miércoles, 27 de febrero de 2008

Cardenal Urosa deploró toma violenta del Palacio Arzobispal de Caracas

  • Los tomistas determinaron como “objetivos revolucionarios” a la Iglesia Católica, a los medios de comunicación social y Fedecámaras.
  • El Arzobispo de Caracas señaló que los objetivos revolucionarios deben contemplar darles a los venezolanos una vivienda digna, vencer el repunte de enfermedades y brindarles mayor seguridad ciudadana y
    alimentaria.
Ramón Antonio Pérez

Caracas, 27 de febrero de 2008. En horas de la mañana del miércoles 27 de febrero, un grupo de estudiantes y representantes de los colectivos revolucionarios seguidores del presidente Hugo Chávez, a quienes posteriormente se les unieron los dirigentes políticos Lina Ron y Reinaldo García, entre otros diputados, tomaron las instalaciones del Palacio Arzobispal de Caracas. El objetivo fue dar a conocer un comunicado contentivo de una serie de reivindicaciones; formular sus planteamientos ante algunos hechos recientemente ocurridos en el país; y determinar como “objetivos revolucionarios” a la Iglesia Católica, a los medios de comunicación social y Fedecámaras.

Evitar escalada de violencia
El Cardenal Jorge Urosa Savino, al dirigirse a los venezolanos catalogó la toma como un hecho de violencia y exigió al gobierno nacional que detenga su escalada. “Deploro y rechazo la toma del Palacio, porque si bien no hubo destrozos y agresiones a las personas, siempre es un acto de violencia irrumpir en un lugar y tomar posesión de él; impedir se realicen las labores, exigir que la gente se vaya o perturbar su ingreso”, dijo.
“Me parece que las autoridades deben evitar una escalada de violencia. Es importante que se inyecte una gran dosis de serenidad, de calma. En ese sentido, es muy importante también que cesen esos ataques por parte de grandes personeros, altísimos funcionarios de gobierno, contra instituciones o contra personas, porque no es casual que se ataque a alguien. Recientemente un alto funcionario hizo señalamientos contra el Nuncio Apostólico y contra mí, y hoy entonces esto resulta”, acotó.

Buscar el dialogo
El Purpurado fue reiterativo en implorar, como otras veces junto a los miembros de la Conferencia Episcopal Venezolana, el cese de la violencia. “Esta escalada de violencia que se está produciendo en Venezuela debe cesar y eso le corresponde al gobierno nacional”, indicó.
“Por supuesto, todos los sectores debemos contribuir para que haya calma, concordia, armonía y paz. Que todas las cosas se diluciden por la vía democrática, mediante el diálogo, la comprensión y la búsqueda común de las soluciones”, agregó.

Los verdaderos objetivos
El Cardenal Urosa, expuso que los objetivos planteados por los tomistas del Palacio Arzobispal de Caracas “están completamente equivocados”, y son “un gravísimo error”.
“Los verdaderos objetivos de la revolución deben ser vencer la miseria, derrotar el dengue, el repunte del paludismo y la fiebre amarilla. Los objetivos deben contemplar darles a los venezolanos una vivienda digna y no esta situación terrible de carencia que tienen millones de compatriotas en medio de una bonanza económica absolutamente excepcional que ha vivido el país. Yo creo que esos son los objetivos de la revolución”.
Finalmente, dijo que “la iglesia no es sino el pueblo de Dios, el pueblo católico de Venezuela. De modo que el objetivo de la revolución deben ser todos los venezolanos”.

