jueves, 26 de septiembre de 2013

Papa Francisco pide a los venezolanos ser constructores de paz en el diálogo


El Sumo Pontífice recibió este jueves a la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana, a quienes les pidió “ser una Iglesia cercana al pueblo”; también mostró interés en el doctor José Gregorio Hernández y realizó algunas sugerencias para su proceso de beatificación.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Prensa DiocesisSC

El Vaticano, 26 de septiembre de 2013.- El Papa Francisco recibió este jueves a los miembros de la presidencia se la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), haciendo un llamado a los Obispos a fomentar una Iglesia cercana que promueva el dialogo y la reconciliación en este país, encuentro ben que además, el Santo Padre mostró interés por el caso de beatificación del doctor José Gregorio Hernández y por el trabajo con los jóvenes.

La información la ofreció el segundo vicepresidente de la CEV, Monseñor Mario Moronta, señalando que “puntualmente, a las doce del mediodía, el Papa Francisco nos recibió a los miembros de la presidencia de la CEV: Diego Padrón, José Luis Azuaje y Jesús González de Zárate, así como a mi persona”.


Comentó el Obispo de San Cristóbal  que el Papa mostró interés por la figura de José Gregorio Hernández. “Insistió en su importancia como modelo de vida cristiana y nos dio algunas recomendaciones para adelantar el proceso de su beatificación y posterior canonización. Se mostró muy interesado en ello”.

El encuentro con el Santo Padre lo introdujo Monseñor Diego Padrón, presidente de la CEV, ofreciéndole una síntesis de la situación de la Iglesia y de país. Ante ello el Papa abordó algunos temas, entre ellos: la cercanía de la Iglesia al pueblo, el diálogo y la reconciliación ante la polarización política de Venezuela. Y el trabajo con los jóvenes aprovechando la excelente participación en la Jornada Mundial de la Juventud, y el próximo Congreso Americano Misionero que se efectuará en Maracaibo en el mes de noviembre.

Informó monseñor Moronta que “como lo ha hecho en otras ocasiones, nos pidió que no fuéramos ni obispos ni sacerdotes príncipes, sino ministros encarnados en nuestras comunidades, puntos de referencia por el testimonio vivo de fe cristiana que hay que dar”.

Asegura el Obispo que el Papa conoce la situación socio-política de Venezuela por ello pidió que la Iglesia fuera constructora de la paz a través del diálogo. “Ser constructores de  paz en el diálogo y en el encuentro continuo con todos y con sentido de servicio. El Santo Padre es consciente y conocedor de la situación socio-política del momento actual que vive el país”, dijo Monseñor Moronta.

En cuanto a la juventud el Papa pidió darles la importancia necesaria ya que “ellos son la verdadera esperanza y muchas veces son colocados al margen de los planes para el futuro”, indicó Moronta. Además que pidió intensificar la pastoral vocacional.

Los Obispos le entregaron unos regalos: una imagen de la Virgen de Coromoto, Música Venezolana y Café de Venezuela. Al final del encuentro, el Papa oró junto con los Obispos, quienes le pidieron la bendición para ellos y toda Venezuela. El Papa envió su bendición para todos; y como ya es costumbre, pidió que rezáramos por él.


“Fue un encuentro lleno de fe y caridad pastoral, donde se reafirmó la comunión de la Iglesia en Venezuela con el Sucesor de Pedro. Un encuentro donde nos pidió cercanía con todos sin excepción para ser fieles a la misión de la Iglesia”, expresa Monseñor Mario Moronta compartiendo su experiencia.

Venezuela asiste al Congreso Internacional de Catequesis con el Papa Francisco


El Congreso tiene la intención de ofrecer una reflexión sobre la primera parte del Catecismo de la Iglesia Católica y está dirigido a los responsables de coordinar la actividad de los catequistas y de los  agentes de pastoral que realizan este servicio en las escuelas, parroquias o en las diversas entidades dedicadas a la formación.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 26 de septiembre de 2013.- “Venezuela estará presente en el Congreso Internacional de Catequesis que con motivo del Año de la Fe, se realizará en Roma del 26 al 28 de septiembre, convocada por el Pontificio Consejo Para la Nueva Evangelización, en la que los formadores de la fe católica compartirán diversas actividades enmarcadas dentro del lema: “El Catequista, testigo de la Fe”.

De esta manera lo informó la religiosa salesiana Irene Nesi, secretaria del departamento de Biblia y Catequesis de la Conferencia Episcopal Venezolana, precisando que a este encuentro “han sido invitados los presidente de las comisiones episcopales, los directores nacionales, secretariados y otros agentes de pastoral del área de catequesis”.

Resaltó que “el tema a estudiar será precisamente la transmisión de la fe a través de la catequesis y tiene como imagen motivadora la de los discípulos de Emaús”.  Agrega que “este encuentro será de importancia para un nuevo impulso en el compromiso de la formación en la catequesis de los niños, jóvenes y adultos”.

De Venezuela asistirán entre otros el presidente de la CEV, Monseñor Diego Padrón Sánchez; el presidente de la comisión de catequesis, Monseñor Jesús Alfonso Guerrero, Obispo de Machiques; Monseñor Gustavo García Naranjo, Obispo de la Diócesis de Guarenas; así como miembros de los equipos de Mérida, Puerto Ayacucho, Maracaibo, Guarenas y delegados de catequesis de Ciudad Guayana.

Comentó la Hermana Irene Nesi, que la delegación venezolana estará reunida en el Aula Paulo VI, en la que aspiran ser vistos por el Papa Francisco, aunque compartirán con él en las distintas enseñanzas que directamente les impartirá.

