sábado, 28 de mayo de 2011

jueves, 26 de mayo de 2011

Venezolanos se alistan para el IV Congreso Eucarístico Nacional 2011



Monseñor Manuel Felipe Díaz Sánchez, presidente de la Comisión de Liturgia de la CEV y Monseñor Henry W. Padilla, responsable de las actividades del IV Congreso Eucarístico Nacional en la Arquidiócesis de Caracas.

Un Congreso Eucarístico debe considerarse según el Ritual Romano “de la comunión y del culto a la Eucaristía fuera de la Misa” (1973) n, 109, “como una estación a la cual una Iglesia local invita a las otras de la misma región o de la misma nación o del mundo entero”.

Ramón Antonio Pérez
Caracas, 26 de mayo de 2011.- La Comisión Nacional de Liturgia de la Conferencia Episcopal Venezolana junto con la Arquidiócesis de Caracas, preparan con ahínco las actividades que se cumplirán en esta ciudad, desde el jueves 23 al domingo 26 de junio, con motivo de la celebración del IV Congreso Eucarístico Nacional 2011, cuyo lema es “La Eucaristía: Pan de Vida para Venezuela”.
De esta manera lo informó el responsable de este congreso, Monseñor Henry W. Padilla, precisando que “están contempladas cincuenta ponencias donde se abordará un temario de tres aspectos fundamentales centrados en la Eucaristía, que se realizarán en el Colegio San José de Tarbes, de El Paraíso; mientras la clausura será una Solemne Celebración Eucarística concelebrada por todos los obispos de Venezuela, alrededor de 150 sacerdotes y numerosos fieles en la avenida Francisco de Miranda, a la altura de Parque Cristal, el domingo 26 de junio, a las 9 de la mañana”.
Vida implica compromiso de fe
El también párroco de Nuestra Señora de La Candelaria, explicó que hace dos años se iniciaron los preparativos del IV Congreso, “tratando de hacer llegar a todos los venezolanos creyentes y participantes en la Iglesia Católica esta invitación a que hagamos de esos días una verdadera jornada de oración, de estudio, de reflexión, de comunidad, de fraternidad, en torno al gran sacramento de la vida de la fe: la Eucaristía”.
En torno al lema del congreso destacó que “vida implica compromiso de fe en el respeto a los demás, dar testimonio de reconciliación, de fraternidad, de unidad, de alegría, de servicio desinteresado; testimonio de perdón, de aceptación. Al fin y al cabo, una vida que sigue un solo ideal: amar, conocer y servir a Jesucristo en la Iglesia”.
Expuso que un Congreso Eucarístico es volver sobre las raíces de la fe. “Se reúnen todas las comunidades cristianas católicas de un país, sus obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas; sus laicos jóvenes, niños, adultos y ancianos. A lo mejor, no en el mismo sitio, pero sí en sus respectivas comunidades para estas jornadas especiales de oración, de estudio, de reflexión, de vida de comunidad y de comunión, de alabanza, de celebración litúrgica, de fraternidad en torno a la presencia de Jesucristo en la Eucaristía”. 
"Es un momento de lucidez en medio de tanto trabajo, de tanto dolor, de tanta angustia, problemas y preocupaciones, alegrías y proyectos para recordarnos el caudal de gracias que manan de la Eucaristía para reconfortar y salvar nuestras almas”.
El último Congreso Eucarístico
Sacerdotes, religiosos y laicos responsables del IV Congreso Eucarístico Nacional se reunieron del 17 al 18 de mayo en la sede de la CEV para afinar detalles de la actividad en Caracas.
Venezuela ha celebrado tres congresos eucarísticos nacionales, todos en Caracas, según se desprende del Calendario Litúrgico 2010 – 2011: el primero fue en el año 1889; el segundo en 1907; y el último en El Paseo de Los Próceres, en 1956.
“Fue un gran acontecimiento que convocó a muchísimos católicos venezolanos y a extranjeros, obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos, laicos y una gran cantidad de niños que recibieron por vez primera la Comunión. Reunirnos ahora de nuevo, después de 57 años, -que ya es demasiado- para re-acercarnos a la eucaristía con una nueva motivación, un nuevo ardor, un amor renovado que renovará nuestras comunidades en Jesucristo”, expresó Monseñor Padilla.
El IV Congreso también está enmarcado en el ámbito de la Misión Continental Evangelizadora y con las mismas líneas del Concilio Plenario de Venezuela. “Nos brindará la oportunidad de profundizar en este misterio salvífico de la eucaristía en sus diferentes ámbitos, desde diferentes aspectos, pero sobre todo en las repercusiones que debe tener en nuestra vida privada, familiar y comunitaria (…). Estará dirigido a toda persona que quiera compartir y celebrar la eucaristía en un ámbito de estudio, de alegría y de fe, y, sobre todo, desde una nueva proyección”, indicó.
La temática
Sacerdotes posan para la fotografía oficial después de la reunión de trabajo en la CEV.
Monseñor Padilla dio a conocer un listado de temas que serán tratados en la etapa de preparación y durante el congreso. Entre otros mencionó La Celebración Dominical de la Eucaristía; el sentido del Domingo; apuntes sobre el contenido de la Misa; estructura fundamental de la Santa Misa; gestos y símbolos de la celebración eucarística; los ornamentos litúrgicos: significado y sentido; María y la Eucaristía; la Eucaristía se hace Misión; La Eucaristía, nexo inseparable entre Comunión y Misión; La Familia y la Eucaristía; y La Familia, los Jóvenes, los Niños y la Eucaristía, Eucaristía y Sociedad contemporánea. 
“Estos temas nos ayudan en nuestra vida cotidiana de cristianos”, dijo.
Cabe recordar que el IV Congreso fue convocado por la CEV mediante un Pregón que dio a conocer el 12 de enero pasado. Los Obispos esperan con este Congreso Eucarístico “glorificar, como nación cristiana, a Jesús presente en el Santísimo Sacramento”; “reafirmar y proclamar nuestra fe en el Cristo eucarístico, el Cristo del sacrificio supremo por la humanidad”; reunirse “alrededor de nuestro Señor y Dios para dar una contribución y un impulso especial a la nueva evangelización, partiendo de la asamblea eucarística, de la Palabra y de la oración en común”; y “hacer presente el mandato de Cristo: “Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo” (Jn 20, 21). Es el envío que hace el Padre, a través del Hijo, a la Iglesia que camina en la historia, guiada por el Espíritu Santo”, dice el pregón.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Gobernador de Miranda Henrique Capriles Radonski visita sectores de Guarenas afectados por lluvias