Intención mediática
Monseñor Jesús González de Zárate, obispo auxiliar de Caracas, quien se encontraba en la sede eclesiástica al momento de la toma narró que estas personas “incursionaron al arzobispado solicitando a los empleados salir de las oficinas, porque iban a dar a conocer un comunicado ante los medios de comunicación, sobre algunas reivindicaciones que tenían que hacer y fijar posturas sobre algunos hechos”.
“A pesar de señalar que la toma era pacífica, algunas de estas personas con los rostros cubiertos cerraron oficinas, desconectaron teléfonos e impedían la entrada o salida normal al Palacio Arzobispal, causando una situación de amedrentamiento con la que no estamos de acuerdo”, dijo el prelado.
La toma se inició a quinces minutos para las nueves de la mañana, y concluyó sin otros incidentes a las doce del mediodía, aproximadamente.
Video de los tomistas:


viernes, 22 de febrero de 2008

Conferencia Episcopal Venezolana emite comunicado de solidaridad con las victimas de la tragedia aérea de Mérida

COMUNICADO DE LA PRESIDENCIA DE LA CEV

La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana quiere expresar sus más profundos sentimientos de comunión y solidaridad con los familiares de las víctimas del lamentable siniestro de la aeronave perteneciente a la aerolínea Santa Bárbara que cubría la ruta Mérida – Caracas.

Nos unimos al dolor de todos los familiares de los pasajeros y tripulantes, encomendándolos a la misericordia de Dios para que les dé fortaleza en estos momentos y tengan firmeza en la fe y en la esperanza en la resurrección de los muertos, e imploramos al Señor que tenga misericordia de quienes fallecieron en esta tragedia.

XUbaldo Ramón Santana Sequera
Arzobispo de Maracaibo
Presidente de la CEV.

XRoberto Lückert León
Arzobispo de Coro
1° Vicepresidente de la CEV.

XCard. Jorge Urosa Savino
Arzobispo de Caracas
2° Vicepresidente de la CEV.

XRamón José Viloria Pinzón
Obispo de Puerto Cabello
Secretario General de la CEV.

Comisión de Beatificación de la Madre Candelaria se reunió con Protección Civil

Ramón Antonio Pérez

Caracas, febrero de 2008. La Comisión Coordinadora de los actos previstos para la Beatificación de la Madre Candelaria de San José, presidida por el Cardenal Jorge Urosa Savino, se reunió con el director nacional de Protección Civil, general Antonio Rivero, y con Luis Díaz, director de operaciones de este organismo, con la finalidad de intercambiar ideas y coordinar todo lo relativo al evento programado para el venidero 27 de abril; cuando en el estadio de béisbol de la UCV, será elevada a los altares la religiosa guariqueña, fundadora de las Carmelitas en Venezuela.
A la cita también asistieron la Madre Evelyn González, superiora general de la congregación carmelita y vice presidenta de la comisión; monseñor Jesús González de Zárate, coordinador general; el presbítero Carlos Porras, secretario ejecutivo; el general retirado Raúl José Viso del Prette, responsable de la ceremonia; monseñor Henry Padilla, encargado de la Liturgia; y la licenciada María Eugenia Mosquera, presidenta de VALE TV y coordinadora del área de medios de comunicación.
También asistieron las Hermanas Carmen Moreno, Teresa Fajardo y Nubia Marín; los sacerdotes religiosos Lisandro Rivas, Luis José Maza Subero y José Félix García; el ingeniero Mario González Casado, presidente del Consejo Nacional de Laicos; José Iribarren, representante de seguridad de la Alcaldía de Baruta; Luis José Andrades, de AVEC; y Eustiquio Amundaraín, en representación del Consejo Arquidiocesano de Laicos.
El general Antonio Rivero prometió articular con otras instancias del Estado, tanto nacionales como regionales, el establecimiento de un conjunto de normas de seguridad, higiene, salud y resguardo integral, a fin de que se cumpla a cabalidad el acto programado.
Por su parte, el Cardenal Urosa tuvo palabras de elogio hacia la actividad que realiza Protección Civil y confía en que el acto del 27 de abril, tenga pleno respaldo y participación tanto del pueblo creyente venezolano, como de las autoridades nacionales, regionales y locales. Esta es la primera vez que una Beatificación se realiza en el país de origen de la Beata, y no como tradicionalmente se hacía, en Roma.
Cabe recordar que el Papa Benedicto XVI emitió el pasado 6 de julio de 2007 el decreto, mediante el cual se reconoció un milagro realizado gracias a la intercesión de la Madre Candelaria, y estimó su elevación a los altares para gozo espiritual de los venezolanos.