******************** 
Congreso Internacional de Catequistas 2013

Jueves 26 de septiembre
Discurso de Bienvenida: S.E. Mons. Octavio Ruiz Arenas, Secretario del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización.
3:45 pm Proyección del Film: CREDO. Video de arte y de nueva evangelización El video, de 15 minutos, es una catequesis en forma de narración que, a través del  lenguaje simbólico, nos invita a reflexionar sobre el Credo, dando espacio especial  para la música y las imágenes.

4:00 pm Preludio al Congreso: La catequesis en el contexto de la Nueva Evangelización S.E.R. Mons. Rino Fisichella, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

4:30 pm Lectio Divina: Los discípulos de Emaús (Lc 24,13-35).
Prof. Bruna Costacurta, Director del Departamento de Teología Bíblica en la  Pontificia Universidad Gregoriana (Roma).

5:00 pm I Relación.
Dios busca al hombre y se revela.
Dr. Petroc Willey, Director Adjunto del Instituto Maryvale (Birmingham, Reino  Unido).

5:45 pm II Relación.
La Iglesia, primer sujeto de la fe.
Revdo Manuel José Jiménez Rodríguez, Capellán de la Universidad  Nacional de Colombia y Director del Departamento de Catequesis de la  Conferencia Episcopal de Colombia (Bogotá, Colombia).

Viernes 27 de septiembre de 2013

10:00 am Oración inicial.

10:15 am III Relación: “Memoria fidei”: el dinamismo del acto de fe (memoria, eventos,  profecía) Prof. Mons. Pierangelo Sequeri, Decano de la Facultad de Teología del Norte  de Italia (Milano, Italia)
Pausa

11:30 am IV Relación: Entre traditio y redditio fidei. Nuestro “sí” a Dios P. Robert Dodaro, O.S.A., Decano del Institutum Patristicum Augustinianum de la Pontificia Universidad Lateranense (Roma).

Tarde

3:30 pm Comunicaciones.
- La credibilidad de la fe: la relación entre la fe y la razón en la  transmisión de la fe
Revdo Krzysztof Kaucha, Profesor de Teología Fundamental en la  Universidad Católica de Lublin (Polonia)
- Por una pedagogía del acto de fe
Dr. Jem Sullivan, Profesor de Catequesis en la Facultad Pontificia de la  Inmaculada Concepción de la Cámara Dominicana de Estudios (Washington,  DC, EE.UU.)
- En el río de la “Traditio Verbis”: armonía entre Escritura, Tradición y  Magisterio
Rev.do Alberto Franzini, Párroco (Cremona, Italia)
- Recepción del Catecismo de la Iglesia Católica en la catequesis.  Experiencias y criterios para la recepción completa.
Prof. Joël Molinario, Teólogo y Director Adjunto del Instituto Superior de  Pastoral Catequética (París, Francia)

5:00 pm Catequesis por el Papa Francisco

Sábado 28 de Septiembre De 2013

8:30 Celebración de la Misa y Professio fidei Basílica de San Pedro – Altar de la Cátedra

10:00 am Oración inicial.

10:15 am V Relación: La diaconía de la verdad como expresión de la comunidad eclesial
S.E. Mons. Javier Salinas Viñal, Obispo de Mallorca y miembro del Consejo  Internacional para la Catequesis (España).

11:30 am Conclusión: S.E. Mons. Octavio Ruiz Arenas, Secretario del Pontificio Consejo para la  Promoción de la Nueva Evangelización. 

Domingo 29 de Septiembre

Santa Misa presidida por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Obispos Venezolanos piden procesos justos para privados de libertad



Nuestra Señora de las Mercedes,
Patrona de los Presos
En ocasión de esta festividad religiosa, la CEV pidió a las autoridades del país “garantizar la vida, la integridad física y el proceso justo de la población procesada y penada”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 25 Septiembre de 2013.- Los responsables de la Oficina de Justicia y Paz y de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Venezolana, Monseñor Roberto Luckert León y Monseñor Baltazar Porras, respectivamente, expresaron su preocupación “ante la realidad carcelaria que se vive en el país”, mediante un comunicado que fue difundido a la prensa nacional y extranjera.

“Expresamos nuestro profundo dolor, pesar y consternación por los acontecimientos de violencia que día a día se viven en los recintos penitenciarios del país, acontecimientos que derivan en el trágico desenlace de numerosos muertos y heridos que enlutan a muchas familias y a toda nuestra sociedad”, reza el comunicado.
Los Obispos recordaron “la terrible situación ocurrida el 16 de este mes en la cárcel de Sabaneta, donde perdieron la vida 16 personas”.

La CEV indicó que la violencia en las prisiones del país se debe a problemas denunciados frecuentemente por la Iglesia, como “la insuficiencia de la infraestructura carcelaria, la corrupción, el hacinamiento que conlleva violación a los derechos humanos, los enfrentamientos con los cuerpos de seguridad, la existencia de mafias que hacen de las sedes del sistema penitenciario auténticos negocios de armas, drogas, secuestros y otros lucros delictivos, las pugnas de poder y el retardo procesal”.

De igual manera señalaron que según estadísticas oficiales, el 60 por ciento de los reclusos en Venezuela llevan más de dos años en cárcel sin recibir sentencia. Además, “según la Ministra para asuntos penitenciarios, de 49 centros penitenciarios 35 son gobernados por pranes”.

