Translate

jueves, 18 de diciembre de 2014

Iglesia Católica manifiesta alegría y esperanzas por restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba




Un comunicado de la Santa Sede emitido la tarde de este miércoles da cuenta de la alegría del Papa Francisco quien ha sido parte importante en estas decisiones

Ramón Antonio Pérez

“El Santo Padre se complace vivamente por la histórica decisión de los Gobiernos de los Estados Unidos de América y de Cuba de establecer relaciones diplomáticas, con el fin de superar, por el interés de los respectivos ciudadanos, las dificultades que han marcado su historia reciente”.

Son las palabras de la Secretaría de Estado del Vaticano, emitidas ayer por la tarde, tras conocerse la decisión de los Gobiernos de los Estados Unidos de América y de Cuba de restablecer sus relaciones diplomáticas.

El Santo Padre se complace vivamente por la histórica decisión de los Gobiernos de los Estados Unidos de América y de Cuba de establecer relaciones diplomáticas, con el fin de superar, por el interés de los respectivos ciudadanos, las dificultades que han marcado su historia reciente”.

Indican, además que “en el curso de los últimos meses, el Santo Padre Francisco ha escrito al Presidente de la República de Cuba, el Excelentísimo Señor Raúl Castro, y al Presidente de los Estados Unidos, el Excelentísimo Señor Barack H. Obama, invitándoles a resolver cuestiones humanitarias de común interés, como la situación de algunos detenidos, para dar inicio a una nueva fase de las relaciones entre las dos Partes”.

“La Santa Sede, acogiendo en el Vaticano, el pasado mes de octubre, a las Delegaciones de los dos Países, ha querido ofrecer sus buenos oficios para favorecer un diálogo constructivo sobre temas delicados, del que han surgido soluciones satisfactorias para ambas Partes”.

Finaliza precisando que la Santa Sede “continuará apoyando las iniciativas que las dos Naciones emprenderán para acrecentar sus relaciones bilaterales y favorecer el bienestar de sus respectivos ciudadanos”.

***********************************
Importante comunicado de la Conferencia Episcopal de Cuba (COCC) y de la USBCC


La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) ha emitido, un breve comunicado en el que se congratula del anuncio hecho el día de ayer en La Habana y Washington mediante el cual los mandatarios de ambos países se comprometieron a darle vuelta a la página y restablecer relaciones diplomáticas rotas desde 1961.

En su comunicado, la COCC dice que ha conocido “las importantes  declaraciones del presidente de Cuba, Raúl Castro, y del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que marcan una nueva etapa en la relación entre nuestros dos países”.

Más adelante, los obispos cubanos agradecen al Señor que ya en vísperas de la Navidad, desde el ámbito político se abran “nuevos horizontes de esperanza” que “iluminen la vida del pueblo cubano, pues la distensión y las buenas relaciones entre pueblos tan cercanos son el fundamento de un futuro prometedor”.

Sobre el tema específico de la mediación del Papa Francisco, quien, junto con el gobierno de Canadá tuvo que ver directamente en este acuerdo, el comunicado, firmado por el Secretariado General de la COCC, expresa su especial gratitud al Pontífice, a quien ambos estadistas –Castro y Obama—“han reconocido como gestor importante de un anhelo que ahora se hace realidad”.

Finalmente, en el párrafo más importante del comunicado emitido en La Habana el día de ayer 17 de diciembre por la noche, los obispos cubanos pidieron “que la voluntad manifestada por los presidentes contribuya al bienestar material y espiritual del pueblo de Cuba”.

“Valoramos altamente el reencuentro de los tres cubanos liberados con su patria y con sus familiares, así como el gesto humanitario hacia el prisionero norteamericano que ha podido reencontrarse con los suyos”, terminaron diciendo en su comunicado los prelados cubanos.

Apoyar el cambio en Cuba

Por su parte, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), que ha sido una constante promotora de la reapertura de relaciones entre EE UU y Cuba, a través de un comunicado firmado por monseñor Oscar Cantú, obispo de Las Cruces y presidente del Comité sobre Justicia Internacional y Paz, también expresó su satisfacción por el anuncio de la liberación de presos en ambos países y por el reencuentro de naciones tan cercanas.

“Nos anima el anuncio (…) sobre importantes acciones que fomentarán el diálogo, la reconciliación, el comercio, la cooperación y el contacto entre nuestras respectivas naciones y ciudadanos”, escribe monseñor Cantú a nombre de los obispos de Estados Unidos. “Creemos que ya es hora de que los Estados Unidos establezca relaciones diplomáticas completas con Cuba”, subraya el comunicado del obispo de Las Cruces, que ha invitado, formalmente, al Papa Francisco a que visite la frontera entre México y Estados Unidos en su próxima visita a este país, con motivo de la Jornada Mundial de las Familias 2015.

