lunes, 31 de marzo de 2014

Cardenal Urosa pide a sacerdotes “servir preferencialmente entre los más pobres”



Durante la Ordenación de cuatro nuevos Diáconos exhortó a estar cercanos a los más pobres “para evangelizarlos; abrazarlos con el amor generoso y desprendido de Cristo; ayudarlos mediante la acción social de la asistencia, la promoción humana, la denuncia valiente de la injusticia, y la defensa de los derechos humanos”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Más Fotos en: Facebook 


Caracas, 30 de marzo de 2014.- El Cardenal Jorge Urosa Savino presidió una eucaristía este domingo en la Catedral Metropolitana de Caracas en la que ordenó a cuatro nuevos diáconos con un intenso llamado a que desempeñen “su vocación religiosa en los sectores populares, donde están las parroquias más necesitadas, en una opción preferencial, no exclusiva ni excluyente, pero en favor de los más pobres”.

El Arzobispo de Caracas estuvo acompañado del Obispo Auxiliar Emérito, Monseñor Nicolás Bermúdez Villamizar; los rectores de los seminarios “Santa Rosa de Lima” y “Redemptoris Mater”, presbíteros José Trinidad Fernández y César Hernández, respectivamente; además de numerosos sacerdotes del clero capitalino y seminaristas.

Los nuevos diáconos son: Jesús Marrero y Robín Zambrano, quienes recibieron su formación sacerdotal en el “Santa Rosa de Lima”; mientras Jhon Miller y Jean Carlos Orihuela, fueron formados en el “Redemptoris Mater”.

Desde temprano los nuevos diáconos y futuros sacerdotes estuvieron recibiendo a familiares y amigos que llenaron la Catedral de Caracas. Un grupo musical procedente de la Parroquia “Santa Teresita del Niño Jesús”, de Catia, acompañó la ceremonia con cantos a los que se sumó con gran entusiasmo la feligresía caraqueña.

El mundo desprecia a Dios


Las palabras del Cardenal Urosa tuvieron indicaciones directas para los nuevos ordenados pero también para el resto de sacerdotes y fieles en general. “Ustedes han pedido ser diáconos para consagrar toda su existencia hasta la muerte al servicio de Dios, y más tarde como presbíteros de la Santa Iglesia, para iluminar al mundo”.

Habló del compromiso religioso de los hombres consagrados. “Mediante el servicio religioso estamos llamados a una ‘Misión de tipo religiosa’: hacer presente a Dios en el mundo”. “Dios es nuestra salvación; es la fuente de la felicidad, y llena las aspiraciones del corazón humano”. “Nuestro servicio es esencialmente religioso. No es un servicio social, educativo, administrativo. Nosotros somos hombres de la religión”.

El Cardenal Urosa denunció que el mundo alejado de Dios desprecia el culto religioso.

“Vivimos sumergidos en un mundo que menosprecia la actividad litúrgica, específicamente religiosa; que desprecia la vida de fe; la devoción a la eucaristía, a la Virgen María, a los Santos; que desprecia los actos de culto”.

Al servicio de los más pobres

El Primado de Caracas mencionó que un hombre de Dios debe iluminar al pueblo y estar al servicio de los más necesitados.

“Estamos llamados a ser voz en el servicio a los más pobres”, dijo. “iluminaremos al mundo y a la Iglesia si estamos comprometidos a servir a los fieles y a la humanidad, y de manera específica a los pobres en el campo de la caridad y la justicia”.

Recordó que la Iglesia asume “la opción preferencial por los pobres”, y que no es “exclusiva ni excluyente”, según las enseñanzas del Documento de Puebla. “Aquí en Caracas, donde hay mucha pobreza, nuestra Iglesia debe esforzarse por hacerse cada vez más presente entre los pobres”, resaltó.

Consagrados únicamente a Dios

Finalmente destacó el aspecto del celibato como característica de quienes se consagran a Dios en la vida religiosa y sacerdotal.

“El celibato es la vivencia del amor sagrado a Dios y a nuestros hermanos”.

Refirió que “estamos llamados a vivir el consejo evangélico de la castidad y consagrar nuestro corazón al Señor durante toda la vida, por amor a Dios para ser testigos de Jesucristo que se consagró completamente a sus hermanos”.

Momento especial de la ceremonia cuando el Cardenal Urosa se reencontró y saludó de manera efusiva a Monseñor Alfonso Alfonzo Vaz, tio del nuevo Diácono Robin Zambrano.

 Jean Carlos Orihuela, recibe la consagración como diácono de manos del Cardenal Urosa

Diácono Robin Zambrano es consagrado como tral por el cardenal Jorge Urosa Savino.

Cardenal Urosa consagra Diácono a José Marrero.