Con respecto al hacinamiento, la CEV indicó que las cárceles en el país tienen capacidad para 16.539, pero albergan a 52.933. “El Estado venezolano debe dar respuestas de fondo que lleven a una verdadera transformación de los recintos penitenciarios, donde se promuevan la humanización y la justicia”, expresaron.

Ante los problemas en los presidios venezolanos, la CEV pidió “la intervención urgente del Estado Venezolano para mejorar las estructuras carcelarias y superar las condiciones inhumanas en las que viven los privados y privadas de libertad”. “Esto solo se puede lograr si el Estado controla plenamente los establecimientos penitenciarios del país”.

El Estado también debe revisar el “sistema penitenciario, con participación de Organismos de Derechos Humanos, de modo que éste sirva para que la persona encuentre el verdadero sentido de su vida y la pena se convierta en una oportunidad de conversión y desarrollo personal y resiliencia”.Y pidieron además, que se multipliquen los “gestos humanitarios para con esta población recluida”.

En su comunicado piden a las autoridades venezolanas investigar “diligente y efectivamente los hechos de violencia ocurridos en los centros penitenciarios”, lo cual permitirá “identificar las causas y sus responsables”, y que “se tomen las medidas más aconsejables para evitar que estos acontecimientos se repitan en el futuro”.

Los Obispos llamaron a que se establezca “un diálogo constructivo y armónico entre la sociedad y las autoridades”, para encontrar soluciones “viables y sostenibles en pro de los privados y privadas de libertad”.
La CEV señaló la necesidad de “incorporar medidas de prevención para reducir la violencia, es necesario reducir el hacinamiento y la sobrepoblación; evitar de manera efectiva el ingreso de armas, drogas, alcohol y otras sustancias ilícitas a los centros penales, establecer una clasificación y separación adecuada de los reclusos”.

También pidieron “asegurar la capacitación y formación continua y apropiada del personal y erradicar la impunidad”, indicaron.

Los Prelados marcaron la importancia de “que el Estado tome acciones contundentes para erradicar estos males, construyendo una Justicia restaurativa, de lo contrario se convierte en un actor indiferente o cómplices de esta realidad”.


“Invitamos a todos los fieles católicos ser testimonio de caridad operativa y a orar intensamente a Dios Nuestro Señor por la solución de la crisis carcelaria. Imploramos la protección de Nuestra Señora de Las Mercedes, por todos los privados y privadas de libertad del país”, concluyó el comunicado.

Directiva de la CEV viajó a Roma, ¿Beatificación de José Gregorio en Puertas?



Aunque ha sido muy escueto el conocimiento de la visita que cumple la Directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana al Papa Francisco, no se descarta su presencia en otras instancias de la Madre Iglesia en Roma, por lo cual la feligresía sigue alimentando la esperanza de tener noticias sobre la pronta beatificación del doctor José Gregorio Hernández.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 25 de septiembre de 2013.- Monseñor José Luis Azuaje brindó una corta entrevista al Diario El Nacional en la que aseguró que se trata de una visita regular que se realiza anualmente para que la curia romana entre en contacto con la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Destacó el primer vicepresidente de la CEV, que la reunión se realizará mañana jueves en el Vaticano. “La audiencia con el Papa será el jueves a mediodía. No tenemos una agenda preestablecida, sino que conversaremos sobre lo que él tenga a bien preguntarnos”, refirió el Obispo.

Monseñor Azuaje explicó que en este tipo de audiencias los representantes de la Iglesia ofrecen detalles sobre su trabajo y la colaboración que prestan en diversas áreas del país. Los encuentros también son aprovechados para compartir experiencias pastorales del mundo entero, detalló.

Dijo que viajó con el presidente de la CEV, Monseñor Diego Padrón Sánchez y el secretario general, Monseñor Jesús González de Zárate. Precisó que en Roma ya estaba el segundo vicepresidente de la institución, Monseñor Mario Moronta y el Cardenal Jorge Urosa Savino.



martes, 24 de septiembre de 2013

Diócesis de Cabimas cuenta con nuevo sacerdote: presbítero Heberto Ávila



Monseñor William Delgado, obispo de la Diócesis de Cabimas tuvo la responsabilidad de Ordenar al nuevo sacerdote, durante una eucaristía que fue concelebrada por buena parte del clero diocesano que, junto a familiares y amigos, se apersonaron en el templo parroquial para esta importante ocasión.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Con PRENSA Diócesis de Cabimas 
Foto: Magdy Zara

Cabimas, 24 de septiembre de 2013.- En el marco del año jubilar por el Tricentenario aniversario de la parroquia Nuestra Señora de Altagracia en el municipio Miranda, se celebró la ordenación sacerdotal del ahora presbítero Heberto Ávila, quien al concluir la ceremonia muy emocionado dijo: “hoy solo puedo agradecer a Dios, gracias por mi familia, por haberme elegido para que te sirviera, por mis docentes y formadores, por mis compañeros de seminario, por mi Obispo, gracias Dios gracias”.

La eucaristía fue presidida por Monseñor William Delgado, obispo de la Diócesis de Cabimas y concelebrada por buena parte del clero diocesano, quienes junto a una multitud de amigos, familiares y amigos, se apersonaron en el templo parroquial para esta importante ocasión.

Luego que el rector del seminario menor “El Buen Pastor” presbítero Néstor Ulloa presentara al diácono Heberto Ávila e informara a monseñor Delgado que el elegido era digno para la ordenación presbiteral, el obispo diocesano efectuó su homilía.

