Translate

domingo, 19 de abril de 2015

Testimonio de la Hermana Blanca Griselis: “Por Cristo acepté dejarlo todo”



“La parte social es una fuerza que dinamiza mi compromiso de mujer consagrada”, dice la religiosa venezolana

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Era una chica como muchas de mi generación, me gustaban las fiestas, soy una mujer risueña, alegre, dispuesta, servicial. Un día me invitaron a participar en el grupo juvenil de la comunidad, y yo me atreví a cambiar mi rutina diaria por la propuesta de estar en un grupo donde compartía con otros jóvenes, donde había danza, teatro, reflexión, oración, y compromiso en la comunidad”.

De esta manera lo relata Blanca Griselis Velázquez, de las Hermanas del Ángel de la Guarda de Ocumare del Tuy, en Venezuela. Su testimonio lo remite con el objeto de fortalecer el Año de la Vida Consagrada convocado por el Papa Francisco, y con plena validez para la Jornada Mundial para las Vocaciones, del venidero 25 de abril.

La entrega a Cristo experimentada por la Hermana Blanca, la ha hecho mostrarse “Agradecida al Dios de la Vida”. Su vida religiosa se sustenta en la frase de San Pablo: “Porque no creo haber conseguido ya la meta, sino que prosigo mi carrera hasta alcanzar a Cristo Jesús, quien ya me dio alcance, por Él acepté dejarlo todo”.   

Un día recibió su llamada “en un hermoso lugar de la región Guayanesa de Venezuela”. Vivía en Bella Vista, dice. “Llevo 27 años sintiéndome amada, enamorada, apasionada por servir a Dios y su Reino como hermana del Ángel de la Guarda”.

El sector era un barrio donde se necesitaban los servicios públicos y las madres lucharon por ello. “Me animó estar en esa lucha por lograr que las autoridades públicas cumplieran con los servicios que merecían todos los habitantes del barrio”, refirió.

Luego tuvo en las experiencias de las Comunidades Eclesiales de Base, el impulso para conocer a Dios. “Me acerqué a la Palabra y allí descubrí como Dios, ha acompañado siempre a su pueblo, creándolo, liberándolo, animándolo, estando a su lado (…) Dios no abandonaba, y su amor fue tanto que nos entregó a su propio Hijo Jesús”.

Después de conocer a Jesús, - narra - se animó a seguir apostando en las Hermanas del Ángel donde recibió una espiritualidad y carisma. “Ser y formar verdaderos discípulos de Cristo, siendo como el ángel, que cuida, anima, acompaña, protege, sana. Libera, a través de la Educación, la actividad misionera y el cuidado de los enfermos”.

Motivaciones para ser religiosa


La Hermana Blanca mencionó las motivaciones que la animan en este camino de entrega a la vida consagrada. Primero indicó “la llamada de Jesús a ser su discípula”, dijo. De allí hace un seguimiento radical que la lleva a la segunda motivación: “vivir la fraternidad como una experiencia de reconocer que el amor es un regalo desde la bendición de ser unidad en la diversidad”.

En tercer lugar considera el “servir y estar entre los más pobres”, porque “ellos animan y acompañan mi caminar y con sus nombres van llenando mi corazón”. Y en cuarto lugar: “existir y testimoniar el ser ángel visible que se alegra con los que están alegres, lloran con los que lloran, oran con los que se sienten abatidos y confían en la Divina Providencia”. Resume la entrega a Jesucristo en la vivencia del “texto de las Bienaventuranzas como programa de vida”.

De su experiencia vocacional y la entrega al servicio de los más necesitados, interpela a los jóvenes de este tiempo. “Joven, pregúntate: ¿qué quieres hacer con tu vida?, y escucha al Señor que te dice: ¿qué quieres que haga por ti?, y atrévete a responderle”, dice, al tiempo que ora: “Señor ayúdame a descubrir mi vocación”.

Considera que caminar al lado del Señores descubrir caminos insospechados, es hacerse hermana de los hermanos, es amar y amar hasta el extremo, entregando la vida, es arriesgar con la certeza que al final tendrás el ciento por uno”.

Las Hermanas del Ángel de la Guardia, llegaron a Venezuela desde España, en el año 1953, y abrieron la primera sede de la escuela en Ocumare del Tuy. Es una congregación integrada por mujeres consagradas que viven su vida de seguimiento a Jesús, entre los pobres y cumpliendo con sus votos de castidad, pobreza y obediencia.


Fueron fundadas en Francia, el 3 de diciembre de 1839, por el padre Luis Antonio Ormiéres y la madre San Pascual, quienes preocupados por el abandono de los hijos de los campesinos, abrieron un colegio en Quillán, brindando educación a los más necesitados. “Así mismo, yo sigo animada en vivir comprometida para que sea posible ese Reino de Paz, justicia, amor, fraternidad, solidaridad”, indicó la Hermana Blanca.



sábado, 18 de abril de 2015

MODUS VIVENDI o CONCORDATO: Ley Aprobatoria del Convenio Celebrado entre la República de Venezuela y la Santa Sede Apostólica



El Papa Paulo VI y el entonces Presidente de la República de Venezuela, Rómulo Betancourt, dieron poderes plenipotenciarios a Monseñor Luigi Dadaglio, Nuncio Apostólico en Venezuela y al doctor Marcos Falcón Briceño, ministro de Relaciones Exteriores, para suscribir el convenio, fechado el 6 de marzo de 1964. 

