Translate

sábado, 28 de febrero de 2015

Diócesis de Trujillo realizó la cuarta asamblea general del Sínodo Diocesano



LA TAREA EVANGELIZADORA DEL DISCÍPULO MISIONERO
La Comisión Diocesana de Medios de la Diócesis de Trujillo remitió esta nota de prensa en la que da cuenta de la IV Asamblea General del Sínodo Diocesano, compuesta por delegados de todos los sectores de esta Iglesia Particular que aplica una metodología participativa revisando lo que han enviado las parroquias y zonas. 

“Como de costumbre cada cuaderno de trabajo en la asamblea general recoge la diversidad de propuestas surgidas en las asambleas parroquiales y zonales”, dice la nota enviada.

La Diócesis de Trujillo celebró, el viernes 20 y sábado 21 de febrero, en las instalaciones del Seminario Diocesano, la Cuarta Asamblea General del Sínodo. 

En esta ocasión los 80 participantes, entre clérigos religiosos y laicos, analizaron “La Tarea Evangelizadora del Discípulo Misionero”. Cada una de las sesiones estuvo presidida por el Obispo, Monseñor Oswaldo Azuaje.

El discipulado y la misión constituyen una de las cuestiones de mayor relevancia en la Iglesia. “La actividad misionera representa aún hoy el mayor desafío para la Iglesia”“Y la causa misionera debe ser la primera ¿Qué sucedería si nos tomamos realmente en serio esas palabras? Simplemente reconoceríamos que la salida misionera es el paradigma de toda la obra de la Iglesia” (EG 15).

Iglesia discípula “en salida”

Luego del proceso sinodal, que incluye el análisis de cada documento de trabajo en los grupos parroquiales y zonales para redactar las diversas propuestas, los delegados diocesanos dieron inicio a las deliberaciones, guiados por una ponencia central a cargo del presbítero Melvin Enrique Hernández Araujo, como perito en el tema de misionología.

El ponente abrió la exposición  destacando que a partir del Concilio Vaticano II, la Iglesia despertó nuevamente en su afán misionero; igualmente señaló la insistencia del Papa Francisco cuando dice: 

“Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”… más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención… mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: “!Dadles vosotros de comer!” (Mc: 6, 37) (EG, 48 y 49).

En su intervención, celebrada el día viernes a las tres de la tarde, el padre Hernández  recordó que debemos hacer lo que hizo Jesucristo: “Él fue el misionero del Padre. Nosotros debemos ser los misioneros del Señor, pues  Él ha dicho “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. “Toda la santidad está en amar a Jesucristo” como lo dijo San Alfonso. Si el evangelizador no siente ese amor, puede ser un buen predicador pero no un buen testigo que comunica la persona de Cristo y su evangelio.

Realizar con alegría y esperanza el Sínodo

Culminada la presentación del tema, los delegados constituyeron mesas de trabajo, en las cuales abordaron la revisión del documento presentado por la comisión central para hacer las respectivas propuestas a incluir en el  texto definitivo donde se establecerán  los desafíos y las líneas de acción para toda la Diócesis de Trujillo.

Además de las reuniones de revisión, discusión y nuevos aportes, en las plenarias los delegados participaron abiertamente haciendo sus planteamientos. Cabe destacar que  cada mesa de trabajo designó un secretario encargado para presentar sus conclusiones grupales.

Como de costumbre cada cuaderno de trabajo en la asamblea general recoge la diversidad de propuestas surgidas en las asambleas parroquiales y zonales.  La Asamblea General, compuesta por delegados de todos los sectores de la vida eclesial diocesana, aplica una metodología participativa revisando lo que han enviado las parroquias y arciprestazgos.

La asamblea general transcurrió en un clima de fraternidad y entusiasmo pues, aunque ciertamente se evaluó la baja participación en los grupos parroquiales, los asistentes constataron la importancia y vitalidad de esta experiencia eclesial que redundará en abundantes frutos pastorales para nuestra Diócesis.