Entre las acciones que espera que se realicen tras la normalización de las relaciones entre ambos países, el presidente del Comité de Justicia Internacional y Paz de la USCCB refiere el retiro de todas las restricciones sobre viajes a Cuba, la revocación de la designación de país “terrorista” dirigida a Cuba, la promoción del comercio que beneficie a ambas naciones y el levantamiento de restricciones en transacciones de negocios y financieras.

Los obispos de la USCCN proponen –como ya lo han hecho en otras ocasiones-- que se agilice la cooperación en áreas de protección ambiental, del control de tráfico de drogas, la trata de personas humanas y las colaboraciones científicas. “La participación es el modo de apoyar un cambio en Cuba y de asistir al pueblo cubano en su búsqueda por la democracia, los derechos humanos y la libertad religiosa”, concluye el comunicado de monseñor Cantú.



San Juan Pablo II Comparó a José Gregorio con un Santo y con un Beato

El Investigador Alfredo Gómez Bolívar, en su Blog: Todo Sobre José Gregorio Hernández, ha publicado un interesante trabajo comparativo sobre el "Médico de los Pobres", y los galenos José Moscati (1880­-1927) y Ricardo Pampuri (1897-1930), quienes han transitado los caminos de la beatificación que ahora persigue el venezolano.  

17.12.2014 00:49
Del Decreto de Virtudes Heroicas de fecha 16 de enero 1986 realizado por San Juan  Pablo II ,  recogemos de allí  la  comparación que se le hiciera al Dr. José Gregorio Hernández con dos médicos italianos,  un fragmento del decreto  dice así:

“…Por eso el Sumo Pontífice Pablo Vl  afirmó que la profesión de los médicos es un entregarse al servicio de aquellos que sufren o están enfermos, y añadió: «La dignidad y la excelencia de esta vocación nunca es percibida suficientemente, ni comprendida en profundidad. Asistir, cuidar, consolar, remediar el dolor humano es el oficio que, por su excelencia, por su utilidad y por su finalidad, está más próximo al oficio de sacerdote: lo mismo que el oficio de sacerdote, el oficio de médico es un que hacer dignísimo de las bendiciones de Dios, porque coloca en su punto más álgido la expresión viva del amor» (Insegnamenti di Pablo VI. VIII (1969) 710).

Así es: y algunos hijos de la Iglesia lograron unir de tal modo la ciencia y el arte de la medicina con el ejercicio perfecto de las virtudes religiosas y morales, que resultaron ejemplos de eximia fidelidad para con Dios y de sincera preocupación de los hombres. Entre ellos es bueno recordar a los beatos José Moscati (1880­-1927) y Ricardo Pampuri (1897-1930), que poco ha fueron beatificados.

No menos irreprochable que ellos fue el Siervo de Dios José Gregorio Hernández Cisneros, gloria de los laicos católicos, hombre docto y médico experto, eminente profesor universitario, padre de los pobres, testigo excelente de Cristo entre los intelectuales y entre los sencillos y humildes. El se adelantó; y, en la práctica vivió, todo lo que el Concilio Ecuménico Vaticano II enseñó sobre los laicos y sobre su apostolado. Por todo esto destaca como una gran montaña entre los hombres de la historia contemporánea de Venezuela".

Para la época en que se dicta el decreto de Virtudes del Dr. Hernández, tanto José Moscati como Ricardo Pampuri eran beatos; hoy en día Pampuri está canonizado.

Muchos biógrafos de José Gregorio afirman que cuando él se acercaba a los enfermos tenía siempre una sonrisa y una manera de expresarse en forma cariñosa, que aliviaba con su conversación a sus pacientes. Con toda seguridad el sabia, la importancia que tiene no solo de curar el cuerpo sino también el alma del enfermo.

“Despreciar el cuerpo es un pecado contra la voluntad del Señor, creer que la enfermedad es un mal que no aqueja también al alma, es pensar que somos como los irracionales, y eso no solamente no es justo, sino que en cierta forma es una blasfemia.” San José María Escribá.

El 20 de enero de 1986 Radio Vaticana a los 4 días de pronunciarse el decreto de virtudes del Dr. JGH. La radio había dedicado una nota de prensa titulada “Medico y Santo” en la cual relataba  una pequeña biografía de José Gregorio y lo comparó con  el médico napolitano  Guiseppe Moscati también laico y que fuera beatificado por S.S. el Papa Pablo VI el 16 de noviembre de 1975.

Los  datos  biográficos del Dr. Moscati, como los del Dr. Pampuri, guardan gran parecido con  la vida  del Dr. José Gregorio Hernández.