“Hoy Heberto dice como el evangelio de Juan 10-17 “…me desprendo de mi vida para ganarla de nuevo” y eso hace Heberto toma una vida dedicada al ministerio sacerdotal, para ganarla de nuevo”, apuntó.

Este es un día de fiesta – continuó diciendo- para la Iglesia peregrina de la Costa Oriental del Lago, pues Dios distingue a uno de sus hijos con la ordenación sacerdotal. Él es una ofrenda de su familia, de su parroquia, de su comunidad para el plan divino de Dios.

Seguidamente el prelado agradeció a Heberto Ávila, por su participación en la investigación de la historia de la parroquia Nuestra Señora de Altagracia y toda la colaboración en la organización de del año jubilar del Tricentenario parroquial.

Al concluir el obispo de Cabimas le dirigió un mensaje personal “Heberto tienes que ser un sacerdote mariano, entrégate a la Madre de Dios, a la madre de los sacerdotes para que ella te guíe y te proteja, recuerda que eres hijo de una parroquia mariana y en honor a la Virgen debes mantener en ti su presencia durante tu vida sacerdotal”.   

Seguidamente se continuó con la ceremonia, que se caracteriza por varios pasos muy específicos y significativos.

Entre ellos la “imposición de las manos” del Obispo sobre la cabeza del ordenado, luego la “oración consegratoria” en la que se le pide a Dios la efusión del Espíritu Santo y de sus dones para el ministerio, la postración en el piso como señal de humildad; al nuevo presbítero se le ungen la manos con el Santo Crisma, como signo de la unción especial del Espíritu Santo y se le hace entrega de la patena y el cáliz como símbolo de la eucaristía.



El Papa Francisco da a conocer mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado



“EMIGRANTES Y REFUGIADOS: HACIA UN MUNDO MEJOR”
El cardenal Antonio Maria Veglió, presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, junto con el arzobispo Joseph Kalathiparambil y el Padre Gabriele F. Bentoglio presentaron en la Oficina de Prensa de la Santa Sede el Mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado que se celebrará el 19 de enero de 2014 y cuyo tema es “Emigrantes y refugiados: hacia un mundo mejor”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Con información de VIS

Ciudad del Vaticano, 24 septiembre 2013 (VIS).- El cardenal Veglió ha explicado que el primer mensaje del Papa Francisco para esta Jornada se centra en el concepto de un mundo mejor; concepto que debe leerse en el contexto del fenómeno de la globalización, con sus elementos positivos y negativos.

Sobre este telón de fondo se perfila el fenómeno de la movilidad humana que Francisco, citando a Benedicto XVI, define un “signo de los tiempos”. “Me parece oportuno -ha dicho el prelado- recordar que ese fenómeno llama la atención por la multitud de personas que lo protagonizan”.

ElCardenal Veglió ha recordado las cifras de las Naciones Unidas, publicadas a primeros de septiembre, indicando que “232 millones de personas viven fuera de sus naciones de origen. Además, 740 millones son emigrantes internos, es decir los que se mueven dentro del territorio de su país. En total, se estima que mil millones de seres humanos viva la experiencia migratoria. Con referencia al conjunto de la humanidad, esas estadísticas indican que alrededor de un séptimo de la población mundial está tocada por la emigración y, en consecuencia, una de cada siete personas es emigrante”.

Pero “a pesar de las dificultades y las situaciones dramáticas, la emigración es una invitación a imaginar un futuro distinto, donde se entrevé la creación de un mundo mejor...Una invitación que apunta al desarrollo de la entera humanidad, de cada persona con su potencia espiritual y cultural....Si pensamos que la cultura sea el conjunto de aspectos espirituales, existenciales e intelectuales que caracterizan a una sociedad, que comprende también los modos de vida, los derechos fundamentales, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias, podemos afirmar que toda la existencia humana está llena de actitudes de encuentro y de acogida”.

A continuación el arzobispo Kalathiparambil ha abordado el tema de la reinserción de los emigrantes, subrayando que “nadie puede permanecer durante largo tiempo en una situación de emergencia, como la de los campos de refugiados”. También se ha referido al aumento de casos de refugiados que se insertan en zonas urbanas y, por lo tanto, son más difíciles de individuar y de ayudar. Para ello se están poniendo a punto sistemas innovadores que van desde los mensajes SMS sobre la distribución de ayudas, a la posibilidad de conectarse a Internet, la creación de líneas telefónicas específicas o la oportunidad de acceder a cartas de crédito. “Actualmente todo esto ya sucede en Oriente Medio donde los refugiados sirios viven en campos de prófugos, sobre todo en las zonas urbanas”.

“Por una parte se trata de garantizar un límite al sufrimiento humano y por la otra de promover una vida digna ofreciendo, al mismo tiempo, estructuras adecuadas, estabilidad y esperanza para el futuro. Hay que decir también que han mejorado las normas mínimas internacionales, como por ejemplo, las de entregas de alimentos, el alojamiento, la instrucción, la asistencia sanitaria, la detención y la repatriación. Estas normas internacionales, son de naturaleza cualitativa y, por lo tanto, universales y aplicables en cualquier ámbito”.