Culminó el evento con los avisos y recomendaciones por parte de Monseñor Azuaje, y de la comisión central,  el rezo del Ángelus y el almuerzo, en horas del mediodía del sábado 22 de febrero. La directiva sinodal manifestó un especial agradecimiento al Seminario Diocesano deTrujillo por sus servicios y cooperación pues esa es la casa donde se reúne el Sínodo en sus asambleas generales.

Primer Sínodo Diocesano para la renovación pastoral de Diócesis

Desde la llegada de Mons. Oswaldo Azuaje  recogiendo la inquietud de su predecesor (Mons.VicenteHernández Peña) se fue madurando la idea de convocar un primer sínodo diocesano. Asumido el deseo del Pueblo de Dios sobre la conveniencia de esta experiencia eclesial, el pastor diocesano anunció su inicio el 26 de marzo del 2013 durante la Misa Crismal cebrada en la Catedral de Trujillo.

Hasta la fecha, el Sínodo ha realizado su  fase preparatoria y se encuentra en la fase celebrativa. La primera incluyó una amplia información y recogida de datos a través de una consulta y selección de temas, así como  la constitución la Comisión Preparatoria,  la Secretaría del Sínodo, el estatuto de los grupos sinodales y la aprobación de los estatutos del sínodo.


La inauguración del Sínodo incluyó dos grandes concentraciones eclesiásticas: la inauguración solemne durante la  Misa de Nuestra Señora de la Paz (el 24 de enero del 2014 en el templo catedral de Trujillo,) y  la sesión inaugural que tuvo lugar el día siguiente en el Auditorio del Colegio Salesiano de Valera con la presencia de Mons. Ovidio Pérez Morales.

Tal y como señaló en esa ocasión el Arzobispo Pérez Morales, los sínodos diocesanos constituyen una de las maneras más prácticas de aplicar las directrices del Concilio Plenario Venezolano.

Desde entonces el Pastor diocesano, el Consejo de Presidencia del Sínodo y el Comité ejecutivo,  han tenido la  misión de velar por la realización de la etapa celebrativa del Sínodo cuya primera sesión comenzó el 08 de febrero del 2014. 

Hasta los momentos son cuatro las asambleas generales con igual numero de documentos: La Comunión y Participación en la Vida de la Iglesia Trujillana; Familia, Misterio de Comunión;  Itinerario Bíblico Catequético de los Discípulos Misioneros de Jesucristo; La Tarea Evangelizadora del Discípulo Misionero.

Caminando juntos


Tal y como señaló Mons. Oswaldo Azuaje en la convocatoria a este evento: “El Sínodo de Trujillo es la oportunidad de una “conversión pastoral” que nos debe animar audazmente a pasar de una Iglesia establecida a una Iglesia Discípula-Misionera en marcha. Una Iglesia que responda a los desafíos del mundo cambiante, retos que requieren respuestas desde la fe y el testimonio, y que nos invitan a “salir” de nuestros templos y comodidades, tal como nos invita el Papa Francisco. Es también la oportunidad de hacer camino juntos, pues se trata de trabajar unidos en la renovación de la Iglesia, evangelizarnos y evangelizar”.


viernes, 27 de febrero de 2015

PUBLICADO en @AleteiaES - VENEZUELA: Basta de armas y métodos ilegales para reprimir las protestas



“¡Basta de violencia asesina!”, es el clamor de la Iglesia católica venezolana, en defensa de la vida de los jóvenes


Monseñor Mario Moronta Rodríguez, Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, en el estado Táchira, Venezuela, pidió “encarecidamente a las autoridades civiles, militares y policiales que no empleen ni métodos ni armamentos contrarios a la legalidad y a la dignidad de los seres humanos”.

Sus palabras están contenidas en un mensaje que difundió el 25 de febrero dirigidas al Presbiterio y al Pueblo de Dios que peregrina en esta iglesia de San Cristóbal, en las que el Obispo repudia la muerte del adolescente de 14 años, Klieverth Roa, ocurrida el martes 24, en las inmediaciones de la Universidad Católica del Táchira, en San Cristóbal, a manos de un funcionario policial que le disparó a la cabeza.