El Cardenal Urosa impone las manos sobre el nuevo Diácono Jhon Miller.


martes, 25 de marzo de 2014

MONSEÑOR FERNANDO CASTRO EN EL DÍA DEL NIÑO NO NACIDO: “La vida es el primer derecho humano que debemos respetar”




Monseñor Castro Aguayo llamó a rechazar leyes que legalicen el aborto como proponen las organizaciones anti vida en algunos países. Exhortó a los jóvenes a “fomentar la familia como Dios ha querido, ya que es una fuente de felicidad para construir la Patria y la Iglesia”.


Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic



Caracas, 25 de marzo de 2014.- El Obispo Auxiliar de Caracas, Monseñor Fernando Castro Aguayo presidió una eucaristía en la Parroquia “San Benito”, antigua Abadía de San José, para recordar el Día del Niño No Nacido y del Niño Por Nacer, con un mensaje centrado en la defensa de “esos seres inocentes que merecen todo nuestro apoyo ya que su vida es producto del amor de Dios”, según dijo en la homilía. 


Monseñor Castro Aguayo denunció la actual situación en el mundo que tiende a desconocer y despreciar la vida, especialmente la de los más indefensos. “La vida humana es un don de Dios; y cada uno de nosotros tiene la dignidad de ser hijo de ese Dios. Pero la realidad en que estamos viviendo tiende al desconocimiento del Padre Celestial y se afana en propiciar cada vez más el desprecio de la vida humana”. 


Acotó que merece “nuestra especial atención la defensa de los no nacidos, porque la tendencia mundial está dirigida hacia la aprobación de leyes reñidas con la vida y que fomentan el aborto. Pero además, promueven el erotismo y la permisividad sexual, lo cual en el fondo busca despreciar el amor de las parejas, el matrimonio y la familia”.





El Día del Niño No Nacido fue recordado por la Arquidiócesis de Caracas junto a la Fundación Camino, Verdad y Vida –CAVERVI – y organizaciones vinculadas a la defensa de la vida desde los postulados de la Iglesia católica en esta ciudad.


La iniciativa de la actividad estuvo dirigida por CAVERVI que año tras año asiste a jóvenes madres en su responsabilidad de traer sus hijos al mundo a pesar de las carencias materiales y de la corta edad de muchas jóvenes de sectores populares. 


Asistió la presidenta de la organización, abogada Noelia González; la vice presidenta Berta Camero; y la integrante del consejo directivo, Beda Torres. Mientras por la Red Provida del Consejo Nacional de Laicos asistió Arabia Marquís. También hubo representantes de la Casa Hogar “Divino Niño” de Prado de María.


¿Qué es CAVERVI?



La historia de la Fundación Camino Verdad y Vida CAVERVI, se remonta a 1998. La doctora Nohelia González recordó el origen de esta organización no gubernamental y sin fines de lucro, así como las motivaciones que les han llevado al trabajo con sectores y personas sensibles durante dieciséis años.


“Dependemos de la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Caracas, y fuimos constituidos el 24 de agosto de 1998 por el Cardenal Ignacio Velasco, para ese entonces Arzobispo de Caracas, y un grupo de personas con un alto grado de sensibilidad social, frente a los graves problemas de la niñez en nuestro país”.




Entre los objetivos de la organización se contemplan “apoyar institucionalmente e impulsar las iniciativas privadas dirigidas al rescate de niños, niñas y adolescentes, desde su concepción, en situación de pobreza crítica y riesgo social”. 


CAVERVI promueve la “formación de los recursos humanos necesarios mediante la realización de charlas y talleres, que contribuyan a un mejor desarrollo de las actividades vinculadas a sus objetivos”.


El Blog de la Fundación Cavervi indica que fue debidamente registrada el 25 de septiembre de 1.998 por ante la Oficina de Registro Subalterno del Sexto Circuito del Municipio Libertador del Distrito Federal, bajo el Nº 14, Tomo 16, Protocolo 1º.


Las integrantes de esta ONG precisan que cualquier ayuda se puede canalizar mediante los siguientes teléfonos de contacto: 0212-9875989 y 0414-3320416.








Monseñor Ovidio Pérez Morales propone un “Gobierno de Salvación Nacional” en Venezuela - Presidente: ¡vuelva a la Constitución!



El Arzobispo-Obispo Emérito de Los Teques, Monseñor Ovidio Pérez Morales, ha hecho un llamado que recorre las redes sociales, generando gran impacto por la contundencia con que se dirige a Nicolás Maduro para que este tenga la disposición de buscarle una solución a la crisis que vive Venezuela. Con gran firmeza expone la gravedad de la situación del país y la imperiosa necesidad de abrir juego integrando un gobierno de transición “que bien podría llamarse de salvación nacional”.

A continuación, el video y texto del mensaje…


Presidente: ¡vuelva a la Constitución!