jueves, 21 de febrero de 2008

Diócesis de Guarenas realizó asamblea para proyecto de renovación pastoral

El plan diocesano trata de asumir un estilo de vida, para que la Iglesia siga siendo el verdadero Pueblo de Dios en su ruta hacia la instauración del reino de los cielos.

“Los cristianos estamos llamado a ser santos preocupados por la comunidad; identificados con los problemas que agobian a todos, sus luchas, sueños y esperanzas”.

Ramón Antonio Pérez

Mamporal, febrero de 2008. El 16 de los corrientes, la Diócesis de Guarenas encabezada por Monseñor Gustavo García Naranjo, realizó la tercera asamblea diocesana con miras a concretar un plan de pastoral de conjunto, actividad a la que asistieron representantes de las veinticuatro parroquias, miembros de los grupos de apostolado seglar y comunidades de vida consagrada, en Mamporal.
La actividad fue convocada por el Equipo Diocesano de Pastoral, al frente del cual se encuentra la Hermana Rebeca Aguilar, de la congregación de las Hermanas Misioneras Guadalupanas. El padre José Antonio Barrera fue el anfitrión del encuentro, mientras que el también sacerdote Eduardo Campañolo, asumió la ponencia principal.

Enraizados en la población
Monseñor García Naranjo destacó la necesidad de concretar este plan, considerando “avanzar hacia la construcción de una diócesis más fuerte en la fe de Cristo, enraizada en la sociedad, con mayores responsabilidades hacia los más necesitados y asumiendo compromisos sociales desde la realidad concreta de nuestra feligresía católica”.
“Debemos tomar conciencia de la necesidad de participación. Este no será un proyecto aislado o de un solo sector, sino que involucra a todos, por lo que hago un llamado a los líderes de los movimientos de apostolado para que junto a sus sacerdotes, impulsen esta iniciativa desde abajo, desde las parroquias; pero involucrando a los diversos sectores ya que todos sumamos la realidad diocesana”, acotó.
Cabe destacar que los encuentros previos permitieron conocer la realidad contextual en las diferentes parroquias, sobre cuyos resultados se inició esta planificación pastoral. Por eso el Prelado reiteró que los parámetros que les guiarán se fundamentan en esos estudios y en “los documentos del Concilio Vaticano II, la Quinta Conferencia Episcopal Latinoamericana y del Caribe, celebrada en Aparecida, Brasil; así como en los retos y desafíos del Concilio Plenario de Venezuela”.

Santidad comunitaria
El padre Campañolo, con base en la experiencia de otras diócesis y parroquias, comentó acerca de la necesidad de fomentar unas líneas de acción que aborden las áreas de trabajo diocesano en función del futuro y en coherencia con los cinco espacios que identifican a la Iglesia: profecía; encuentro; crecimiento; servicio y contemplación.
Indicó que ante “los signos de los tiempos tiene que haber una respuesta por parte de los católicos; pero además, ello debe implicar un compromiso que se debe experimentar de manera individual y colectiva; es decir, con sentido pleno de Iglesia”.