El Prelado denunció que el deber de las autoridades es mantener el orden, apegados a la ley y el respeto a los derechos humanos. Y pidió que quienes “son los causantes de la muerte del joven estudiante y de otros desmanes deben asumir su responsabilidad y ser llevados a los órganos correspondientes de administración de justicia”.

Centrado en la fe, habló de las consecuencias que se viven en una sociedad donde predomina “la muerte moral causada por tanta descomposición, con sus expresiones de droga, prostitución y materialismo”.

Derecho a la protesta y al diálogo


Monseñor Moronta defendió el derecho a la protesta alegando que “es un derecho ciudadano”, y considerando que existen “muchas razones serias y objetivas para ella” en Venezuela; no obstante, estimó que “debe realizarse en los parámetros de la legalidad y debe ser pacífica”.

En consecuencia, pidió a las autoridades “escuchar los clamores de quienes elevan sus voces y leer en ellas las indicaciones, sugerencias y peticiones que se les hace”.

Moronta se mostró a favor del diálogo constructivo entre los venezolanos. “Por ello, siguiendo la invitación del Papa Francisco, nunca hemos de agotar los espacios para el encuentro y el diálogo, el cual ha de ser siempre constructivo y comprometedor para la búsqueda de soluciones y así dar respuestas a las necesidades de todos”.

Como pastor de esta región andina de Venezuela, consideró necesario elevar las oraciones a la Virgen María bajo las advocaciones de la Virgen Dolorosa, y de La Consolación; y especialmente en Cristo Redentor. 

En los momentos de crisis, poner la mirada en los valores del Reino de Dios nos permitirá no sólo superar las dificultades sino, de manera clara y decidida hacer brillar,  de manera continua y cotidiana, la luz de la verdad, la justicia  y la paz, cuya fuente primordial es Cristo Salvador”.



Por su parte, el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino hizo un llamado al gobierno nacional a que “prohíba el uso de armas letales para controlar manifestaciones”, y exigió “sanción para los culpables”, tanto del asesinato del adolescente de 14 años, Klieverth Roa como de otros jóvenes estudiantes, víctimas de funcionarios policiales y de la “violencia asesina”.

“Deploramos de todo corazón los recientes asesinatos de varios jóvenes en Táchira, Zulia y en Caracas, 2 de ellos por funcionarios de seguridad del Estado”, dijo. “Exigimos sanción para los culpables, y que se prohíba el uso de  armas letales para controlar  manifestaciones”, señaló el Purpurado de Venezuela.

El 22 de febrero, al culminar la VI Caminata de Juventud Arquidiocesana, el Cardenal Urosa había denunciado la muerte de tres jóvenes en el estado Táchira: “Dos de ellos que estaban desaparecidos, aparecieron muertos por heridas de bala”: José Daniel Pinto y Alejandro García. “Y un tercero” (Jhon Barreto), “que había desaparecido y apareció muerto con un tiro en la cabeza”.


Pero la lista de jóvenes asesinados que conmociona a Venezuela, también suma a los estudiantes: Yasmi Tovar; Luis Aranyi García; y Gerardo Gabriel Gómez, todos muertos con tiros en la cabeza.



jueves, 26 de febrero de 2015

Cardenal Urosa deplora asesinato de jóvenes y exige se prohíba uso de armas letales en Venezuela


¡Basta de violencia asesina!”, es el clamor de la Iglesia católica venezolana, en defensa de la vida de los más jóvenes

Ramón Antonio Pérez 
@GuardianCatolic

Caracas, 26 de febrero de 2015.- El Cardenal Jorge Urosa Savino hizo un llamado al gobierno nacional a que “prohíba el uso de armas letales para controlar manifestaciones”, y exigió “sanción para los culpables”, tanto del asesinato del adolescente de 14 años,  como de otros jóvenes estudiantes, víctimas de funcionarios policiales y de la “violencia asesina”.

Así lo pidió en un comunicado, que este 26 de febrero difundió en unión de los Obispos Auxiliares de Caracas. “Deploramos de todo corazón los recientes asesinatos de varios jóvenes en Táchira, Zulia y en Caracas, 2 de ellos por funcionarios de seguridad del Estado”, dijo el Arzobispo de capital venezolana.