El Modus vivendi o también llamado Concordato, sustituye a la Ley de Patronato Eclesiástico, aprobada por el Congreso de la Gran Colombia en 1824 y ratificada luego en el Congreso en 1833. 

El texto íntegro del Modus vivendi está tomado de la Gaceta Oficial Nº 27.478, publicada el martes 30 de junio de 1964.

Artículo Único: Se aprueba el convenio celebrado entre la República de Venezuela y la Santa Sede Apostólica, cuyo texto dice así:



"La Santa Sede Apostólica y el Estado Venezolano, en consideración a que la Religión Católica, Apostólica y Romana, es la Religión de la gran mayoría de los Venezolanos y en el deseo de que todas las cuestiones de interés común puedan ser arregladas cuanto antes de una manera completa y conveniente, y proponiéndose hacerlo en futuros Acuerdos, han determinado definir entre tanto algunas materias de particular urgencia sobre las cuales las dos Altas Partes han llegado a un acuerdo.
A este fin, Su Santidad el Sumo Pontífice Paulo VI y Su Excelencia el Señor Rómulo Betancourt, Presidente de la República de Venezuela, han tenido a bien nombrar por sus Plenipotenciarios, respectivamente, a Su Excelencia Reverendísima Monseñor Luigi Dadaglio, Nuncio Apostólico Pontífice Paulo VI y Su Excelencia el Doctor Marcos Falcón Briceño, Ministro de Relaciones Exteriores, quienes, después de entregadas sus respectivas Plenipotencias y reconocida la autenticidad de las mismas, han convenido lo siguiente:


Art. I.- El Estado Venezolano continuará asegurando y garantizando el libre y pleno ejercicio del Poder Espiritual de la Iglesia Católica, así como el libre y público ejercicio del culto católico en todo el territorio de la República.

Art. II.- El Estado Venezolano reconoce el libre ejercicio del derecho de la Iglesia Católica de promulgar Bulas, Breves, Estatutos, Decretos, Cartas Encíclicas y Pastorales en el ámbito de su competencia y para la prosecución de los fines que le son propios.

Art. III.- El Estado Venezolano reconoce la personalidad jurídica internacional de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. Para mantener las relaciones amistosas entre la Santa Sede y el Estado de Venezuela continuarán acreditados un Embajador de Venezuela ante la Santa Sede y un Nuncio Apostólico en Caracas, el cual será el Decano del Cuerpo Diplomático acreditado ante el Gobierno de Venezuela.

Art. IV.- Se reconoce a la Iglesia Católica en la República de Venezuela como persona jurídica de carácter público. Gozan además de personalidad jurídica para los actos de la vida civil las Diócesis, los Capítulos Catedrales, los Seminarios, las Parroquias, las Órdenes, Congregaciones Religiosas y demás Institutos de perfección cristiana canónicamente reconocidos. Las instituciones y entidades particulares que, según el Derecho Canónico, tienen personalidad jurídica, gozarán de la misma personalidad jurídica, ante el Estado una vez que hayan sido cumplidos los requisitos legales.

Art. V.- La erección de nuevas Arquidiócesis, Diócesis y Prelaturas Nullius y las modificaciones de los límites existentes se harán por la Santa Sede previo acuerdo con el Gobierno. Ninguna parte del territorio venezolano dependerá de un Obispo cuya sede esté fuera de las fronteras de la República. Cuando hayan de erigirse nuevas Diócesis o mortificarse los límites de las actuales se procurará que los límites diocesanos coincidan, en lo posible, con las divisiones políticas del territorio nacional.

Art. VI.- Antes de proceder al nombramiento de un Arzobispo u Obispo diocesano, o de un Prelado Nullius, o de sus Coadjutores con derecho a sucesión, la Santa Sede participará el nombre del candidato al Presidente de la República, a fin de que éste manifieste si tiene objeciones de carácter político general que oponer al nombramiento. En caso de existir objeciones de tal naturaleza, la Santa Sede indicará el nombre de otro candidato para los mismos fines. Las diligencias correspondientes se desarrollarán con la mayor reserva a fin de mantener secretos los nombres de los candidatos hasta que sea publicado el nombramiento definitivo. Transcurridos treinta días desde la comunicación hecha al Presidente de la República, el silencio de éste se interpretará en el sentido de que no tiene objeciones que oponer al nombramiento. En casos excepcionales, dicho término podrá extenderse hasta sesenta días, de acuerdo con la Nunciatura Apostólica.

Art. VII.- Los Arzobispos y Obispos diocesanos y sus coadjutores con derecho a sucesión serán ciudadanos venezolanos.

Art. VIII.- La provisión de las Dignidades de los Capítulos Metropolitanos y Catedrales está reservada a la Santa Sede. Pero, en atención a lo que dispone el Art. XI, el nombramiento se comunicará oficialmente al Gobierno de Venezuela antes de la toma de posesión por parte de los investidos. En el caso de creación de nuevas dignidades, tendrá aplicación el Artículo XI con respecto a ellas, una vez que haya mediado un acuerdo con el Gobierno.

Art. IX.- La provisión de las canonjías y beneficios menores de los Capítulos Metropolitanos y Catedrales se hará libremente por la competente Autoridad Eclesiástica, de acuerdo con las normas del Derecho Canónico. El Ordinario del lugar dará comunicación oficial de dichos nombramientos al Ejecutivo Nacional antes de que los nuevos investidos tomen posesión canónica del beneficio. En el caso de creación de nuevas Dignidades, tendrá aplicación el Art. XI con respecto a ellas, una vez que haya mediado un acuerdo con el Gobierno.