Pero la acogida de los refugiados plantea también problemas muy importantes. “Algunos países -ha proseguido el arzobispo- se enfrentan con grandes sacrificios para responder a este fenómeno, como es el caso de los más de dos millones de refugiados que viven en los países colindantes con Siria, mientras en Europa, sobre todo en Suecia y Alemania dan asilo a cincuenta mil refugiados sirios. Durante décadas millones de refugiados (sobre todo afganos) se han establecido en Pakistán e Irán, como también cada vez hay más refugiados en Etiopía, Sudán del Sur y Kenya. Al principio se había previsto que la responsabilidad de estos refugiados se compartiese. En cambio, en los acuerdos no se ha tenido en cuenta este aspecto y tampoco se sabe que sucede con los refugiados durante y después de su solicitud de asilo. Como consecuencia, durante muchos años los países que acogen a los prófugos pueden contar sólo sobre sus propias fuerzas”.

El Padre Bentoglio ha concluido pasando revista a la historia de esta Jornada, instituida durante el pontificado de Benedicto XV y que se celebró por primera vez el 21 de febrero de 1915. Destinada en principio a las diócesis italianas y más tarde a las frecuentadas por los italianos emigrados a América, con la Constitución Apostólica Exsul Famille promulgada en 1952 por Pío XII, adquirió carácter universal. Hasta mediados del pasado siglo, por tanto, se instaba los párrocos a “poner a punto estructuras de ayuda adecuadas para la pastoral migratorio y se insistía en la solidaridad”. A partir de los años 70 “la visión eclesiológica del Concilio Vaticano II se reflejó también en la pastoral migratoria... El emigrante emerge como persona y ciudadano sujeto de derechos y deberes y, de destinatario de las obras de caridad cristiana, pasa a ser sujeto de evangelización y protagonista del providencial plan de Dios del encuentro enriquecedor entre pueblos y de la difusión del Evangelio. En fin, se consolidó la tradición de que el Papa firmase el Mensaje anual para una Jornada que interesa a toda la Iglesia católica y que abarcaba a los emigrantes y a los refugiados. Se comprende perfectamente que se trata de una ocasión privilegiada para dar un enfoque bíblico-teológico a la pastoral de la movilidad humana que tiene el ápice en Jesús, el Salvador, extranjero en el mundo de los hombres, que prosigue su obra de salvación a través de los extranjeros de hoy, emigrantes y refugiados”.

EMIGRANTES Y REFUGIADOS: HACIA UN MUNDO MEJOR


El primer mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado, que se celebrará el 19 de enero de 2014 se titula: “Emigrantes y refugiados: hacia un mundo mejor”; un tema inspirado en la esperanza de todas las personas de un futuro mejor en un momento histórico en que los flujos migratorios constituyen el movimiento más grande de personas, incluso de pueblos, de todos los tiempos. 

Publicamos a continuación el texto integral del mensaje, fechado el 5 de agosto de 2013:

“Nuestras sociedades están experimentando, como nunca antes había sucedido en la historia, procesos de mutua interdependencia e interacción a nivel global, que, si bien es verdad que comportan elementos problemáticos o negativos, tienen el objetivo de mejorar las condiciones de vida de la familia humana, no sólo en el aspecto económico, sino también en el político y cultural. Toda persona pertenece a la humanidad y comparte con la entera familia de los pueblos la esperanza de un futuro mejor. De esta constatación nace el tema que he elegido para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado de este año: Emigrantes y refugiados: hacia un mundo mejor.

Entre los resultados de los cambios modernos, el creciente fenómeno de la movilidad humana emerge como un “signo de los tiempos”; así lo ha definido el Papa Benedicto XVI. Si, por un lado, las migraciones ponen de manifiesto frecuentemente las carencias y lagunas de los estados y de la comunidad internacional, por otro, revelan también las aspiraciones de la humanidad de vivir la unidad en el respeto de las diferencias, la acogida y la hospitalidad que hacen posible la equitativa distribución de los bienes de la tierra, la tutela y la promoción de la dignidad y la centralidad de todo ser humano.

Desde el punto de vista cristiano, también en los fenómenos migratorios, al igual que en otras realidades humanas, se verifica la tensión entre la belleza de la creación, marcada por la gracia y la redención, y el misterio del pecado. El rechazo, la discriminación y el tráfico de la explotación, el dolor y la muerte se contraponen a la solidaridad y la acogida, a los gestos de fraternidad y de comprensión. Despiertan una gran preocupación sobre todo las situaciones en las que la migración no es sólo forzada, sino que se realiza incluso a través de varias modalidades de trata de personas y de reducción a la esclavitud. El “trabajo esclavo” es hoy moneda corriente. Sin embargo, y a pesar de los problemas, los riesgos y las dificultades que se deben afrontar, lo que anima a tantos emigrantes y refugiados es el binomio confianza y esperanza; ellos llevan en el corazón el deseo de un futuro mejor, no sólo para ellos, sino también para sus familias y personas queridas.

¿Qué supone la creación de un “mundo mejor”? Esta expresión no alude ingenuamente a concepciones abstractas o a realidades inalcanzables, sino que orienta más bien a buscar un desarrollo auténtico e integral, a trabajar para que haya condiciones de vida dignas para todos, para que sea respetada, custodiada y cultivada la creación que Dios nos ha entregado. El venerable Pablo VI describía con estas palabras las aspiraciones de los hombres de hoy: "Verse libres de la miseria, hallar con más seguridad la propia subsistencia, la salud, una ocupación estable; participar todavía más en las responsabilidades, fuera de toda opresión y al abrigo de situaciones que ofenden su dignidad de hombres; ser más instruidos; en una palabra, hacer, conocer y tener más para ser más".

