jueves, 31 de enero de 2019

La conmovedora carta de una niña “detenida por protestar” contra Maduro


Ramón Antonio Pérez | Ene 31, 2019

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico


Mami, Pai ya no quiero estar aquí. Respóndanme cómo va el proceso”, dice la misiva de una niña, que el 26 de enero de 2019, envió a sus padres desde un centro de reclusión de Venezuela, donde estuvo detenida luego de ser acusada de participar en las protestas ocurridas en su comunidad en contra del gobierno de Nicolás Maduro. La carta fue conocida por los medios de comunicación, pero mantiene en reserva el nombre de la menor y el lugar de residencia para resguardar su seguridad y la de sus familiares.
Estoy bien, cálmense, quiero que estén tranquilos porque aquí todos estamos juntos”, escribió la niña de la carta refiriéndose a sus compañeros y amigos. Buscaba darles aliento a los padres que pasaron varias horas sin saber dónde estaban. “Espero salir pronto (todos) aquí nos tratan bien”, relató de manera inocente y solidaria. “Los amo. Espero estar con ustedes el lunes, con el favor de Dios. Los extraño mucho”.
Sin embargo, a pesar de la calma que intentaba transmitir, la niña prisionera concluía su carta con la frase más rotunda que hacía descubrir lo vivido de su injusto cautiverio: “Mami, Pai ya no quiero estar aquí. Respóndanme cómo va el proceso”.

Golpean niño con epilepsia

El testimonio de Jickson Rodríguez, un niño que se encontraba retenido por la Guardia Nacional en el estado Bolívar, es un ejemplo de que la arremetida de los afectos al gobierno de Maduro, no toma en cuenta la edad ni las condiciones a la hora de violar los derechos humanos de los venezolanos.
El niño le pidió que no lo golpearan más. “Le dije a los guardias: ‘¿por qué nos dan golpes si ya estamos presos?’, y lo que hizo fue darme una cachetada (…) me daban cocotazos, les decía ‘no, yo no puedo recibir cocotazos, que sufro de ataques de epilepsia, y me dijeron: ‘¡cállate, que tú eres un detenido!”, reportó Caraota Digital.




| Jickson Rodríguez, joven apresado el , luego de su liberación: " A mi eran al que le daban más golpes porque yo no lloraba. Me golpeaban los guardias, más que todo las mujeres." | reportó @Jhoalys

11,1 mil personas están hablando de esto


Los 11 menores detenidos en Yaracuy

El estado Yaracuy ha sido una de las entidades donde más han sido atacados los niños y ciudadanos en general que reclaman la salida de Maduro y exigen respeto a los derechos humanos. Ediluh Guedez Ochoa, jueza primero de control de esta entidad, ratificó el caso de los once menores detenidos, denuncia en las redes sociales a través de video.

Ediluh Guedez Juez 1ero. de Control - Yaracuy, reconoce haber dictado privativa de Libertad a 11 adolescentes coaccionada por instrucciones de Julio Leon, aquí la prueba de las mentiras, Libertad Ya a todos los detenidos
2:09
176 mil reproducciones

El día 25 de enero recibió “un procedimiento de 11 adolescentes que se encontraban manifestando”, pero “al revisar evidencié que no existían suficientes elementos de convicción para decretar la detención preventiva por lo que mi decisión inicial fue darles libertad”, dijo. Sin embargo, su decisión no fue cumplida.
Fue “coaccionada por la presidenta del circuito judicial” quien “sigue lineamientos políticos” del Gobernado Julio León Heredia. El 26 de enero, al tratar de incorporarse al circuito judicial para revisar la medida de oficio, y darles la libertad a los adolescentes, dijo: “me fue negado el acceso recibiendo amenazas de muerte a mí y a mi familia”.
“Todavía los niños no han sido liberados”, dijo para Aleteia un sacerdote de San Felipe, en medio de los “cacerolazos de protesta” de este miércoles 30 de enero, una de las dos jornadas convocadas por el presidente interino Juan Guaidó.
“La otra protesta será el 2 de febrero y los sacerdotes, hombres y mujeres de la iglesia yaracuyana, seguiremos al lado de la genteEs injusto que todavía estos niños se mantengan prisioneros de un régimen inhumano. Queremos su libertad”, señaló.
La sociedad venezolana de puericultura y pediatría avisó al defensor del pueblo, Alfredo Ruiz Angulo, “sobre la violencia desatada en contra de los niños y adolescentes (…) violando de forma reiterada todos los derechos humanos de estos menores de edad”.