Art. X.- La erección de nuevas Parroquias se hará libremente por los Ordinarios diocesanos, los cuales comunicarán a la primera Autoridad Civil de la jurisdicción la erección y los límites de las nuevas Parroquias así como los cambios de límites de las Parroquias ya existentes.

Art. XI.- El Gobierno de Venezuela, dentro de sus posibilidades fiscales, continuará destinando un Capítulo del Presupuesto que seguirá llamándose «Asignaciones Eclesiásticas» para el decoroso sostenimiento de los Obispos, Vicarios Generales y Cabildos Eclesiásticos. También se destinará una partida presupuestaria adecuada para ejecutar y contribuir a la ejecución de obras de edificación y conservación de templos, Seminarios y lugares destinados a la celebración del culto.

Art. XII.- El Gobierno de Venezuela, en su propósito de atraer e incorporar a la vida ciudadana a nativos del país que habitan en regiones fronterizas o distantes de los centros poblados, continuará prestando especial apoyo y protección a las Misiones Católicas establecidas en algunas regiones de la República. La Santa Sede dará comunicación oficial al Gobierno de Venezuela de la erección de nuevos Vicariatos Apostólicos o de la división de los ya existentes. Los Vicarios, Prefectos Apostólicos y los Superiores de las Misiones autónomas serán nombrados por la Santa Sede, la cual dará al Gobierno comunicación del nombramiento antes de que sea publicado.

Art. XIII.- Cuando a juicio de los Ordinarios sea necesaria la colaboración ya sea de Institutos Religiosos de varones o mujeres, ya sea de Sacerdotes seculares de otra nacionalidad, para la asistencia religiosa de los fieles y para las obras sociales y de beneficencia públicas o privadas, se solicitará por escrito su entrada y permanencia en el país, las cuales serán otorgadas por la competente Autoridad, previo el cumplimiento de los requisitos legales ordinarios.

Art. XIV.- La Iglesia podrá libremente establecer Seminarios Mayores y Menores, tanto Diocesanos como Interdiocesanos, y otros Institutos destinados a la formación del Clero Secular y Religioso, los cuales dependerán únicamente de la Autoridad Eclesiástica en su dirección, régimen y programas de estudio. Reconociendo el Estado los fines específicos de la educación impartida por tales Seminarios e Institutos, está dispuesto a conceder la equivalencia de los estudios de educación secundaria siempre que el plan de dichos estudios contenga, en igualdad de condiciones, las asignaturas que integran el de educación secundaria.

Art. XV.- El Estado Venezolano, de conformidad con la Constitución, reconoce el derecho de organización de los ciudadanos católicos para promover la difusión y actuación de los principios de la fe y moral católicas mediante las asociaciones de Acción Católica dependientes de la autoridad Eclesiástica, las cuales se mantendrán siempre fuera de todo partido político.

Art. XVI.- Las Altas Partes signatarias se comprometen a resolver amistosamente las eventuales diferencias que en lo futuro pudiesen presentarse en la interpretación o aplicación de cualquier cláusula de la presente Convención y, en general, en las mutuas relaciones entre la Iglesia y el Estado.

Art. XVII.- La presente Convención - cuyos textos en lengua italiana y español la hacen fe por igual - entrará en vigor desde el momento del canje de ratificación. Una vez ratificado, el presente Acuerdo será la norma que, como lo prevé el Art. 130 de la Constitución, regulará las relaciones entre la Iglesia y el Estado.


Caracas, 6 de Marzo de 1964

MARCOS FALCÓN BRICEÑO

**************************************
OBSERVACIÓN: El lector Isaac Rafael Toro Guzman, ha escrito que el Concordato fue firmado por el Presidente Raúl Leoni, y pide corregir este error. Creo que no hay error en la nota, aunque como detalle, si cabe añadir la observación de Toro Guzmán. Se ha escrito que Rómulo Betancourt y el Papa Pablo VI dieron plenos poderes a Monseñor Luigi Dadaglio y al doctor Marcos Falcón Briceño, autor de este trabajo escrito para "suscribir el convenio". De modo que ese supuesto error queda aclarado y se añade el hecho de que el Concordato se firmó en el período de Raúl Leoni, quien asumió la presidencia el 13 de marzo de 1964. Si persiste la duda del lector, pedimos apoyo de algún conocedor del tema, para que se aclare definitivamente. Ramón Antonio Pérez, administrador del blog: El Guardián Católico.




¡EJEMPLO DE OBISPO MUY CERCANO A SU FELIGRESÍA! Monseñor Mario Moronta cumple 40 años de Ordenación Sacerdotal



“El cumpleaños de vida de un presbítero se celebra con la familia y amigos, pero que el aniversario sacerdotal se celebra con el Pueblo de Dios en donde se desarrolla su trabajo como padre y pastor”, dijo el obispo de San Cristóbal

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Prensa Diócesis SC / @DiocesisSC
San Cristóbal, 18 de abril de 2015.- “El 19 de abril cumple 40 años de ordenación sacerdotal nuestro actual pastor diocesano, pues en esa fecha, pero del 1975, la Catedral de los Teques se vestía de fiesta, porque el diácono Mario del Valle -el primogénito del hogar Moronta Rodríguez- recibía en ese recinto la ordenación sacerdotal”.
Es el contenido de una nota de prensa enviada desde la Diócesis de San Cristóbal, estado Táchira, que con orgullo recuerda y festeja los 40 años de ordenación sacerdotal del obispo local, quien “muy niño había sido llamado a seguir al Señor, era consagrado para dedicar su vida al servicio de los hombres como sacerdote para la eternidad”.
Relatan que el recién fue ordenado sacerdote conocía su tarea de seguir configurado a Cristo, y “por ello estaba dispuesto a entregar su vida en el trabajo pastoral que conllevaba la respuesta ofrecida a través de la Diócesis de los Teques a la Iglesia Universal”.