Nuestro corazón desea “algo más”, que no es simplemente un conocer más o tener más, sino que es sobre todo un ser más. No se puede reducir el desarrollo al mero crecimiento económico, obtenido con frecuencia sin tener en cuenta a las personas más débiles e indefensas. El mundo sólo puede mejorar si la atención primaria está dirigida a la persona, si la promoción de la persona es integral, en todas sus dimensiones, incluida la espiritual; si no se abandona a nadie, comprendidos los pobres, los enfermos, los presos, los necesitados, los forasteros; si somos capaces de pasar de una cultura del rechazo a una cultura del encuentro y de la acogida.

Emigrantes y refugiados no son peones sobre el tablero de la humanidad. Se trata de niños, mujeres y hombres que abandonan o son obligados a abandonar sus casas por muchas razones, que comparten el mismo deseo legítimo de conocer, de tener, pero sobre todo de ser “algo más”. Es impresionante el número de personas que emigra de un continente a otro, así como de aquellos que se desplazan dentro de sus propios países y de las propias zonas geográficas. Los flujos migratorios contemporáneos constituyen el más vasto movimiento de personas, incluso de pueblos, de todos los tiempos. La Iglesia, en camino con los emigrantes y los refugiados, se compromete a comprender las causas de las migraciones, pero también a trabajar para superar sus efectos negativos y valorizar los positivos en las comunidades de origen, tránsito y destino de los movimientos migratorios.

Al mismo tiempo que animamos el progreso hacia un mundo mejor, no podemos dejar de denunciar por desgracia el escándalo de la pobreza en sus diversas dimensiones. Violencia, explotación, discriminación, marginación, planteamientos restrictivos de las libertades fundamentales, tanto de los individuos como de los colectivos, son algunos de los principales elementos de pobreza que se deben superar. Precisamente estos aspectos caracterizan muchas veces los movimientos migratorios, unen migración y pobreza. Para huir de situaciones de miseria o de persecución, buscando mejores posibilidades o salvar su vida, millones de personas comienzan un viaje migratorio y, mientras esperan cumplir sus expectativas, encuentran frecuentemente desconfianza, cerrazón y exclusión, y son golpeados por otras desventuras, con frecuencia muy graves y que hieren su dignidad humana.

La realidad de las migraciones, con las dimensiones que alcanza en nuestra época de globalización, pide ser afrontada y gestionada de un modo nuevo, equitativo y eficaz, que exige en primer lugar una cooperación internacional y un espíritu de profunda solidaridad y compasión. Es importante la colaboración a varios niveles, con la adopción, por parte de todos, de los instrumentos normativos que tutelen y promuevan a la persona humana. El Papa Benedicto XVI trazó las coordenadas afirmando que: "Esta política hay que desarrollarla partiendo de una estrecha colaboración entre los países de procedencia y de destino de los emigrantes; ha de ir acompañada de adecuadas normativas internacionales capaces de armonizar los diversos ordenamientos legislativos, con vistas a salvaguardar las exigencias y los derechos de las personas y de las familias emigrantes, así como las de las sociedades de destino". Trabajar juntos por un mundo mejor exige la ayuda recíproca entre los países, con disponibilidad y confianza, sin levantar barreras infranqueables. Una buena sinergia animará a los gobernantes a afrontar los desequilibrios socioeconómicos y la globalización sin reglas, que están entre las causas de las migraciones, en las que las personas no son tanto protagonistas como víctimas. Ningún país puede afrontar por sí solo las dificultades unidas a este fenómeno que, siendo tan amplio, afecta en este momento a todos los continentes en el doble movimiento de inmigración y emigración.

Es importante subrayar además cómo esta colaboración comienza ya con el esfuerzo que cada país debería hacer para crear mejores condiciones económicas y sociales en su patria, de modo que la emigración no sea la única opción para quien busca paz, justicia, seguridad y pleno respeto de la dignidad humana. Crear oportunidades de trabajo en las economías locales, evitará también la separación de las familias y garantizará condiciones de estabilidad y serenidad para los individuos y las colectividades.

Por último, mirando a la realidad de los emigrantes y refugiados, quisiera subrayar un tercer elemento en la construcción de un mundo mejor, y es el de la superación de los prejuicios y preconcepciones en la evaluación de las migraciones. De hecho, la llegada de emigrantes, de prófugos, de los que piden asilo o de refugiados, suscita en las poblaciones locales con frecuencia sospechas y hostilidad. Nace el miedo de que se produzcan convulsiones en la paz social, que se corra el riesgo de perder la identidad o cultura, que se alimente la competencia en el mercado laboral o, incluso, que se introduzcan nuevos factores de criminalidad. Los medios de comunicación social, en este campo, tienen un papel de gran responsabilidad: a ellos compete, en efecto, desenmascarar estereotipos y ofrecer informaciones correctas, en las que habrá que denunciar los errores de algunos, pero también describir la honestidad, rectitud y grandeza de ánimo de la mayoría. En esto se necesita por parte de todos un cambio de actitud hacia los inmigrantes y los refugiados, el paso de una actitud defensiva y recelosa, de desinterés o de marginación –que, al final, corresponde a la “cultura del rechazo”- a una actitud que ponga como fundamento la “cultura del encuentro”, la única capaz de construir un mundo más justo y fraterno, un mundo mejor. También los medios de comunicación están llamados a entrar en esta “conversión de las actitudes” y a favorecer este cambio de comportamiento hacia los emigrantes y refugiados.