Guarenas, 18 de mayo de 2011.- Las últimas lluvias registradas sobre gran parte del territorio nacional han ocasionado numerosas contingencias, en el estado Miranda se produjo el desbordamiento del río Guarenas en el municipio Plaza, para verificar esta situación, el gobernador Henrique Capriles Radonski, efectuó cerca de la medianoche de este martes, una inspección al Campamento Ochoa, sede de Mantenimiento Miranda en la zona y lugar donde permanecen alrededor de 20 familias alojadas, porque sus viviendas resultaron anegadas.

Las personas afectadas recibieron de forma inmediata de parte del Fondo Social Miranda, colchonetas, agua potable, alimentos y cobijas. Está previsto que estos lugareños permanezcan en el Campamento hasta que las cuadrillas de Mantenimiento Miranda limpien los sectores donde residen, y que personal de Protección Civil Miranda verifique el grado de afectación de sus casas.

CELAM instala XXXIII Asamblea Ordinaria en Montevideo

El Arzobispo de Maracaibo y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera y el Arzobispo de Mérida, Monseñor Baltazar Porras, encabezan la delegación venezolana desde este 16 de mayo hasta el 21. El objeto será abordar temas amplios según las realidades de cada zona del continente latinoamericano, y además, elegir a las nuevas autoridades para el período 2011-2015, según refiere Monseñor Porras en la web site del CELAM.
Ramón Antonio Pérez  
Montevideo, 18 de mayo de 2011.- Desde este 16 de mayo y hasta al 21, se desarrolla en la ciudad de Montevideo (Uruguay), la XXXIII Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), con la participación de 75 altos dignatarios de la Iglesia Católica, de los cuales 6 son Cardenales y 50 Obispos de las 22 Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe, que de acuerdo con los estatutos se realiza cada dos años.
Según declaraciones del Arzobispo de Mérida, Monseñor Baltazar Porras, vertidas en el portal del máximo organismo de la Iglesia latinoamericana, “la Asamblea de este año es electiva porque, además de examinar la gestión de los cuatro años 2007-2011, procederá a la elección de la nueva presidencia del CELAM para el período 2011-2015”. Así también recuerda que, para el nombramiento, serán consultadas las Conferencias Episcopales que deben presentar a algunos candidatos para estas funciones pastorales. “Se trata de un servicio a la Iglesia en América Latina, donde la creatividad, la disponibilidad y la iniciativa deben ser características dominantes”, dice la nota informativa del CELAM.
El actual Presidente del CELAM, Monseñor Raymundo Damasceno Assis, Arzobispo de Aparecida, fue nombrado recientemente Presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil y ello conlleva una alta responsabilidad por lo que no se descarta otra elección. (véase Fides 03/05/2011). Los demás cargos actuales son: Mons. José Leopoldo González González, Obispo Auxiliar de Guadalajara en México, que es el Secretario General del CELAM y el Padre Sidney Fones Vicesecretario General.
De forma especial, para esta ocasión, han sido invitados a participar el Prefecto de la Congregación de los Obispos y Presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, el Cardenal Marc Ouellet, junto con el vicepresidente y el Nuncio Apostólico en Uruguay, Mons. Anselmo Pecorari; el Presidente de la CLAR (Confederación de religiosos y religiosas), fr. Paulo Oetry FSC, otras autoridades y representantes de los órganos eclesiales, según revelan las agencias católicas.
El Cardenal Ouellet es un estrecho colaborador del Papa. Fue designado por el Papa Benedicto XVI en junio de 2010 como Prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Pontificia Comisión para América Latina.
En su carácter de Prefecto de la Congregación para los Obispos asiste al Papa en todo lo que se refiere al nombramiento de los obispos y al recto ejercicio de su función pastoral, ofreciéndoles toda clase de colaboración.
La Pontificia Comisión para América Latina que preside, fue creada por Pío XII en 1958 con el fin de aconsejar y ayudar a las Iglesias particulares del "continente de la esperanza".




martes, 17 de mayo de 2011

CARDENAL JAIME ORTEGA: “Desde Cuba han aconsejado a Chávez que suavice su actitud contra la Iglesia católica”



Arzobispo de La Habana, Cuba
Cardenal Jaime Ortega Alamino.