Giuseppe Moscati  nació en  Benevento, Italia 25 de julio de 1880 y murió en Nápoles el 12 de abril de 1927, fue un médico, investigador científico y profesor universitario italiano, reconocido por su trabajo pionero en la bioquímica fisiológica y por su piedad. 

Hijo de un juez, Francisco, y una aristócrata, Rosa De Luca dei Marchesi di Roseto, y fue el séptimo de nueve hijos.

En 1884, se trasladó con su familia a Nápoles, donde su padre se convirtió en Director de la Corte de Apelaciones, donde el joven Giuseppe recibió la Primera Comunión, cuatro años más tarde, en la iglesia de las Hermanas del Sagrado Corazón. En esta iglesia, Moscati se reúne con los "beatos" Bartolo Longo, fundador de la ermita de Pompeya al lado de la iglesia y conoció a la Caterina Volpicelli.

En 1892 su hermano Alberto muere tras una caída de su caballo durante el ejercicio de su servicio militar; a partir de este episodio empezó a madurar su pasión por la medicina. 

Después de la escuela secundaria, se matriculó en 1897 en la Facultad de Medicina, y en el mismo año muerte su padre, como consecuencia de una hemorragia cerebral.

El 4 de agosto de 1903 se graduó con honores con una tesis sobre "Urogénesis de Hígado", los trabajos que se incluyeron en las columnas de la prensa y, después de unos meses se presentó a los concursos para auxiliares y asistentes en la extraordinaria "Ospedali Riuniti de Incurabili", pasando ambas pruebas. Se hizo cargo de los pacientes "incurabili" (incurables) del hospital, donde permaneció por más de 5 años, sus días fueron siempre muy intensos, levantándose temprano en la mañana quedando libre para ir a visitar a los necesitados de los barrios españoles, antes de ir a operar en el hospital durante su trabajo diario, y visitar a los enfermos por la tarde en su estudio privado, y sumado a la dedicación a los enfermos no dejó de lado el tiempo de estudio para la investigación médica persiguiendo la aplicación de un equilibrio entre la ciencia y la fe. Capítulos de su vida que guardan gran semejanza con la vida del Dr. José Gregorio Hernández.

Durante la Primera Guerra Mundial el Dr. Moscati se rehusó a enlistarse en el ejército, pero en su lugar organizó un hospital para los heridos, donde trató personalmente a cerca de 3000 soldados.

Entre Moscati y Hernández podríamos establecer otras semejanzas, por ejemplo los dos fueron médicos graduados en la universidad con honores, profesores universitarios, también dieron casi las mismas materias;como Anatomía Patológica, y Fisiología; ambos fueron científicos e investigadores.

Cuando al Dr. Moscati  lo felicitaban  por una operación difícil con la que salva la vida de un paciente, le quitaba  importancia al elogio: y respondía: —El Señor dirige todo, también la mano del médico, a El sólo hay que dar las graciasA José Gregorio Hernández tampoco le gustaba que lo elogiaran, siempre le gustaba pasar desapercibido. Con respecto al sufrimiento, en una carta que escribe el beato Dr. Moscati dice:

“¿Por qué rechazar el sufrimiento? El Señor sufrió sin medida por mí. Me duele el pensamiento de que tantos hombres desprecian el amor divino. Con gusto ofrezco algo para conducirlos a los pies de su Salvador.”

Y José Gregorio escribió en “Elementos de Filosofía”: El recuerdo de la pasión de Jesucristo inunda mi alma de un profundo sentimiento religioso.

Ambos valoraban el sufrimiento asociándolo al de Cristo que redime.

Se cuenta que, años después, en 1921, Enrico Caruso, uno de los más geniales cantantes de ópera y mundialmente conocido, volvió a Italia gravemente enfermo. De los muchos médicos consultados para su diagnóstico, sólo el Doctor Moscati encontró la verdadera causa. Pero ya nada se pudo hacer, porque eran mínimas las esperanzas de curación. Al ir a atenderle en un hotel de lujo en Sorrento, al final, el mé­dico le dice: —Usted ha consultado ya tantos médicos, ¿por qué no consulta al mejor de todos que es Cristo, nuestro Señor y hace una confesión generalA los pocos días de haberse confesado, Caruso muere en el viaje que intentaba hacer a Roma.

En una ocasión el 17 de octubre de 1922 Moscati dijo estas palabras, que  pueden considerarse como el resumen de su vida de médico, hombre de ciencia y de fe: 

Ama la verdad, muéstrate como eres sin falsedades, sin miedos ni miramientos. Y si la verdad te cuesta la persecución, acéptala; si te cuesta el tormento, sopórtalo. Y si por la verdad tuvieses que sacrificarte tu mismo y tu vida, se fuerte en el sacrificio”.


El otro personaje que San Juan Pablo II comparó con el Dr. José Gregorio Hernández fue Herminio Felipe Pampuri en religión Fr. Ricardo, décimo de once hijos, nació el 2 de agosto de 1897 en Trivolzio (Pavia) de Inocencio y de Angela Campari.