Proyecto de comunión
Campañolo invitó a cuestionarse acerca de la posibilidad de pasar de una Iglesia meramente institucional, a una que se identifique como Pueblo de Dios e indicó que el proyecto tipo conlleva tres etapas: concientización, decisión y convocatoria.
“En primer lugar, la concientización se refiere a tomar en cuenta el peso que por más de 1950 años ha tenido la Iglesia Institucional, paradigma que fue roto por el Vaticano II, y cuyos lineamientos, en casi cincuenta años, no se han vivido plenamente”.
En cuanto al segundo aspecto, dijo que “debemos estar claros que hay que aceptar las responsabilidades de cristianos. Entender que Iglesia somos todos; iluminar la situación con los Evangelios desde una vida de comunidad y con la gente”.
Dijo que el tercer aspecto, la convocatoria, es permanente. “Se trata del pueblo de Dios en permanente llamado. Para ello debemos valorar y contemplar la historia; aunque nos de miedo, debemos dar el paso hacia este proyecto de comunión”.

viernes, 15 de febrero de 2008

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela rechaza atentado explosivo contra la Nunciatura Apostólica

COMUNICADO DEL CONSEJO NACIONAL DE LAICOS
a la opinión pública nacional




1.- Rechazamos con indignación y profundo dolor la manifestación de barbarie que se presentó en la madrugada del día jueves 14, contra la sede de la Nunciatura Apostólica (Embajada de la Santa Sede) en Venezuela, al haber hecho estallar un artefacto explosivo que ocasionó serios daños a la casa y puso en riesgo la vida humana del personal de la misma.

2.- Nos alarma esta escalada de violencia incontenida, por parte de los agresores, cuyos fines no visualizamos, y alimentada por la desidia de las autoridades en brindar protección a una sede diplomática que, en poco tiempo, ha sido agredida en repetidas ocasiones.

3.- Queremos resaltar que estos actos violentos no corresponden al sentir del pueblo venezolano, por naturaleza pacífico y tolerante.

4.- Para nosotros católicos, además, este atentado reviste extrema gravedad. Debemos entender que se trata no sólo de la agresión contra una Embajada sino, ante todo, la agresión contra la persona del Santo Padre y de toda la catolicidad, y en particular, de su Representante Pontificio en Venezuela.

5.- Exigimos a las autoridades del país que asuman su responsabilidad de dar la debida protección a las Sedes Diplomáticas, tal como lo establecen los tratados internacionales suscritos por Venezuela y aún vigentes, máxime cuando ante esta escalada de violencia, focalizada en la Iglesia, no se ha obtenido respuesta alguna, con lo que se corre el peligro de que la impunidad estimule nuevas acciones violentas.

6.- Hacemos un llamado a todos los católicos de Venezuela y a todas las personas de buena voluntad, para que tomando conciencia de la gravedad de los hechos, que atentan contra la dignidad humana y contra la Iglesia Católica, asumamos juntos el dolor de esta ofensa y lo vivamos con espíritu cristiano, abierto al perdón y tendente a la reconciliación de todos los venezolanos.

7.- Alentamos al pueblo venezolano a dar muestras de solidaridad ante estos hechos. Exhortamos a intensificar la oración para implorar a Dios el don de la paz y de la convivencia fraterna y, como acto de reparación convocarnos a la celebración de una Eucaristía el próximo miércoles 20, a las 5:30 p.m. en la Parroquia Buen Pastor, Bello Campo, Caracas. Invitamos a que se organicen actos similares en todo el país.

Caracas, 15 de febrero de 2008

lunes, 11 de febrero de 2008

El padre Jaime Kelly dictó retiro de sanación y liberación en Guatire




El Padre Kelly alternó sus enseñanzas con los testimonios de personas que fueron curadas físicamente y renovadas espiritualmente luego de orar a Cristo. 


Denunció que los ‘Bolívares Fuertes’, son un juego diabólico del gobierno nacional para abrirle las puertas a la santería cubana, manipular a los más pobres, desvirtuar el mensaje de Jesucristo y atacar a la Iglesia”.


Ramón Antonio Pérez

Guatire, 11 de febrero de 2008. Monseñor Gustavo García Naranjo, obispo de la Diócesis de Guarenas, le brindó un efusivo saludo de bienvenida al padre Jaime Kelly, durante la misa efectuada en la Parroquia “Santa Cruz de Pacairigua”, como parte del inicio del retiro de sanación y liberación que dictó el sacerdote de origen irlandés, durante el fin de semana, en Guatire, invitado por la Renovación Carismática Católica de la zona.