De igual manera recuerdan que la imposición de manos y Oración Consecratoria estuvo a cargo de monseñor Juan José Bernal Ortiz. Con ello “el padre Mario entraba a ser miembro del presbiterio de los Teques, Iglesia a la que dirigiría años más tarde como obispo diocesano”, indican.

SEMINARIO MENOR:- Mario del Valle Moronta Rodríguez, ingresó al seminario menor de Caracas a estudiar sexto grado, pues desde muy niño manifestó el deseo de responder a la llamada del Señor y contó con el apoyo de sus padres para iniciar este camino vocacional. De tales épocas y momentos, actualmente conserva recuerdos gratos el hoy Obispo de San Cristóbal.

SACERDOTE PARA SIEMPRE:- La ordenación como presbítero, hizo en Mario una marca en su vida, pues quedó ordenado sacerdote para siempre. Esta configuración a Cristo Sacerdote la ha testimoniado a lo largo de sus cuarenta años en los diversos lugares de encomiendas pastorales.

ENCARGOS PASTORALES:- Su primera misión como presbítero fue el ser vicario parroquial de la catedral de Los Teques y profesor de planta del Seminario Mayor de Caracas. Un año más tarde recibió nombramiento de párroco de Nuestra Señora del Rosario, en Cúa Estado Miranda y vicario episcopal de Los Valles del Tuy.

Posteriormente es designado párroco de Nuestra Señora de Copacabana y vicario episcopal de Guarenas, responsabilidad pastoral que desempeñó hasta el año de 1981, pues regresó a la ciudad de Roma a culminar sus estudios doctorales en Teología Bíblica. A su retorno de la ciudad eterna, prestó su servicio como vicario de la parroquia san José Obrero de los Teques, a la vez que se desempeñaba como secretario canciller de la diócesis, responsable de la pastoral juvenil y vocacional además de ser miembro del consejo presbiteral. Luego en 1987 es enviado a trabajar como sub-secretario de la Conferencia Episcopal Venezolana hasta 1990, cuando forma parte del orden episcopal.

MONSEÑOR MARIO MORONTA

“Mario Moronta recibió la consagración episcopal el 27 de Mayo de 1990, como obispo titular de Nova y auxiliar de Caracas, por manos del Cardenal José Alí Lebrún Moratinos, monseñor Domingo Roa Pérez y monseñor Miguel Antonio Salas".
En sus cinco primeros años de ejercicio episcopal, Moronta prestó sus servicios como Obispo Auxiliar de Caracas y ocupaba el cargo de secretario general de la Conferencia Episcopal Venezolana. Luego en diciembre de 1995 regresa a los Teques -su diócesis originaria- ésta vez como obispo diocesano, cumpliendo este encargo hasta junio de 1999 cuando tomaría posesión como quinto Obispo de la Diócesis de San Cristóbal.

La ordenación sacerdotal se celebra con el pueblo

Durante el segundo sínodo diocesano, monseñor Moronta dijo en la conmemoración de su aniversario de ordenación sacerdotal que: “el cumpleaños de vida de un presbítero se celebra con la familia y amigos, pero que el aniversario sacerdotal se celebra con el Pueblo de Dios en donde se desarrolla su trabajo como padre y pastor”.

Por ello ante estos 40 años de servicio al Pueblo de Dios en diversas zonas de Venezuela, por su conocida entrega al Pueblo que se le ha confiado y reconociendo su respuesta como auténtico testigo, los miembros del presbiterio de la diócesis de San Cristóbal felicitan y agradece a monseñor Mario Moronta por esta celebración, además de conocer por sus vínculos sacerdotales, la cercanía y ejemplo, así como la vivencia y preocupación pastoral del Pastor Diocesano por esta Iglesia Local de San Cristóbal.

Este saludo de felicitación también lo hacen explícito las instituciones, fundaciones y dependencias pertenecientes a la diócesis, así como las congregaciones religiosas masculinas y femeninas que hacen vida en la jurisdicción diocesana.

El deseo queda también manifestado por parte de los fieles pertenecientes a las 90 parroquias, seis rectorías y una vicaría parroquial que integran actualmente la Diócesis, quienes elevan oraciones a Dios, para que le conceda las bendiciones necesarias al Obispo para guiar y llevar adelante a esta Iglesia Local.