Así lo admitió el Cardenal de Cuba, Jaime Ortega, quien visita Estados Unidos para recibir un doctorado Honoris Causa en la Universidad de Creighton, Omaha. 
Informó asimismo que la cifra de presos políticos liberados ya asciende a 120. Doce de ellos decidieron permanecer en Cuba.



Fanny Pérez
CNP 3306
Correo: fannyperez13@gmail.com  

Omaha, Nebraska, 16 de mayo de 2011.- El Cardenal de Cuba, Jaime Lucas Ortega Alamino de visita en la ciudad de Omaha, Nebraska (EUA) comentó, al ser interrogado sobre la situación de constantes y recurrentes ataques del gobierno del Presidente Hugo Chávez contra la iglesia católica venezolana que, “sabemos que el mandatario venezolano mas bien ha recibido la sugerencia desde Cuba de disminuir y suavizar esa actitud” que mantiene contra los vicarios de Cristo en la tierra de Simón Bolívar.
Esta afirmación fue formulada al término de una lectura que el purpurado ofreció en la Universidad Jesuita de Creighton ubicada en esta ciudad. Esta casa de estudios le formuló esta invitación al Cardenal Ortega a fin de conferirle el Doctorado Honoris Causa en Leyes este sábado 14 de Mayo de los corrientes.
Al Prelado católico se le preguntó su opinión sobre este tópico dado que existen puntos de coincidencia entre el proceso de ataques, prohibiciones y persecución que le ha tocado vivir a la iglesia católica cubana durante las ultimas 5 décadas. Se le preguntó su opinión sobre la similitud que existe entre lo que sufrió la iglesia cubana y lo que hoy le ha tocado vivir la iglesia católica venezolana, a lo que el respondió sobre el conocimiento que él tiene del consejo que ha recibido el gobierno venezolano desde la isla caribeña para que disminuya y suavice ese tipo de actitud.
Cuando se le preguntó además si tenía alguna recomendación en particular a los católicos venezolanos, en torno a este aspecto que vive la iglesia en ese país, solo dijo que los exhortaba a recubrirse de mucha perseverancia y paciencia.
El Prelado quien ha sido la cabeza visible de la visita de Juan Pablo II a la isla cubana en el año 1998, así como también en la reciente negociación de la liberación de los presos políticos cubanos, dijo que el total de reclusos liberados de las cárceles cubanas hasta la fecha totaliza 120. Esta cifra incluye los 53 liberados (presos políticos desde el 2003). Aclaró que, de este grupo de ex-prisioneros, 12 decidieron permanecer en Cuba, uno fue a Estados Unidos y el resto se encuentra en España con sus familiares, explicó el Arzobispo.
Durante este evento, en Omaha, el Cardenal cubano quien recibió cálidos saludos de sus connacionales exilados, afirmó que los obispos de Cuba, durante las últimas 5 décadas han emulado y asumido el mismo papel que cumplió “Jesucristo quien no se expresaba con palabras duras y grandes discursos; era un  incomprendido por los suyos y  castigado por sus adversarios. Los obispos de Cuba han tratado ser pastores de ese modo”, dijo el máximo representante de la iglesia católica en la Habana.
Acotó que los cristianos no han sido perseguidos por tratar de derribar las estructuras políticas de ningún gobierno sino por presentar la doctrina católica tal como ella es. “Lo mismo le sucede a los cristianos en Egipto, Filipinas, Afganistán y otros países donde los cristianos son perseguidos”.
Hizo un recuento histórico de la iglesia cubana desde 1959 hasta 2011 y aseguró que la evolución ha pasado por varios períodos: durante el  primer año todos aceptaron fácilmente el triunfo de la Revolución. Pero un año después, comienza la confrontación que se caracterizó por cierre de escuelas católicas; sacerdotes saliendo de Cuba y exaltados  atacando las iglesias. “La iglesia quedó disminuida sin posibilidad de comunicarse con sus fieles”, dijo. Caracterizó esa etapa como el periodo de “La Iglesia del Silencio”.
Entre 1962-66 llega la etapa del recrudecimiento de la confrontación: un sacerdote es encarcelado por 10 años, el Seminario en La Habana es ocupado; se suspende el ingreso de sacerdotes a la Isla. “Este segundo ataque deja a la iglesia mas aterrorizada”, recuerda. Esta etapa se extiende hasta 1980. Menciona que muchos laicos dieron un testimonio sumamente valeroso en apoyo de la iglesia. Muchos de ellos se quedaron en Cuba a pesar de las grandes condiciones de pobreza, dijo Ortega.
Dijo que la iglesia, tuvo altas y bajas a partir de 1980, pero que se celebró un Encuentro Eclesial en 1981, tan importante que él considera dividió a la historia de la iglesia cubana en “antes y después de ese encuentro”. “Después de ese encuentro, la iglesia cubana va en un ritmo ascendente que concluye con la visita del Papa Juan Pablo II”.