La homilía inicial de este encuentro fue compartida por los dos ministros católicos, centrándose la prédica de ambos en la experiencia de Dios en sus vidas, invitando a dar testimonio de la fe en Cristo, amar a la Virgen María y a la Iglesia Católica.


Testimonio de Cristo



Monseñor Naranjo disertó sobre la necesidad fortalecerse en la oración diaria como una relación de mucha fidelidad y confianza entre el hombre y Dios. Motivó asumir un mayor compromiso cristiano en las distintas áreas del quehacer familiar, laboral, vecinal y social, “no sólo de cada miembro de la Renovación Carismática sino de todos los católicos, por encima de las dificultades y necesidades que siempre estarán presentes”.

“Hay que fortalecerse en la oración y en la Palabra de Dios; visitar a los enfermos y orar por ellos; llevarles el consuelo y la fortaleza a los más necesitados, para permitir que se encuentren con Dios, tanto en la sanación física como en la espiritual”, agregó.

Dijo que lo más grave para un hombre es cuando no acepta como necesaria la presencia de Jesucristo en su vida personal, “porque Él es el único en quien debemos creer”.


Sanación y liberación


Por su parte, el padre Jaime Kelly, miembro de la Comunidad de Misioneros del Sagrado Corazón de María y asesor de la RCC de Venezuela, reveló que “no visitaba a Guatire desde hace veinte años, cuando vine acompañando al sacerdote carismático, Emiliano Tardif, hoy fallecido y en camino hacia los altares”.

La introducción de su primera charla fue clave para entender el resto. 

Los siete dones del Espíritu Santo, a saber: sabiduría, entendimiento, ciencia, consejo, piedad, fortaleza y temor de Dios, se anteponen para vencer en Cristo, a los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza con los que tanto daño hacen los líderes políticos, sociales y religiosos a la sociedad”, explicó.

La clave para mejorar esta situación de pecado es pedirle al Señor no dejarse caer en la tentación, y preguntarse: ¿qué haría Jesucristo en mi lugar? Porque si en nuestra vida, en el lugar de trabajo y en el hogar hay desorden, entonces debemos procurar que reine el orden, pero un orden según los preceptos de Dios”, acotó.


Instrumentos de Dios 

Con una experiencia de más 36 años de vida sacerdotal, el padre Kelly habló de las acciones del Espíritu Santo tanto en él como en los cristianos que han sido llamados a ser instrumentos de la gracia de Dios. “La grandeza de la RCC son las sanaciones interiores y exteriores que Dios permite, para llevarles un Cristo vivo a la gente que quiere reconciliarse con Él, en medio del caos en que nos encontramos”.

Destacó que las manifestaciones concretas de Dios en la vida de las personas, “se complementan con la misión que Cristo le dio a los apóstoles de ayer y hoy, de ir por el mundo y predicar el Evangelio, siendo acompañados con señales y bendiciones”.

Fue así como durante el encuentro se pudo entender que entre tales expresiones están “el amor por la lectura de la Biblia, la oración espontánea, el don de hablar en lenguas, la sanación de enfermos, el poder de echar demonios de personas poseídas, anunciar la salvación de Cristo y denunciar las injusticias del pecado que oprime a la sociedad”.

La santería no es cristiana


Con base en diversas citas bíblicas, uno de los temas con que fue más incisivo fue el de la santería, explicando que “esa falsa creencia” ha sido estimulada por el gobierno. “Se identifican con la santería, la brujería, la hechicería y el libertinaje, como mecanismos para confundir y manipular a los más pobres”, dijo.

“Los católicos afianzados en la unción del Espíritu Santo, debemos denunciar estas equivocaciones para evitar que tales creencias encuentren espacio para confundir, manipular y empobrecer cada vez más a nuestro pueblo sencillo”.