"Los habitantes del Táchira desean «que el Santo Cristo de los milagros de La Grita y María de la Consolación de Táriba bendigan a monseñor Moronta» pues los tachirenses agradecen a Dios que lo haya hecho llegar a estas tierras hace 16 años", acotan desde San Cristóbal.




viernes, 17 de abril de 2015

El Papa Francisco designa a Juan de Dios Peña Rojas, Obispo de El Vigía - San Carlos del Zulia



Monseñor Baltazar Porras Cardozo, impuso el solideo al nuevo obispo, cuya Ordenación Episcopal será el 04 de julio en la Catedral "Nuestra Señora del Perpetuo Socorro", sede de la Diócesis El Vigía-San Carlos del Zulia 

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Prensa DiócesisSC / Fotos: Ramón Pico
El servicio de información del Vaticano publicó el viernes 17 abril, el nombramiento hecho por el Santo Padre Francisco, al reverendo Juan de Dios Peña Rojas como tercer obispo de la Diócesis de El Vigía - San Carlos del Zulia.
Agrega la información del Vaticano otros datos de la diócesis que estará bajo la guía pastoral de Peña Rojas, entre los que se destacan: una superficie de 8.233 Km2, una población de 426.000 habitantes, de los cuales 420.000 son católicos y la presencia de 30 sacerdotes y 18 religiosos al servicio del Pueblo de Dios.

El portal web de la arquidiócesis de Mérida, por su parte menciona que el padre, Juan de Dios Peña Rojas, nació en Acequias estado Mérida, el 8 de marzo de 1967, su ordenación diaconal fue el 01 de diciembre de 1991 y el 22 de agosto de 1992 fue ordenado sacerdote. Actualmente se desempaña como rector del Seminario Arquidiocesano de Mérida “San Buenaventura” desde el año 2001.

Entre los encargos pastorales desempeñados por Peña Rojas, figuran: Párroco de Nuestra Señora de Belén de Mérida, miembro del consejo presbiteral por el cabildo catedralicio, Secretario del Consejo Presbiteral, asesor de la unión arquidiocesana de cofradías del Santísimo Sacramento, capellán de las hermanas Dominicas San José la Sierra, profesor del Seminario San Buenaventura, miembro del consejo de consultores, profesor del centro de estudios arquidiocesanos Juan Pablo II, presidente de la comisión de historia del proceso de beatificación y canonización de la madre Georgina Febres Cordero. También se pudo conocer que es licenciado en Teología e Historia de la Iglesia.

Monseñor Baltazar Porras impone el Solideo


Luego de la rueda de prensa efectuada este viernes 17 de abril para anunciar este nombramiento, se realizó la imposición del solideo de modo público por Baltazar Porras, arzobispo metropolitano de Mérida, aunque ya había sido realizada de manera privada en el Seminario Buenaventura durante la eucaristía matutina. 

La oficina de prensa de la arquidiócesis de Mérida informó, que la consagración episcopal del nuevo Obispo será el sábado 04 de julio en la Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, sede de la Diócesis El Vigía-San Carlos del Zulia.

La Diócesis de El Vigía - San Carlos del Zulia, tiene actualmente 20 años de fundación y fue creada por una bula papal del 07 de julio de 1994.

Se formó con áreas que integraban anteriormente parte de la arquidiócesis de Maracaibo de la que es sufragánea, y zonas de la arquidiócesis de Mérida y de la diócesis de Cabimas.

Es considerada una de las diócesis más jóvenes de Venezuela. Reconocida labor en su creación y organización la llevó a cabo monseñor Domingo Roa Pérez, pero el primer obispo titular fue monseñor William Delgado (1999-2005) y el segundo obispo titular fue monseñor José Luis Azuaje Ayala (2006-2013).

Durante los períodos intermedios la guía eclesial de la misma ha estado bajo el encargo de los administradores Apostólicos o administradores Diocesanos que han sido asignados.



¡CALMA y PACIENCIA! Cardenal Urosa pide a Leocenis García levantar la huelga de hambre que mantiene en el Sebin




El Arzobispo también ha pedido libertad para Leopoldo López, el alcalde metropolitano Antonio Ledezma, el alcalde de San Cristóbal Ceballos y demás presos políticos

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Foto y Video Cortesía: 6to PODER

Caracas, 17 de abril de 2015.- El cardenal Jorge Urosa Savino pidió al periodista Leocenis Manuel García Osorio, levantar la huelga de hambre que inició el 13 de abril pasado en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin, en Caracas, donde se encuentra preso desde el 22 de marzo, acusado de “presunta legitimación de capitales”, al tiempo que pidió a las autoridades “juzgarlo en libertad”, como contemplan las leyes.

Lamento muchísimo esta situación de encarcelamiento en que se encuentra Leocenis García. Lamento que se sienta desasistido y esté recurriendo al extremo de la huelga de hambre”, dijo el también Arzobispo de Caracas.

Personalmente le mando un saludo, y le aconsejo que levante esa huelga de hambre, y tenga calma y paciencia”, sugirió el Purpurado venezolano, considerando, además, “extraño que en otros medios haya habido tan pocas noticias” sobre este caso.

El cardenal Urosa hizo un llamado a las personas que están a cargo de este proceso para que “aceleren los lapsos del mismo, y sobre todo, a que sea juzgado en libertad, es decir, que reciba los beneficios procesales”, de acuerdo con las leyes del país.

Cuando se promulgó el Código Orgánico Procesal Penal – COPP- precisamente, se acabó con esa cosa terrible que había en Venezuela”, en la que se consideraban iguales “un ciudadano que hubiera cometido un pequeño error o un criminal”.

En ese orden, Urosa considera que Leocenis García debe ser juzgado en libertad, en caso de ser necesario el juicio que se le sigue. “Precisamente, la reforma del COPP postula que las personas puedan ser juzgadas en libertad, y creo que esto es necesario y se aplique en el caso de García”, acotó a 6to Poder.