Diálogo de la Iglesia con las Autoridades

La actitud de la Iglesia, dijo el Cardenal Ortega, hasta el día de hoy, ha sido el diálogo “entre la iglesia y las autoridades”. Recuerda que tras la visita de Juan Pablo II a la isla cambiaron muchas cosas, como por ejemplo que los sacerdotes pudieran visitar las cárceles, que las hojas informativas católicas pudieran tener difusión y también que se haya hecho mas fluido “el dialogo con las autoridades”.
Mencionó que la iglesia, en la actualidad, celebra el Trienio del 400 aniversario de la aparición de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de los cubanos. La iglesia cubana ha promovido la peregrinación de la imagen de esta virgen bajo el lema “La Caridad nos Une” por todos los poblados de la isla. Mencionó que ha sido tan efusiva la respuesta de los cubanos en esta peregrinación de la imagen de la Virgen “que se observan concentraciones e poblados de hasta 40 mil personas, sin importar su militancia política”.  
Dijo además que en este momento, los cubanos que están fuera y dentro, deben iniciar una reconciliación que “incluya el perdón y la comprensión, actitud que es más fácil de practicar para los que estamos dentro de Cuba. Tiene que haber comprensión por parte de los que están afuera pues necesitan una mejor inserción en la realidad, ya que ellos lidian con muchos recuerdos y carecen de la vivencia y la inmediatez”.
  


domingo, 15 de mayo de 2011

Instrucción Universae Ecclesiae, o el derecho de la Misa Extraordinaria para los fieles católicos


Los católicos venezolanos no participamos de misas en Latín y según los ritos “tradicionalistas” desde hace más de treinta o cuarenta años. Al menos, quien esto escribe, no recuerda haber participado en celebración eucarística alguna en la que se cumpliera la forma extraordinaria. Es que en Venezuela, al igual que en buena parte de los países de América Latina, la celebración de la Santa Misa en lengua española siempre fue un buen argumento para aceptar los vientos de cambio que trajo el Concilio Vaticano II.

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 15 de mayo de 2011.- Los tiempos cambian pero los contenidos de la fe en Jesucristo son los mismos y la razón la misma: la salvación del hombre. Después de muchos momentos de tensión, de duras discusiones, suspensiones y ciertas divisiones por posturas radicales, hoy, prácticas aprendidas en la era post conciliar muy bien se pueden dar la mano con aquellas que habían quedado para creyentes enmarcados dentro de lo que se denomina el rito tridentino. 
De allí que debe ser interesante, todo lo que de ahora en adelante suceda dentro de la Fe Católica si con amplitud se ponen en práctica las indicaciones de la Instrucción Universae Ecclesiae, que el  viernes 13 de mayo, dio a conocer la Santa Sede. Son varias las indicaciones, pero un aspecto a tomar en cuenta debe ser el refuerzo de la enseñanza del latín y facilitar la practica del “nuevo rito” para que, ciertamente, se convierta en una opción de la predicación del Mensaje de Jesucristo y la Salvación que trajo al hombre, que a fin de cuentas es lo que realmente importa.

Aspectos generales del Congreso sobre Summorum Pontificum en Roma.
Fotos cortesía de www.rinascimentosacro.org
 
Desde la referida fecha comenzó en Roma el Congreso sobre Summorum Pontificum, durante el cual una de las conferencias estuvo a cargo del secretario de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, Monseñor Guido Pozzo, quien ha explicado el significado del nuevo documento. Además con la ayuda de blogueros y de las agencias católicas, poco a poco, los que llegamos a la Fe “desde Juan Pablo II para acá”, vamos entendiendo que se trata de no seguir con barreras entre católicos “tradicionalistas” o “progresistas”, sino que todos somos cristianos, y el reconocimiento a este rito tridentino de parte de parte del Papa Benedicto XVI es un paso importante para la Unidad dentro de la propia Iglesia Católica. De igual manera, el Sacramento Fundamental de nuestra fe: la EUCARISTÍA, debe seguir dándonos las fuerzas para comprender todo el misterio de la Salvación que nos trajo Nuestro Señor Jesucristo, no para un grupito sino para todo el mundo.