De igual manera, acota en el documento sus condolencias a los familiares de los jóvenes asesinados. “Manifestamos nuestras condolencias a las familias de los jóvenes asesinados. Exigimos sanción para los culpables, y que se prohíba el uso de  armas letales para controlar  manifestaciones”.

El Cardenal Urosa, quien es también presidente honorario de la Conferencia Episcopal Venezolana, apoyado en un documento emitido por esta institución el 12 de enero de este año, considera que la situación de violencia es consecuencia de una crisis moral.

Las graves dificultades que padecemos surgen, entre otras cosas, de una profunda crisis moral,  una crisis “de valores, actitudes, motivaciones y conductas, que es preciso corregir”, recuerda el Purpurado.

Luego, añade: “Tenemos que superar actitudes como el afán de riqueza fácil y la corrupción, la soberbia política, la prepotencia y el ansia del poder, el egoísmo, la pereza, el odio y  la violencia. Y hemos de  rescatar los principios de legalidad, legitimidad y moralidad que sustentan el  entramado de la convivencia social”.

El Cardenal recuerda que como pastores de la Iglesia en Venezuela, han hecho “llamado a la conversión moral, y al cumplimiento de los Mandamientos de la Ley de Dios (…) La grave crisis nacional no será resuelta sin una renovación moral y espiritual  que lleve a líneas concretas de acción”. Por tanto, considera que “la renovación moral implica el rechazo a la violencia y la determinación a trabajar por la paz”.

En un clamor contenido en el documento, expresó: “¡Basta de violencia asesina!”. Finalmente, invitó a los venezolanos a que “oremos a Dios para superar estos momentos de violencia, y trabajemos por una pacífica convivencia social”.


El 22 de febrero, al culminar la VI Caminata de Juventud Arquidiocesana, el Cardenal Urosa había denunciado la muerte de tres jóvenes en el estado Táchira: “Dos de ellos que estaban desaparecidos, aparecieron muertos por heridas de bala”: José Daniel Pinto y Alejandro García. “Y un tercero” (Jhon Barreto), “que había desaparecido y apareció muerto con un tiro en la cabeza”. 

La mortal lista también suma a los estudiantes: Yasmi Tovar; Luis Aranyi García; y Gerardo Gabriel Gómez, todos muertos con tiros en la cabeza.




ENTREVISTA a Monseñor Ovidio Pérez Morales: “Venezolanos quieren reconciliación y paz”


FOTO REFERENCIA: Monseñor Ovidio Pérez Morales y el periodista Ramón Antonio Pérez.
Durante una entrevista concedida al portal mexicano Alianza Tex, el Obispo Emérito de Los Teques, dijo al periodista Alejandro Palafox Beristain: “¿El Papa? Una palabra directa podría favorecer el encuentro entre los diferentes sectores de nuestro pueblo”

Ovidio Pérez Morales, arzobispo emérito y ex-presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, es una de las voces de mayor autoridad entre los católicos del país. Y cuando se le pregunta sobre la situación que se vive, no tiene ninguna duda: «Aquí hay un régimen que solo se sostiene con la fuerza y la violencia».

Pero la Iglesia venezolana, dice, debe estar dispuesta a «una eventual mediación entre las partes», entre el gobierno y la oposición, para promover el diálogo. Mons Pérez Morales está convencido de que, «a pesar de la represión, la mayor parte de los venezolanos quiere la paz». ¿El Papa? «Conoce bien nuestra situación. Tal vez nos ayudaría una palabra directa, una palabra que podría favorecer el encuentro entre todos los sectores de nuestro pueblo, en el respeto de las recíprocas diferencias, para reconstruir juntos el país». 

Desde fuera, Venezuela parece al borde del precipicio. Hace pocos días Maduro hizo arrestar al alcalde de Caracas. El martes 24 de febrero fue asesinado un estudiante de la escuela superior durante una manifestación. ¿Cuál es la situación en el país desde el punto de vista del respeto de los derechos humanos?