Huérfano de madre a los tres años, fue acogido y educado en casa de los tíos maternos en Torrino, a las afueras de Trivolzio. En 1907 murió en Milán su padre.

Completó su Escuela Elemental entre dos pueblos cercanos y los estudios medios en Milán, siendo alumno interno en el Colegio de San Agustín de Pavía. Después de los Estudios del Liceo, se inscribió en la facultad de medicina de la Universidad de Pavía.

Durante la primera guerra mundial, hizo el servicio militar entre los años 1915-1920, prestando servicios sanitarios en zona de guerra; primero como sargento y después como oficial aspirante de médico. Se graduó en medicina y cirugía con la máxima de puntuación; el 6 de julio de 1921 en la mencionada Universidad.


José Gregorio estudió bachillerato en Caracas en un Colegio llamado Colegio Villegas; en calidad de interno se destacó por sus virtudes cristianas y su disciplina. Se inscribe al salir de allí en el año de 1882 para estudiar medicina en la Universidad Central y ya desde tan joven asistía con devoción a la misa diariamente. Obtiene el titulo en 1888 con las máximas calificaciones. En 1902 José Gregorio se enlista en la milicia siendo uno de los primeros en hacerlo de su parroquia. También José Gregorio perteneció a la Tercera Orden franciscana. Ingresó en la Cartuja en Italia cerca de la ciudad de Luca y recibió el nombre religioso de Fr. Marcelo como novicio de dicha congregación. José Gregorio era amante de las artes en general, fue pintor y músico.

Por su parte, Felipe Pampuri desde la adolescencia fue siempre y en todas partes ejemplo claro de cristiano que, aún viviendo en medio del mundo, profesó abiertamente y con coherencia el mensaje evangélico y practicó con generosa dedicación las obras de misericordia. Amaba la oración y permanecía constantemente en íntima unión con Dios, aún durante su actividad externa.

Asiduo a la Mesa Eucarística, permanecía largos ratos delante del sagrario en profunda adoración. Muy devoto de la Santísima Virgen María, la honraba con el rezo del Santo Rosario, aún más de una vez al día. Todo lo anterior guarda mucha semejanza con la vida del Dr.  José Gregorio Hernández.


El Dr. Pampuri perteneció al movimiento de apostolado Acción Católica desde niño; cuando llegó a Morimondo, fue para el párroco un eficiente colaborador: cofundador del Círculo de la Juventud de Acción Católica, siendo su primer presidente, y organizador de una banda de música.

En el ejercicio de su profesión, además de ser muy estudioso y competente, trabajaba con admirable solicitud, generosidad y caridad.

Abrazó la vida religiosa hospitalaria en la Orden de San Juan de Dios (Fatebenefratelli) para poder así conseguir más expeditamente la perfección evangélica y al mismo tiempo continuar el ejercicio de la profesión médica para el alivio del prójimo sufriente. Habiendo entrado en la Orden en Milán el 22 de junio de 1927, después del año de Noviciado cumplido en Brescia, emitió los votos religiosos el 24 de octubre de 1928.

Nombrado director del Gabinete de Odontología del Hospital de los Hermanos de San Juan de Dios de Brescia, frecuentado preferentemente por gente pobre y por obreros, Fr. Ricardo se prodigó incansablemente a su alivio con admirable caridad, ganándose la estima y la veneración de toda la población.

Durante su vida religiosa, Fr. Ricardo, igual que en el mundo, fue para todos modelo de perfección y de caridad: para los Hermanos, para los médicos, para los enfermos, para el personal paramédico y auxiliar, y para tantos cuantos le trataban. Ante todos aparecía en concepto de santidad.

Acto seguido de habérsele agravado la pleuritis contraída durante el servicio militar, degenerada en broncopulmonia específica, el 18 de abril de 1930 fue trasladado de Brescia a Milán, donde murió santamente el 1 de mayo a los 33 años de edad "dejando el recuerdo de un médico que supo transformar la propia profesión en misión de caridad, y de un religioso que reprodujo en sí mismo la figura del verdadero hijo de San Juan de Dios" (Decreto de la heroicidad de sus virtudes, 12 junio 1978).

Después de su muerte, la fama de santidad que se percibía durante su vida, se difundió ampliamente en Italia primero, y después por Europa y en los otros continentes. Muchos fieles obtenían de Dios por su intercesión gracias señaladas, hasta milagrosas.
Aprobados los dos milagros presentados, fue beatificado por Su Santidad Juan Pablo II el 4 de octubre de 1981.