Desconozco si actualmente en Venezuela hay templos o sacerdotes practicantes del rito “tradicionalista”, porque me gustaría participar y de esta manera tener un mejor conocimiento sobre este asunto. En tal sentido creo que es importante fomentar un gran esfuerzo de formación para los sacerdotes, religiosos y laicos de manera que se facilite dentro de esta renovación litúrgica la belleza del arte, los canto sacros, el silencio, la comunión arrodillada y directa de manos del sacerdote, entre otros, como han descritos quienes conocen este rito. 
A continuación la exposición de Monseñor Guido Pozzo para comprender este nuevo aspecto entre quienes somos recién llegados a la Fe en nuestro Señor y en nuestra Iglesia Católica:
**********************************************************************************
Monseñor Guido Pozzo 
La Constitución litúrgica Sacrosanctum Concilium del concilio Vaticano II afirma que “la Iglesia, en aquello que no afecta a la fe o al bien de toda la comunidad, no pretende imponer, ni siquiera en la Liturgia, una rígida uniformidad” (n. 37). No se les escapa a muchos que actualmente está en juego la fe, por lo que es necesario que las legítimas variedades de formas rituales deban reencontrar la unidad esencial del culto católico. El Papa Benedicto XVI lo recordó seriamente: “En nuestro tiempo, en el que en amplias zonas de la tierra la fe está en peligro de apagarse como una llama que no encuentra ya su alimento, la prioridad que está por encima de todas es hacer presente a Dios en este mundo y abrir a los hombres el acceso a Dios. No a un dios cualquiera, sino al Dios que habló en el Sinaí; al Dios cuyo rostro reconocemos en el amor llevado hasta el extremo (cf. Jn 13,1), en Jesucristo crucificado y resucitado” (Carta a los obispos con ocasión del levantamiento de la excomunión a los cuatro obispos consagrados por el arzobispo Lefebvre, 10 de marzo de 2009).
El beato Juan Pablo II afirmaba a su vez que “la sagrada liturgia expresa y celebra la única fe profesada por todos y, dado que constituye la herencia de toda la Iglesia, no puede ser determinada por las Iglesias locales aisladas de la Iglesia universal” (Encíclica Ecclesia de Eucaristia, n. 51) y que “la liturgia nunca es propiedad privada de alguien, ni del celebrante ni de la comunidad en que se celebran los Misterios” (n. 52). En la constitución litúrgica se afirma además: “el sacrosanto Concilio, ateniéndose fielmente a la tradición, declara que la Santa Madre Iglesia atribuye igual derecho y honor a todos los ritos legítimamente reconocidos y quiere que en el futuro se conserven y fomenten por todos los medios” (n. 4). La estima por las formas rituales es el presupuesto de la obra de revisión que, de tanto en tanto, se vuelve necesaria. Ahora bien, las dos formas, ordinaria y extraordinaria, de la liturgia romana son un ejemplo de recíproco incremento y enriquecimiento. Quien piensa y actúa en forma contraria socava la unidad del rito romano que debe ser fuertemente salvaguardada, no desarrolla una auténtica actividad pastoral ni una correcta renovación litúrgica, sino que priva a los fieles de su patrimonio y de su herencia, a la que tienen derecho.
En continuidad con el magisterio de sus predecesores, Benedicto XVI promulgó en el 2007 el motu proprioSummorum Pontificum, con el cual hizo más accesible para la Iglesia universal la riqueza de la liturgia romana, y ahora dio mandato a la Pontificia Comisión Ecclesia Dei para publicar la instrucción Universae Ecclesiae con el fin de favorecer correctamente su aplicación.
En la introducción del documento se afirma: “Con tal motu proprio el Sumo Pontífice Benedicto XVI ha promulgado una ley universal para la Iglesia” (n. 2). Esto significa que no se trata de un indulto, ni de una ley para grupos particulares, sino de una ley para toda la Iglesia, que, dada la materia, es también una “ley especial” que “deroga aquellas medidas legislativas inherentes a los ritos sagrados, promulgadas a partir de 1962, que sean incompatibles con las rúbricas de los libros litúrgicos vigentes en 1962” (n. 28).
Debe ser recordada aquí la regla de oro patrística, de la que depende la comunión católica: “cada Iglesia particular debe concordar con la Iglesia universal, no solo en cuanto a la doctrina de la fe y a los signos sacramentales, sino también respecto a los usos universalmente aceptados de la ininterrumpida tradición apostólica, que deben observarse no solo para evitar errores, sino también para transmitir la integridad de la fe, para que la ley de la oración de la Iglesia corresponda a su ley de fe” (n.3). El célebre principio lex orandi-lex credendi, referido en este número, está en la base de la restauración de la forma extraordinaria: no ha cambiado la doctrina católica de la Misa en el rito romano, porque liturgia y doctrina son inseparables. Puede haber, en una y otra forma del rito romano, acentuaciones, énfasis, expresiones más marcadas de algunos aspectos respecto a otros, pero esto no afecta la unidad sustancial de la liturgia.
La liturgia ha sido y es, en la disciplina de la Iglesia, materia reservada al Papa, mientras que los ordinarios y las conferencias episcopales tienen algunas competencias delegadas, especificadas en el derecho canónico. Además, la instrucción reafirma que hay ahora “dos formas de la Liturgia Romana, definidas respectivamente ordinaria y extraordinaria: son dos usos del único Rito romano (…) Ambas formas son expresión de la misma lex orandi de la Iglesia. Por su uso venerable y antiguo, la forma extraordinaria debe conservarse con el honor debido” (n. 6). El número siguiente refiere un pasaje clave de la carta del Santo Padre a los obispos, que acompaña el motu proprio: “No hay ninguna contradicción entre una y otra edición del Missale Romanum. En la historia de la Liturgia hay crecimiento y progreso pero ninguna ruptura. Lo que para las generaciones anteriores era sagrado, también para nosotros permanece sagrado y grande y no puede ser  improvisamente totalmente prohibido o incluso perjudicial” (n. 7).
La instrucción, en línea con el motu proprio, no concierne sólo a cuantos desean continuar celebrando la Misa de del mismo modo en que la Iglesia lo ha hecho sustancialmente desde hace siglos; el Papa quiere ayudar a todos los católicos a vivir la verdad de la liturgia para que, conociendo y participando en la antigua forma romana de celebración, comprendan que la constitución Sacrosanctum Concilium quería reforma la liturgia en continuidad con la tradición.
**************************************************************

sábado, 7 de mayo de 2011

Mirandinos veneran con fe y devoción a la Santa Cruz



Los habitantes de Guatire en el municipio Zamora del estado Miranda, se levantaron muy temprano con el repique de campanas que anunciaban la fiesta de su santa patrona: La Santa Cruz de Pacairigua.
Monseñor Gustavo García Naranjo presidió la eucaristía en Guatire, acompañado de un grupo de sacerdotes de la zona.
Por su parte, en horas de la tarde del miércoles 3 de mayo, el Gobierno de Miranda a través de la Dirección de Cultura, recibió en las instalaciones del Complejo Cultural Cecilio Acosta de Los Teques, a estudiantes de escuelas públicas y privadas de la ciudad capital, quienes participaron en el Velorio de Cruz de Mayo.