“Bajo el título: !Presidente, vuelva a la Constitución!, hago público un llamado al Ciudadano Presidente Nicolás Maduro Moros, que recuerda otro, dirigido al entonces Presidente Hugo Chávez Frías con motivo del Bicentenario de la Independencia.
El presente llamado lo hago como persona humana, venezolano, creyente y obispo y lo considero una obligación moral ante la situación de escandalosa e inaceptable división del país y las consecuencias que se reflejan en el grave deterioro nacional. Es un clamor, un grito: ¿Nos vamos a devorar fratricidamente, olvidando que fuimos creados por Dios para vivir como hermanos en una casa común?

Este llamado tiene presente la exigencia del Señor Jesucristo en la Última Cena respecto de la unión y también lo subrayado por Simón Bolívar en su postrer mensaje en línea semejante como condición de solidez y progreso de nuestros pueblos.

En el país hay problemas, muchos, graves y acuciantes. Pero hay uno que emerge como “el problema”, por su carácter generador, por ser raíz y causa de muchos otros, vitales y cotidianos, que están haciendo sufrir a los venezolanos, como la inseguridad y la impunidad; el desabastecimiento y la inflación; la dolorosa división en vecindarios, comunidades, ámbitos de estudio y de trabajo; los enfrentamientos violentos; el éxodo y la separación de las familias. Problemas los hemos tenido siempre y los hemos heredado de gobiernos o regímenes, anteriores, pero no se puede ocultar que algunos se han agravado exponencialmente y otros nuevos han surgido como efectos de “el problema”. Éste, por cierto, ha reducido, cuando no neutralizado y hasta eclipsado, los logros positivos de la gestión gubernamental, central, estadal y municipal, en diversos campos, a partir de 1999.

¿Cuál es el problema? El querer imponer institucionalmente a la nación el denominado “Plan de la Patria”, que concreta el así llamado “Socialismo del Siglo XXI”. La Conferencia Episcopal Venezolana dio su juicio sobre este asunto con ocasión del referendo de 2007. Entonces afirmó que “la proposición de un Estado socialista es contraria a los principios fundamentales de la actual Constitución, y a una recta concepción de la persona y del Estado” y que, por consiguiente, el proyecto de Reforma Constitucional presentado era “moralmente inaceptable”. 

Esta calificación de inconstitucional y moralmente inaceptable la ha ratificado recientemente el Episcopado en su Asamblea de Enero del presente año. El Socialismo de que aquí se trata, el que se maneja en el Plan de la Patria, no es, en efecto, cualquier socialismo, sino el marxista- leninista, con una referencia precisa al modelo cubano y, por tanto, de índole totalitaria.

Un país no puede caminar partido por la mitad. El Señor advirtió: “Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no podrá subsistir” (Mt 12, 25).

Por consiguiente, como una vía posible de solución, o más ampliamente aún, de respuesta al actual drama nacional, propongo la formación de un gobierno de transición, que abra paso a una gobernabilidad sólida y estable a través de los mecanismo que posibilita la Carta Fundamental”. No es de mi competencia entrar en mayores especificaciones al respecto; sólo agregaría que para ello habría que asumir como referencia insoslayable los resultados de las últimas elecciones presidenciales, con vistas a formar un Gobierno de integración, que no sería exagerado calificar de unión o de emergencia o incluso de salvación nacional, para caracterizar tanto su urgencia como su significación e importancia. 

Es obvio que para llegar a una integración es indispensable un diálogo serio de parte del Ciudadano Presidente y del sector oficial con la Mesa de la Unidad y con representantes calificados tanto de la sociedad civil organizada como de instituciones básicas representativas de la vida nacional, para lo cual estimo que la Conferencia Episcopal Venezolana estaría dispuesta, si se lo solicita consensualmente, a prestar un servicio de facilitación.

¿Tendremos que sufrir aún más y avergonzarnos de dilapidar la valiosa herencia recibida de nuestros próceres justo cuando estamos conmemorando el Bicentenario de nuestra Independencia?

Ciudadano Presidente, Ud. tiene hoy la primera responsabilidad histórica de procurar esa unión de los venezolanos. Una responsabilidad ante nuestro pueblo, ante Usted mismo y ante Dios”.
________
*Presentación del llamado hecho al Presidente Nicolás Maduro Moros por Monseñor Ovidio Pérez Morales, Arzobispo-Obispo Emérito de Los Teques.

Tomado de:

martes, 18 de marzo de 2014

Monseñor Adán Ramírez: “Un cristiano tiene que amar y defender la vida”



SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA EN CARACAS
En estos tiempo tan difíciles que vivimos es cuando debemos demostrar nuestra calidad de cristianos; la capacidad de respetar y aceptar al otro aunque piense distinto a mí; y además, un cristiano tiene el deber de  amar y defender la vida”, dijo en la Basílica Santa Teresa.