“Debemos hacer mucha oración por los santeros, babalawos, paleros, brujos y adivinadores; predicarles el evangelio y liberarlos en el nombre de Cristo de esos altares internos y externos donde mezclan imágenes de seres africanos con santos cristianos y héroes patrios, como un gran negocio para engañar a los más pobres”, denunció.

Testimonios


Muchos fueron los testimonios de sanación y liberación que se produjeron en este retiro. Entre estos cabe mencionar el de una señora que soltó el bastón en que se apoyaba y salió corriendo por la nave central del templo “Santa Cruz de Pacairigua”, sonriente y dándoles gracias a Dios.

También otras personas en el Colegio “Santa María Goretti”, dijeron públicamente que habían llegado con enfermedades concretas en las cervicales, impedimentos en los oídos, maxilares, caderas, rodillas y otras partes del cuerpo, pero sintieron que fueron sanadas luego de las oraciones en círculos de cinco y tres miembros. 

“Estas personas sintieron que fueron curadas luego de las oraciones en círculos de cinco y tres miembros, porque ‘donde hay dos o tres reunidos en nombre de Cristo’, allí está Él en medio de nosotros”, predicó el padre Jaime Kelly.

Videos del retiro

viernes, 8 de febrero de 2008

Miembros de la RCC de Guarenas invitan a retiro de Sanación y Liberación

El evento contará con la participación del padre Jaime Kelly

Patricia Terraza
Miembros del comité de la Renovación Carismática Católica de la Diócesis de Guarenas (RCC), invitan a la colectividad de Guarenas y Guatire para que asistan a un retiro de sanación y liberación, actividad esta a ser dictada por el padre Jaime Kelly, quien es Sacerdote de origen Irlandés, y que además tiene alrededor de 30 años trabajando en el país como Misionero y es vice asesor nacional de la renovación carismática.
Punto de encuentro
La cita será desde este viernes a partir de las 6:00 de la tarde en la Iglesia Santa Cruz de Pacairigua de Guatire, del estado Miranda, donde se realizará la misa y asamblea de oración.
Para el día sábado 9 de febrero, las instalaciones del colegio María Gorreti servirá de sede para recibir a todos aquellos interesados en hacer dicho retiro que comienza a partir de las 8:00 de la mañana y culmina a las 5:00 de la tarde. Y para el día domingo el encuentro es el mismo lugar hasta las 12:00 del mediodía.


Tomado del Diario La Voz. On line. Disponible en: http://www.diariolavoz.net/seccion.asp?pid=18&sid=442&notid=251148

miércoles, 6 de febrero de 2008

El Papa llama a “arrepentirse y convertirse de corazón” en el inicio de la Cuaresma

“Con el antiguo rito de la imposición de las cenizas, la Iglesia nos introduce en la Cuaresma como en un gran retiro espiritual que dura cuarenta días”, dijo Benedicto XVI