El Arzobispo de Caracas también ha pedido libertad para el dirigente del partido Voluntad Popular Leopoldo López; el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, el alcalde de San Cristóbal, Ceballos y demás presos políticos.

Quiero renovar la petición y el llamado que hemos hecho los obispos de Venezuela, en relación a los presos políticos”, dijo. “Ellos deberían estar libres, o en caso que tuvieran que ser juzgados, debería ser en libertad”, acotó Urosa.

A continuación, el vídeo con las declaraciones del Cardenal Urosa:


LEOCENIS GARCÍA: “Dios me dé la victoria, en esta vida o en la otra vida

El periodista inició el pasado lunes 13 de abril una huelga indefinida de hambre, “hasta tanto se cierre este juicio irrito y se me proceda a poner en libertad”, según expresó mediante un comunicado. “Mi detención, señora Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, es por lo menos sospechosa”, indicó en la misiva.

Leocenis alega que su actual privativa de libertad “se da tres semanas después que mi defensa recusó por corrupción a la fiscal de mi caso Narda Sanabria y a la Juez 11 de Juicio”.  Informó que sobre estos hechos consignó pruebas, “pero el Ministerio Público y el director de Actuación Procesal, Jesús Gerardo Peña, relacionado sentimentalmente a la fiscal Narda Sanabria, nunca obraron contra esta”.


Durante la huelga me niego a recibir alimentos y tratamiento médico amparado por el Tratado Internacional de Malta, que protege el derecho a la huelga y que explica claramente que una huelga no puede ser violentada por la fuerza, supone de cometer tortura, que Dios me dé la victoria, en esta vida o en la otra vida”, concluye.

¡DESMENTIDO PÚBLICO! El Cardenal Urosa desmiente información aparecida en 6to Poder


FOTO REFERENCIA: El Cardenal Urosa habla con el periodista Leocenis García del Grupo 6to Poder. Leocenis actualmente está detenido en el SEbin de El Helicoide, en Caracas. Cortesía 6to Poder.
“Yo no dije eso”, aclaró el Cardenal Urosa, en relación a una supuesta intención suya de que el Nuncio Apostólico hablara con el gobierno sobre el periodista Leocenis García

Caracas, 17 de abril de 2015.- El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, desmiente publicación aparecida este miércoles 16 de abril, en el portal 6to Poder, donde se indica que supuestamente hablaría con el Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano, para que este “hablara con el gobierno por Leocenis García”, quien se encuentra detenido y en huelga de hambre en las instalaciones del Sebin, en el Helicoide, Caracas.

El portal informativo tituló de la siguiente manera una entrevista que realizó al Purpurado: “Cardenal Urosa hablará con el Nuncio para que interceda por Leocenis García”.  

El portal publicó:El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, en una entrevista realizada por el equipo de 6to Poder, indicó que "hablaré con el Nuncio Apostólico para que interceda ante el Gobierno por el caso del periodista y editor, Leocenis García", presidente para Latinoamérica del Grupo 6to Poder”.

Yo no dije eso”, desmiente de manera categórica el Cardenal Urosa, acotando que “el resto de las declaraciones es correcto. Pero eso no es cierto”.

Desde la oficina de prensa de la Arquidiócesis de Caracas, agradecemos la difusión de este desmentido, y con ello se desea que por la información errónea aparecida en este portal, no se involucre al Nuncio Apostólico en un asunto ordinario. 

A continuación, el vídeo con las declaraciones del Cardenal Urosa publicadas:


El Arzobispo de Caracas también hizo llegar una carta al periodista Adrián Altuve con quien había hablado sobre el caso de Leocenis García, y al respecto desmiente lo que se informó en el portal 6to Poder... 

***************************************

Caracas, 17 de abril de 2015

 LICDO ADRIÁN ALTUVE,
6º Poder,
Caracas.

Estimado Licdo. Altuve: 
Reciba un atento saludo.

Con gran sorpresa vi ayer en Internet  el titular de la nota de mis declaraciones. En él se afirma  que yo habría dicho: “hablaré con el Nuncio Apostólico para que hable con el Gobierno por el caso de Leocenis García”. Eso no es cierto. Grabé mis comentarios en su teléfono, y Ud. tiene la grabación.

En ningún momento hable de comunicarme con el Señor Nuncio por el tema del Editor Leocenis García, y de involucrar a la Santa Sede en ese caso.

Mucho le agradezco hacer la debida  aclaratoria en el portal de internet de 6º PODER  y en el Semanario impreso  en el momento oportuno.

Muy atentamente,


+JORGE L. UROSA SAVINO,
CARDENAL ARZOBISPO DE CARACAS


*************** 

El Papa Francisco designó a Monseñor Ernesto José Romero, Vicario Apostólico de Tucupita



Monseñor Ernesto Romero, Vicario Apostólico de Tucupita, tendrá por tarea "sembrar la semilla del evangelio para que nazcan, crezcan y fortalezcan las vocaciones"

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Prensa CEV / @CEVMedios

Caracas, 17 de abril de 2015.- "En un emotivo acto realizado en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, Monseñor Ernesto José Romero Rivas, hizo su profesión de fe, luego que el Papa Francisco lo nombrara Vicario Apostólico de Tucupita", destaca la oficina de prensa de la CEV.

El nuevo Vicario Apostólico manifestó su agradecimiento con Dios que “me renueva la vocación al llamarme, de una manera especial, a este servicio episcopal en el Vicariato Apostólico de Tucupita, y al mismo tiempo confiado en la misericordia de Él porque es una tarea que exige más fidelidad, más confianza y más vivencia de la fe como testigo”.