 Ramón Antonio Pérez
Fotos en:  Facebook
Caracas, 18 de marzo de 2014.- “Qué bueno es cuando uno se esfuerza en conseguir los objetivos planteados. La victoria es más sabrosa cuando hay más sacrificio. No hay nada mejor que llevar el pan a su casa bien comprado y bien ganado con el sudor de la frente. A eso es a lo que el Señor nos llama para que nos esforcemos cada día, y más en esta época de preparación espiritual a la que se nos llama en la Cuaresma”.
De esta manera se expresó Monseñor Adán Ramírez Ortiz, durante la eucaristía que presidió el Segundo Domingo de Cuaresma en la Basílica “Santa Teresa”, en la que también se rezó por la paz de Venezuela, como un ruego especial de la Arquidiócesis  de Caracas ante la situación de crisis que se vive en el país.
Cabe indicar que la feligresía no deja de asistir masivamente a este recinto religioso donde se resguarda la venerada imagen del Nazareno de San Pablo, aunque esta vez, las miradas estuvieron centradas en una réplica de La Piedad que adornó durante toda la fecha la antesala del altar mayor, mientras el oído feligrés prestaba atención al mensaje del sacerdote caraqueño y párroco del lugar.
Monseñor Ramírez Ortiz explicó que la liturgia del 2do Domingo de Cuaresma se refiere a la Transfiguración del Señor. “Lo hace porque hemos emprendido un camino, una subida con Jesús a Jerusalén, para cumplir la misión que el mismo Padre Eterno le había encomendado que no es otra que la salvación de todos nosotros a través de su Pasión, Muerte y Resurrección”, según relato del Evangelio de del día.

Salir del pecado


Monseñor Adán Ramírez indicó que el personaje principal del Evangelio de San Mateo fue la voz allí citada. “El personaje principal de hoy es una voz misteriosa que desde la nube le habla a los discípulos del Señor”, dijo. Y junto a la feligresía releyó el texto del Nuevo Testamento: “¡Éste es mi hijo amado en quien tengo puestas mis complacencias, escúchenlo!”. “Muy importante esto último”, acotó. “¿A qué nos llama la voz? ¡A escuchar a Jesús!”, respondió.

El sacerdote repetía sus interrogantes a los fieles: “¿Qué nos está diciendo Jesús hoy en el contexto de la Palabra que se ha proclamado? Los feligreses atentos y hoja dominical en mano, volvían a leer la frase a petición del sacerdote para dar una respuesta adecuada. “Esa es la actitud que nos pide Jesús: ¡Salir! Bajar a la realidad de nuestras vidas, salir de nuestras comodidades, de nuestras seguridades”.

En ese sentido, otra interrogante para fortalecer la enseñanza fue la siguiente: “¿Qué comodidades o seguridades tengo hoy de las que debo salir?”. Y acotaba: “Si realmente tenemos fe en Dios, sabemos que no nos va a llevar a nada malo”.

Alertó acerca de la situación de pecado porque lleva el peligro de acostumbrarse a estar alejados de Dios. “Puede ser tan familiar el pecado que cometemos todos los días que ya no nos importa. Nos acostumbramos a pecar, y no nos importa. ¡Ojo con eso!”.

Cuaresma: una subida espiritual


Destacó que la palabra “salir” también se asocia a la invitación que Dios hace para subir al Monte Tabor y al mismo Monte Calvario. “Y subir no es fácil”, agregó. “Es como subir a un cerro. ¿Ustedes creen que llegaremos todos a un mismo paso? No”, explicó mientras los fieles se sintonizaban con el ejemplo.

“Nosotros con la Cuaresma hemos emprendido una subida espiritual. También es como subir al Monte Calvario donde va a estar Jesús en la Cruz. Y la manera de prepararse es mediante la oración, un  buen examen de conciencia y convertirse. Para eso se nos invita con la Cuaresma”.

Enseñó en su homilía que Dios es amoroso pero también es muy exigente. “La humanidad solo intenta escuchar al hombre pensando que algunos de estos son mesías, pero el verdadero y único mesías se llama Jesucristo”.

Pidió a los asistentes que al salir de misa deben salir transformados, transfigurados como si hubiesen subido al Monte Tabor donde subió Abraham. Con la alegría de haber recibido a Dios y ser testigos de su amor en la familia y en la comunidad”.


Finalmente, en sus oraciones invocó la paz para Venezuela y pidió la protección de la Virgen de Coromoto. Recordó que el 19 de marzo en este recinto sagrado se celebrará una eucaristía en el Día de San José, esposo de la Virgen y padre putativo de Jesús.




Párroco de Guatire deplora profanación del Cuerpo de Cristo en La Rosa



El Padre José Antonio Barrera Ruiz, invitó a la misa de desagravio que presidirá el Obispo de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo, este el domingo 23 de marzo, a las 10:00 am.  En una carta enviada a la feligresía, dijo que en La Rosa, el Cuerpo de Cristo “ha sufrido más de dieciséis” atentados “en menos de dos años”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Guatire 18 de marzo de 2014.- El padre José Antonio Barrera Ruiz, párroco de la iglesia “Santa Cruz de Pacairigua” de esta ciudad, exhortó a asistir a una eucaristía presidida por el Obispo de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo, a efectuarse el domingo 23 de Marzo, a las 10 de la mañana “en donde se efectuará la ceremonia de desagravio y el levantamiento público de la pena canónica, ante el delito cometido en contra del Santísimo Sacramento del Altar”.