Hoy, lamentablemente, no todos los venezolanos disfrutan de los derechos humanos. Asistimos casi cada día a la encarcelación de los disidentes, al asesinato de los estudiantes, a la criminalización de la protesta de los ciudadanos. Hace pocos días, el cardenal arzobispode Caracas, Jorge Urosa, denunció la muerte de tres jóvenes en es estado de Táchira, cuyos cuerpos fueron encontrados con signos de disparos de arma de fuego. El religioso también denunció el caso de tres estudiantes universitarios (Lorent Saleh, Gerardo Carrero y Gabriel Valles, ndr), encarcelados en Caracas, en donde, según las declaraciones de los padres, fueron torturados en una celda de “tratamiento psicológico” llamada significativamente “la tumba”. A los representantes de la Iglesia se les impidió visitar a estos muchachos.

¿Cuál es la actitud del gobierno hacia los católicos y sus obras sociales?

Aunque no exista una persecución explícita y directa, se intenta delimitar la presencia de la Iglesia en el campo de la educación, por ejemplo con la cancelación del Programa Educación Religiosa Escolar, que permitía la formación en la fe de millones de chicos de las escuelas públicas. Y luego están los ataques frecuentes a la jerarquía, para negarle la simpatía de los fieles, la promoción del “culto” del comandante Hugo Chávez; la manipulación de los textos escolares según la ideología marxista...

En su opinión, ¿cuál es el principal problema del país en la actualidad?

Dejo la respuesta a la Conferencia Episcopal de Venezuela, que el 12 de enero de este año publicó una exhortación pastoral: “El mayor problema y causa de esta crisis en general, como hemos señalado en otras ocasiones, es la decisión del Gobierno Nacional de imponer un sistema político-económico de carácter socialista-marxista o comunista. Un sistema totalitario, centralista, que establece el control del Estado en todos los aspectos de la vida de los ciudadanos y de las instituciones públicas y privadas”. Es decir, un régimen ilegítimo que se sostiene solo con la fuerza y la violencia.


Y en este contexto, ¿cuál es el aporte de la Iglesia?

Claro, la Iglesia debe denunciar la naturaleza dictatorial y totalitaria de este proyecto político, además de todas las cosas que no funcionan: desde la corrupción o la inflación por los cielos hasta la falta de productos alimenticios. Pero, ahora más que nunca, sobre todo estamos llamados al anuncio del Evangelio. El Evangelio, a veces, puede ser duro, exigente, pero libera siempre. La nuestra no puede ser más que una llamada a la conversión, a la tolerancia, a la solidaridad, a la justicia, a la libertad. Se necesita paz, diálogo y perdón; solamente de esta manera los venezolanos, todos los venezolanos, podrán reconstruir juntos una nueva sociedad. Y también, fundamental, es el testimonio de nosotros los cristianos. Debemos ofrecernos como lugar de encuentro entre las partes, promover el diálogo, mostrarnos dispuestos a una eventual mediación; comprometernos en obras de asistencia social, en servicios para la defensa de los derechos humanos; en la visita a los detenidos y en la ayuda material y moral a las personas y a las familias necesitadas.

¿Qué mensaje daría a la comunidad internacional?

Durante muchos años, la “generosidad” de Chávez compró, mediante el petróleo, la solidaridad de muchos países con nosotros. Ahora, con el desplome mundial del precio del oro negro, el gobierno ya no puede sostener sistemas políticos con una orientación semejante al propio. Y así, durante cierto periodo, nos sentimos verdaderamente solos. Pero desde hace algunos meses ha cambiado el viento: individuos, personalidades, organismos y gobiernos de todo el mundo han manifestado su favor por una Venezuela finalmente libre y plural.

¿Qué le pediría a Papa Francisco?


Él conoce bien nuestra situación. Tal vez nos ayudaría una palabra directa al pueblo venezolano, una palabra que podría favorecer el encuentro de todos los sectores de nuestro pueblo, en el respeto de las recíprocas diferencias, para reconstruir juntos el país. Porque estoy convencido de que, a pesar de la represión y de la política de división, la mayor parte de los venezolanos quieren reconciliación y paz.