lunes, 28 de enero de 2019

Colectivos de Maduro profanaron con violencia una misa dominical en Venezuela


Ramón Antonio Pérez | Ene 28, 2019

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El padre Andry Sánchez, párroco de “Nuestra Señora de Guadalupe” en Sierra Maestra, municipio San Francisco del estado Zulia (Venezuela), informó que este domingo 27 de enero, el templo guadalupano que administra fue profanado “por bandas armadas afectas al partido de gobierno” de Nicolás Maduro, “perpetrada exactamente cuando se celebraba la eucaristía para los niños de Primera Comunión y Confirmación”. 
En el comunicado, enviado a Aleteia por el consejo de laicos del lugar, se puede leer que los delincuentes “irrumpieron con palos, armas de fuego e incluso con granadas fragmentarias”. 
Esta profanación, además, “puso en peligro la vida de casi 700 personas que asisten cada domingo a la misa de los niños”; y generó “daños físicos y morales” al sacerdote, religiosas, monaguillos, ministerio de música y feligreses.  

Intentaron asesinar al párroco


Han llegado muy lejos. Profanar una iglesia por razones políticas o por cualquier razón es inaceptable!
0:58
53,4 mil reproducciones

Ha sido profanada la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe”, dijo el padre Raúl Montoya, a través de un video en el que dio cuenta del acto cometido. Ratificó que la responsabilidad recae en un grupo de personas afectas al “madurismo” y al PSUV. 
El sacerdote expresó que destruyeron “el ornato de la iglesia, profanaron el Santísimo Sacramento y dispararon dentro el templo para dispersar a los creyentes que estaban en la eucaristía”. 
Lo peor estaba por ser escuchado: “Ha sido agredido su sacerdote y párroco, el padre Andry Sánchez con la intención, prácticamente, de asesinarlo”. 
Imágenes de los daños
El diputado a la Asamblea Nacional, Julio Montoya, vecino de esta comunidad y hermano del padre Raúl, señaló que “estos hechos delictivos fueron auspiciados por el Gobernador del Zulia, Omar Prieto y el alcalde Dirwings Arrieta, quien encabezó el triste episodio que culminó con la profanación de la iglesia y varios heridos”. 
Explicó que se trata del segundo hecho de violencia en menos de diez días, ya que el 19 de enero ocurrió un hecho similar contra los asistentes a un cabildo abierto, aunque en esa ocasión no ingresaron a las iglesias de la zona. “Esta vez se registró ante la indolencia de la policía que se encuentra a pocas cuadras del lugar”, expresó.

Moronta: “Hemos advertido estos hechos”

Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, en relación con los hechos de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, indico que estos no son hechos aislados. 
En varias reuniones hemos avisado que es probable que comienzan algunas acciones contra sacerdotes o contra instancias de la iglesia”, señaló en relación al clero tachirense. 
Recordó que el pasado 23 de enero, en Maturín, “fue asediada la catedral estando el obispo, los sacerdotes y muchos fieles adentro (…) fue rodeada de militares y colectivos”. Agregó que “ahí mismo”, en Maturín, “un oficial amenazó con que se llevaran presos a los sacerdotes que participen y animen las marchas”.

Porras: “Marchar es un derecho” 


Las autoridades de la iglesia han acompañado a los ciudadanos a las diferentes marchas convocadas en las últimas fechas, y pareciera que no será la excepción en las previstas para el miércoles 30 de enero y el sábado 2 de febrero, según convocó este 27 de enero el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. Pero los religiosos están alertas.
“Salir a marchar es un derecho. Si lo hacen que sea sin protagonismos, ni consignas. En actitud fraterna”, dijo el cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, con motivo de la jornada del 23 de enero. “Que salgan simplemente para acompañar y proteger a la gente (en especial a los más vulnerables) y a trasmitirles esperanza, alegría y paz”, dijo Porras, de acuerdo con lo publicado en @ArquiCaracas.  
“Siempre hemos estado junto a los oprimidos en los barrios, entre los campesinos, junto a los indígenas y excluidos. Acompañamos a la gente en sus penas y en sus glorias. Hoy no podíamos dejarlos solos y jamás expuestos ante fuerzas represivas que violan los derechos humanos”, sostuvo Porras.