El presbítero de Guatire informó que la Iglesia católica en la Diócesis de Guarenas está de luto por la profanación de la que fue objeto la Parroquia “Beato Domingo y Sol” en la urbanización La Rosa del municipio Zamora en la madrugada del 15 de marzo.

“Es necesario decir que estamos de luto”, dijo en una carta enviada a la feligresía de esta región mirandina. “En ese sentido, como un gesto simbólico, en la Parroquia Santa Cruz de Pacairigua en Guatire, hemos enarbolado a media asta la bandera del Vaticano, símbolo que identifica la Sede del Vaticano y al Vicario de Cristo, Siervo de los Siervos en la Iglesia Católica: el Papa Francisco”.

Destacó que esta acción la realizan como un gesto de descontento ante los hechos inaceptables que van en contra de la Iglesia hermana de Ciudad La Rosa. “Sin duda, no lamentamos que se hayan llevado cosas materiales. Lamentamos y deploramos que han profanado el mismo Cuerpo de Cristo, porque se llevaron lo más grande que tenemos los cristianos y eso nos duele en el alma”.

Profanado más de 16 veces





El sacerdote de Guatire denunció que con esta acción ya son más de dieciséis las profanaciones cometidas contra el templo católico en La Rosa. “Con este acto vandálico no han ofendido a unas personas, sino a toda la Iglesia Católica, porque en esta oportunidad han roto el Cuerpo de nuestro Señor, con quien han atentado, en menos de dos años, más de 16 veces”, el padre José Antonio.

La carta del sacerdote refleja, no obstante, el apego a la Fe para contrarrestar estos episodios de profanación religiosa. “Hoy más que nunca debemos confiar en Dios, Él siempre supo salir al encuentro de sus discípulos y si les animó tras la resurrección para que tuvieran valentía y les dio el don del Espíritu Santo, de la misma manera hoy lo hace con nosotros, quienes somos sus nuevos discípulos. Por eso, en esta oportunidad,  es el mismo Dios el que se sigue haciendo presente para calmarnos y darnos confianza”, indicó citando al Libro de Lucas 24,36-50).

Misa de desagravio


Como una manera de solidarizarse con la parroquia afectada, el padre José Antonio barrera programó en la parroquia “Santa Cruz de Pacairigua”, horas de oración ante el Santísimo Sacramento. “En solidaridad con nuestra Iglesia hermana, la Parroquia Beato Manuel Domingo y Sol de La Rosa: su Párroco el Padre Johans León y su feligresía, invito a todos los guatireños a unirnos en oración desde el lunes 17 hasta el viernes 21 de Marzo de 2014, siendo las tres de la tarde un momento propicio para elevar una hora de adoración eucarística en desagravio y reparación de los pecados cometidos contra el Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo”.

La invitación va dirigida a todos los que hacen vida como agentes de pastoral: sacerdotes, diáconos, religiosas, consagrados, grupos de apostolado seglar, colegios religiosos y hombres y mujeres de buena voluntad, para que imitando las acciones que el mismo Jesucristo nos dejó, elevemos una plegaria por los que cometieron este lamentable hecho.

Asimismo, exhortó a participar en “la Eucaristía presidida por el Obispo, Mons. Gustavo García Naranjo a efectuarse el próximo domingo 23 de Marzo de 2014 programada para las 10:00 am, en donde se efectuará la ceremonia de desagravio y el levantamiento público de la pena canónica, ante el delito cometido en contra del Santísimo Sacramento del Altar”.

Anunciar la Verdad de Cristo

Agregó el Padre José Antonio: “quiero elevar mi voz profética para denunciar que hechos como este, no sigan ocurriendo y para que la verdad de Cristo continúe siendo anunciada debemos perseverar en la Proclamación del Evangelio de la Esperanza, invitando a todos los que cumplimos funciones de gobierno y servicio a la colectividad, a poner en práctica verdaderas acciones y estrategias que brinden una adecuada estabilidad y seguridad socioemocional”.

Finalmente, animó a la feligresía “a ser como María: unidos a Cristo a los pies de su cruz, para que firme y fieles al Dios de la esperanza permanezcamos siendo sal y luz para esta sociedad, tan necesitada de la misericordia del Padre”.


“Que este tiempo de reflexión en el itinerario cuaresmal nos permita dar pasos decididos hacia una auténtica conversión, para que de esta manera podamos repetir con un corazón contrito y humillado: ¡Bendito y alabado sea Jesús, en el Santísimo Sacramento del Altar! ¡Que así sea, Amén!”, dijo en su mensaje.