VATICANO, 06 de febrero de 2008. El Papa Benedicto XVI, en la Audiencia General habló sobre el significado del tiempo de la Cuaresma, que se inicia hoy con el Miércoles de Ceniza, llamando a la conversión y pidiendo a los cristianos acoger a Dios como Padre y como el único ser que puede colmar de alegría infinita el corazón humano, según reportó una nota de Aciprensa.
Destaca la nota que miles de fieles y peregrinos de todas partes del mundo se dieron cita esta mañana en el Aula Pablo VI, en la Ciudad del Vaticano, para participar en la Audiencia General.
“Ante ellos el Santo Padre se refirió a la Cuaresma como “un tiempo litúrgico ‘fuerte’ que, mientras nos prepara para las celebraciones de la
Pascua –corazón y centro del año litúrgico y de toda nuestra existencia– nos invita a imprimir un decidido impulso a nuestra existencia cristiana”, dice la agencia informativa.
Por su parte, el Pontífice hizo notar que “los compromisos, los afanes y las preocupaciones nos hacen caer en la rutina, nos exponen al riesgo de olvidar cuán extraordinaria es la aventura en la que Jesús nos ha comprometido” y por esto “necesitamos, cada día, iniciar nuevamente nuestro exigente itinerario de
vida evangélica, entrando en nosotros mismos mediante pausas que restauren el espíritu”.
“Entramos en el clima cuaresmal, que nos ayuda a redescubrir el don de la fe recibida con el Bautismo y nos impulsa a dirigirnos al sacramento de la
Reconciliación, poniendo nuestros esfuerzos de conversión bajo el signo de la misericordia divina”.
"Al polvo regresarás"
El Santo Padre citó también las palabras que el celebrante dice al imponer las cenizas: “Recordad que sois de polvo y al polvo regresareis” y “Convertíos y creed en el Evangelio”. “Ambas fórmulas –prosiguió el Pontífice– constituyen un llamado a la verdad de la existencia humana: somos criaturas limitadas, pecadores necesitados siempre de penitencia y de conversión”.
Asimismo, afirmó que “cuando el hombre proclama su total autonomía de Dios, se convierte en esclavo de sí mismo y con frecuencia se encuentra en una soledad sin consuelo alguno”.
“La invitación a la conversión es un impulso a regresar a los brazos de Dios, Padre tierno y misericordioso, a confiar de Él, a confiarse en Él como hijos adoptivos regenerados por su amor”, agregó.
Más adelante el Papa formuló una pregunta a los presentes: “La conquista del éxito, la avaricia por el prestigio y la búsqueda de las comodidades, cuando absorben totalmente la vida hasta excluir a Dios del propio horizonte, ¿conducen verdaderamente a la felicidad?” A tal pregunta respondió diciendo: “La experiencia demuestra que uno no es feliz porque satisface las expectativas y exigencias materiales. En realidad, el único gozo que colma el corazón humano es aquel que viene de Dios: tenemos en efecto necesidad de un gozo infinito”.

Tomar la Cruz de Cristo
“La invitación de Jesús a tomar la propia cruz y a seguirlo puede parecer duro y contrario a cuanto queremos... el testimonio de los santos demuestra que en la Cruz de Cristo, en el amor que nos dona, se encuentra aquella profunda serenidad que es fuente de generosa dedicación a los hermanos, especialmente a los pobres y a los necesitados”.
Hacia el final de su
catequesis el Papa recordó algunos medios que la Iglesia propone para el “itinerario de renovación interior” durante la cuaresma: “la oración, el ayuno y la limosna”, aprendiendo "así a hacer de nuestra vida un don total”.
Terminada la catequesis el Papa leyó un resumen de esta en diversos idiomas y saludó a los peregrinos presentes. Seguidamente entonó el Pater Noster e impartió, junto con los obispos presentes, la Bendición Apostólica, concluyó la nota.

Católicos marcharon contra el terrorismo de las FARC

Con mucha antelación a la Marcha Mundial Contra las FARC, hubo expresiones de apoyo y solidaridad por parte de miembros de la Iglesia Católica, como el Papa Benedicto XVI; la Conferencia Episcopal Colombiana; sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos.


Ramón Antonio Pérez

Venezuela, febrero de 2008. Como tenía que ser. La solidaridad cristiana se puso de manifiesto, una vez más, cuando el pasado 4 de febrero, los católicos del mundo entero se sumaron a las marchas convocadas por unos jóvenes internautas, en la página web:
http://www.colombiasoyyo.org, para repudiar las acciones de violencia, secuestro, asesinatos y narcotráfico por parte de la agrupación terrorista: Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.
Durante las marchas y con mucha antelación a éstas, hubo expresiones de apoyo y solidaridad por parte de prominentes miembros de la Iglesia Católica, como el Papa Benedicto XVI; la Conferencia Episcopal Colombiana; sacerdotes, religiosas y religiosos.
También dieron sus apoyo rectores, directores, profesores y alumnos de colegios católicos de educación básica, media y universitaria; además de profesionales laicos de las distintas ramas del quehacer humano, identificados con el ideal cristiano.
Todos expusieron a una sola voz, y según sus niveles de responsabilidad, el rechazo a la violencia de la guerrilla en Colombia.