La información fue suministrada por Melín Nava, directora de Cultura Miranda, quien detalló que cada colegio trajo cruces decoradas con flores de la temporada, frutas, papeles y cintas de muchos colores. “En el campo, se le canta a la Cruz para darle la bienvenida a la época de buenas cosechas, por lo que se le pide la llegada de las lluvias para que la tierra resplandezca luego de los períodos de sequía”.

Dijo que también a la Cruz se le puede rezar o cantar en señal de agradecimiento por algún favor recibido, que puede ir desde la cura de una enfermedad o la prosperidad en el negocio. “Aún cuando la celebración de esta festividad dura todo el mes de mayo, en algunas regiones de Venezuela se vive en su máxima expresión el día 3, durante el cual se hacen los conocidos ‘Velorios de Cruz’, que pueden llegar hasta el amanecer”.
    
Navas destacó que este miércoles, estudiantes de la Escuela Taller, los Tricolores, Pedro Camejo, Nuestra Señora del Carmen, Paraguay, Boyacá, Jesús María Sifontes, entre otros, realizaron el Velorio de las Cruces y además escenificaron un viaje por diferentes regiones del país donde se acostumbra a conmemorar la manifestación cultural.

“En Miranda y en la Región Central de Venezuela se cantan fulías y se recitan décimas. La actividad de este miércoles permite que nuestros estudiantes conozcan las festividades culturales que nos representan y que forman parte de nuestro acervo”. 

martes, 3 de mayo de 2011

Venezolanos festejaron Beatificación de Juan Pablo II


 Los católicos de Venezuela no estuvieron ajenos a la Beatificación y desde temprano, muchas parroquias y gobiernos locales organizaron actividades para sumarse a las programadas en El Vaticano. Los estados Táchira y Zulia, cruzando el país hasta Sucre y Bolívar, o en diversos rincones del Área Metropolitana de Caracas, los venezolanos mostraron el afecto por el “Papa Amigo”.

Ramón Antonio Pérez

El Cardenal Urosa presidió una eucaristía en Parque Miranda denominado a Juan Pablo II como “el  Papa de la Misericordia”.
Foto: Guillermo Suárez.
Caracas, 03 de mayo de 2011.- El Papa Juan Pablo II “consagró su vida a proclamar por el mundo entero que Cristo es el “Redentor del hombre, el salvador de la humanidad de todos los enemigos de la felicidad humana: el pecado, la maldad, el demonio y la muerte”. De esta manera se expresó el Cardenal Jorge Urosa Savino durante la misa que presidió este domingo 1 de mayo, a partir de las 3 de la tarde, en el Parque Miranda “José Joaquín ‘Papá’ Carrillo de Los Dos Caminos, con motivo de la beatificación del “Papa viajero” y la fiesta de Jesús de la Misericordia.
Foto: Justyne Zun-Dalloul.
El Purpurado estuvo acompañado del Nuncio Apostólico en Venezuela, Monseñor Pietro Parolin; los obispos auxiliares de Caracas: Monseñor Saúl Figueroa Albornóz, Monseñor Jesús González de Zárate y Monseñor Luis Tineo, además de un nutrido grupo de sacerdotes, seminaristas y miembros de los diferentes grupos de apostolado de la Arquidiócesis de Caracas que llenaron el coso deportivo. Igualmente, entre las personalidades que participaron de esta celebración eucarística se encontraban el Gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski y el Embajador de Polonia, Jacek Hinz.
El Arzobispo de Caracas resaltó las virtudes de Juan Pablo II. “Es beato porque siguió a Cristo durante toda su vida con intensidad, con emoción, con viva fe y con ardiente e inmenso amor. Y porque lo siguió especialmente cargando con la cruz de la agresión asesina, del trabajo esforzado, del gozoso cumplimiento del deber cotidiano, y especialmente con la cruz de la enfermedad que lo golpeó durante los últimos años de su larga y esplendorosa existencia”, dijo.
Juan Pablo II  en Venezuela
Adrián Guacarán volvió a interpretar  la famosa canción "El Peregrino", trayendo gratos recuerdos a los presentes en el Parque Miranda de Los Dos Caminos.
Foto: Guillermo Suárez.
Niño descendiente de polacos
vestido al modo tradicional.
Foto: Justyne Zun-Dallou
l.
El Cardenal Urosa recordó las ocasiones en las que el “El Peregrino de la Esperanza” estuvo en Venezuela: “del 26 al 29  enero de 1985 y del 8 al 11 de  febrero de 1996”. Destacó que en esos pocos días “se encontró con gente de toda Venezuela: en Caracas, Maracaibo, Mérida, Ciudad Guayana y Guanare”, además, “con personas de todos los ambientes: obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas, seglares, trabajadores, empresarios, políticos”.
Recordó el momento cuando el Papa JP II “saludó con particular afecto a los presos del Retén de Catia, expresándoles su compasión, y abogando por la reforma del sistema carcelario”. Acotó que “a todos, con gran cariño, quiso comunicarnos la fe viva en Cristo que animaba su existencia (…) quiso invitar a todos los venezolanos a ir por el camino de la paz y de la felicidad, que es el cumplimiento de la palabra del Señor, de los 10 Mandamientos de la ley de Dios, de la justicia y la caridad”, expresó en su homilía.
Adrián Guacarán rememoró la primera visita del Santo Padre Juan Pablo II a Venezuela interpretando la inolvidable canción "El Peregrino" en el momento de la comunión. Muchos rostros se vieron compungidos por aquellos gratos recuerdos cuando el ahora Beato, hizo subir al altar al pequeñín de Caucagua, estado Miranda para fundirse en un abrazo al terminar la canción. Esta vez, el Cardenal Urosa presentó un afectuoso saludo al todavía joven Guacarán y frente a la concurrencia del Parque Miranda se hizo tomar varias gráficas para la posteridad, mientras la feligresía reventaba en merecidos aplausos.
El Cardenal Jorge Urosa junto al cantante Adrián Guacarán, acompañado a su derecha por el Nuncio Apostólico, Monseñor Pietro Parolin, y a la izquierda por el recién nombrado Obispo de Puerto Cabello, Monseñor Saúl Figueroa.
Foto: Guillermo Suárez.
El Embajador de Polonia, Jacek Hinz, habló de la importancia que significó en su país el testimonio de los cristianos en su lucha contras el nazismo y el comunismo.
Foto: Guillermo Suárez.