VENEZUELA: Familiares de estudiantes asesinados piden pronunciamiento del Papa Francisco



Varias madres venezolanas pidieron al Papa Francisco “interceda por nuestros hijos que hoy están siendo asesinados

Ramón Antonio Pérez / Agencia Fides
@GuardianCatolic


Caracas, 26 de febrero de 2015.- “Venezuela es el primer país exportador de ángeles al cielo”, se leía en los carteles de los manifestantes que se congregaron frente a la Nunciatura de Caracas para exigir la mediación del Papa Francisco en la crisis venezolana, reportó en esta fecha la Agencia Fides.

“Varias decenas de personas se reunieron ayer, 25 de febrero, frente a la Nunciatura Apostólica en Caracas para protestar contra la violencia y condenar el asesinato de un chico de 14 años”, destacó.


Efectivamente, entre estas mujeres estaba la hija de Antonio Ledezma y Mitzy Capriles, Oriette, quien acompañó a la ex diputada María Corina Machado, a Rosa Orozco, madre de Geraldine Moreno, a Antonietta de López, madre del dirigente Leopoldo López, y a decenas de madres venezolanas a entregar un documento en la Nunciatura Apostólica.

Las mujeres solicitaron al Papa Francisco se pronuncie en relación con los recientes asesinatos de estudiantes venezolanos. Una de estas fue la parlamentaria María Corina Machado expresó su confianza en el Santo Padre para buscar la justicia en Venezuela.


“Las madres venezolanas no dejaremos de luchar hasta dejarle a nuestros hijos un país de libertad, en paz, con justicia y en democracia. Confiamos en usted Papa Francisco y sabemos que nos acompaña en estas horas”, dijo MAC.

“Estamos matando a los estudiantes y esto duele”, dijo Carolina Castro, una educadora de 40 años, que estaba presente en la manifestación, y que llevaba en su pecho una pequeña fotografía del estudiante Kluiverth Roa, asesinado en la ciudad de San Cristóbal. También ayer hubo otras manifestaciones en diferentes ciudades del país.

Por su parte, el arzobispo emérito de Los Teques, Monseñor Ramón Ovidio Pérez Morales, en su mensaje enviado a la Agencia Fides, se pregunta: “¿Cuántos jóvenes tienen que morir para que se decida la transición?”.

Venezuela ha caído en una profunda crisis económica, con una inflación que llegó en 2014 al 68,5 por ciento. Hoy en día la escasez de bienes primarios ha empeorado y los analistas estiman que la recesión podría empeorar debido a la caída de los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos de Venezuela.

En la última semana ha habido una creciente tensión en el país después de la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, por presuntos vínculos con un plan de golpe de Estado denunciado por el gobierno.



Publicado en @AleteiaES: ¿Qué pasa en Venezuela? Van 6 jóvenes muertos en 6 días de protestas