Benedicto XVI pidió cese de secuestros
El apoyo de obispos y sacerdotes colombianos y de otras nacionalidades realzó la convocatoria en vísperas a la marcha. El máximo punto fue alcanzado cuando la Conferencia Episcopal Colombiana emitió un comunicado de respaldo a la actividad.
El comunicado de la CEC, requirió anteponer “la conciencia de lo humanitario a cualquier otro interés o cálculo político”.
Pero lo trascendental fue el llamado del papa Benedicto XVI, cuando el pasado 2 de febrero, durante el rezo del Ángelus formuló un llamado para que se ponga fin a los secuestros en Colombia.
El Papa requirió en español que “se acabe con ese sufrimiento inhumano y se encuentren caminos de reconciliación”.
“No dejo de elevar fervientes súplicas a Dios por Colombia, donde, desde hace tiempo, muchos hijos e hijas de ese amado país padecen la extorsión, el secuestro y la pérdida violenta de sus seres queridos", dijo el Papa.
De igual manera, Benedicto XVI, pidió al Señor se encuentren "caminos de reconciliación", respeto mutuo y concordia sincera, "restaurándose así la fraternidad y la solidaridad, que son las bases sólidas para lograr el justo progreso y construir una paz estable".

Iglesia caminando con la gente
Por si las repletas calles del mundo entero no fueran suficientes para aglomerar a la población civil que se volcó a repudiar el terrorismo de las FARC, también fueron vistos sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos de vida consagrada, exponiendo las razones cristianas a favor de la vida y en contra del terrorismo.
Significativas fueron las fachadas de los Templos en Colombia, que sirvieron de plataforma para que la gente se manifestara con consignas y pancartas alusivas a la marcha. En no pocas ciudades del mundo, se realizaron celebraciones eucarísticas para darle apertura a las caminatas que se efectuaron.

El Padre José Eugenio Hoyos
Predicador incansable y laborioso cristiano sin igual, es el sacerdote colombiano José Eugenio Hoyos, miembro de la Renovación Carismática Católica, en la Diócesis de Arlintong, Virginia.
A través de las infaltables lecturas a su blog: http://padrehoyos.blogspot.com, ha hecho llegar un sinnúmero de enlaces para conocer cómo fue reseñada esta manifestación en los Estados Unidos.
Este sacerdote es hermano del ex diputado Jairo Hoyos, asesinado en cautiverio. En un video colocado en Youtube, se aprecia cuando expone ante el público, en Washintong, que “hemos venido para hacer un llamado contra la violencia en Colombia, que es como un cáncer que está comiendo al país”.
En el blog del Padre Hoyos se pueden leer algunas de sus consideraciones, como las siguientes: “Hay que hacer un llamado también a los gobiernos de muchos países que mantienen posturas tibias y no han actuado en concordancia con las demandas del pueblo que exige un alto al conflicto y la liberación de sus familiares secuestrados".
Además Hoyos asegura que “no se puede mantener como mediadores a aquellos que han demostrado y declarado que son simpatizantes de las FARC como el presidente venezolano Hugo Chávez y su compatriota la senadora Pilar Córdova”. Su palabra vaya adelante padre. Dios le bendiga.
Si estás interesado en conocer las actividades de este ministro de Dios, y de todo el equipo que le acompaña en su labor apostólica, ingresa a la Web Site: http://www.rccdeava.org/ para que te llenes de bendiciones.
Video del Padre Hoyos:




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.