, sino más bien como una casa o una familia, donde la puerta está siempre abierta y en la que sus miembros se acogen mutuamente.


Para esto es fundamental escuchar. Comunicar significa compartir, y para compartir se necesita escuchar, acoger. Escuchar es mucho más que oír. Oír hace referencia al ámbito de la información; escuchar, sin embargo, evoca la comunicación, y necesita cercanía. La escucha nos permite asumir la actitud justa, dejando atrás la tranquila condición de espectadores, usuarios, consumidores. Escuchar significa también ser capaces de compartir preguntas y dudas, de recorrer un camino al lado del otro, de liberarse de cualquier presunción de omnipotencia y de poner humildemente las propias capacidades y los propios dones al servicio del bien común.

Escuchar nunca es fácil. A veces es más cómodo fingir ser sordos. Escuchar significa prestar atención, tener deseo de comprender, de valorar, respetar, custodiar la palabra del otro. En la escucha se origina una especie de martirio, un sacrificio de sí mismo en el que se renueva el gesto realizado por Moisés ante la zarza ardiente: quitarse las sandalias en el «terreno sagrado» del encuentro con el otro que me habla (cf. Ex 3,5). Saber escuchar es una gracia inmensa, es un don que se ha de pedir para poder después ejercitarse practicándolo.


También los correos electrónicos, los mensajes de texto, las redes sociales, los foros pueden ser formas de comunicación plenamente humanas. No es la tecnología la que determina si la comunicación es auténtica o no, sino el corazón del hombre y su capacidad para usar bien los medios a su disposición. Las redes sociales son capaces de favorecer las relaciones y de promover el bien de la sociedad, pero también pueden conducir a una ulterior polarización y división entre las personas y los grupos. El entorno digital es una plaza, un lugar de encuentro, donde se puede acariciar o herir, tener una provechosa discusión o un linchamiento moral. Pido que el Año Jubilar vivido en la misericordia «nos haga más abiertos al diálogo para conocernos y comprendernos mejor; elimine toda forma de cerrazón y desprecio, y aleje cualquier forma de violencia y de discriminación» (Misericordiae vultus, 23). También en red se construye una verdadera ciudadanía. El acceso a las redes digitales lleva consigo una responsabilidad por el otro, que no vemos pero que es real, tiene una dignidad que debe ser respetada. La red puede ser bien utilizada para hacer crecer una sociedad sana y abierta a la puesta en común.

La comunicación, sus lugares y sus instrumentos han traído consigo un alargamiento de los horizontes para muchas personas. Esto es un don de Dios, y es también una gran responsabilidad. Me gusta definir este poder de la comunicación como «proximidad». El encuentro entre la comunicación y la misericordia es fecundo en la medida en que genera una proximidad que se hace cargo, consuela, cura, acompaña y celebra. En un mundo dividido, fragmentado, polarizado, comunicar con misericordia significa contribuir a la buena, libre y solidaria cercanía entre los hijos de Dios y los hermanos en humanidad.

Vaticano, 24 de enero de 2016

Francisco




domingo, 1 de mayo de 2016

El Cardenal Urosa rechazó ataques a “Chúo” Torrealba por grupos oficialistas


El arzobispo pidió al gobierno que “controle a su gente”, y alertó que situaciones como esta pudieran generar “una espiral de violencia”

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Caracas, 01 de mayo de 2016.- “Esa agresión de la cual fue objeto Jesús “Chúo” Torrealba es algo inaceptable porque él es uno de los líderes de la oposición, uno de los líderes de una gran parte de los venezolanos. Eso es gravísimo y ese tipo de cosas no puede repetirse porque se corre el peligro de que eso encienda una espiral de violencia que uno no sabría cómo va a terminar”.

De esta manera se expresó el cardenal Jorge Urosa Savino al culminar la eucaristía que presidió este sábado 30 de abril en la Basílica Santa Teresa de Caracas, con motivo de la visita de la Virgen del Socorro de Valencia a la casa del Nazareno de San Pablo.

El arzobispo de Caracas rechazó los ataques que sufrió el secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática, por parte de supuestos seguidores del gobierno nacional, a quienes les pidió que “controle a su gente” para “que no haya ningún ataque contra nadie por cuestiones de tipo político”.

De igual manera, Urosa expresó su complacencia de que el Papa Francisco siga de cerca la situación social y política de Venezuela. “El Papa sabe que nosotros tenemos gravísimos problemas. Es importante que tanto los líderes del gobierno como de la oposición presten a oídos a esto y en ese sentido evitar cualquier tipo de violencia”.

Virgen del Socorro de Valencia visita al Nazareno en Caracas


Comentó que la IV peregrinación de la Virgen del Socorro, es una iniciativa nueva de la cofradía que lleva el nombre de esta advocación de María en la ciudad de Valencia. 

Ellos vinieron a venerar a la imagen del Nazareno de San Pablo para expresar así la unión que debe haber siempre entre la devoción a la Virgen María y nuestro amor a Jesucristo que es la fuente de nuestra salvación y el centro de nuestra religión católica”.