VENEZUELA:- Trabajo censurado en Últimas Noticias generó renuncia de la periodista Tamoa Clazadilla



El Colegio Nacional de Periodistas dio a conocer en su web site el trabajo de la Unidad de Investigación censurado en el diario Últimas Noticias, y que conllevó a la renuncia este lunes 17 de marzo de 2014, de la periodista Tamoa Calzadilla, Jefa de Investigación de ese medio de comunicación impreso.

Según relata el CNP, el director del diario Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel, “censuró un trabajo de la periodista Laura Weffer sobre las protestas que se desarrollan en el país, que saldría publicado este domingo 16 de marzo en el periódico”. Tras una fuerte discusión vía telefónica con la periodista Tamoa Calzadilla, el trabajo no salió. Por ello, la jefa de Investigación presentó su renuncia. “No soy la persona que necesita, ellos necesitan a un operador político”, expresó a su salida del medio en el que trabajó durante quince años. Calzadilla explicó que sus argumentos fueron periodísticos, mientras que Díaz Rangel esgrimía razones políticas para no publicar el trabajo. Luego de conocerse la renuncia de Calzadilla, los trabajadores de la Cadena Capriles se reunieron en asamblea e iniciaron una protesta en sus puestos de trabajo, con carteles que dicen: “El periodismo primero”, esta frase fue la que dijo Nathalie Alvaray, periodista que se desempeñaba como vicepresidenta de Medios en Cadena Capriles, quien el pasado 7 de marzo también presentó su renuncia por presiones del nuevo presidente editor, David De Lima, político y abogado ligado al gobierno de Nicolás Maduro. A continuación el trabajo censurado.

*********************************
Lo que hay detrás de las guarimbas

La plaza Altamira es el epicentro de los enfrentamientos en Caracas. Manifestantes y GNB coliden todos los días, hasta el cansancio. Trabajo de investigación censurado en Últimas Noticias sobre las protestas ocurridas en el país. El gobierno asegura que reciben financiamiento de organizaciones políticas, pero quienes participan en las barricadas lo niegan.

Laura Weffer Cifuentes
Unidad de INVESTIGACIÓN

La edad promedio de los jóvenes de la plaza Altamira se ubica entre 19 y 22 años, llevan capucha y aseguran que su lucha es por Venezuela.

La edad promedio de los funcionarios de la Guardia Nacional se encuentra entre 19 y 22 años, llevan uniforme y aseguran que su lucha es por Venezuela.

Ambos se enfrentan a piedra y lacrimógena en Caracas desde el pasado 12 de febrero, pero en sus mochilas llevan historias paralelas más allá de las trincheras.

Un día en la plaza Altamira revela que los manifestantes crean redes de protección; que pertenecen a la clase media y popular; también vienen del interior del país y están los sin casa, que solo van por comida gratis. El detonante de la jornada suele ser cuando los manifestantes gritan “¡Vamos pa’la autopista!”. Se refieren a la Francisco Fajardo.

La preparación. La actividad en la plaza Altamira comienza pasadas las 10 de la mañana. Desde temprano, quienes hacen vida allí se tapan el rostro. No les gustan las fotos, pues temen a la detención de los organismos del Estado. “En estos días se llevaron a mi compañero. Nos cuidábamos mutuamente cuando las cosas se ponen feas allá abajo”. Habla de Altamira Sur, escenario principal de los enfrentamientos. José es barquisimetano (25). “Estoy aquí desde el 15 de febrero por mi hijo. Tiene un año y no consigo ni pañales ni leche”. Vive de la solidaridad de los vecinos. Desde que llegó ha dormido en Los Ruices, Palo Verde y Caricuao. Sus amigos desde el exterior le escriben: “Na guará, qué fino que estás allá”. Él comenta: “Yo sí creo que estamos escribiendo una nueva historia”.

El 11 de marzo fueron detenidas 11 personas en un allanamiento en el estacionamiento de la plaza. Antes habían sido detenidas más de 150 en distintos operativos.

Los jóvenes aseguran que guardias y policías viven en la Torre Británica. El 12 de marzo grupos vandálicos desvalijaron 6 oficinas gubernamentales ubicadas allí. El domingo quemaron un quiosco de Metrobús.

“¿Días? Yo tengo semanas sin ir a mi casa. Estamos acuartelados desde que esta situación comenzó”, cuenta un oficial que no ofrece su nombre. Se toma el tiempo de explicar que su función es hacer respetar el libre tránsito y cita el artículo 50 de la Constitución, que se refiere a este derecho. Asegura que allí es el último lugar en el que quiere estar. “No disfrutamos deteniendo a los manifestantes. Pero es lo que nos corresponde. Estamos dentro del marco de la ley”.

Las pancartas que despliegan los manifestantes también aluden a la Constitución (Art. 68): “Los ciudadanos tienen derecho a manifestar pacíficamente y sin armas”. Hasta que lanzan la primera piedra.