Posteriormente, reconocida como milagrosa la curación ocurrida el 5 de enero de 1982 en Alcadozo (Albacete, España) en favor del niño de 10 años Manuel Cifuentes Rodenas por intercesión del Beato Ricardo Pampuri, fue aprobado el milagro. En la festividad de Todos los Santos, 1º de noviembre de 1989, es solemnemente canonizado.

El cuerpo de San Ricardo Pampuri se conserva y es venerado en la Iglesia parroquial de Trivolzio (Pavía) y su fiesta se celebra el 1º de mayo. Cuando Dios mediante, se documenten rigurosamente los milagros que acrediten la intercesión de José Gregorio, también podremos venerarlo como a sus colegas los doctores Pampuri y Moscati.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

PUBLICADO en @AleteiaES - Histórico acercamiento entre EE.UU. y Cuba gracias al Papa Francisco


Barack Obama y Raúl Castro se ofrecen diálogo


Tras la famosa "crisis de los misiles" en 1962 que llevó al mundo al borde de la tercera guerra mundial y en el que Juan XXIII se empeñó para evitar lo peor, desde el 8 de julio de 1963, entre Cuba y EE.UU. se rompió todo tipo de relación. Han pasado 51 años, y hoy tanto el Presidente Barak Obama como del gobernante cubano Raúl Castro han marcado un hito histórico: podría estar cercano el fin de las hostilidades, el fin del embargo contra la isla, y abrirse una nueva era para las relaciones entre los países latinoamericanos.

A las 18 horas de Roma, comparecían públicamente desde sus respectivas sedes ambos mandatarios: Obama desde la Casa Blanca y Raúl Castro desde La Habana, para anunciar la liberación, por parte de Cuba, de Alan Gross, contratista detenido en la isla desde hace cinco años, y de otra persona cuyo nombre no se ha revelado, y de tres supuestos espías cubanos detenidos en Florida.

Al mismo tiempo, aunque no ha anunciado directamente el fin del embargo, Obama ha afirmado que ambos países van a “normalizar relaciones”.

Ambos mandatarios reconocían el papel que el Papa Francisco ha tenido personalmente en el curso de las conversaciones.  “El Papa Francisco me llamó a mí y a Castro para que avanzáramos en el caso de Allan, para que diéramos pasos en la resolución del conflicto”, afirmaba Barack Obama.

Al mismo tiempo, la Santa Sede sacaba un comunicado en el que expresaba la “viva complacencia del Papa por la histórica decisión de los Gobiernos de Estados Unidos y de Cuba de establecer relaciones diplomáticas, con el fin de superar, en el interés de sus respectivos ciudadanos, las dificultades que han marcado la historia reciente”.

El comunicado afirma que el Papa escribió a ambos presidentes para “invitarles a resolver cuestiones humanitarias de interés común, entre ellas la situación de algunos detenidos, con el fin de comenzar una nueva fase en las relaciones entre ambas partes”. El pasado mes de octubre, dos delegaciones de ambos países se reunían en el Vaticano para buscar soluciones, que han culminado con la declaración de hoy.


Arquidiócesis de Caracas Inicia Novena de Navidad visitando enfermos del Hospital "Pérez de León" I y II




VAYA MANERA DE TRABAJAR EN NAVIDAD: ¡¡Visitando Enfermos!!

Monseñor Fernando Castro recorrió el Hospital “Pérez de León” I y II de Petare, llevando un mensaje de solidaridad en nombre del Papa Francisco y la Iglesia de Venezuela tanto a enfermos y al personal que labora en estos centros de salud públicos


Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 17 de diciembre de 2014.- “Si la Virgen fuera andina y San José de los llanos, el Niño Jesús sería, un niño venezolano… Por cuna tendría un chinchorro, chiquito y muy bien tejido, y la Virgen mecería al Niño Jesús dormido…”, al ritmo de este y otros afamados villancicos nacionales, Monseñor Fernando Castro Aguayo, visitó a los enfermos y trabajadores de la salud de los hospitales “Ana Francisca Pérez de León” I y II de Petare, donde compartió un mensaje de hermandad y solidaridad.

De esta manera, el Obispo Auxiliar de Caracas inició la Novena de Navidad, junto al párroco de “San Juan Evangelista”, padre Erick Tovar, capellán de estos centros construidos en memoria de una insigne venezolana que a raíz del terremoto de Caracas  de 1812 donó su fortuna para levantar el primer hospital en Petare, en el este de Caracas. También les acompañaron el seminarista Adolfredo Pérez Infante y un grupo de vecinos del sector Campo Rico que entusiasmados interpretaban los cánticos navideños.


En primer lugar visitaron la antigua estructura del conocido hospital de emergencia “Pérez de León” que administra la alcaldía del municipio Sucre del estado Miranda. Fueron recibidos por el personal médico y administrativo quienes facilitaron un recorrido en las áreas de emergencia, hospitalización y pediatría donde compartieron con niños y adultos que esperan su recuperación.