El Cardenal Jorge Urosa Savino recibe los saludos del Gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, al finalizar la Misa en honor a la Beatificación de Juan Pablo II en Parque Miranda.
Foto: Guillermo Suárez.
Aspecto general de la eucaristía en Parque Miranda. Resalta la imagen de Jesús de la Misericordia
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En Montalbán
Develaron estatua y cuadro de Juan Pablo II

Tres horas antes, a las 12 del mediodía, en la Rectoría Nuestra Señora de la Visitación, en la urbanización Montalbán de Caracas, también se dio inicio a los festejos por la beatificación de Su Santidad Juan Pablo II, con la realización de una procesión, eucaristía, la bendición de dos cuadros (uno del nuevo Beato y otro de Jesús de la Misericordia) y la develación de un busto que muestra sonriente al nuevo Beato.
Monseñor Nicolás Bermúdez presidió la eucaristía en Montalbán. 
La misa fue presidida por el obispo auxiliar emérito de Caracas, Monseñor Nicolás Bermúdez junto al rector de este templo, padre José Gregorio Salazar y el director nacional de Pastoral Familiar e Infancia de la CEV, presbítero Antonio Velásquez. Posteriormente se sumaron el Nuncio Apostólico, Monseñor Pietro Parolin y el exarca apostólico de la Iglesia oriental melkita en Venezuela, Monseñor George Kahhale.
Pintura de Juan Pablo II en la Iglesia La Visitación de Montalbán. 
El busto de Juan Pablo II en Montalbán.
Representantes de Polonia presentes en la eucaristía. 
Igualmente hizo acto de presencia el alcalde metropolitano Antonio Ledezma, en compañía del diputado Richard Blanco y una comitiva. Ya se encontraban en el Templo de La Visitación, el representante de la Embajada de Ecuador Ramón Torres Galarza y la responsable del Consulado de Polonia, Paula Fanderowska Granicsny, entre otros.
Testigo insigne del anuncio papal

Durante la homilía, Monseñor Nicolás Bermúdez relató experiencias personales inéditas vividas en cercanías a Karol Wojtyla, antes de ser nombrado Papa. "En la tarde del 16 de octubre de 1978 tuve la fortuna de estar en la Plaza San Pedro esperando la aparición del humo blanco. Estaba con el Rector del Colegio Polaco que días antes había llevado al Vaticano a su cardenal". Narró el Obiso que "en la logia central de la Basílica de San Pedro, el Cardenal Pericle Felice con la solemnidad que corresponde al momento dice: ´Anuntio vobis gaudium magnum´. Anuncia al mundo en expectativa el nuevo Papa: Karol Wojtyla".

Prosiguió Monseñor Bermúdez que al oir un nuevo nombre para los periodistas, uno de ellos dice: "Es un Papa Africano". Esto porque en más de cuatrocentos años un nombre no originario de Italia era elegido Papa y sonaba raro a los oídos de los comunicadores... "Mi compañero, el Rector del Colegio Polaco desaparece entre la multitud... Me había contado que cuando lo dejó antes del cónclave le dijo al Cardenal: "¿Y si lo eligen Papa...? La respuesta de Karol Wojtyla fue algo así como "no digas tonterias", refirió.