Solidaridad ajena. Es mediodía y los accesos a la Luis Roche y a la San Juan Bosco han sido bloqueados. En la primera de estas avenidas, los manifestantes colocan un carro en mitad de la calle. De un lado, queman un caucho cerca de unos “miguelitos” (cabuya amarrada con clavos). Del otro queda un resquicio por el que puede pasar una moto. Varios lo intentan, pero Ronald se los impide acostándose de largo a largo en el asfalto. Tiene 17 años y se unió a las protestas desde el primer día. “Quiero que mi mamá sepa que tengo más posibilidades de graduarme, que de que me maten”. Confiesa que no es de la oposición ni del chavismo: “Soy venezolano”, dice, detrás de una máscara como la que usan los pintores de latonería. Un conductor se acerca a la barricada. No lo dejan pasar. Les grita insultos, en retribución.

Algunos llegan con bolsas de comida y medicamentos. Hay una logística de distribución. De repente, los jóvenes estallan en aplausos. Una camioneta se para justo antes de la barricada y de su interior bajan varias bolsas llenas de hojas secas.

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres, denunció que algunos de los manifestantes detenidos en Altamira confesaron recibir Bs 5.000 semanales del partido Voluntad Popular. “¿Tú crees que si eso fuera verdad ya no me hubiese comprado una máscara antigás?”, interroga con el rostro lleno de Maalox (un antiácido eficaz para neutralizar el efecto de las lacrimógenas) José, (23). Luego saca su cartera. Tiene tres billetes de cinco: “Este es mi capital”.

El sueldo promedio de la tropa de la GNB es de Bs 6.000 mensuales, más cestatickets. Trabajan tres semanas seguidas y libran una, pero el presupuesto no les da para visitar a su familia en el interior del país. Sus acentos los delatan. Vienen de Maracaibo, Sucre y Aragua.

Activados. El momento de la verdad. A las 2:50 pm se oye un grito que se repite en eco. “¡Activémonos!”. Hay un grupo junto a la fuente que practica lanzamientos y atrapadas de bombas lacrimógenas. Entrenan con una pelota. En sus brazos tienen unos escudos hechos con pedazos de zinc, con unas siglas en azul: “Grie” (Guarimberos de Respuesta Inmediata Élite). Bajan en desbandada. Jóvenes con pasamontañas, máscaras de Guy Fawkes (conocida como de Anonymous), gente vestida de trabajo, estudiantes. Los que tienen spray con Maalox se ubican al lado de los “frenteadores”, en la línea de fuego.

Hay una rutina. Como si ensayaran, los manifestantes dan el primer paso y lanzan piedras y bombas caseras, para abrirse paso hacia la autopista. Algunos días los militares intentan disuadirlos con palabras; otros, apuran el final, que siempre es el mismo. Una lluvia de lacrimógenas provoca una neblina tóxica que dificulta la respiración; hace que ardan piel y ojos. Hay desmayados. Los primeros en la línea de fuego aplican el entrenamiento. Patean las bombas. A medida que los manifestantes se debilitan, los militares empujan hacia arriba. Pasan horas.

La oscuridad. Todas las noches los manifestantes trasladan sus protestas hasta la avenida San Ignacio de Loyola en Chacao. A veces la GNB actúa, otras no. A las 6:00 pm colocan sofás, colchones y hasta neveras viejas. La jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faría, dijo que desde el 12-F hay un descenso en la cantidad de desechos que llegan a La Bonanza.

“Yo vivo en el 23 de Enero y es verdad que pasan los colectivos con altoparlantes en la noche amenazándonos. Pero si me consiguiera 30 chamos para guerrear desde allá, ni me lo pensara”, dice Lis (19).
Cada noche hay al menos cuatro tanquetas que en la parte superior tienen ocho cañones de los que salen bombas lacrimógenas. También hay efectivos con escopetas. Por encima de las detonaciones se escuchan mentadas de madre y unos sonoros “¡hijos de puta!” salen de las ventanas. Lanzan piedras y botellas. Ellos responden con más bombas y perdigones. En ocasiones directo a los apartamentos. En otras, tanquetas chocan los carros estacionados. Uno de los verdes comenta que su compañero perdió la audición de un oído por un “tumbarrancho”.

De la ballena se escucha la voz de Chávez entonando “Patria querida”. Los uniformados explican que sirve para “levantar la moral de la tropa”, y que no significa estar partidizados. Antes de la medianoche vuelve la calma. Un GNB joven cuenta: “Mi mamá, del Zulia, tiene que calarse la misma cola que la que hacen estos chamos, para comprar cualquier pote de aceite. Yo creo que ellos tienen razón, pero a veces se pasan”. Se arregla el chaleco antibalas. Mañana será otro día.