Posteriormente, se trasladaron al segundo hospital que administra el ejecutivo nacional, donde fueron atendidos por Inés Lozada en nombre de la directora Zaira Medina, además de la arquitecta Grey Méndez quien funge como directora clínica.



En el recorrido por las modernas instalaciones el Prelado conversó con varios pacientes quienes mostraron satisfacción por el mensaje que llevaba en nombre del Papa Francisco y de la Iglesia venezolana. 

En ambos lugares entregó  presentes a los niños, y mientras oraban junto a los adultos, pidió “encomendar a Dios sus dolencias y necesidades en la esperanza de ser solventadas, de manera especial, el fortalecimiento de le fe en Jesucristo, el Salvador de la Humanidad”.


Monseñor Castro, quien es el vice postulador de la Causa del Doctor José Gregorio Hernández, motivó entre los pacientes la devoción por el “Médico de los Pobres”, entregando estampitas del Venerable médico venezolano que se encuentra en camino de los altares. 

Récele con mucha fe. Tal vez, Usted, pueda recibir el milagro que le hace falta al Doctor Hernández para su beatificación”, le dijo a un paciente de nombre José que estaba postrado en una silla de ruedas. Y así, a cada uno de los convalecientes con quienes hablaba.

Aprovechando la tecnología comunicacional interna que existe en “Pérez de León II”, emitió un mensaje a través de la radio transmisión que pudo ser escuchado por todos los enfermos, trabajadores y visitantes del centro de salud público. “Hemos venido para alegrar con los villancicos, las parrandas y los aguinaldos a los enfermos, a los familiares y a todos los que trabajan aquí”, dijo Monseñor Castro. 

Agregó que en “la Navidad se conmemora el misterios del nacimiento de Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre en el seno de María la Virgen, en el seno de una familia”.

Acotó el Prelado: “Jesucristo vino al mundo para ser uno más entre nosotros; siéntanse, por tanto, acompañados y queridos también en los momentos duros y difíciles; en los momentos alegres, de trabajo y en la familia; acompañados de Dios Nuestro Señor que quiere hacerse Niño para que no tengamos miedo nunca y acercarnos a Él”. 


Finalizó entregando un mensaje de solidaridad en nombre del Papa Francisco, y agradeciendo a las autoridades por facilitar esa visita a los enfermos.





lunes, 15 de diciembre de 2014

Seminaristas de Venezuela reciben formación sobre Medios de Comunicación



“Anunciadores de la Buena Noticia de Jesús”, busca sensibilizar a los futuros sacerdotes en el uso de los medios tradicionales, las nuevas tecnologías y redes sociales

Ramón Antonio Pérez - Aleteia
Fotos: Prensa - CEV 

Caracas, 15 de diciembre de 2014.- La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) a través del departamento de medios de comunicación social viene desarrollando talleres de formación dirigidos a los seminaristas de este país, con el objeto de ofrecerles un conocimiento inicial en el uso de estos recursos comunicaciones para que puedan ponerlos en práctica de manera eficiente en la labor pastoral, según se conoció desde la propia institución.

La CEV considera necesario “crecer en la formación comunicacional, especialmente entre aquellos que se están preparando, no sólo para ser pastores del Pueblo de Dios, sino anunciadores de la Buena Noticia de Jesús”.

Se conoció que los talleres están fundamentados no sólo en las técnicas propias de las áreas comunicacionales, sino también en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, donde se plasma que el secreto de la evangelización es la “gratuidad y el amor (...) Comunicándolo, el bien se arraiga y se desarrolla”. Acotan que “el Papa Francisco durante su pontificado ha resaltado la importancia de la comunicación y los caminos electrónicos por los cuales el evangelio llega más rápidamente a las personas”.

El taller más reciente correspondió al Seminario “Santa Rosa de Lima”, ubicado en el municipio El Hatillo, al este de Caracas, donde 43 seminaristas recibieron con gran entusiasmo e interés el curso junto a los presbíteros Francisco Morales y José Celestino Rojas, rector y formador del Seminario, respectivamente.

Durante la jornada hubo momentos de trabajos grupales e intercambio de experiencias, siendo guiados por el presbítero y comunicador social, Pedro Pablo Aguilar y la periodista Gliderbys Suárez, directores del departamento de medios de comunicación social y de la oficina de prensa de la CEV, respectivamente.

Los testimonios de los participantes resaltan la importancia de “este servicio comunicacional considerado como una de las tareas más comprometedoras de la Iglesia”, sobre todo en la formación de los futuros presbíteros.