Comentó que aquel hombre de 58 años se "presentó a la multitud expectante en la logia central de la Basílica en un diálogo directo: No se si puedo expresarme bie e su idioma en nuestro idioma italiano. Si me equivoco ustedes me corregirán". Y precisó Monseñor Bermúdez que así "nació esa corriente de simpatía y de dialogo con los pueblos que caraterizó su ministerio pastoral".
También habló de su experiencia durante el velorio de Juan Pablo II; y recordó la visita que hizo el Beato realizó a la explanada de Montalbán y su encuentro con miles de venezolanos durante sus dos visitas. “Esta Rectoría fue erigida en el mismo lugar donde Su Santidad Juan Pablo II realizó la sagrada eucaristía, durante su primera visita a Venezuela, en enero de 1985”, dijo el obispo emérito de Caracas.
Al culminar la misa, Monseñor Pietro Parolin procedió a bendecir los cuadros del pintor Orozco Pienetti que adornaban los laterales del altar, mientras la Orquesta Infantil de Caracas deleitaba a los presentes con melodías especialmente ensayadas para este homenaje. Luego fue develado el busto de Juan Pablo II, cuya mueca de sonrisa recordó aquellos gratos momentos vividos por el “Peregrino” en distintas partes del mundo. Esta obra fue realizada por el escultor Leonel Durán siendo develada por él en compañía del alcalde Antonio Ledezma.
Vecina de Montalbán con el retrato de Juan Pablo II.
Grupo de Canto de la Iglesia la Visitación durante la eucaristía. 
+++++++++++++++++++++++++++++
Fiesta en Chacao por beatificación de Juan Pablo II
Muy temprano, a eso de las tres de la madrugada, la Plaza Bolívar de Chacao fue escenario para que cientos de fieles celebraran la Beatificación del Papa Juan Pablo II, apreciando la transmisión en vivo de la ceremonia que se cumplía en El Vaticano, a través de una pantalla gigante, iniciativa que fue impulsada por la alcaldía de este municipio.
Durante el evento litúrgico, Emilio Graterón, Alcalde de Chacao, señaló que el pensamiento y el legado del Papa Juan Pablo II, hoy más que nunca está vigente en Venezuela. "Él no sólo fue un líder religioso, sino social y político, que logró cambiar el momento que le tocó vivir, a través de un discurso de paz, unión y fe, por eso hoy el municipio Chacao realiza un homenaje para vivir su Beatificación”.
Graterón indicó que “Juan Pablo II fue el protagonista de la batalla final del triunfo de la libertad sobre el Muro de la Cortina de Hierro y fue uno de los artífices del final de la Guerra Fría y eso nunca lo debemos olvidar. Su mensaje a favor de la paz, de la libertad y en contra del comunismo está más vigente que nunca, al igual que el pensamiento que le dirigió a los venezolanos, durante su segunda visita al país: Venezuela, despierta y reacciona es el momento”.
Por su parte, el embajador de Polonia en Venezuela, Jacek Hinz, dijo que “la Iglesia Polaca tiene una historia muy linda al aglutinar nuestras fuerzas patrióticas y de darnos defensa ante las amenazas del nazismo o del comunismo”. Agregó que “precisamente, el Papa Juan Pablo II fue el hijo de estas grandes tradiciones y de la tolerancia hacia otras personas. Nosotros, los polacos, le agradecemos el hecho de que nos ayudó a liberarnos del comunismo, de restablecer la soberanía, la independencia nacional y la dignidad humana”.
Moronta: “Juan Pablo II es un modelo de santidad”
La noche del sábado en la víspera de la beatificación de Juan Pablo II se llevó a cabo en el estacionamiento de la Casa de Oración Virgen María de Jerusalén, en San Cristóbal, una actividad denominada “Fiesta con Juan Pablo II”, en la que niños, jóvenes, y adultos rindieron un homenaje al Beato a través de la danza, el teatro y la música.
En el festejo religioso se presentaron ministerios musicales de diversas parroquias de la Diócesis de San Cristóbal, y el grupo de teatro de la Universidad Católica del Táchira. Durante el homenaje al beato Juan Pablo II, fue expuesto el Santísimo Sacramento recibiendo la adoración y alabanza de los presentes, en acción de gracias por esta beatificación.
El Obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta Rodríguez, dirigió un mensaje a quienes hacían vigilia, manifestando que “Juan Pablo II es un modelo de santidad, y nosotros también somos invitados desde el día del bautismo a la santidad. Dios quiere darnos un mensaje a nosotros con esta beatificación, de que tenemos que ser santos. Tenemos que ser santo por una sencilla razón, porque somos hijos de Dios”.

El Pastor diocesano durante su participación les insistió a los fieles, “seamos santos, la mejor manera de hacer un reconocimiento a Juan Pablo II es diciéndole: yo quiero ser como tú, quiero ser santo. Y diciéndole a Cristo: quiere ser santo como tú eres santo, siendo un católico, sin temor ni miedo a demostrarlo ante los demás mostrando el amor que nos identifica como cristianos”.

También en el Colegio Nazaret, de Táriba, la parroquia San Juan Bosco llevó a cabo la “Fiesta de la Misericordia”. Actividad en la que los fieles rindieron un homenaje al Beato Juan Pablo II a través de un concierto de música  católica, y celebraron con solemnidad la festividad de la Divina Misericordia.

De igual manera los fieles de la parroquia Nuestra Señora de Coromoto, en Barrio Obrero, permanecieron en vigilia durante toda la noche. Con una jornada de oración y difundiendo videos que recordaron la vida pastoral del Beato, y disfrutaron de la imágenes en directo de la ceremonia de beatificación. Concluyendo a las 7 de la mañana de este domingo con la celebración de la eucaristía.

En la zona norte del estado Táchira, de la misma forma los fieles se reunieron en la parroquia San Pedro Apóstol de La Palmita, para festejar la beatificación durante una vigilia de oración hasta llegada la hora de la ceremonia y participar de ella a través de las transmisiones televisadas

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.