Detrás de la careta


El estudiante: Tiene entre 17 (y a veces menos)_y 25 años. Es atlético. Usa pasamontañas, camisas amarradas detrás de la cabeza o máscaras. Pide un cambio en el Gobierno. Aduce que están en la calle en la búsqueda de un futuro mejor. Viene de todas partes de la ciudad (y del país). Estrato social: clase media y popular. Las mujeres son bien activas. Pero los varones son más.

 El guarimbero: Incita a la gente a tomar la autopista. Se visten igual que los estudiantes, aunque es de mayor edad. Le gusta el color negro y está a favor de radicalizar la protesta. Tiene muy arraigado el discurso anticomunista y aboga por una salida rápida. No debate, da órdenes y se va a la acción. Denigra de todos los que no lo acompañan, sea de la tendencia que sea.

 El farandulero: Considera la plaza Altamira como un lugar de encuentro. Antes de que empiece la refriega se toma fotos a sí mismo con la multitud detrás, como si estuviera participando; pero la verdad es que apenas se calienta el ambiente, pica la milla. Generalmente va en moto. También está el mirón. Gente enfluxada o con trajes de trabajo que caminan por la plaza o se sientan en las aceras sin hacer otra cosa que observar.

La acompañante: Es casi siempre mujer. Madre de adolescente que no prohíbe a su hijo participar en las protestas, pero también le da nervios quedarse en la casa. Entonces lo acompaña y cantan consignas. Lleva pancartas. También está la mujer que protesta porque la situación del país ha obligado a sus hijos a irse al exterior. Hay una que se hace llamar “Mamá Terrorista”.

Los alerta: “No tomes foto” y “muéstrame tu carnet” son algunas de las frases que usan. Señalan a los supuestos “sapos” y ven infiltrados hasta donde no los hay. Aunque han encontrado a algunos que trabajan en inteligencia policial, periodistas y ciudadanos han sido víctimas de sus falsas acusaciones.

LAS CONSIGNAS:

·         “¡Maduro, vete ya!”
·         “¿Por qué mejor no reprimen a los malandros?
·         “Aquí me quedo hasta que haya un cambio” 

·   

En Caracas hay trincheras de este tipo no solo en Chacao y Altamira; también en otras zonas como Macaracuay, La Boyera, El Cafetal, Candelaria, Manzanares y Colinas de Bello Monte. La Policía de Baruta pasa por las avenidas para despejar la vía pero, a partir de las 5 pm, vecinos del sector vuelven a instalar barricadas. Las guarimbas trajeron enfrentamientos verbales entre la comunidad. Aunque algunos apoyan la protesta, se oponen al cierre de calles. Manuel da Silva, dueño de una licorería de Bello Monte, asegura estar “obstinado” y revela que sus ventas han bajado entre 60 y 70%. Blanca González

Saldo mortal

La palabra “guarimba” no aparece en el diccionario, pero en Venezuela es de uso común. El activista político Robert Alonso, vinculado al caso de los supuestos paramilitares (2004), se atribuye su creación. La describe como el “bloqueo de la calle frente a las casas” con desperdicios, basura o cauchos. Hasta el momento, y desde el 12 de febrero, 17 personas han muerto en eventos relacionados con las guarimbas. Siete fallecieron porque su vehículo perdió el control por una barricada y los otros 9 fueron asesinados mientras intentaban levantarla o estaban alrededor de ella. El Gobierno ha señalado a supuestos francotiradores. En otro caso, responsabilizaron a la guarimba por impedir el paso a tiempo de una ambulancia. Estas muertes forman parte de las 28 que han ocurrido desde que iniciaron las protestas. El resto fueron por cuerpos de seguridad del Estado o motorizados no identificados que dispararon.

Trincheras valencianas

Desde hace un mes aumenta el número de manifestantes en la avenida Río Orinoco de Valencia. Con el transcurrir de los días los vecinos consolidaron sus barricadas. Los más osados permiten que sus hijos los acompañen. Los radicales aprovechan para contar sus épicas batallas. Los coordinadores de la cuadra controlan la logística y las provisiones. Las mujeres se dedican a mantener alimentados a los integrantes de la célula en una cocina comunitaria. Los gariteros se toman su trabajo en serio. holgazanean solo cuando son relevados. “El que se cansa pierde”, reza una pancarta. Gustavo Rodríguez.

Margariteños entre cachivaches

Julián es el encargado del centro de acopio de una guarimba margariteña. Cuenta que reciben donaciones de la sociedad civil. “No recibimos nada de los partidos”. Un estudiante explicó que son entre 40 y 45 personas los que montan las barricadas. Dayana dijo que la mayoría de los cachivaches los consiguen en basureros de edificios y urbanizaciones. “Las barricadas son una forma de resguardarnos de los colectivos, porque protestamos de manera pacífica”, comentó un estudiante. Al recordarle los derechos de otros, afirman que la situación del país afecta a todos. Sascha Moncada.

 A solicitud de los entrevistados todos los nombres fueron cambiados por protección.
Vía Prensa CNP Caracas

Fotos tomadas de Google: 



   

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.