“Es bueno que la CEV tenga la iniciativa de llevar estos talleres a los seminarios y tener este ámbito de formación y crecimiento enriquecedor e importante”, afirmó el padre Francisco Morales.
“No siempre es tan fácil colocar en el pensum académico todo lo que consideramos importante para la pastoral, pero en este caso a lo que tiene que ver con los medios de comunicación social debe buscársele el espacio”, añadió.

Para el seminarista de la arquidiócesis de Caracas Jesús Godoy, de cuarto año de Teología, “fue una experiencia novedosa. La información que se dio es importante sobre todo para nosotros, como futuros sacerdotes, que somos principales comunicadores dentro de las parroquias, formamos agentes de pastorales, trabajamos con catequistas".

"Manejar las herramientas de la comunicación es indispensable -destacó-. Además, el mandato de Jesús es comunicar”. “Sería una gran oportunidad, dentro de la materia Lenguaje y Comunicación incluir algunos temas de medios de comunicación social”.

Para Gabriel Guzmán, de la arquidiócesis de Caracas, “vemos este tema como una necesidad de aprender a ser comunicadores ya que seremos futuros pastores y necesitamos comunicar correcta y efectivamente el mensaje de Dios".

"Desde el punto de vista práctico, hoy en día debemos orientar la comunicación social desde la evangelización y es grato saber que la Iglesia está abordando estos nuevos púlpitos para llevar la Palabra a mucha gente utilizando las redes sociales, herramientas que debemos manejar correctamente”.

El seminarista Martín García, de segundo de Teología de la diócesis de Acarigua-Araure afirmó que “estando en la era de la comunicación, este taller ha sido importante aunado a lo que nos ha venido diciendo el Papa Francisco con respecto a abrir las puertas y ventanas de la Iglesia para que la gente entre".

En su opinión, "no sólo nosotros tenemos que esperar que la gente se acerque a la Iglesia sino que nosotros debemos ir al encuentro de ellos; una nueva forma de hacerlo son los medios de comunicación”.

“Interesante podríamos llamar al taller ya que con estas nuevas tecnologías podemos llevar y llegar más rápido el mensaje del Señor -declaró Joseph Robaina, de la arquidiócesis de Caracas-. Es necesario utilizar de manera consciente las redes a fin de evangelizar, y por supuesto, realizar talleres formativos”.

Para el padre José Celestino Rojas, de la diócesis de Valle de la Pascua, “es una necesidad que los futuros sacerdotes manejen estos recursos; si nos olvidamos de los medios de comunicación el mensaje no llegará a esos lugares donde no podemos ir con la inmediatez que llega hoy en día”.

Los organizadores destacaron que el Papa Francisco durante su pontificado ha resaltado la importancia de la comunicación y los caminos electrónicos por los cuales el evangelio llega más rápidamente a las personas.


Recordaron que la próxima Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales prevista para el 17 de mayo de 2015, está dedicada a la Familia con el atrayente título Comunicar la familia: ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor, contenido que representará un reto en la formación de estos futuros sacerdotes.



Papa Francisco llama a “evitar los pecados de los Medios de Comunicación”



Durante encuentro con trabajadores del medio católico TV2000, dijo que el peor de los pecados en la comunicación es la “desinformación porque te lleva a equivocarte, al error a creer solo una palabra de la verdad”

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Ciudad del Vaticano, 15 diciembre 2014.- El Papa Francisco sostuvo este lunes 15, en el Aula Pablo VI, un encuentro con directivos, trabajadores, familiares y colaboradores de la cadena de televisión de la Conferencia Episcopal de Italia TV2000, así como de la Radio InBlue, también vinculada a la iglesia italiana, con los que compartió tres tareas sobre el papel del comunicador.

Según el Servicio Informativo del Vaticano, el Papa recordó que “los medios de comunicación católicos tienen una misión muy difícil: preservar la comunicación social de todo lo que la deforma y la doblega a otros fines”; de igual manera indicó que a menudo la comunicación ha sido sometida a la propaganda, a las ideologías, a los fines políticos o de control de la economía y la técnica.

“En cambio, lo que sienta bien a la comunicación es, en primer lugar, la parresia, es decir el valor de hablar a la cara, con franqueza y libertad. Si en cambio nos preocupamos por los aspectos tácticos, nuestro hablar será artefacto.... Y así no se comunica nada”, dijo Francisco. “La libertad es también la que se tiene respecto a las modas, a los lugares comunes, a las fórmulas confeccionadas.... Hay que despertar la palabra, porque cada palabra tiene dentro de sí una chispa de vida…Y este es el primer deber del comunicador: despertar la palabra”.

En segundo lugar, la comunicación debe evitar tanto el “llenar” como el “cerrar'”. “Se llena -dijo Francisco- cuando se satura la percepción con un exceso de eslogan, que en vez de activar el pensamiento lo anulan. Se cierra, cuando en lugar de recorrer el camino largo de la comprensión, se elige el atajo de presentar a un individuo como si pudiera resolver todos los problemas, o, por el contrario, como chivos expiatorios sobre los que descargar todas las responsabilidades. Correr inmediatamente hacia la solución, sin tomarse la fatiga de presentar la complejidad de la vida”.