Pienso también en cómo la Sagrada Familia de Nazaret ha tenido que vivir la experiencia del rechazo al inicio de su camino: María "dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada" Es más, Jesús, María y José han experimentado lo que significa dejar su propia tierra y ser emigrantes: amenazados por el poder de Herodes, fueron obligados a huir y a refugiarse en Egipto. Pero el corazón materno de María y el corazón atento de José, Custodio de la Sagrada Familia, han conservado siempre la confianza en que Dios nunca les abandonará. Que por su intercesión, esta misma certeza esté siempre firme en el corazón del emigrante y el refugiado.

La Iglesia, respondiendo al mandato de Cristo "Id y haced discípulos a todos los pueblos", está llamada a ser el Pueblo de Dios que abraza a todos los pueblos, y lleva a todos los pueblos el anuncio del Evangelio, porque en el rostro de cada persona está impreso el rostro de Cristo. Aquí se encuentra la raíz más profunda de la dignidad del ser humano, que debe ser respetada y tutelada siempre. El fundamento de la dignidad de la persona no está en los criterios de eficiencia, de productividad, de clase social, de pertenencia a una etnia o grupo religioso, sino en el ser creados a imagen y semejanza de Dios y, más aún, en el ser hijos de Dios; cada ser humano es hijo de Dios. En él está impresa la imagen de Cristo. Se trata, entonces, de que nosotros seamos los primeros en verlo y así podamos ayudar a los otros a ver en el emigrante y en el refugiado no sólo un problema que debe ser afrontado, sino un hermano y una hermana que deben ser acogidos, respetados y amados, una ocasión que la Providencia nos ofrece para contribuir a la construcción de una sociedad más justa, una democracia más plena, un país más solidario, un mundo más fraterno y una comunidad cristiana más abierta, de acuerdo con el Evangelio. Las migraciones pueden dar lugar a posibilidades de nueva evangelización, a abrir espacios para que crezca una nueva humanidad, preanunciada en el misterio pascual, una humanidad para la cual cada tierra extranjera es patria y cada patria es tierra extranjera.

Queridos emigrantes y refugiados. No perdáis la esperanza de que también para vosotros está reservado un futuro más seguro, que en vuestras sendas podáis encontrar una mano tendida, que podáis experimentar la solidaridad fraterna y el calor de la amistad. A todos vosotros y a aquellos que gastan sus vidas y sus energías a vuestro lado os aseguro mi oración y os imparto de corazón la Bendición Apostólica”.

EL CARDENAL TAURAN EN EL ANIVERSARIO DEL CONGRESO DE LÍDERES DE LAS RELIGIONES MUNDIALES Y TRADICIONALES EN KAZAJISTÁN

El cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, viajó a Kazajistán, el 20 de septiembre, invitado por Kairat Mami, Presidente del Senado de la República de Kazakistán y Jefe del Secretariado del Congreso de los Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales, para participar en el X aniversario de dicho Congreso. El cardenal ha encontrado también a representantes de la Iglesia local.

La Santa Sede participa en las jornadas europeas del patrimonio

La Santa Sede participa también este año en la Jornadas Europeas del Patrimonio, una iniciativa común del Consejo de Europa y de la Comisión Europea a la que se adhieren 50 estados del continente. La Jornada se celebra el domingo 29 de septiembre.
La temática general es “Las imágenes de la fe en el patrimonio europeo” y en la elaboración del programa han colaborado el Pontificio Consejo para la Cultura y los Museos Vaticanos. En ocasión de la Jornada la entrada a los Museos Vaticanos será gratuita.

Actos Pontificios
Ciudad del Vaticano, 24 septiembre 2013 (VIS).- El Santo Padre ha nombrado:
-Monseñor Bernard A. Hebda, hasta ahora obispo de Gaylord (EE.UU) como arzobispo coadjutor de Newark (superficie: 1.328; población 3.089.000; católicos: 1.427.000; sacerdotes: 774; religiosos: 1076; diáconos permanentes: 184), en Estados Unidos.

-Monseñor Raúl Martín, hasta ahora auxiliar de Buenos Aires (Argentina) como obispo de Santa Rosa (superficie: 143.440; población 348.000; católicos: 172.600; sacerdotes: 38; religiosos: 75), en Argentina.
-Monseñor Pietro Maria Fragnelli, hasta ahora obispo de Castellaneta (Italia) como obispo de la diócesis de Trapani (superficie: 1.089; población 208.216; católicos: 207.000; sacerdotes: 103; religiosos: 212; diáconos permanentes: 17), en Italia.

Nuevo Presidente del Consejo Pontificio de Laicos

-En el Pontificio Consejo para los Laicos ha confirmado como Presidente al cardenal Stanislaw Rylko; como Secretario al obispo Josef Clemens, hasta el final de sus períodos de cinco años en curso. Asimismo ha confirmado, hasta el 31 de diciembre de 2013, a los miembros y consultores del mismo pontificio.

-En el Pontificio Consejo para la Justicia y de la Paz ha confirmado como Presidente al Cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson; como Secretario al obispo Mario Toso; y a los miembros y consultores hasta el final de sus períodos de cinco años en curso.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Carlos Enrique Silva Ordenado Sacerdote de los "Padres Eudistas" en Araira, estado Miranda




Ramón Antonio Pérez
Fotos en FACEBOOK
@GuardianCatolic


 
Araira, 22 de septiembre de 2013.- Monseñor Nicolás Bermúdez, obispo auxiliar emérito de la Arquidiócesis de Caracas, confirió el sacramento del Orden Sacerdotal, al diácono Carlos Enrique Silva Camacho, de la Congregación Jesús y María, mejor conocidos como “Padres Eudistas”.