Monseñor Ernesto Romero, Vicario Apostólico de Tucupita, recibe el solideo de manos del Nuncio Apostólico en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano.
Se conoció que el Cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas; Monseñor Diego Padrón Sánchez, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana y Monseñor José Luis Azuaje, primer vicepresidente de la CEV, acompañaron al nuevo vicario, en la imposición del solideo y el pectoral impuestos por el Nuncio Apostólico en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano, en presencia de los Obispos reunidos en el marco de las comisiones episcopales.

Luego de la lectura de profesión de fe, la imposición del solideo y el pectoral, y la firma correspondiente, Monseñor Romero expresó que “el vicariato apostólico tiene la tarea de hacer nacer la iglesia en ese lugar, de sembrar la semilla del evangelio a fin de nazcan vocaciones para el servicio, vocaciones a la vida misionera, religiosa y sacerdotal, y laicos comprometidos a fin de hacerla crecer y fortalecer”.

Invitó a los jóvenes a no tener miedo y acercarse al Vicariato, “somos una sede fluvial por estar en la desembocadura del Orinoco, vengan para remar juntos a la casa del Padre, a una iglesia comprometida con el evangelio y a sembrar la semilla”, dijo monseñor Ernesto José Romero.

Hoja de vida de Ernesto Romero

De izquierda a derecha: Monseñor Felipe González, Vicario Apostólico de Caroní; Monseñor Ernesto Romero, Vicario Apostólico de Tucupita; y Monseór Jesús Alfonso Guerrero, Obispo de Machiques.
El nuevo vicario nació el 19 de abril de 1960 en Machiques, en el estado venezolano de Zulia. Luego de unos años en la universidad, ingresó a la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos.

Desarrolló el trienio filosófico en el Instituto Germán Roscio de los Padres Jesuitas y el cuatrienio teológico en el Instituto de Teología para religiosos (ITER) de Caracas. Fue ordenado sacerdote el 2 de agosto de 1990 y se desempeñó como administrador de la parroquia de San José del Vicariato Apostólico de Tucupita.

Luego de la ordenación, se desempeñó de 1990 a 1992 como administrador parroquial en la parroquia San José del Vicariato Apostólico de Tucupita; de 1992 a 1996 fue maestro de los post novicios, vicario, consejero y consejero vice provincial de los Hermanos Menores Capuchinos en Venezuela.

En 1997 y 1998 estudió en Roma y obtuvo la Licenciatura en Catequesis por la Pontificia Universidad Salesiana. De 1999 a 2005 fue superior, párroco, ecónomo y consejero viceprovincial de los Hermanos Menores Capuchinos en Venezuela.


De 2005 a 2009 fue maestro de los post novicios, superior y rector, consejero de los Hermanos Menores Capuchinos en Venezuela. De 2008 a 2013 fue ministro viceprovincial de los Hermanos Menores Capuchinos en Venezuela. Desde 2013 se desempeña como pro-vicario de Tucupita y párroco de la parroquia de San José.


CELAM realizó el Primer Encuentro de Obispos Eméritos del Continente



¿Para qué sirve un pastor de la tercera edad? 
Monseñor Ovidio Pérez Morales dio algunas pistas en el primer encuentro realizado recientemente en Bogotá

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Caracas, 17 de marzo de 2015.- Por emérito se entiende el obispo que al llegar a los 75 años ha presentado la renuncia como pastor de una diócesis o responsable de un cargo eclesiástico determinado. ¿Para qué? Para seguir sirviendo en otras tareas de servicio evangelizador. Un campo nuevo, que abre muchas posibilidades evangelizadoras y deja un mayor espacio a libres escogencias”.
Estas son algunas consideraciones del obispo emérito de la diócesis venezolana de Los Teques, Monseñor Ramón Ovidio Pérez Morales, durante el encuentro de obispos eméritos convocado por el departamento “Comunión eclesial y diálogo” del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), del 23 al 27 de marzo en Santa Fe de Bogotá, marcando un hito en la Iglesia continental.
El encuentro reunió a más de treinta obispos de doce países para reflexionar sobre “el ser y el quehacer del obispo emérito”, según la según la oficina de prensa del Celam, agregando que el obispo emérito de Los Teques fue uno de los ponentes. De hecho, tuvo tres intervnencones durante el encuentro.

Monseñor Pérez Morales indica en un escrito que este primer encuentro ha permitido, “en un clima de fraternidad y de oración, evaluar experiencias de nuestro emeritazgo, reflexionar en nuestro ser y quehacer de obispos en nueva situación, así como meditar conjuntamente en nuestra espiritualidad específica y formación permanente”.

No somos pastores en retirada


“Algunas conclusiones tejimos, ya respecto de nosotros mismos, ya también pensando en qué sugerir a varias instancias eclesiales”, dijo el emérito venezolano. Subrayó “el clima humano vivido y el talante” que caracterizó el encuentro netamente “positivos y proactivos”. Y sostiene: “No nos interpretamos como gente en retirada o en descanso, simples jubilados en el goce de pensiones y anudando memorias”.

La realidad que sirvió de base y punto de partida fue la condición de obispos actuales y actuantes: “cristianos que por el sacramento del orden recibieron en y para el Pueblo de Dios a) una misión pastoral tridimensional (enseñanza-santificación-conducción) y b) la incorporación al Colegio Episcopal (Papa y los demás obispos), que se entiende como sucesor del Colegio Apostólico (Pedro y los demás apóstoles)”.