La peregrinación fue encabezada por el arzobispo de Valencia, monseñor Reinaldo Del Prette, siendo recibida por el párroco de Santa Teresa, monseñor Henry Padilla quien consideró esta visita como un “memorable e histórico encuentro de estas hermosas y significativas imágenes sembradas en la conciencia cristiana y en el amor de Valencia y Caracas”. 




¡Iglesia de Mérida! El Divino Niño reina en el centro de la Laguna de Albarregas


Un grupo de feligreses se pusieron en marcha en camiones identificados con el nombre de la Virgen de las Nieves, la Sagrada Familia y el Divino Niño hasta coronar el páramo “que nadie había visitado”

Elba Fernández // Pastoral de Medios

El mundo necesita de locos arriesgados que vivan y transmitan el amor del hombre que fue capaz de cambiar la historia de los seres humanos, gracias a esa entrega muchos hombres y mujeres dan testimonio de ello en los lugares menos esperados y más recónditos de los páramos merideños.


El padre Jhon Emir es uno de ellos contagia su locura, su amor a Dios, vocación, entrega, entusiasmo y testimonio de vida a todos los demás, tanto es así, que esta fue la tercera subida al Paramo de los Conejos con un grupo de 150 personas que se encaminaron con este personaje a vivir una experiencia única en la historia.

La Plaza de Jají fue el escenario para que todos recibieran la bendición con el Santísimo y la oración de envío que dio paso a la aventura que emprendieron hombres, mujeres y niños que desafiando el clima y la distancia se pusieron en marcha en los tres camiones identificados con el nombre de la Virgen de las Nieves, la Sagrada Familia y el Divino Niño.

Este transporte fue utilizado por los feligreses para trasladarse a esta tierra bendita que esperaba la llegada del Divino Niño en una lancha.

Una pequeña isla sirvió de escenario para celebrar la eucaristía que estuvo presidida por el padre Jhon Emir Dugarte, quien en un ambiente de fe, neblina, lluvia y sol , consagró y entronizó la imagen que hoy se visualiza en ese lugar para que sea presencia de bendición y protección al pueblo merideño.

Laguna Albarregas consagrada al Divino Niño

Hay momentos únicos e importantes y significativos en la vida de cada ser humano y este es uno de esos momentos. Según el padre Jhon, pisar un terruño de isla es una bendición...

“Pienso que nadie la había pisado, bueno eso es lo que creo, eso es lo que supongo. No puedo dejar de expresar que sentí temor, nervios y alegría, era la primera vez que emprendía este viaje aventurero en una lancha plástica dentro de la laguna Albarregas, sin saber lo que sucedería, solo admiraba la cantidad de metros de agua y el misterio que se esconde en ella, pude observar la naturaleza y di gracias a Dios y al equipo de bomberos que me acompañó, al comité organizador y todos los que colaboraron para que este encuentro fuese posible para la gloria de Dios. También dijo que con alegría, convicción y sin temor, “el que rema mar adentro llega a donde tiene que llegar”.

Uno de los momentos más significativos para todos lo que coronaron el páramo y en especial para el Señor Manuel, quien tenía una enfermedad grave y gracias a la intervención divina se recuperó milagrosamente logrando llegar hasta el sitio prometido, por eso él fue el escogido para entronizar al Divino Niño a la Isla de la Laguna.

Los presentes alzaron las manos y la voz para reconocer que este niño es hijo de imposible y que cada uno debe nacer de lo imposible, creer en que el milagro está por darse, pero que sólo hace falta creer, dejar el miedo, ser capaces de apostar todo por él y remar mar adentro.

Dios presente en medio de la naturaleza


Cuando Dios está presente, no hay que tener miedo a lo novedoso porque en lo novedoso está su presencia, y en este caso Jesús viajó en lancha para llegar a encontrarse con su pueblo que lo esperaba con cantos y jubilo. El todopoderoso honró el sacrificio y la locura de un sacerdote que cargó y subió a una lancha que fue utilizada para trasladar a un buen número de personas que participó en la eucaristía dentro de la isla y también llegó a la gente que estaba en la orilla.



Y por último, Grisela Hernández feligrés de Jají , dijo que “Jesús tiene una manera muy peculiar de hablar, Él nos acaricia y habla de diferentes maneras, algo surgió al momento de la consagración, la neblina cayó, llovió y salió el sol de manera sorprendente, Dios está diciendo continúen, en la nube del santuario está la gloria", dijo. 

"Hoy nosotros nos arriesgamos a vivir la experiencia espiritual, saber que la divinidad te apapacha, te arropa y recibe las intenciones y compromiso que hemos traído hasta este páramo, sirva para entender que en tus manos están puestas todas las cosas y nosotros te dejamos en este lugar para que bendiga y proteja a Mérida, tú has dicho, pedid y se os dará y el que pide recibe”.





Algunos Videos de la Diócesis de Guarenas

Loading...