La Federación de Centros Universitarios ha denunciado que “van 6 días de manifestaciones y 6 muertos hasta ahora”, todos ellos estudiantes
Caracas, 25 de febrero de 2015.- Los factores que estarían generando tantas muertes de jóvenes en Venezuela pudieran estar asociados a la violencia ciudadana, al clima de intolerancia y a la confrontación política; pero sobre todo, a la falta de valores que subyace en una sociedad que rechaza a Dios y se fundamenta en el materialismo y en las ansias del poder.
Tal vez estas premisas pudieran dar pistas para comprender cómo un funcionario policial, asesine sin razón alguna, a un indefenso adolescente de catorce años, como ocurrió este 24 de febrero con el estudiante de secundaria, Kluiverth Roa, cerca de la Universidad Católica del Táchira - UCAT - en la ciudad de San Cristóbal.
Roa trataba de escapar de una manifestación y buscó refugio debajo de un vehículo, pero fue visto por el funcionario Javier Mora Ortiz, de 32 años de edad. Sin inmutarse, habría disparado con un arma de fuego sobre la cabeza del estudiante. Sí. Un arma de fuego que portaba mientras repelía la manifestación en la que se dieron los hechos.
Primera Víctima de la Resolución 008610
Con la muerte del niño Roa, suman 6 los estudiantes asesinados en su mayoría por los cuerpos de seguridad del Estado, durante 6 días de protestas. Esto, sin ir más allá de las “otras” muertes violentas que ocurren a diario y abarrotan las morgues de Venezuela. 
El asunto es que Kluiverth Roa, se convierte en la primera víctima de la Resolución 008610 del ministerio de la defensa de Venezuela, que faculta a los funcionarios de seguridad para el uso de armas de fuego mortal en las manifestaciones públicas.  
Las reacciones no se hicieron esperar. Nicolás Maduro rechazó la muerte del estudiante, sin embargo, intentó minimizar la responsabilidad policial. “Toda la información preliminar, planimetría indica que todo ocurrió en un hecho de violencia que se suscitó en el momento en que un grupo de jóvenes con capuchas estaban en actividades de protestas y generación de violencia”, dijo. 
Tratando de describir los hechos, consideró la actuación como “un hecho inverosímil”. Acotó que “pasaron unos policías que se enfrascaron en una pelea y dicen los policías que fueron atacados y rodeados. Uno de los funcionarios activó una escopeta de perdigones y asesinó este muchacho”.
Hasler Iglesia, presidente de FCU de la Universidad Central de Venezuela, ha recordado con esta muerte suman seis los estudiantes caídos, la mayoría a manos de los cuerpos de seguridad. “Van 6 días de manifestaciones y 6 muertos hasta ahora”, indicó.
Exigió a la Fiscalía General de la República iniciar una investigación por la muerte de José Daniel Frías, Julio Alejandro García, Johan Barreto, Yasmir Tovar y Arianyi García, los cuales  fallecieron bajo causas sospechosas en la misma semana.
María Corina Machado colgó un mensaje en Twitter expresando su repudio por este hecho. “¡Dios mío! Seis estudiantes asesinados con tiros en la cabeza en una semana. Acaban de asesinar a un niño en la UCAT ¡¡¡YA BASTA!!!”, escribió.
Las instancias multilaterales también expresaron su enojo ante este lamentable hecho. Unasur - Unión de Naciones Suramericanas – a través de su Secretario General, reafirmó su voluntad de encontrar soluciones democráticas y pacíficas a la situación de tensión que vive Venezuela. También la Comisión Inter-Americana sobre Derechos Humanos (CIDH), ha expresado “profunda preocupación” por la situación política del país y por “las consecuencias sobre el pleno respeto de los derechos humanos”.
Estudiantes con disparo en la cabeza

Dos estudiantes de la Universidad de los Andes (ULA) José Daniel Frías Pinto (20) y Julio Alejandro García Adonis (22) fueron encontrados muertos en un matorral, maniatados y con disparos en la cabeza. 
Según información del alcalde de Mérida, Carlos García, los jóvenes fueron detenidos por la policía durante una manifestación y desde ese entonces se desconoció su paradero, hasta que fueron encontrados muertos el 17 de febrero en la población Santa Cruz de Zulia.

En otro hecho que involucra la desaparición previa a su muerte, se encuentra el caso del estudiante de la Universidad Experimental del Táchira (Unet), Jhon Barreto, quien fue hallado sin vida el 19 de febrero en un avanzado estado de descomposición y con un disparo en la cabeza. 
El Diario de Los Andes reseñó que familiares lo habían reportado desaparecido desde el viernes 06 de febrero del presente año. 

En la madrugada del sábado 21 de febrero encontraron muertos a los estudiantes Yasmi Tovar y Luis Aranyi García, presentando heridas de arma de fuego. Según reportó NTN24 Venezuela, el abogado José Vicente Haro afirmó que ambos participaron el viernes 20 de febrero en una protesta que había en Altamira.
Ellos se retiraron juntos antes de comenzar las detenciones que hubo el día viernes. Uno de los cuerpos presenta 5 tiros, el de Yamir Tovar, en diversas partes del cuerpo”, dijo el abogado. Algunas versiones de reporteros en el lugar, dan cuenta que fueron detenidos por funcionarios policiales.