Considera que el emérito es “un obispo en una situación pastoral especial, sobre la cual hay ya una normativa reguladora y orientadora, pero abierta a ulteriores modificaciones y perfeccionamiento, para lo cual serán de gran utilidad, entre otros, encuentros como el reciente de Bogotá”.

Reveló que la aparición del obispo emérito tiene punto de partida en el Concilio Vaticano con su Decreto Christus Dominus, “que fundándose en el carácter servicial del episcopado (ciertamente el ministerio es para la Iglesia y no viceversa), recomendó que, por edad u otra causa grave, los obispos presenten su renuncia al cargo”.

Monseñor Ovidio Pérez Morales refiere que según el Anuario Estadístico de la Iglesia, en 2012 los obispos católicos eran 5.133, de los cuales 1547, son de la tercera edad. “Una cifra significativa”, dice. “De allí la atención que se presta cada vez más al tema del emeritazgo episcopal”, agrega de manera complacida.

Concluye indicando que la reunión de Bogotá estimula a otros encuentros e iniciativas “en diversos niveles eclesiales hacia una presencia más animosa, protagónica y fecunda de los obispos eméritos en nuestra Iglesia, que se ha declarado en “nueva evangelización” en un mundo en “cambio de época”.


Uno de los trabajos más recientes de Monseñor Ovidio Pérez Morales es el libro “Comunión Norte de la Evangelización”, en el que aborda los retos de la Iglesia en el continente. El trabajo fue publicado en Aleteia, y la actividad del obispo también le sitúa como uno de los prelados que mayor uso le da a las redes sociales. 

Delegación Venezolana


La Iglesia venezolana estuvo presente en el primer encuentro de obispos eméritos convocado por el CELAM. Asistieron los obispos auxiliares eméritos de la Arquidiócesis de Caracas, Monseñor Nicolás Bermúdez Villamizar; y de la Arquidiócesis de Mérida, Monseñor Luis Alfonso Márquez. 


También asistió Monseñor Ramón Antonio Linares Sandoval, obispo emérito de la Diócesis de Barinas; y el ponente, Monseñor Ramón Ovidio Pérez Morales, obispo emérito de la Diócesis de Los Teques. Enhorabuena para los pastores católicos de la tercera edad en Venezuela y América Latina.

jueves, 16 de abril de 2015

PUBLICADO en @AleteiaES - Venezuela: Congreso vocacional en la Diócesis de San Cristóbal




El llamado a la vida consagrada, matrimonial o laical comprometida, serán los temas del encuentro


El obispo de la diócesis venezolana de San Cristóbal, monseñor Mario del Valle Moronta Rodríguez, convocó el Segundo Congreso Vocacional bajo el lema: Llamados para llamar, en el marco de la celebración de los 90 años del Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino de esta Iglesia particular.

El congreso se celebrará desde el jueves 30 de abril hasta el 3 de mayo de este año, en las instalaciones del mismo seminario diocesano ubicado en La Colina de Toico, en Palmira, municipio Guásimos, del estado Táchira, indica una nota enviada a la corresponsalía de Aleteia en Venezuela.

Se conoció que la organización del evento estará a cargo del secretariado diocesano de pastoral vocacional, que ha venido planificando y desarrollando este trabajo, junto con las diferentes comunidades religiosas que cumplen actividades en el estado Táchira.

En ese orden, informó el seminarista Juan José Escalante, director ejecutivo del congreso, que ya se cuenta con el logo, el afiche promocional y el himno que acompañarán este acontecimiento de gracia en la Iglesia local tachirense.

Desde finales del 2014, se han efectuado reuniones para la definición de las temáticas así como de los itinerarios del congreso”, indicó el futuro sacerdote.

El padre Erwin Guerrero Apolinar, director del secretariado, señaló que se contará con la participación de varios conferencistas que tratarán temas vocacionales del llamado a la vida consagrada, a la vida matrimonial o la vida laical comprometida.

También informó que se brindarán herramientas eficaces para la promoción de la pastoral vocacional y dentro del horario se tiene estipulado un compartir que permitirá conocer la diversidad de carismas.

El secretariado de Pastoral Vocacional ha distribuido las invitaciones y directrices a seguir en el congreso, haciendo llegar el material a las comunidades parroquiales y a las casas de formación religiosas. Actualmente recaudan las planillas de inscripción, para poder terminar los detalles logísticos que ameritan la actividad.

El himno de II Congreso Vocacional ha sido creado por el seminarista Leonardo Cardoza, y cuyo video clip, puede activarse Aquí.



90 años del seminario

Monseñor Mario Moronta considera que el Seminario Santo Tomás de Aquino es un ícono no solo del estado Táchira sino de toda Venezuela. Fue fundado el 2 de febrero de 1925 por el primer obispo del Táchira, Monseñor Tomás Antonio Sanmiguel.


Es una institución que no solamente imparte formación a más de trescientos estudiantes de bachillerato, sino también a futuros sacerdotes, filósofos o teólogos, que llegan de todas las parroquias del Táchira, y de ciudades distantes como Puerto Cabello, la propia Arquidiócesis de Caracas y la Diócesis de Barcelona.


Algunos Videos de la Diócesis de Guarenas

Loading...

Páginas vistas en el último mes