Francisco mencionó como tercera tarea el “hablar a la persona toda entera”.

Para ello es necesario “evitar los pecados de los medios de comunicación, la desinformación, la calumnia y la difamación” ya que “una comunicación autentica no se preocupa de llamar la atención... Hay que hablar a las personas enteras, dirigiéndonos a su mente y a su corazón, para poder ver más allá del inmediato, de un presente que se arriesga a ser olvidadizo y temeroso del futuro...De estos tres pecados... en la comunicación el peor es la desinformación porque te lleva a equivocarte, al error a creer solo una palabra de la verdad”.

Esas tres tareas hacen concreta “la cultura del encuentro, tan necesaria en un contexto cada vez más plural. Con el enfrentamiento -concluyó- no se llega a ninguna parte. Crear una cultura del encuentro: es un buen trabajo para vosotros”.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Papa Benedicto XVI pionero en uso de redes sociales para evangelizar



El 12 de diciembre 2012, Benedicto XVI lanzó el primer Tweet desde su cuenta @Pontifex

Ary Waldir Ramos Díaz

La cuenta Twitter del Papa hasta el 12 de diciembre de 2014 supera los 17 millones de follower (seguidores). Hace dos años, el Papa emérito Benedicto XVI lanzaba el primer Tweet desde la cuenta personal (handle) @pontifex. 

Después de 82 años del primer mensaje radiofónico de Pío XI a través de los micrófonos de Radio Vaticana, Benedicto XVI se estrenó en la red de microblogging asegurando: "Me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra respuesta generosa. Os bendigo a todos de corazón".


Después de un primer mensaje de saludo, un millón de personas recibieron en 140 caracteres un tweet del Papa sobre el contenido de su Audiencia General del miércoles en Plaza San Pedro. Luego los mensajes se volvieron cotidianos y en varios idiomas: italiano, inglés, español, francés, portugués, alemán, polaco y árabe. 


Así, Benedicto XVI marcó el tiempo de una comunicación eclesial atenta a los cambios, utilizando un medio interactivo a diferencia de los medios utilizados hasta entonces por los Papas. 

“Las redes sociales, además de instrumento de evangelización, pueden ser un factor de desarrollo humano”, escribió Benedicto XVI el 24 de enero de 2013, anticipando su primer tweet, gesto no improvisado y parte de una reflexión profunda, como acostumbra el que será recordado en la historia de la Iglesia como el “Papa gentil teólogo”.

Después de 10 minutos del primer mensaje y 10 días de la apertura de la cuenta @pontifex, Benedicto XVI respondió a las preguntas de los fieles a través de #askpontifex.

Profundidad y sencillez evangelica no se improvisan en la red 

A una joven que preguntaba ‘¿Cómo podemos vivir mejor el Año de la Fe en nuestro día a día?’, Benedicto respondió con extrema claridad y consciencia del medio: “Dialoga con Jesús en la oración, escucha a Jesús que te habla en el Evangelio, encuentra a Jesús, presente en el necesitado”.

¿Es una revolución lo que hizo Benedicto XVI? Pues por lo menos fue un pionero que en poco menos de 140 caracteres dio el extracto natural de la Evangelización: Oración, Evangelio, persona necesitada.

No fue casualidad, tampoco, que dicho hito se realizara en el día de la Patrona de las Américas, la Virgen de Guadalupe, la Madre de la Evangelización en el “Continente de la Esperanza”. 

A tal propósito, Benedicto XVI enunció con fuerza que el “Continente Digital” es la nueva frontera de la Evangelización

“Debe de haber coherencia"  en la expresión de "nuestra fe y en nuestro testimonio del Evangelio dentro de la realidad en la que estamos llamados a vivir, tanto si se trata de la realidad física como de la digital", escribió en el Mensaje a los comunicadores sociales del año 2013.

Benedicto XVI llamó a los evangelizadores a renovar la evangelización y "dar a conocer el amor de Dios, hasta los más remotos confines de la tierra” y esto incluye el ciberespacio.

El Papa Francisco 

El camino ha quedado abierto: después de Benedicto XVI, el Papa Francisco continúa con éxito el uso de la popular red de microblogging.
Benedicto XVI al momento de la Sede Vacante alcanzó 3 millones de seguidores. Luego, desde el 17 de marzo de 2013 hasta hoy, Papa Francisco (21 meses de pontificado) ha sumado otros 14 millones de followers. 



sources: ALETEIA

Algunos Videos de la Diócesis de Guarenas

Loading...

Páginas vistas en el último mes