La Ordenación Sacerdotal se realizó este sábado 21, en la parroquia “Nuestra Señora del Carmen, de Araira, estado Miranda, en la que estuvo acompañado del Obispo de la Diócesis de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo, así como de un grupo de sacerdotes de esta comunidad religiosa y sacerdotes del clero guarenero y caraqueño que también le acompañaron. 

Carlos Silva nació en Caucagua, estado Miranda, el 8 de marzo de 1971; y de esta manera entrega su vida al servicio de Dios, como el culmen de una vocación que nació en Araira, su pueblo de crianza.

Durante la solicitud del Orden Sacerdotal, se conoció que su ingreso a la comunidad de los hijos de San Juan Eudes, tuvo una especial  motivación a través del padre Carlos de Abreu (cjm), quien fue párroco de la localidad, y le llevó a formar parte de esta familia religiosa el 25 de septiembre de 2004.








jueves, 12 de septiembre de 2013

Catedral de Caracas: Virgen de Coromoto recibe serenata en su día de aparición

 
Marianella Oráa, le cantó la Virgen de Coromoto en la Catedral de Caracas.
La Serenata la Virgen de Coromoto en la Catedral de Caracas ha cumplido cinco años de manera consecutiva con el objeto de honrar la Madre de Dios, como parte de una vivencia de la señora Aura Márquez, integrante de la Cofradía del Santísimo Sacramento de esta caraqueñísima parroquia “El Sagrario”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 12 de septiembre de 2013.- El padre Juan Carlos Silva presidió este miércoles 11 una eucaristía en la Catedral Metropolitana de Caracas, en ocasión del 361 aniversario de la aparición de la Virgen de Coromoto, momento propicio para que un grupo de artistas venezolanos le obsequiaran una serenata a la Madre de Dios.


El Padre Silva, párroco de “El Sagrario”, como se llama la Catedral de Caracas, realizó una intensa predicación en la que recordó episodios del compromiso de la Virgen María en su rol de Madre de Jesucristo y de la humanidad.

Habló de la aparición mariana a los Indios Cospes el 11 de septiembre de 1652, y de manera especial refirió el llamado al bautismo que les hizo la Virgen, como enseñanza para que los venezolanos tengan desde niños, derecho a ese sacramento.


El sacerdote pidió defender la vida y volver los ojos a la vida cristiana. Sus mensajes retumbaron en las naves de la Catedral caraqueña, siendo respondida su intervención con sonoros aplauso en señal de aprobación por parte de la feligresía que se dio cita para festejar a la Virgen María en su advocación de Coromoto.

Entretanto las cantantes Marianella Oraa Elías y Corina Prince e Isabelita Aparicio, le cantaron a María no sólo durante la eucaristía sino también al culminar la misma cuando le rindieron una serenata que deleitó a los concurrentes.


Las artistas estuvieron acompañadas del reconocido maestro arpista Luis Fajardo y su agrupación integrada por el bajista Emilio Marchena, Franklin Hernández en el cuatro, y en las maracas, Víctor Sánchez.

De igual manera la fiel devota coromotana, Minerva Leiva, leyó estrofas de algunos poemas que ha compuesto a la Madre Celestial.

La serenata la Virgen de Coromoto en la Catedral de Caracas ha cumplido cinco años de manera consecutiva. Fue organizada por Doris de Rodríguez, Aura Márquez, Beda Torres y Solángela Rangel, integrantes de la Cofradía del Santísimo Sacramento de esta parroquia.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Ledezma: “Los tiempos difíciles necesitan de fe y de persistencia”

Durante celebración de misa por la Virgen de Coromoto el Alcalde Metropolitano dijo que “los tiempos difíciles necesitan de fe y de persistencia”

El Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, acompañado de su esposa Mitzy de Ledezma, entregó una ofrenda floral a la Virgen de Coromoto, con motivo de la celebración de su día este 11 de septiembre, durante una eucaristía en el templo dedicado a esta advocación mariana en El Paraíso, y que fue presidida por el Cardenal Jorge Urosa Savino.

Ledezma aprovechó la oportunidad para pedir por el bienestar y el futuro de todos los venezolanos. “Hoy se conmemora el día de la patrona de nuestro país, es por ello que estamos aquí para pedirle a la Virgen por todos los venezolanos, por todo el país. Esta es una hora de dificultades  en la que es necesario poder contar con la fe, con el espíritu  de cada uno de nosotros, de cada joven, de cada mujer y de cada trabajador”.

Hizo referencia a la importancia de la fe católica ante las adversidades. Aseguró que la fe es un motor que promueve grandes cambios en una sociedad. “Los tiempos difíciles necesitan de mucha fe, de persistencia, de la capacidad de lucha de un pueblo, las crisis son grandes oportunidades. Estoy seguro que con la ayuda de la Virgen de Coromoto, la patrona de nuestro  país, Venezuela saldrá adelante”.

El Alcalde Metropolitano de Caracas hizo un llamado a la unión y a la esperanza en todos los venezolanos. 

“Esta plegaria es por todos, por la unidad de un pueblo, por la confraternidad de un pueblo, por la prosperidad de un pueblo para que nos ayude la virgen a salir adelante. Desde luego cada venezolano tiene la potestad de salir adelante, no podemos esperar que la virgen lo haga todo, necesitamos la fe y la persistencia. En cada adversidad siempre hay una oportunidad. Los pueblos valientes son los que convierten la adversidad en una gran oportunidad”.


Durante la celebración estuvo acompañado por el candidato de la Mesa de la Unidad para la Alcaldía de Libertador, Ismael García y por el Diputado Richard Blanco.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.