Finalmente, se encuentra el caso del joven tricampeón de Kempo, Gerardo Gabriel Gómez (16), estudiante de cuarto año de bachillerato en el liceo Caracas de El Paraíso. Murió en el Hospital Pérez Carreño el viernes 20 de febrero en la noche, a causa de un disparo que recibió durante un robo en el autobús, se encontraba con sus compañeros para dirigirse a su hogar. 

El adolescente tenía seis años practicando kempo, entrenaba para participar en competencias internacionales.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Papa Francisco nunca ha querido herir al pueblo mexicano



 La Santa Sede hace aclaración sobre e-mail informal del Papa usando la expresión “mexicanización” para referirse al narcotráfico en Argentina

El Papa Francisco no tenía absolutamente la intención de “herir los sentimientos del pueblo mexicano, que ama mucho, ni desconoce el compromiso del Gobierno para combatir el narcotráfico”, indicó el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, Federico Lombardi, este 25 de febrero en un comunicado. 

El padre Lombardi informó que la Secretaría de Estado ha entregado un mensaje al embajador de México ante la Santa Sede, Palacios Alcocer, para aclarar la situación.

En una reunión de 35 minutos, el embajador Alcocer dialogó con el subsecretario para las Relaciones con los Estados, de la segunda sección de la secretaría de Estado de la Santa Sede, Antoine Camilleri, para ‘apagar el fuego’ y reiterar el buen estado de las relaciones bilaterales. 

El portavoz del Pontífice, al referirse a las palabras usadas por el Papa, contextualiza que han sido hechas sin ánimo de ofender ni al gobierno ni al pueblo mexicano, y han sido escritas en un e-mail privado e informal dirigido a un amigo argentino comprometido en la lucha contra el narcotráfico en Buenos Aires.

En el mensaje, se aclara que el Papa lo que pretendía era manifestar la gravedad del fenómeno del narcotráfico que golpea a México y otros países de América Latina.

Lombardi afirmó que "es precisamente esta gravedad la que determina la lucha contra el narcotráfico como una prioridad en los programas del Gobierno mexicano; estos tienen como objetivo combatir la violencia y devolver la paz y la tranquilidad a las familias mexicanas, incidiendo sobre las causas que originan dicha plaga social". 

Como otros problemas de Latinoamérica, el narcotráfico ha sido un tema tratado en los "encuentros con los obispos" en los cuales, "el Santo Padre ha llamado la atención sobre la necesidad de adoptar a todos los niveles políticas de cooperación y concertación”, añadió Lombardi. 

Controversia por un e-mail privado del Papa

Todo inició porque el Papa, antes de partir a sus ejercicios espirituales el pasado domingo, respondió a un correo electrónico de un amigo personal, Gustavo Vera, diputado por Buenos Aires y líder de la organización no gubernamental “La Alameda”.

La relación personal de Vera y Bergogoglio viene desde sus tiempos pastorales porteños. El cardenal Bergoglio apoyó a “La Alameda” en Buenos Aires por su compromiso en detener la trata de seres humanos y denunciar el narcotráfico.

De hecho, el Papa responde a Vera en el e-mail de la polémica: “Querido hermano: Gracias por tu correo. Veo tu trabajo incansable a todo vapor. Pido mucho para que Dios te proteja a vos y a los alamedenses. Y ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización”.

Y añade: “Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror. Mañana me voy, por una semana, a hacer Ejercicios Espirituales con la Curia Romana. Una semana de oración y meditación me hará bien. Te deseo cosas buenas. Saludos a tu madre. Y, por favor, no te olvides de rezar por mí. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente, Francisco”.

El gobierno mexicano envía una nota a la Santa Sede

Después de la publicación del e-mail privado, la expresión del Papa sobre la “mexicanización” de Argentina ha causado, según dice el gobierno mexicano, ‘tristeza’. 

Entretanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, a través de su titular, José Antonio Meade, envió una breve nota diplomática al Vaticano. Luego anunció una reunión con el nuncio apostólico en México, monseñor Christophe Pierre, y expresó preocupación por las declaraciones del Pontífice.

Algunos Videos de la Diócesis de Guarenas

Loading...

Páginas vistas en el último mes